Ya Es Hora, No?

Cuando uno trabaja es esclavo de la rutina, de los horarios, de las órdenes, de las responsabilidades… Se cansa, se agota, sueña con estar un día o dos en casa para descansar, para no hacer nada… Sueña con unos días para uno mismo para irse a algún lado…

Y cuando tenés esos días libres para vos, o sea, cuando dejaste de trabajar para encontrarte a vos misma o para descansar o para parar un poco o para reflexionar, los días pasan lentos y tu visión de la realidad toma otra dimensión.

Tenés otros tipos de urgencias que muchas veces van a contramano de lo que realmente es urgente (Twitter? Blogger? Qué importante se vuelven tus amigos virtuales!)

Porque todas esas estructuras que te contienen mientras trabajás y que ordenan tu vida, de repente no están.

Al principio todo es mucha felicidad pero al poco tiempo empieza a aflorar la frustración porque vos tenés unos horarios y los demás, otros. Vos tenés unas preocupaciones y los demás, otras. Vos tenés otros intereses que se vuelven muy importantes cuando en los demás ocupan una mínima parte de su vida.

Y es entonces cuando sentís que ya es hora de volver al ruedo. De volver a levantarse temprano, de tomar el desayuno, viajar, llegar al trabajo, trabajar, resolver, preocuparse, pensar, razonar, irse, regresar a casa, cocinar, comer y dormir. Y al otro día lo mismo.

Es increíble cómo uno a veces añora aquello que, cuando lo logra, puede llegar a detestar.

Comentario (12)

  • Ana| 10 diciembre, 2012

    Qué bueno Alice!! Algo en particular en mente??

    Justo ayer hablaba de este tema con mi hermana… es profesora de inglés y en el verano no trabaja. Y le decía yo «aprovechá que no tenés que hacer nada», pero claro, yo sigo con mi rutina y ella pasa a la no rutina. Mentalmente para ella es una complicación.

    Pero creo que en definitiva, terminás teniendo otras rutinas, pero rutinas igual: hacer compras, cocinar, acomodar cosas, estar tiempo en la computadora, salir a la calle en otros horarios.

    Creo que de no trabajar, haría cursos que hoy por hoy no puedo hacer por mis horarios y leería incontables cantidad de horas.

    Pero bueno, capaz que de tener disponibilidad terminaría haciendo cualquier otra cosa o me convertiría en una pelota de tanto comer cosas ricas que se me ocurrirían cocinar… qué se yo.

    Good luck!

  • sergio feldmann| 10 diciembre, 2012

    No podrías haberlo escrito mejor, sentimientos totalmente compartidos por mi en este momento, ya lo hemos charlado.. Un beso Ali!

  • @GonFBA| 10 diciembre, 2012

    Que buena tu reflexion Ali y que hayas tomado este break para darte el gusto de manejar tu tiempo.

    Cuantas personas hacen su vida y ponderan el tiempo en lo virtual como si fuera TODO! Lease, los anónimos, ja!

    Besotes y suerte en la busqueda 🙂

  • Silvi| 10 diciembre, 2012

    Mucha suerte en la búsqueda de trabajo!! que salgo algo pronto y lindo sobre todo.
    Yo creo que es re importante el TENER QUE salir de casa. «Mientras más hacés, más hacés».
    Éxitos.

  • Betty| 10 diciembre, 2012

    Trabajo desde los 17 años, todos los días laborables me he levantado a las 7 hs, cuando nació mi primer hijo tuve horarios más flexibles los primeros 3 meses porque no dormía por las noches, al quinto día que nació el segundo ya estaba trabajando normalmente. Comento todo esto porque nunca experimenté el estar sin trabajo y hay veces que lo deseo, pero a la vez pienso que me ocurriría todo lo que vos decís y prefiero seguir laburando!

    De todas maneras siempre somos así… nos parece que lo «otro» es mejor a lo que tenemos…

    Si tenés algún plan, espero que se concrete pronto!

    Besos

  • Verónica M.| 10 diciembre, 2012

    Sí, pienso como vos. Nuestros quehaceres y obligaciones diarias nos acomodan, nos ordenan. Quizás hay cosas que hacemos todos los días que no nos hacen personas más felices pero, en ese caso, habría que rebuscárselas para mirarlo desde otro punto de vista y verle el lado bueno. Sé que no estoy tan cómoda ni contenta en mi trabajo como me gustaría pero también sé que me sentiría muy mal no trabajando y teniendo tanto tiempo por ahí dando vueltas a mi alrededor. A partir de ahora, es oficial: te sigo 🙂

  • Ana O| 10 diciembre, 2012

    Que gran verdad encierra la ultima oracion.
    Yo extrano esa estructura pero por el momento no puedo trabajar (legalmente, claro). Vos que podes, aprovecha!

  • Bandida| 11 diciembre, 2012

    ‘The grass is always green on the other side’
    El pasto es siempre verde del otro lado dice el dicho…naturaleza humana, que le vas a hacer….
    O estamos hasta las bolas de trabajo o no tenemos nada de trabajo, nunca un termino medio, no?

  • TERE G.| 11 diciembre, 2012

    Ese sentimiento debe ser más común de lo que yo pensaba, porque es justamente lo que he pensado, cuando he estado en esas situaciones.
    Los amigos virtuales ayudan en ambos casos, creo.
    Bueno, que tengas suerte y te salga todo como quieres, en esta nueva etapa 🙂

  • Alicia Seminara| 12 diciembre, 2012

    Ana,

    algo tengo en mente… 😉

    Sergio Feldmann, Gonz, Betty, Tere G.,

    gracias!

    Silvi,

    gracias, sí, coincido que es importante salir de casa. Es necesario para la salud mental!!!

    Verónica M.,

    gracias por pasar, comentar y seguirme!!

    Ana O,

    sí, tengo ganas de aprovechar!! 😀

    Bandida,

    tal cual, mejor dicho imposible!

  • Cristina, from Buenos Aires to Paris| 13 diciembre, 2012

    Es tal cual !!! Mas claro imposible!!

  • Ivy| 14 diciembre, 2012

    Yo estoy deseando salir del ruedo por lo menos un mes!!!

    Es más, cuento los años (muchos) que faltan para que me jubile, jajaja

    En fin, mucho éxito en la búsqueda!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: