Mi Primer Viaje Sola

Ojalá viajar sola fuera así… Pero la realidad es otra!

Cuando uno lleva años viajando va adquiriendo experiencia, como pasa con cualquier actividad que hagas por un tiempo largo, sea por placer o no. Entonces, cuando recordás aquella oportunidad en que hiciste algo por primera vez, te da ternurita, se te dibujan sonrisitas en la cara… o te querés subir a la máquina del tiempo y darte una buena patada en el trasero a vos misma!

Es que pensás: «Cómo pude ser tan…» y dependiendo del evento que te acuerdes, lo completás con algún adjetivo poco positivo.
Por ejemplo, me pasa cuando me acuerdo de la primera vez que viajé sola al exterior. En realidad, la primera vez que viajé sola a otro país fue cuando tenía 24 años y vine  a Inglaterra a hacer un curso para teachers y me quedé un mes: paseé, caminé pero siempre estaba con algún grupo y nos poníamos de acuerdo para dónde rumbear. Pero la primera vez que viajé sola-sola fue dos años después, cuando fui a EEUU y Canadá.

Me da la impresión de que cuando una chica / mujer viaja sola al exterior, su mente se llena de aventuras exóticas: hombres apuestos que pasan a su lado y se dan vuelta para mirarla;  la chica en cuestión deja a todos boquiabiertos con sus prendas que viste con todo glamour; la brisa (siempre hay brisa, nunca hay viento ni lluvia!) le despeina suavemente los cabellos brillosos…

Nada más lejos! Bueno, por lo menos para mí lo fue porque viajé sola y no me fui a internar a un all-inclusive donde tenés las vacaciones organizadas si no querés hacer nada. Yo me fui a recorrer la costa este a pura pata, hostel, tren y subte!
En fin, te paso a enumerar los errores, los terribles errores que no me perdono haber cometido y que cada vez que tengo oportunidad de hablar con alguien que viaja sola, trato de contarlos para que no se vuelvan a cometer… Pero a veces todo llega a oídos sordos y es necesario que la susodicha no escuche así los comete, aprende, no los vuelve a hacer y sale más fortalecida!

Sin más, pues, entonces los errores, suposiciones y estupideces varias que una cometió, pensó y realizó cuando viajó sola por primera vez siendo joven, pero sobre todo, inexperta:
– Primero lo primero: compré una carísima y enorme valija semi rígida, con trescientosmilquicientosveinte metros cúbicos de capacidad la cual llené hasta bien arriba con toda la ropa que tuviera, encontrara y comprara porque…

  • a) Tengo que llevar pantalones. Ok, uno de cada color… Bueno, mejor, dos negros (por si uno se ensucia), dos blancos (por la misma razón), tres o cuatro jeans y uno que sea más elegante. Tengo de esos? No. Bueno, entonces me compro dos.
  • b) Ah, no, claro, si llevo esos pantalones entonces tengo que llevarme algunas camisas, remeras y buzos y también sweaters que me combinen. Pero si llevo esta camiseta, entonces tengo que llevar este otro buzo que me combina pero si este buzo resulta ser demasiado abrigado en el día que salga, entonces tengo que llevarme la camisa aquella y si llevo esa camisa, necesitaré este saquito con el cual me queda bien. Por supuesto, no olvidarme de las pashminas por si referesca y por favor, agregar YA esas remeras de algodón, las 3 negras, las 3 blancas, la roja, la azul, la rosa, la color crema, la color café… Bueno, y así ad infinitum.
  • c) No puedo, NO-PU-EEEE-DO no viajar sin botas. Me llevo las negras con taco, las marrones con taco, las negras sin taco, las marrones sin taco, las rojas para dar un toque de color, los zapatos de fiesta negros que van con todo y un par de zapatillas por si se me da ir a correr al Central Park. (En mi fucking vida de ese entonces fui a correr a un parque, pero bueno, una chica que viaja sola tiene que estar lista para todo caprichito que se le venga a la mente! Para eso viaja sola, para darse los gustos que se le ocurran!)

– También me compré un necessaire gigante, de dos pisos para llevar los perfumes, desodorantes, cremas, shampúes y acondicionadores hasta llenarlo por completo. En esa época se podía subir al avión con un bolso lleno de infinitos líquidos y cremas. El talco, no olvidar, y también llevo tres esmaltes con el quitaesmalte tamaño mil y por supuesto, algodones, toallitas, paquetes de pañuelos descartables y no agregué las botellitas de alcohol en gel porque en esa época no existían!

