Niñez Análoga

el-juego-del-elastico
Si! Era así!!! (Fuente)

El otro día me acordaba de una reunión familiar que sucedió hace mil años (mejor no cuento cuántos porque ya era adulta – joven, pero adulta!) y había unas cuantas primas pequeñas que estaban aburridas y con mis primas más grandes les propusimos jugar a la soga.

«A la qué?»

No sabían ni nunca habían jugado a saltar a la soga! Eran ya de la generación de los jueguitos y cuando conseguimos una soga y les mostramos en qué consistía, se engancharon pero mucho igual no jugaron porque estaban más acostumbradas a entretenerse mirando una pantalla.

Eso me quedó muy grabado porque sucedió hace mucho y ni quiero pensar cómo será ahora.

Es la presente generación de infantes tan «jueguito-dependiente» como la generación de mis primitas de los ’90?

Por lo pronto, cada tanto me pongo a recordar mis juegos favoritos de infante análoga y me sorprendo de cuántos de ellos involucraban mucha actividad física!

Primero y principal yo jugaba a (en orden de regularidad):

  • A la mamá.
  • A la profesora de inglés.
  • A la secretaria.
  • A la almacenera.
  • A cocinar recetas de la tele (con barro, obvio!)
  • A la cantante.

Y los que amaba jugar con otras chicas, si no me peleaba antes:

  • Al elástico.
  • A saltar a la soga.
  • A la mancha.
  • A la ronda.

Y los que eran pura adrenalina y energía:

  • Patinar.
  • Al Lemon Twist. (No me acuerdo cómo se llamaba en esa época, es este)
  • A correr carreras.

Bicileta no tuvimos con mi hermana porque (me enteré de grande) mamá no quiso que papá nos la comprara: tenía miedo de que nos pasara algo en la calle.

Me habré olvidado de algún juego?

Contame a qué jugabas vos, por ahí me refrescás la memoria!

No es genial recordar nuestra niñez análoga? Me alegró por completo! 🙂

68 comentarios

  1. Aguante el elástico! En la escuela jugábamos al pisotón pero nos retaban… y ahora me doy cuenta de que sí, éramos medio bestias.para jugar jajaja tenía uno como tu lemon twist!! pero con forma de bola… lo destrocé, cuando aprendí a usarlo ya estaba toda la bola rota, pero me encantaba jaja nunca tuve bici, no sé andar, es un pendiente. Qué lindos recuerdos y eso que tengo 21! jajaja abrazo

    1. Vamos, Sara! A aprender a andar en bici que todavía sos una niña!!! 😀 Amaba mi Lemon Twist, no me cansaba jamás!! Abrazote y gracias por compartir!

  2. Jaja tema de conversacion ultimamente en casa, ya que tengo a mis 2 sobrinos (11 y 9, nene y nena) en casa hace 26 dias, de vacaciones. Les contabamos que no teniamos pc, play ni tantas tv y que jugabamos con lo que tuvieramos a mano, yo con el spar que mi viejo tiro (extractor de aire) me hice con chapitas y maderas una consola de nave y volaba mi nave, al elastico, al supermercado vaciando la despensa (luego tocaba ordenar) yo con mi registradora jaja andaba en bici, lei muuuuuchisimo, nunca me aburria. Estos 2 no quieren leer, si no es algo de minecraft o gtaV, juegan a la play y cuando le decis basta se van a la pc, y cuando le decis basta se van a la tv y cuando le decis basta empiezan «estoy abuuuurrrridoooo/a» y vuelta a empezar. Salis y se quieren volver porque se aburren. En fin estos son tecnologicos, pero un poco analogo no les vendria mal.
    Hermosos recuerdos me vinieron.
    saludos y lindo leerte

    1. Virgina, ay esos sobrinos! 😉 Creo que es así hoy en día, en la mayoría de los chicos, no? Tal vez cuando sean más grandes se den cuenta y se den un espacio para jugar, seguramente en el futuro habrá peloteros para adultos? 😀 😀 Per aluciné con tu nave espacial! Qué genia! Y eso es lo que despertaba la infancia análoga, la creatividad! Muchísimas gracias por compartir estos recuerdos y por tus lindas palabras!

    1. Genial, María! Jugabas a «Chiquititas»? Entonces sos más o menos de la edad de mis primitas de entonces, así que seguro habrás jugado a los video juegos pero por lo que veo, tu infancia fue bastante análoga y muy creativa! 😀 Gracias por compartir, me encantó! 😀

    2. Con mis primos también jugábamos a ser locutores de radio, usábamos una estéreo muy viejo q tenía mi abuela para pasar la música, subír y bajar y para grabar el «programa» lo hacíamos con un grabador, poníamos el cassete y lo grababamos ahi.. Hasta se prendían mis tías.. Después con otras primas también lo hacíamos pero yo era muy mandona y siempre quería ser la conductora, la hacia hablar a mi prima con un vaso y que hiciera de oyente, muy mala.. Jajaj hoy nos acordamos de eso y nos reímos pero cuando nos reímos de más, mi prima cambia de conversación jajaja

  3. Mis hijas siguen siendo análogas entonces porque juegan a todo eso que yo jugaba de chica también… 😀
    Yo andaba mucho en bicicleta y trepaba a lis árboles en la plaza… Me encantaba! Cuando tuvimos nuestro primer grabador con mi hermano y unos vecinos hacíamos programas de radio jajajaja… Qué lindos recuerdos!

    1. Silvina, qué bueno que las nenas jueguen a eso!! 😀 Podés creer que jamás me trepé un árbol? Mi hermana sí, yo no me animaba! Y lo del grabador, también lo hacíamos!! 😀 Qué lindo, gracias! 😀

      1. Es que al contrario de lo que comentan, ellas no utilizan jueguitos ni usan tecnología… Casi ni miran tele… Sólo en lo de la abuela un rato. Se entretienen con cualquier cosa y crean sus propios juguetes y juegos… Esta semana tomaron el cartón de los huevos y lo pusieron en agua hasta que se deshizo… Entonces les dije hagan papel… Y en eso están 😀

  4. A la Bruja de los colores, al tinenti o payana, al quemado, mancha venenosa, 123 cigarrillo 43, la sardina…. ¡me vinieron todos esos juegos a la cabeza! Beso

    1. Di, tenés razón!!! Aunque no sé qué es el Tinenti o Sardina… pero capaz que los jugaba con otro nombre! 🙂 Ay, me encantaba lo del Cigarrillo 43!!! 😀 😀 😀 Gracias por recordármelos!!!

  5. Totalmente diferente a lo actual!

    Y comparto que hacíamos muchísima más actividad física, yo recuerdo jugar a las escondidas y saltar a la cuerda, la rayuela, y también recuerdo los veranos en Atlántida cuando no estaban mis primos (me quedaba sola con los adultos de la familia) juntar piedras en la playa y en el murito de mi casa venderlas a la gente que pasaba! que locura! las ponía todas ordenaditas ja ja ja que recontrapelotuda! demasiada inocencia no?
    Todo eso alternado con continua actividad física: rueda de carro, carreras, tardes enteras subida a los árboles, y amaba subir al techo de casa! que locura la mía! me encantaba estar arriba del techo. Tambien jugaba a las «comiditas» con plantas, hojitas y barro. Y bicicleta mucha, amaba la bicicleta! Y mis rodillas siempre con cascaritas (ahora cicatrices de guerra). Ah! y tamibén a la maestra, cuando venían mis primos yo era la maestra, una mandona! Y la playa, jugar a la milanesa en la playa, saliendo del agua y girando por la arena….. Qué linda época, gracias por hacérmela recordar.

    Besos.

    1. Grace, qué lindas cosas contás! Me había olvidado de la rayuela, también la jugaba y me entretenía mucho! No, vos eras viva, si vendías las piedras quiere decir que tenés alma de comerciante!! 😀 😀 😀 Me acuerdo de mis rodillas también y eso que no era tan callejera! Te acordás de un montón de juegos, gracias por compartirlo, besos!!!

    2. Me hiciste acordar con lo de vender cualquier cosa…
      En una época no sé por qué había cables, creo que de teléfono, tirados por la calle (era un cable con muchos cablecitos de colores adentro), y nosotras los juntábamos para hacer pulseritas que después vendíamos o intentabamos vender -no me acuerdo si alguna vez vendimos alguno-

      1. Dani, qué creativas! Qué bueno lo que contás! Ves, antes por ahí uno se manejaba con lo que encontraba. Ahora si querés hacer pulseritas tenés sets completos con todo!! 😀 Besos y gracias!

  6. Hola!
    Nosotros no tuvimos T.V. y le agradezco tanto a mis padres, claro que éramos 9 hermanos y haciamos trabajar nuestra imaginacion y nunca nos aburrimos, por supuesto hubo peleas monumentales, pero nada grave. Me encantaba la rayuela y correr, correr luego caiamos rendidos, pero contentos. Me desesperan los niños de hoy en dia que en cuanto se despiertan se sientan y nada ,ni nadie los mueve y pasan horas viendo dibujos animados, no tienen el placer de leer un libro, conozco muchos en mi familia.
    Saludos.

  7. Uff! Que lindos recuerdos evocás Alicia, yo jugaba al elástico, saltar la soga. Recuerdo que en verano nos untábamos todos los chicos de la manzana y pasabamos las tardes enteras jugando en la vereda a la mancha, el 123 cigarillo 43, la bruja de los colores. Y cuando estaba en el campo con mis primos estábamos todo el dia afuera, el «afuera» era nuestra isla de tesoros y salón de juegos, trepar árboles, hacer campamento, cocinar con barro, andar en bici. Que hermosos tiempos! Beso grande.

        1. Ay Heidi, está en mi lista para cuando vuelva a Argentina, ir al campo! Tengo unas ganas de ir que no te imaginás! 😀 Besos y gracias, te tendré en cuenta!! 😀 😀 😀

  8. Me preocupa que ahora a todos los chicos, desde el año y medio más o menos, les dan la tablet para que se entretengan y no molesten. Los más chiquitos necesitan tocar, armar, romper, moverse, etc, cosas que con la tablet, por más didácticos que sean los juegos que tengan, no hacen. A eso sumado que la niñez se acorta cada vez más y las chicas de 9 años ya no quieren jugar con muñecos… bueno, me siento una vieja hablando.
    Yo jugaba a muchas de las cosas que mencionás, sumado a los patines y a la bicicleta. También me gustaba jugar a los negocios, abría el placard para que quedara todo a la vista como la estantería de un negocio, o en la casa de mi abuela, tenía un mueble que dividía dos ambientes, y de uno de los lados tenía un cajón con separador de cubiertos, yo sacaba los cubiertos y ponía plata y esa era la caja registradora. Con una amiga jugábamos al banco y los billetes eran cartas españolas. O tenía unas cartas de Barbie con cuatro muñecas en malla que venían con stickers para cambiarles la ropa, cuando me cansé de los stickers empecé a dibujar y recortar mis propios diseños. O a la familia Ingalls. O a la verdulería (una vez mi mamá nos retó porque dijo que cómo era posible que nuestra aspiración fuera ser verduleras, siendo que ella se preocupaba porque estudiáramos y fuéramos cada vez mejores…).
    Se me hizo medio largo, perdón!

    1. Sil, jamás en mi blog hay que pedir disculpas por escribir mucho todo es interesante!! Gracias! Me encantó tu mamá y su preocupación qué amorosa!!! 🙂 🙂 Pero es que los chicos juegan a lo que ven a su alrededor y está bien!! Muchísimas gracias por compartir tus recuerdos!

  9. Ayy Que recuerdos!! Nosotros teníamos un fondo muy largo todo con piso y recién al final un pequeño trozo de pasto. Ese patio era tan grande que andaba en patines, en bicicleta, saltaba la cuerda, el elástico, la mancha, las escondidas. En verano con mi hermano (que es menor y yo lo usaba casi de muñequito) hacíamos picnics en el fondo y nos tomábamos nuestras chocolatadas Cindor súper heladas con Merengadas. Recuerdo que con un triciclo roto nos hicimos uno de esos carritos a los que te subías y te tenían que empujar y yo, súper machona pero siempre de pollerita tableada, me las destrozaba con las ruedas para horror de mi mamá. En el colegio era más civilizada, sólo elástico, escondidas y saltar la cuerda. Las monjas eran unas represoras!! Jajajaja
    Muy lindo tu post Ali, besos.

    1. Grace, jugaste a todo, disfrutaste por mil! Me encantó todo lo que me contaste!! Tu hermano menor, un santo, no? Y al picnic! Siii, me encantaba jugar al picnic!! 😀 Besos y gracias por pasar y comentar!

  10. A la mancha, al elástico y a las 5 esquinas en el recreo! En casa y con amigas a las muñecas, y además leía como loca. Y con mis sobrinitas que ahora andan por los 20, al negocio, vaciando todo mi joyero y a hacer coreografías de canciones, cómo las extraño!!!
    Rox

  11. Qué lindo post!
    Nosotros éramos tres hermanos muy seguidos, entonces jugábamos mucho a la «casita», con mi hermana siempre con las mueñcas, armábamos el supermercado con cajas vacías de productos que mi mamá nos separaba en vez de tirar… hubo muchos juegos de mesa (el Estanciero, Scrabble, dados, cartas, Jumanji, juego de la Oca, Clue, Tutti Frutti, etc. etc.). Y también estaban los clásicos: la escondida, la mancha, el quemado. No éramos tanto de jugar en el patio, y menos en la calle (a mis viejos no les gustaba porque les daba miedo). Ya en los 90 nos trajeron un Family Game, y después nos peleábamos por jugar, jaja, había dos joystick y éramos tres. Pero nos turnábamos. No le dimos mucha bola igual. :p

    1. Ah, Paloma, se ve que les gustaba los juegos de mesa, yo únicamente le tuve paciencia al Senku y al Ludo, después me aburría soberanamente con cualquiera y jamás se me antojó aprender. Pero amaba el tutti frutti, qué divertido! Lo jugaba hasta en la adolescencia!! 😀 Me encantaron tus recuerdos, qué lindo que los hayas compartido! Besos y gracias!

      1. ¿Sabés, Ali, que en Alemania venden blocks para jugar al tutti frutti? Con diseño infantil, claro. Allí se llama «Stadt, Fluss, Land» («ciudad, río, país»). No sé qué otras categorías usan. En realidad es un juego que cuanto más grande te hacés más lo disfrutás, porque sabés más palabras y podés completar la K sin que TODOS pongan koala y kinoto

          1. jajaja es verdad lo que dice Nuri: koala, kinoto, Walter, Washington, xilofón, Xuxa…
            De chicos esas palabras eran fijas!
            Después ya de más grandes podíamos aparecer con mejores opciones.
            Yo jugué al Tutti Frutti hasta no hace mucho, pero tenemos tanta práctica con mis hermanos, que sólo podamos jugar entre nosotros (terminamos muy rápido y nos odian nuestros amigos, jaja).

  12. Ufff que sonrisa dibujaste en mi cara con tan buen post.
    Es muy loco ver a la generacion de ahora como tienen poca paciencia para las cosas ((se me viene la imagen de las piezas del tetris cayendo en camara lenta)) y todo es por jueguitos ((cuando como con mi flia ibamos en auto a paraguay y no teniamos eso)).
    Entre tantos de mis juegos estaba…

    *Cantar…ufff mis viejos tenian taller de costura y yo usa el conito de los hilos.
    *jugar a la maestra con mi pizzaron.
    * jugar a las escondidas / mancha con mis vecinas
    *Andar en bici, aprendi en calle de tierra
    *rollers…salieron un numero en esa epoca un $$$$$
    *Obviamente la soga y al elastico.

    Y tu imagen me hizo cuando atabamos la soga al palo de la luz.

    Gracias x darle a mi memoria esta refrescada.

    1. Hola Vanesa! A mí me gustó el dibujito justamente porque me hizo acordar a que yo también jugaba al elástico poniendo sillas!! 😀 Qué lindo lo que me contás de tu infancia, me hiciste ver que me olvidé de agregar que jugaba a las escondidas! Me encantaba! 😀 Besos y gracias a vos por compartir! Besos!!

  13. A mi me encanta recordar mi niñez porque la viví muy bien y fui muy feliz. Mis papas tenían jugueteria cuando yo era chica, asi que imaginate lo que era mi casa (que quedaba atrás del negocio!). Lo me encantaba era un pizarron gigante, tipo de colegio que teníamos en un cuarto donde guardábamos todo lo que sobraba pero era como mi lugar. Y me la pasaba jugando a escribir y dibujar en ese pizarrón.
    Ahora tengo una nena de 1 año y 10 meses que le encanta jugar con los peluches y dibujar (y jugar con amiguitos porque va al jardín desde los 4 meses) pero también mirar Disney Jr jeje y la dejo, porque la veo feliz cuando ve a sus personajes preferidos.
    Besos!

    1. Hola RomiNahi, hermoso lo que me contás, me hacés acordar que cuando era chica, como conté, jugaba a la maestra y quería tener un pizarrón, era mi sueño! Creo que tuve uno muy chiquito pero lo amaba! Amaba las tizas, también! Qué lindo que tu nena tan chiquita le guste dibujar!! Besos y muchas gracias por compartir!

  14. Además de todo lo que describís y lo que agregan en los comentarios, me encantaba ir al placard de mi tía soltera (re buena ella) y sacarle carteras y zapatos , y «pintalabios» y pasearme así disfrazada!! Pero también me encantaba leer y me subía a un árbol para que mis hermanos varones (3) no me molestaran… Mil cosas más se me ocurren, sería muy largo… Por suerte mi hija tuvo una infancia similar, mucha «casita» hecha con lonas en el patio con los primos, comiditas con barro y plantas, Ahora veo que a los chicos hasta para viajar en el auto les ponen jueguitos o una película. Nosotros cuando íbamos a Mar del Plata (y el viaje era más largo que ahora, obvio) cantábamos todos juntos o hacíamos juegos de buscar palabras… Estaré «out», pero creo que a los niños de hoy les vendría bien matizar todas las ventajas de la tecnología con un poco de lo «nuestro» !
    Abrazo y gracias!!

    1. Cecilia, amorosa, tres hermanos varones, qué santa! Entiendo que te subieras a un árbol a leer!!! Me acuerdo perfecto de cuánto se cantaba cuando se sacaba el auto a la ruta! Totalmente! Abrazos, Cecilia, muchas gracias por tu comentario hermoso!

  15. yo jugaba al elástico, a la soga, a subir a los árboles y al techo de casa, a andar en los patines de 4 ruedas y muuuuucho después roller; al cuarto oscuro, a actuar como las chancles de «grande pa», a la casita abajo de la mesa del living de la abuela…
    Lindos recuerdos!
    Dani del fin del mundo

  16. Mucha Bici, mucha escondida, mucha mancha, mucho juego de la vida, mucho elastico, mucha vertical/ medialuna (era raro pensandolo ahora quizas estabamos 1 hora haciendo verticales y medialunas) mucha imitación de Rafaela Carra, grabador grabandonos nuestra vocesitas, haciendo payasadas, a la guerra de canciones, tambien nos disfrazabamos, nos maquillabamos y porsupuesto tomabamos los stilettos de nuestra sra Madre, quien protestaba porque temía que le rompieramos el taco! jaja que lindos recuerdos!

    1. Qué lindo, Marisa! Probarse los zapatos y la ropa de mamá era lo mejor que te podía pasar! Y de maquillarse, ni hablar! Gracias por compartir tus recuerdos!

  17. A las visitas, a la rayuela, al elástico, a contar cuentos de terror y platos voladores, a nadar, a andar en bicicletas, trepar Arboles, al monopatín !!! Y mucha lectura!!! Y bastante tv, en blanco y negro jajaja se me cayo el dni jajaj‼‼‼

    1. Marchu, tenés razón, a las visitas!! 😀 A eso jugaba también! Yo también tenía la tele en blanco y negro!! 😀 😀 Gracias por pasar y por tu comentario tan divertido!

  18. Qué bonitos recuerdo! Por aquí se jugaba a lo mismo pero algunos con otros nombres, por ejemplo jugabamos al tejo que es la rayuela para ustedes. También al escondite, al corre que te pillo, elástico, soga, patines, al hula hoop, etc. En fin otros tiempos, que la generación millenium no lo vivirá jamás, jajaja. Por curiosidad cuál es el juego de la mancha? Bss

    1. Hola Tere, la mancha es ese juego que uno es la mancha y tiene que correr y al que agarra, lo hace mancha y ese corre a los otros. Tenés la «mancha congelada», por ejemplo, que si alcanzás a uno y lo tocás, se tiene que quedar congelado, o sea, quieto en el lugar, y corrés y congelás a todos hasta que el último que queda es mancha y se vuelve a empezar. Me acuerdo de esa, no me acuerdo de las otras manchas!! 😀 Nunca me salió el hula hoop!!! 🙁 Gracias Tere, qué lindo tu comentario! 😀

  19. AMABA el elástico! Aunque siempre fui antideporte, y solo jugaba a juegos tipo mancha a presión, me podía pasar horas con el elástico, y solía ganarle a chicas más altas que yo.

    Además de casi todo lo que nombraste (salvo el lemon twist; la profe de ingles -yo era maestra de grado- y las recetas de la tele… mis tortas de barro eran creación propia, jajaja, y como mi papá trabajaba en la construcción siempre teníamos extras para ponerles):
    – al vivero: plantábamos gajitos y yuyos en potecitos de serenito y se los vendíamos a mi mamá
    – al cumpleaños de nuestros/as muñecos/as: excusa para hacer una tortita someramente decorada; los chicos del barrio traían a sus muñecos y merendábamos todos
    – Guerra de bombuchas, en carnaval
    .- yo sí que andaba bastante en bici, salíamos de a varios con las únicas reglas de evitar las calles por donde pasaban colectivos y volver antes de que anochezca
    – Playmobil y Rasti/Mis Ladrillos
    – a las Sindy (no había Barbie) – sub: a hacerles vestiditos a las Sindy.
    – Con mis primos jugábamos a las series de la tele: Brigada A, Los Dukes de Hazzard, V Invasión extraterrestre
    – con mis otros primos montábamos «espectáculos» para nuestros sufridos padres o, como tienen una quinta, nos íbamos a «explorar» y a hacer «experimentos» (léase torturar insectos y mezclar cosas asquerosas)
    – O armábamos carpas/casas con telas y palos
    – a disfrazarnos
    – a los rompecabezas
    – LEER. EN PAPEL.

    1. Me encantó tu lista y sí, ahora confirmo en mi memoria, era el Lemon Twist nomás, se llamaba así. Y lo recontra disfruté hasta que se rompió. Creo qcordarme de la Sindy aunque ya era grande 🙂 pero tenía una «muñeca articulada» como se les decía antes!! Gracias Nuri, me gustó leerte!

  20. De muy muy pequeña a la comba, goma, balon prisionero, escondite, tocalé.
    Un poco mas mayor patinaba y montaba en bici. Cuando me juntaba con mis primas, en verano, pues jugabamos a las tenderas y a las peluqueras. Me estoy dando cuenta de que casi siempre era yo la tendera o la peluquera y mas de un flequillo y alguna coleta le corté a una de mis primas. Imaginaté las broncas que me caian. Hay fotos de ello.
    Luego vinieron los juegos de mesa como el trivial o el risk, pero quedé super harta y no volvi a jugar nunca mas.

    1. Pero qué valiente! Jugar a la peluquera y cortar el pelo!! 😀 Me morí de risa y más cuando dijiste «Hay fotos de ello» y claro que también me imagino las broncas!! 😀 Genial lo que me contaste, muy gracioso!! 😀 Gracias!!

  21. Como tengo mucha diferencia de edad con mis hermanas, siempre jugué con mi prima y una vecina, con las que nos criamos como hermanas. Jugábamos a la «casita» en una casilla de madera que nos hizo mi abuelo. Cocinábamos con barro, le hacíamos ropa a las muñecas, etc.

    Como nos cuidaban mis abuelos, nos tenían la santa paciencia. Con mi abuela hacíamos de todo en la cocina, nos enseñaba a tejer, a bordar, etc; y con mi abuelo regábamos la huerta, el jardín y le dábamos de comer a los animales.

    Íbamos a escuela de jornada completa, y teníamos pocos recreos, pero largos, el más largo era del postcomedor, ahí si jugábamos con la soga, a la rayuela, a la ronda, a la mancha, a la escondida, etc. Cuando fuimos más grandes ya jugábamos al volley, al bascket, etc.

    Andábamos en patín, en bici o a caballo. Y teníamos un montón de actividades, de la iglesia también, tipo catecismo o ir a doblar ropa para cáritas, etc. (y desde muy chicas). Fue una infancia agitada jajaja, y muy distinta a la de nuestros hijos (y también recuerdo que nuestros padres nos decían «A ustedes sus abuelos las dejan hacer de todo!!! Con nosotros no eran así».

    La tele nunca se veía, porque había un solo canal, con decirte que creo que lo único que se podía ver de vez en cuando era el turismo carretera, y hacíamos dibujos con el Cocho López jajaja. (la parte donde cazábamos pajaritos con la gomera no te la cuento, porque no estaría siendo políticamente correcta jajajaja)

    Un fuerte abrazo Alicia!!!

    1. Fabi, qué comentario que hizo volar mi imaginación y «ver» todo lo que detallabas, en colores, no sé, como si fuese una película! Qué infancia tan rica y que tus abuelos te hayan enseñado tanto! Una privilegiada realmente! Besos y gracias por compartir!

  22. A todos los juegos de tu lista los jugué, con la diferencia que para mi la bicicleta estaba en primer lugar!!!eso si fui una afortunada ya que vivía en una zona casi rural, (la manejaba sin pedales y en bajada…imaginaba que tenía una moto), ja, ja. Además me gustaba jugar con sábanas viejas o cortinas…a las que agregaba flores del jardín, zapatos taco aguja de una tía… y me «disfrazada» de reina o de novia!!! Hermosos recuerdos

  23. Ay, qué lindo este post! Yo tuve una infancia bieeen análoga, porque justo para esa época salió el Simon (lo jugaba Tato Bores en su programa) y mi vieja, gracias a Dios, no me lo compró por más que yo insistía. Eso sí, libros… todos los que quisiera. Y juegos: el elástico, el tinenti, el quemado, Maria La Paz (todos esos en la escuela), andaba en bicicleta porque nunca me animé a los patines, y en casa, aparte de mucha lectura, había de todo: cocinera a cámara, tipo buenas tardes mucho gusto, secretaria, maestra, y varios con las muñecas, aunque nuestros favoritos eran los playmobil. Con mi hermana los teníamos divididos por famlila, todos tenían su sticker identificatorio en la espalda (TOC TOC). Y algo que me encantaba: poner unos toallones sobre el tender tipo carpa y jugar a la casita. En la quinta, mi viejo nos hizo una casita de ramas, tipo carpa india. Ahora, con mis sobris, trato de enseñarle y compartir juegos de mesa, de masa y similares, la compu un ratito nada más. Por suerte, ama las burbujas… y yo también.

    1. Me acuerdo del Simon y que Tato lo jugaba!!! Qué hermosa tu infancia, qué sana y creativa, me encantó! Gracias por compartir estos recuerdos tan bellos! Besos!

  24. De chiquita yo jugaba a la maestra con mi perro, y él pobre santo cuando yo le decía «alumno Jaime» se sentaba y se quedaba quietito!! Jugué a todo lo que contas, por suerte llegué a tener esa infancia análoga y la disfruté taaanto!
    Yo crecí en un barrio con calles de tierra, cada tanto se inundaba y era nuestro pequeño lago, mi mamá no me dejaba tirarme al agua pero sí miraba, y como tenía todos vecinitos hombres jugaba a cosas de nenas y a cosas de nenes.
    Por suerte mi sobrino está teniendo una infancia bastante análoga, y espero que siga así en la medida en la que el entorno también nos lo permita como familia.
    Amaba el elástico y jugar a los jueces, qué recuerdos!!

    1. No te puedo creer que el perro era tu alumno, qué amor!!! Qué bueno que tu sobrino pueda crecer tan sano y creativo! 😀 Besos y gracias por compartir tus recuerdos!

  25. cocinar con barro era lo máximo. con una amiga hacíamos TUCO: frotábamos dos ladrillos y al polvito que salía le echábamos agua. UN EMBOLE! pero lo hacíamos durante horas.

Los comentarios están cerrados.