A Tiempo Para San Valentín

Yo leo blogs variados y obviamente que de cocina también. Adopto y / o adapto recetas, comparo, cambio algo… A veces sigo la receta tal cual. Y muchos de los blogs sobre cocina que leo son de EEUU. 
Y no porque sean buenas y apetitosas recetas. Para mi gusto, no lo son.
Porque si hay algo que caracteriza a la cocina norteamericana y / o a los blogs y recetarios en papel de ese país, son ciertos detalles que me crispan:
– Cocinar es un sinónimo de abrir paquetes, mezclarlos y meterlos al horno.
– Cocinar es mezclar sin razón ingredientes que distan mucho de ser sabrosos o que se complementen bien en el paladar.
– Cocinar es ponerle peanut butter a todo.
Hay honrosas excepciones, claro, pero son las menos.
Lo que sí me gusta muchísimo de los blogs y libros de recetas americanos y que los diferencia mucho del resto, es el diseño y los colores. Yo suelo comprarme libros o recetarios americanos por eso, por la estética y luego busco en blogs europeos o argentinos una receta digerible pero sigo la estética americana. 
Cuando puedo… y cuando me sale!
Así fue como en este navegar, me topé muchas veces con la Red Velvet Cake y sus muchas variantes y recetas. Me intrigaba el nombre y noté que esta torta no se encontraba frecuentemente en blogs o recetarios británicos.
Gracias a Wikipedia me enteré de su raison d’être, su historia y que gracias a la película Steel Magnolias, tuvo su resurgimiento.

La Red Velvet Cake dio paso a Red Velvet Cookies (o biscuits, en británico), Red Velvet Whoopies…

Justamente, eso quise hacer yo la otra vez, Red Velvet Whoopies y usé colorante rojo pero me salieron de cualquier color menos rojo, entonces seguí investigando…


Claro! Necesitaba esto!

Acá está la madre del borrego!


Me faltaba esta emulsión que sólo se produce en EEUU pero por suerte acá la importan y la tuve que pedir especialmente por correo.

Así que ahora… A cocinar… y a colorear!

Quise comenzar con unas galletitas para San Valentín; una torta me parecía mucho, no sé, cuando yo imagino hacer una torta, imagino también a quién voy a convidar porque tengo grabado en mi chip que si hay una torta es porque hay una celebración y si hay una celebración, tiene que haber gente.
Como quería cocinarlas YA, entonces busqué una receta de Red Velvet  Cookies que pasaré a llamar Red Velvet Biscuits. Es un shortbread, o sea, una masa que sólo lleva manteca y no huevos, como el shortbread  de las galletitas con lavanda.
Manos a la obra!
Me acordé de unos cortantes que compré en (again!) EEUU, la última vez que estuve. (Este es el shopping que hago, elementos para la cocina!)


Un cortante con forma de corazón que tiene una palanquita que se aprieta para abajo.


Porque cuando apretás para abajo, marcás la galletita con algún mensaje.
 

No es divino?


El set de cortantes venía con mensajes y también con letras sueltas para vos crear el tuyo propio y se encastran masssomenosfácil

Pasemos a la receta.

Ingredientes 

(las medidas de taza, cucharada, etc. son las medidas americanas)

1 1/4 taza harina
1/3 taza de azúcar granulada
2 cucharadas de cacao en polvo
1/4  cucharadita de sal
1/2 taza (113gr) de manteca fría cortada en pedacitos.
1 cucharada de la emulsión Red Velvet

Procedimiento

– Prender el horno a 190°C.

– Mezclar la manteca, la harina, azúcar y sal hasta obtener una consistencia arenosa.

– Mientras tanto, aparte, mezclar las dos cucharadas de cacao con la emulsión.

Usé el muy apropiado y americano chocolate Ghirardelli.

Chocolate en polvo y emulsión: Es de una consistencia viscosa.


– Agregar esta mezcla a la anterior y seguir mezclando.

Hasta llegar a esta consistencia.


Sacar del bowl y poner sobre la mesada.


– Con las manos y sumo cuidado juntar, más que amasar, hasta obtener un bollo liso.

El calor de nuestras manos ayudará a que la masa tome forma.


Con amor y cuidado, amasar.

Cortar las galletitas.


Poner en una asadera.


Llevar al horno por unos 15 minutos, empiecen a fijarse a eso de los 10-12 minutos, todo depende de qué tan grandes o pequeñas sean las galles.

Listas!


Como todo shortbread, tiene un aroma rico y no les puedo contar lo deliciosas que son pero cuidado! Porque son adictivas y uno debería comer a lo sumo dos. El shortbread engaña, parece liviano pero no lo es!

Panza llena, corazón contento!
Feliz Día de los Enamorados!

Comentario (13)

  • Gerardo Fontenla| 13 febrero, 2013

    Maravillosas y mononísimas!

  • Mica ♥ Imprimerie| 13 febrero, 2013

    Que lindas!!! Estoy completamente de acuerdo contigo sobre los blogs americanos. Leo muchos (muchísimos) y tengo mis favoritos. Pero siempre intento adaptar la receta para que no resulte tan… «disgusting». Aunque hay ciertas joyas de la pastelería, como David Lebovitz (si leés mi blog, sabés que es mi chef pattisiere favorito), que es americano, pero vive en Paris hace como 15 años, así que puede considerarse parisino.
    En fin, le tengo cosa a los colorantes, porque acá solo se consigue una marca muy berreta, y para lograr un buen color, tenés que agregar una barbaridad, y le deja un gusto espantoso. No más colorante para mi. 100% natural. Hasta que consiga los de Wilton 😛

  • TERE G.| 13 febrero, 2013

    De sabor estarán buenísimas, pero con el colorante no me entra por el ojo, como dicen por aquí. Pero a good job!! 😉

  • Fernanda| 13 febrero, 2013

    que ternura Alice! Son divinas!

  • Emi| 13 febrero, 2013

    Ay que divino ese cortante!! me encanto!!! como te quedaron las manos después de amasar con el colorante rojo? mancha un poco?
    Las cookies de lavanda me parecieron geniales, gracias por compartirla!! 😀

  • Ana O| 13 febrero, 2013

    Divinas. Todo lo que sea red velvet me encanta :0 No conocia esa emulsion. Es verdad que aca en EEUU es todo para la vista. Las veces que me ensarte con recetas yankis!!! jaja!

    Lo de San Valentina te lo debo. No solamente que nosotros no los festejamos, sino que ademas Sean esta en la India. Ahi se nos complica!

  • Andrea Ge| 13 febrero, 2013

    Tienen una pinta barbara !! habra que hacerlas nomas. Gracias por la receta, y tendria que buscar el colorante, lo unico que me falta y principal jaja.
    🙂

  • Anonymous| 13 febrero, 2013

    no hay nada mas comodo que abrir paquetes y mezclar evitando asi el embole supremo de cocinar!!!!!!!!

  • An| 14 febrero, 2013

    Y con qué reemplzamos la emulsión en Argentina??????
    Besos,
    An

  • Maru| 14 febrero, 2013

    Ay Alice me muero muerta con esas galletitas! en EEUU hay alguna tienda especial donde venden este tipo de cortantes? vos donde lo conseguiste?
    besos!

  • Alicia Seminara| 15 febrero, 2013

    Gerar,

    gracias!!

    Mica,

    siii, David Lebovitz, cómo no, me encanta!

    Tere G.,

    ay no te impresiones!!

    Fernanda,

    gracias!

    Emi,

    sabés que no se me mancharon las manos? Gracias a vos por tu comentario tan lind!

    Ana O,

    bueno, todos los días puede ser San Valentín!! 😀

    Andrea Ge,

    gracias y suerte!!

    Anónimo,

    en realidad, cocinar no es un embole lo que puede pasar es que a vos te embola o te aburre porque a lo mejor tenés otros intereses. A mí por ejemplo, todo lo que sea manualidades me encanta pero me aburro enseguida!!

    An,

    tendrías que averiguar cómo podrías reemplazarlo, ir a algunas casas de repostería, probar, googlear…

    Maru,

    no recuerdo dónde fue pero en cualquier shopping grande de USA o por ejemplo, suele haber un negocio de cocina gigante así que por ahí conseguís.

  • Betty| 18 febrero, 2013

    Buenisimas!!!! me encantó el molde con la leyenda!!!!

  • @GonFBA| 19 febrero, 2013

    No pueden ser mas lindas estas cookies!!!