– Obviamente que llevé como tres desodorantes, dos frascos de cada cosmético imaginable, no sea cosa que se me terminaran y yo… no sé qué imaginaba, que no habría supermercados o perfumerías en EEUU!?!?!

– Yo, que JAMÁS me hago baños de crema, me compré un pote de (sí adivinaste!) un baño de crema, el más grande y caro que encontré. Por qué? Ok, es que pensaba que en esos días en que llegara agotada de tanto pasear y flashear gente con mi exotismo ítalo-latinoamericano y arrrrgentino, me iba a dar unos merecidos baños de inmersión y, ya que estaba, me hacía un baño de crema, para tener el pelo espléndido cuando la brisa me agitara suavemente los bucles (que no tengo ni nunca tuve!)

– Una chica que viaja sola tiene que estar preparada para lo inesperado, por ejemplo, que una gente fantástica que me cruce en mi camino, me invite a su fiesta de amigos en su mansión. Ergo, hay que llevarse un vestido largo para la ocasión y zapatos con taco aguja acordes. (Sí, creeme, eso llevé y estoy segura de que no soy la única que ha llevado algún outfit parecido!)

Para terminar con esta catarata de burradas y coronarla como debe ser, demás está agregar que prácticamente usé el mismo jean durante todo el viaje y, aunque cambiara de camisetas y ropa interior diariamente, las lavaba en cualquier lavadero que había a montones por donde estuviera y que, como me compraba ropa lo mismo, usaba eso y lo que había empacado seguía tan doblado como cuando arribó a EEUU. No me hice el tan soñado baño de crema y salía con la cabeza limpia, sí, pero el pelo atado con alguna vincha o broche y tan electrizado como lo tuve desde el momento en que nací.

Y lo peor, LO PEOR de todo esto que te estoy contando es que no era capaz de cargar ese peso yo misma y eso es lo que no me perdono. Porque una es mujer pero se tiene que hacer cargo de lo que planea y lleva y no podés pretender que POR SER MUJER vengan a ayudarte buenos pero desconocidos samaritanos que no tienen por qué hacerse cargo de tu mal planeamiento y cargarte la valija que vos misma no podés llevar.

Sirve, entonces, todo esto que escribí/ confesé/descargué?

A mí sí porque se me están ocurriendo un montón de consejos que podría dar de qué estrategias usar cuando viajás sola y vienen a cuento de la experiencia adquirida.

Bueno, en definitiva, no importa si lo que una puede contar ayuda o no. La aventura de vivir consiste en eso, justamente: proponerte desafíos, ponerte a prueba y aprender de lo errores cometidos.

(Pero si podés evitar cometerlos, mejor!)

Bon voyage, girl!

Comentario (18)

  • Ma Fernanda| 14 abril, 2014

    Superrr alicia yo tambien quiero hacer un viaje sola!! esta entrada me encanto, disfrutalo mucho y luego y ya nos contaras como te fue, así me animare a decidirme.
    te mando un saludo

  • Sil| 14 abril, 2014

    Jajajaj me encantó lo del vestido largo!!

    Yo tengo un trench divino que flasheo con usarlo con unos stilettos para pasear por Nueva York (?). Después sé que cuando viajo esty de pantalones cargo y zapatillas todo el día, pero bueno, qué cuesta soñar. (A todo esto te aclaro que no tengo pensado hacer ningún viaje a NY).

  • | Perla || 14 abril, 2014

    Hola Alicia, gracias por tu consejo pero … nunca se me hubiera ocurrido llevar tantas cosas!!
    Cuando viaje con mi mama a Rio (tenia 15 años) aprendi que hay que viajar con las valijas no tan llenas porque siempre te queres traer algo (ademas de cargarlas, obviamente). Si es posible llevar algun bolso doblado adentro para traerlo lleno a la vuelta!!
    Asi fue cuando me fui sola-sola por primera vez (creo que tenia unos 26 años) a EEUU no lleve ni dentifrico ni shampoo ni nada de eso, me compre todo al llegar!! Y al volver deje varias cosas en lo de mi amiga que me hospedo, sino no cerraba la valija.
    (En esa epoca del 1 a 1, hoy en dia no se si me iria tan pelada porque me daria bronca pagar tan caro un shampoo)

  • Estrellita Pequeña| 14 abril, 2014

    Muy bueno! Me rei con el post. Yo viajé sola un par de veces, aunque nunca al exterior. Pero por suerte fui medida con lo que me llevé, no anduve cargando mucho de mas. Claro que no me iba grandes periodos de tiempo, apenas una semana o diez días. Me llevaba la mochila grande y una de mano. Ambas cosas las podía llevar yo sin problemas, asi que no dependí de nadie mas.
    Viajar sola es una buena experiencia creo yo, lo recomiendo!
    beso

  • Mamy a la obra| 14 abril, 2014

    Genia!!!! me hiciste matar de risa!!!!!
    Creo que yo ni tengo en casa la cantidad de cosas que mencionas asi que dificilmente podria llevarlas en la valija…jajaja…..pero es verdad que muchas veces ves estos casos!! yo trabajo en el aeropuerto y millones de veces veo chicas chiquititas como yo, llevando carros con montañas de valijas que no la dejan ni ver por donde van y van haciendo «stike» con cuanta persona distraida se le cruce por el camino!!!!

  • Cecilia| 14 abril, 2014

    Genia Alice!!!
    Yo confieso que nunca viajé sola!! Debería, no?
    Lo de llevar mucha ropa, siempre!
    Con el tiempo, como decís aprendrés. Y más cuando tenés que llevar mucha ropa para los niños (quiene sí usan mucha porque se ensucian, se mojan, etc.) y tu espacio queda reducido jeje
    Me imagino que ahora viajás con valijitas pequeñas, no?
    Besos!!

  • Pilikina| 14 abril, 2014

    Yo antes me llevaba muchas mas cosas, pero fui dándome cuenta que volvia a casa y no me las había puesto, asi que cada vez reduzco mas el peso.
    Y las cosas de aseo las llevo en tamaño reducido y sólo me permito llevar mas cosas si voy en coche desde la puerta de casa a la del hotel.

  • Betty| 14 abril, 2014

    De verdad llevaste toooodo eso? como lograste «moverlo»? lo has contado de manera muy graciosa jaja

    He aprendido que en los viajes hay que llevar lo menos posible, ya comprobé que en mis recorridos sólo se usa ropa y calzado deportivo, además las prendas deben ser de secado rápido para lavarlas en el hotel por las noches… o sea «cero glamour»!

    Besos

  • Cheli| 14 abril, 2014

    Que risa!!
    No me creo que entrara todo eso en una valija, para mi que era un contenedor ja ja ja…
    Me muero con lo del vestido de fiesta y los zapatos, pero bueno, mujer prevenida vale por dos, no? ja ja ja

    Un beso.

  • Virginia Dell Arciprete| 14 abril, 2014

    Jajaja iba leyendo y era yoooo…
    Siempre viaje sola (una sola vez o 2 viaje de vacaciones con amigas), pero siempre viaje sola y al exterior siempre viaje sola… y llevo valija mediana y una de cabina mas mochila…. si si, con ropa por las dudas, en mis primeros viajes he llevado vestido, por si iba a algun evento, hasta que me di cuenta que no iba ni me invitaban…. ni ningun galan me llevaba a ningun lado y si hubiera alguno, con un jean y zapatillas podia ir tranquilamente… como soy friolenta, si o si tengo que llevar abrigo, asi vaya en verano…y no llevo paraguas porque no uso pero llevo piloto… o campera con capucha… antes llevaba shampoo, y todo lo que mencionas …. pero no hace mucho que me avive que donde voy siempre es primer mundo jajaja y siempre voy a hotel… en fin… recomiendo lo mismo que vos… igual en estas vacaciones voy a tratar de llevar menos cosas… a ver si lo logro… (lo contare en mi blog jajajaj…)
    como siempre Alice… excelente post

  • Andrea Ge| 14 abril, 2014

    jaja me hiciste reir, y es cierto. Pero he aprendido a viajar liviana, porque al principio me paso de ir re cargada, y maldecir cada paso por lo cargada que iba.
    Lo que si me paso viajando con mi hermano , fue de comprar muchas cosas que queriamos comprar, al principio del viaje, y lo tuvimos que cargar durante los dos meses de viaje, al re p…. porque lo podriamos haber comprado los ultimos dias. Pero bueno,,,, una aprende a los golpes jeje

  • Anonymous| 15 abril, 2014

    Hola, soy Cecilia de Argentina. Es la primera vez que voy hacer un comentario en un blog , pero decidi dar el paso porque me senti super identificada, me hiciste reir mucho. Siempre discutimos con mi esposo por lo mismo , llevo mucha ropa que ni toco en todo el viaje jaja!!
    Siempre sigo tu blog, mucha suerte y gracias por compartir tanto!!
    Maria Cecilia

  • @GonFBA| 15 abril, 2014

    Alice, muy buen post!
    Le echamos la culpa a la falta de redes sociales y pocos consejos de amigos a la hora de viajar por esos errores, ja!
    En mi caso, dos grandes fails:
    – viaje a calafate, mayo 2000: «no creo que haga tttaaanto frío». Único abrigo: sweater polera y campera de jean con corderito.
    – Europa Febrero 2001: «me llevo todo de acá por que debe ser carísimo!» Después no tenía lugar para tantas compras!

    Hoy, viajo con NADA! súper vacío el equipaje!

    Beso!!!!

  • algobonito| 15 abril, 2014

    Ay me hiciste tentar! Qué cantidad de cosas que te llevaste!!
    Por suerte antes del próximo viaje ya hice 2 previos sola y con mochila, así que el tema de no llevar ropa al pedo ya lo tengo bastante resuelto, lo mismo que con los elementos de aseo y zapatillas. Algo que siempre me dice mi mamá antes de viajar es «Ayi, no te vas al medio de la selva amazónica, así que lo que no te lleves lo vas a poder comprar».
    Es lógico que una quiera llevarse TODO, las comedias románticas nos incitan a pensar que en el viaje encontraremos al príncipe azul y ¡¿cómo vamos a estar impresentables para ese glorioso momento?! Polémico…
    Cuando sí me iba de tema con el equipaje era en las vacaciones familiares, ahí me llevaba el ropero. Pero claro, el que cargaba todo era el auto, no mi espalda 😛
    Nunca me llevé vestido largo ni zapatos con tacos, pero en mi primer viaje me llevé un vestido monono y unas chatitas que usé para ir a comer embutidos (sola) a Época de Quesos. Forever alone y encima GORDA. Pero una gordita feliz =)
    Leerte me hizo acordar de todas las cosas que NO tengo que llevar, que aunque ya lo sé siempre a último momento sale la preocupación de «no son suficientes medias» o «me faltan remeras» o «y si llevo otro par de zapatos por las dudas».
    Si tenes más estrategias para usar cuando viajas sola son bienvenidas, porque como ya te conté a medida que se acerca la fecha me va a agarrando pánico escénico, y no ayuda que el día previo sea mi cumple y vaya a estar a mil!
    Te mando un beso y como siempre es un placer!
    pd: confieso que he pecado con la valija, tengo una bastante grande, pero irá vacía y volverá completa 😛

  • Norma| 15 abril, 2014

    HOLA, como muchas me he reido porque es verdad lo que dices, nos cargamos de tantas cosas que al fin no utilizamos, y que pesan toneladas, lo mejor y màs pràctico es viajar con lo estricto necesario, pero claro eso lo decimos despùes de tantos percances.
    Saludos

  • Ana| 15 abril, 2014

    jua!!!!
    Y sí, no esos errores con la ropa pero sí muchos otros!

    Mi mamá al ver mis fotos me dijo que estaba crota!!!!! jajajaja
    Le retruqué: estaba cómoda.
    Bermudas, jogging, un jean, una campera, varias remeras, dos pares de zapatillas y ojotas.
    34 años y sigue sin acostumbrarse a mi estilo!

  • Marcita Bloguera| 15 abril, 2014

    Jejej. Yo ya he hecho varios viajes acá en Estados Unidos, pero voy a durar 10 días solas en la costa Oeste. Por lo que amo lo practico. Iré en puros zapatos deportivos, camisetas, mochilas y a caminar como loca.

    Gracias por los consejos. Los tendré en cuenta.

    Un beso

  • Alicia Seminara| 16 abril, 2014

    Ma Fernanda,

    no no, el post es sobre mi primer viaje sola pero que hice en el pasado, no que estoy por hacer!!

    Sil,

    ves? Todos asocian NYC y Londres con que hay que ponerse de todo y nada que ver!! 😀

    Perla,

    yo también fui en el 1 a 1 y sí, me llevé de todo igual!!

    Estrellita Pequeña,

    claro que sí, yo también lo recomiendo!

    Mamy a la obra,

    me imagino los casos para contar que tenés!! 😀

    Cecilia,

    sí, si es un viaje corto, sí.

    Pilikina,

    sí, ahora que se tiene que llevar poco líquido encima, me he acostumbrado también!

    Cheli,

    viste? Súper prevenida! Demasiado! 😀

    Virginia Dell Arciprete,

    gracias, me alegro que te haya gustado!

    Andrea Ge,

    viste? Todo sirve, todo es experiencia!

    Maria Cecilia,

    qué bueno que comentes! Gracias por compartir y confesarte! 😀

    Gonz,

    para mí no debe haber cosa más espantosa que estar mal abrigada!

    Ayita,

    me alegro que te sirva! Época de Quesos, qué hermoso lugar!

    Ana,

    no, crota no, cómoda, por supuesto!

    Marcita Bloguera,

    buenísimo si te ayudan!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: