Nuestros Viejitos

Kate

Los últimos 10 días han venido bastante cargados: Además de empezar y estar acomodándome a horarios nuevos y descubrimientos por el nuevo trabajo, también hubo que ir a la guardia del hospital (no por mí ni por Ale sino para llevar y acompañar a alguien), dejar a la persona internada, volver a las 2am para levantarme a las 7am…

Además de que todo eso te puede conmocionar un poco, tenía en la cabeza el recordatorio constante de que el domingo, o sea ayer, se cumplía un año de la muerte de mamá.

De más está decir que estaba bastante frágil emocionalmente y trataba de razonar que debía estar fuerte, que a mamá la recuerdo todos los días, por qué particularmente estos últimos tenía que setirme así? Si a mamá la extraño y la recuerdo siempre? Si hablo de ella en el momento que sea y no me quiebro?

El jueves me entero por Facebook que falleció el abuelito amoroso de Belu, tan adorado por ella y tan compañero.

Aunque no lo conocía personalmente, sentí verdaderamente su pérdida y detonó una catarata de tristezas múltiples, a punto tal que en un momento en el trabajo tuve que ir al baño a calmarme un poco.

Este fin de semana fui a ver a Kate que ahora está en un hogar para ancianos y sigue tan dulce como siempre aunque algo perdida. Igual tomamos el té y Jonathan todo el tiempo trataba de involucrarla en las conversaciones y motivarla en recordar nombres, eventos y personas.

La llevamos a su casa donde los vecinos vinieron a saludarla y antes me dijo muy discretamente que le parecía que su pelo no estaba prolijo así que la peiné un poco y quedó contenta…

Estamos grandes. Y por más que uno sienta interiormente que no ha cambiado desde, no sé, el secundario; por más que uno trate de cuidarse la salud y la estética y parecer que no, los años pasan para todos y la evidencia mayor está en todas esas personas que tanto significaron en nuestras vidas y dimos por sentado que estarían y estarían (aunque secretamente sabíamos que no) y nos van dejando.

Los recordamos, los tenemos presentes mentalmente, algunos rezan por ellos…

Nuestros viejitos que supieron ser super poderosos cuando fuimos chicos, ahora se alejan y nos dejan el corazón estrujado.

Y los extrañamos tanto!

Comentario (44)

  • silvinaz| 5 octubre, 2015

    Simplemente real… :’)

  • Grace| 5 octubre, 2015

    Te entiendo, totalmente.
    Un beso.

  • Gaby| 5 octubre, 2015

    Te entiendo a la perfeccion. Mi papá murio hace 9 años. Siempre trato de recordarlo con alegria, pero… la verdad es que lo lloro bastante al dia de hoy. Siento que no estoy preparada para ese dolor. Me siento 100% vulnerable ante eso. Asi que, te entiendo!

    • Alicia's Own| 5 octubre, 2015

      Gracias, Gaby. Yo a mis padres los recuerdo con alegría siempre pero se ve que cuando se acercan las fechas importantes es que los empiezo a extrañar, en realidad, a darme cuenta que nunca más los voy a ver. Besitos.

  • FloraBA| 5 octubre, 2015

    Y si, hay personas que esperamos que esten toda la vida con nosotros, pero en el fondo sabemos que se van a ir antes.
    Muy triste y muy real.

    • Alicia's Own| 5 octubre, 2015

      Sí, FloraBA, saber que va a ocurrir lo inevitable te da tristeza pero lo mejor es aprovechar al máximo el tiempo con ellos!

  • Miguel| 5 octubre, 2015

    El tiempo no espera a nadie, dice un dicho… Y ocupado entre tantas cosas de nuestras vidas agitadas, no nos damos cuenta del paso del tiempo y sus consecuencias. Cuando los chicos te dicen «señor», cuando te sentís ridículo haciendo cosas que hacías años atrás, cuando ves que tus mayores ya no están, te das cuenta que el tiempo pasa cada vez más rápido (o uno es cada vez más lento?) y que sólo somos dueños del HOY. Disculpame, no dejé mi clonazepam por acá?’ ja ja

    • Alicia's Own| 5 octubre, 2015

      Sí, Miguel y ni quiero pensar cómo les pasa el tiempo volando a los que tienen hijos, como en tu caso! Ver cómo crecen y qué rápido también sorprende!!

      • Miguel| 5 octubre, 2015

        Claro que si. Parece ayer cuando Uriel llego a nuestras vidas, cuando tenia casi 5 años. Hoy tiene 10 y está hecho un oso !!

