Vivir El Futuro

Soy nostalgiosa pero al revés: Yo te añoro el futuro. En realidad, estoy tanto tiempo pensando en lo que vendrá que me olvido del presente y el pasado para mí es una colección de recuerdos.
A mí me tiene mal el futuro. Vivo ideándolo, tratando de controlar lo que pueda pasar y me estoy dando cuenta de que eso afecta mi presente: Porque no doy un paso en falso (o no doy NINGÚN paso) pensando en las consecuencias que puedan traer más adelante.
Y así paso los días, los meses y los años, elucubrando las más variadas consecuencias que puedan traer mis acciones o decisiones del presente y, sinceramente, mi cerebro está diciendo basta!
BASTA DE IMAGINAR! Porque a fin de cuentas eso estoy haciendo: Estoy imaginando futuros procesos, acciones y consecuencias sobre decisiones que tengo que tomar en el presente. Y lo peor es que, como no quiero sobresaltos ni desilusiones, todo lo que imagino es negativo y la cabeza me estalla. Y me angustio. Y basta!
De eso me dí cuenta hoy skypeando con mi psicóloga. Y me dí cuenta que todo se remonta a mi vida en Argentina, cuando tenía una vida predecible y más que nada con el trabajo. Mi trabajo a mí me daba identidad (bueh, no sé si eso está bien o mal pero a mí me iba bárbaro y me encantaba y todo era lindo!) y acá vi que en esta ciudad que ofrece todo y de todo, podés dartes lujitos como juguetear con probar hacer esto o aquello, parar de trabajar un tiempo para ver qué es trabajar de esto otro, jugar con tu tiempo… Y eso estuve haciendo hasta ahora.
Y me harté, che. Me har-té. Me cansé de este presente a los saltos que hace que no me sienta preparada para enfrentar un futuro, lo que sea que pase.
Porque en mi trabajo yo decidía todo: qué hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo y, eventualmente, si hacerlo o no. 
Dejé todo en Argentina para venir a Londres a acompañar a mi esposo que sí tuvo la oferta de trabajo que esperaba y desde entonces, estamos aquí. Yo soy la mujer detrás del hombre acá!
Sé que tengo que sacar fuerzas para olvidarme del futuro que no conozco y concentrarme en el presente. Por supuesto que sé que esta estrategia es la mejor pero cómo cuesta! Es cambiar prácticamente mi estructura de pensamiento! 
Será difícil? Pero espero que no sea imposible!

Comentario (16)

  • MedioPunto| 12 marzo, 2014

    Te entiendo perfectamente, es horrible vivir pensando en el futuro y no disfrutar del presente. A mi antes me pasaba constantemente, conseguí que me pase menos pero aún me pasa. Lo mejor es darse cuenta y tomar la decisión de dejar de hacerlo, ese es el primer paso. Yo viví mucho tiempo esperando a que pasen cosas que no dependían de mi y así me iba perdiendo mis propias cosas, darte cuenta es duro porque angustia, pero es la forma de cambiarlo. Fuerza Alicia vos podés!

  • Silvina Zitto| 12 marzo, 2014

    A mi me pasa algo similar… mi actitud para este año se resume en algo así como Just do it. Dejar de planificar y ponerme en acción… pero es taaannn difícil cambiar algunas estructuras internas je

  • Ana| 12 marzo, 2014

    Dificilísimo seguro, pero no imposible! Lo identificaste, lo estás viendo, podés contárnoslo, estás ahí, encaminada a que eso no te trabe y en lugar de pensar el futuro, lo vas a vivir!!
    Tú puedes!!
    beso.

  • | Perla || 12 marzo, 2014

    A mi me pasa o pasaba algo parecido. Cuando sos bien joven no te queda otra que pensar en tu futuro porque tenes que tomar varias decisiones que lo van a construir. A medida que pasa el tiempo y vas concretando cosas, tambien madurando un poco, lo que antes veias tan lejano se acerca y tenes que vivirlo, es como cosechar lo que fuiste sembrando. No es que ahora no piense en el futuro, siempre lo voy a hacer, pero el centro es el presente.

  • Ana Astri-OReilly| 12 marzo, 2014

    Ay qué tema este! A mi me pasa exactamente lo mismo, siento que perdí mi identidad al dejar todo para segir a mi marido. Busco, y no encuentro, algo que me la devuelva. Decidí crearme una nueva (ojo, en sentido figurado, no soy ni fugitiva ni esquizofrénica), pero ¡cómo cuesta!

  • Betty| 12 marzo, 2014

    Soy de las que vive el presente, pocas veces pienso en el pasado y el futuro no me angustia, pero… si habría dejado todo como lo has hecho vos, tal vez estaría en la misma situación.

    Dejá que el tiempo transcurra! no te angusties! sé que es fácil decirlo y dificil el hacerlo 🙂

    Besos y suerte en el intento!

  • Mara JV| 12 marzo, 2014

    Dicen que solo el presente existe, con lo que estoy totalmente de acuerdo!
    Está bueno reconocer e identificar el origen de esa angustia, ese no poder parar de pensar y analizar el futuro, y por ahí empezar a hacer, o tal vez no sea el hacer el problema, en fin, complicado todo, no??
    Besote Alice!

  • fabiana| 13 marzo, 2014

    Quizás no tiene que ver con el futuro, sino con lo que tenés ganas de hacer ahora. Yo renuncié a mi trabajo en junio pasado. Y entonces me transformé en ama de casa. Estamos más organizados en casa, pero trabajo el doble, para mi no es un trabajo gratificante, y eso me hace pensar en el futuro, y me angustia. Ahora que sé que nos vamos, me siento un poco mejor. Porque sé que voy a estar por un tiempo ocupada aprendiendo cosas nuevas. Pero cuando estemos ya instalados, quiero volver a trabajar. No me preocupa lo que pueda llegar a pasar y es desconocido, lo que me aterra es saber todo lo que va a pasar si sigo así. Tener un trabajo (aunque sea freelance), te proyecta. Tener un proyecto te proyecta. Y no hablo de la cuestión financiera, sino de esa actividad que te permita expresarte, ser vos.

    Un abrazo muy fuerte, y perdón por la catarsis jajaja

  • NORMA| 13 marzo, 2014

    HOLA, dificil es pero no imposible y tu con esa personalidad fuerte que tienes lo lograràs. CARPE-DIEM

  • seelvana| 13 marzo, 2014

    te felicito grossamente por este click, te aplaudo! *clapclapclap*

  • Cheli| 13 marzo, 2014

    Te entiendo, aunque en mi caso es diferente, pero si que siempre estoy preocupada por el futuro.
    Supongo que soy muy controladora, necesito tener las cosas controladas, no se…
    Lo cierto que por mas que te organizes, la vida hace lo que quiere, y te ves totalmente desorganizada y por tanto desesperada.
    Me cuesta muchísimo, pero intento llevarlo lo mejor que puedo, y si, intento disfrutar mas el presente; porque otra cosa que me hizo ver el paso de los años, es todo lo que me he perdido de disfrutar por estar pensando en el futuro; debi ser mas alocada, no se, porque por mas que me esforze, no he logrado casi nada de lo que esperaba….
    Puff, que bajon !!! pero nada, arriba, y a disfrutar lo que se pueda….

    Besos.

  • Salomè| 14 marzo, 2014

    Ay yo soy lo contrario. Debiera dejar el pasado en paz.

  • Marta Sorhobigarat| 14 marzo, 2014

    Alicia es importante hacerse cargo de del momento presente. Vivir el el aquí y el ahora.
    El futuro no llegó; nada sabemos de él, lo podemos planear, proyectar pero no detenernos en él porque aún no está.
    El pasado ya no existe; sí nos puede aportar mucho, pero ya pasó; hay que tomar lo bueno de él dejando de lado lo malo, ya fue.
    Lo único que uno tiene es el presente que hay que vivir y disfrutar a pleno.
    Beso

  • Alicia Seminara| 14 marzo, 2014

    MedioPunto, Ana, Betty, Norma, Seelvana,

    gracias!

    Silvina Zitto,

    es cierto, es muy difícil. Pero creo que la frasecita «just do it» ayuda, eh!! 😀

    Perla,

    es cierto, a medida que pasan los años es cuando menos tenés que pensar en el futuro!

    Ana Astri-OReilly,

    sí, cuesta y vos me entendés tal cual!

    Mara JV,

    sí, por lo menos me dí cuenta… Pero es un trabajo diario!

    Fabiana!

    Qué historia la tuya! Mucha mucha suerte y para nada pidas perdón por la catarsis!

    Cheli,

    sí, claro, eso de querer controlar el futuro es terrible. Besos!

    Salomé

    ves, claro, hay muchas personas que añoran el pasado. Espero que lo puedas superar!

    Marta Sorhobigarat,

    gracias por tus lindas palabras! Lo sé y estoy en esa lucha!! 😀

  • Miguel Sosa| 14 marzo, 2014

    La vida es eso que nos pasa mientras pensamos en otras cosas, dijo John Lennon.

  • Silvi| 14 marzo, 2014

    Hola Alice! Ser conciente de lo que te angustia es el principio de alguna solución.
    Qué gran sacrificio has hecho por tu marido… yo no sé si sería capaz de semejante entrega.
    No esperes más para hacer algo por vos. Cambios mínimos ayudan 😉