  • Juliana| 5 octubre, 2015

    🙁 nunca me olvido de las manos de mi abuela, y siempre pienso porq no tengo una foto así! (falta de smartphone?)… El pelo, lo único importante! Jaja

    • Alicia's Own| 5 octubre, 2015

      Viste, Juliana? Muy coqueta Kate y quedó divina! Tiene un pelo blanquísimo pero con mucho volumen así que no había que ser experta para dejarla prolija! 🙂

  • Daniela| 5 octubre, 2015

    Justamente ayer un conocido en twitter puso algo así como ‘qué triste que es ver apagarse a nuestros abuelitos’. Cuando los vas a visitar y, a pesar de que hayan pasado unos días, cada vez que vas los ves más viejitos y sabés que en algún momento ya no van a estar más. u.u

  • Roville| 5 octubre, 2015

    Me pasó que esta semana fui a visitar a nuestra nonna al lugar donde esta internada haciendo rehabilitacion luego de la caida que tuvo hace unos meses en la calle. Ella esta genial, es una anciana muy lucida y con una fuerza de recuperación increible. Lo que me mató fué ver tantos viejitos con la mirada perdida y la imposibilidad de moverse. Es tan triste todo. Me pone bajon pensar en que en algun momento me llegará a mi también. Pero sobre todo pienso en mi mamá que la tengo tan lejos y es muy doloroso todo 🙁

    • Alicia's Own| 5 octubre, 2015

      Roville, el dolor no se va a poder evitar por eso lo mejor es aprovechar cada momento con ellas y darles toda la atención del mundo! Besos y hay que ser fuerte…

  • Virginia| 5 octubre, 2015

    Es así….es una pena que en el día a día no tomemos consciencia de que no somos inmortales!!! Tal vez con esa idea más presente disfrutaríamos màs cada instante y no dejaríamos cosas por hacer o por decir. Mi abuela falleció hace 3 años y es el día de hoy que la pienso, la sueño y la extraño mucho mucho. A veces llega el domingo y me parece raro no ir a visitarla. Ni te cuento desde que fui mamá, me pone muy triste que Manu no la pueda conocer, y que ella no haya llegado a tenerlo en brazos. Besos Ali!!

    • Alicia's Own| 5 octubre, 2015

      Gracias Virginia amorosa! Extrañamos a nuestros viejitos porque no están con nosotros pero también cuando nacen bebés y no los pueden conocer! Se siente aun más sus ausencias! Besos!

  • TERE G.| 5 octubre, 2015

    Me emociona muchísimo cuando escribes sobre Kate, porque me la imagino una persona tan buena, cariñosa, afable, en fin tan divina, que parece, que es un poco nuestra abuela virtual. Y a mí que encima que conmueven demasiado las personas mayores, me gusta leer sobre ella, por todo lo que han dicho antes. Espero que esté mejor dentro de lo que cabe. 🙁

  • Normi| 6 octubre, 2015

    Te entiendo tanto, en agosto hizo dos años que murió mi mamá y al día de hoy que la extraño y recuerdo mucho. La gente te dice que el tiempo cura todo, en mi caso parece que no, la recuerdo siempre y me hace mucha falta!!
    Besos!!

    • Alicia's Own| 6 octubre, 2015

      Normi, lo que pasa es que uno recuerda, extraña y se entristece pero a la vez hay que agradecer el tiempo que estuvimos con ellos y en mi caso, soy de recordar a mi mamá contando anécdotas y, en lo posible, con alegría. El dolor de haberla perdido está pero trato de apuntar a los recuerdos agradables. Besos y que estés mejor. Gracias por compartir.

  • Andrea| 6 octubre, 2015

    Ay, Ali!! Es tan asi. Tengo a mi papá de 85 años que está bárbaro y no puedo pensar en no tenerlo. Perdí a mamá joven, a mis suegros, a mis tias adoradas. Y, si, es duro darse cuenta de que los mayores somos nosotros y que todo el amor y los mimos que nos daban ellos debemos retribuirlo en su vejez. Los tengo en mi recuerdo con todo el amor y me río de sus anécdotas y repito sus dichos y reflexiono sobre sus vidas y los sigo extrañando. Siempre pienso que ojalá sea capaz de generar ese amor para que me recuerden asi el día que me toque partir. Abrazo enorme, Andrea

    • Alicia's Own| 6 octubre, 2015

      Andrea, qué lindo, tenés a tu papá y en excelente salud! Es mucho para sentirse dichosa y feliz y mimarlos hasta el infinito! Y claro que también recuerdo a mis tías y tíos… Así es la vida! Abrazote para vos también y gracias por pasar y dejar tu comentario!

  • Pilikina| 6 octubre, 2015

    Me emociona mucho la forma en que hablas de Kate, una ancianita que no es de tu familia pero la quieres como si lo fuera, además hoy estoy muy sensible y casi me haces llorar.
    Un beso Ali.

    • Alicia's Own| 6 octubre, 2015

      No era mi intención, Pilikina, que te pongas mal pero es como decís, a Kate la quiero como si fuera mi familia! Besos!

  • Betty| 7 octubre, 2015

    Conservar la dulzura con el paso de los años es un regalo del cielo o de quien sea… Espero puedas disfrutarla lúcida mucho tiempo más!
    Besos

  • veropalazzo| 8 octubre, 2015

    Ay Ali! es tal cual lo que decis… es inevitable que nos vayan dejando. Hace dos meses fallecio mi suegra, y padres de amigos… pasa y es muy triste porque uno quisiera que fuesen eternos! Recuerdo que dentro de poco, hace un año, nos encontrábamos en el avion a Londres. Lamentablemente tu viaje habrá sido de los peores de tu vida y nuestro encuentro tuvo ese sabor agridulce. Al menos espero haber sido una buena compañía! Un beso grande!

    • Alicia's Own| 8 octubre, 2015

      Es cierto Vero, había olvidado que nos «encontramos» en el avión por primera vez, te acordás? 😀 Cuando me preguntaste si era yo, quedé helada!! 😀 Es así, lamentablemente, Vero, tenemos que aprender a vivir con las ausencias de los seres queridos. Besos y gracias por pasar!

  • Ana| 8 octubre, 2015

    El camino de la vida, Alice.
    Y aunque hables con tu mamá todos los días, esas fechas inconscientemente quedan grabadas…
    beso enorme.

  • mechi| 8 octubre, 2015

    Que lindo post Alice. Sos un amor de persona. Como le gusta leerte!!!!!!!!!

  • Verónica| 9 octubre, 2015

    ¡Vaya Alicia, qué coincidencia! Precisamente el sábado 3 hizo un año del fallecimiento de mi padre y pensaba igual que tú: » si siempre lo tengo presente, ¿por qué en estos días me acuerdo tanto?» La respuesta es que revives esos días anteriores a su muerte, lo que hiciste, cómo los pasaste, coincide en estación del año, temperatura, actividades, etc. No cabe duda de que cuando pasan estas cosas es cuando te das cuenta de que la vida es un ciclo, todos nos hacemos mayores y tarde o temprano llegaremos a viejitos . Por eso hay que vivir cada segundo y cada minuto.

    • Alicia's Own| 9 octubre, 2015

      Es cierto, Verónica, me lo pasé reviviendo todo en mi memoria esos días! Siento tu pérdida, gracias por compartir…

  • [email protected]| 11 octubre, 2015

    Hola ali, tus palabras me han hecho llorar. Justo estoy en Buenos Aires, visitando a mi mamá
    que tiene 96 años. Me voy muy contenta porque esta super, un abrazo.

    • Alicia's Own| 12 octubre, 2015

      Querida Adriana, mi intención no es que llores pero si lo hacés, que sea de alegría, qué hermoso es que encuentres tan bien a tu mamá! Besos!

  • Anónimo| 18 octubre, 2015

    Cuanta verdad Tia ! . Me encanta leerte !
    Te quiero mucho! .
    un abrazo !

  • algobonito| 26 octubre, 2015

    Tal cual. Yo me doy cuenta del paso del tiempo en mis abuelos, en mis papás, no en mí, y eso me da terror. No el hecho de hacerme grande yo, sino de perderlos a ellos.
    Hay gente muy querida que ya no está, mi abuela no es la Mirtha Legrand que era (aunque el carácter está intacto), pero siempre mientras tengan historias que contar, mientras mamá y papá sigan discutiendo y coincidiendo, yo voy a ser feliz. Y sino los recordaré, la gente querida nunca se olvida.
    Te mando un abrazote!

    • Alicia's Own| 26 octubre, 2015

      Me encanta tu actitud, Ayita. Ser conscientes del paso del tiempo y de lo inevitable a uno le estruja el corazón pero a la vez, te hace valorarlos y disfrutarlos más. Y es una gran satisfacción! Besos!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: