El Cumple De Ale Y Su Mesa Dulce

 Los anfitriones.

 El lunes Ale cumplió años y lo festejamos en casa con amigos y familia. Como era feriado preferimos festejarlo en casa y con gente querida y charlamos, comimos y nos divertimos muchísimo!

Desde el viernes que yo andaba ansiosa pensando qué cocinar, cómo organizarme, qué adelantar… Porque como el domingo teníamos el evento del Pageant, no sabía a qué hora volvíamos.

Por suerte volvimos a eso de las 6 de la tarde así que me puse manos a la obra aunque el sábado ya había adelantado algo.

El sábado hice un tiramisú con el que se me fue la mano con el cognac para mojar las vainillas. Como no tomo alcohol, no sé medir bien aunque lo mezclé con café. Todos se sorprendieron de la cantidad de alcohol pero ninguno lo dijo en tono de queja! (Me doy cuenta ahora que no le saqué fotos pero es la misma receta del tiramisú que le hice a Sergio para su cumpleaños)

Por las caras, se ve que hizo efecto!

Tuve un problema con una torta que de gusto salió bien pero de aspecto, no. Qué hacer? La corté en pedacitos, la procesé y a las miguitas finas las uní con dulce de leche. Luego con la palita de hacer bochas de helado tomaba porciones a las que las pasaba por chocolate blanco derretido y de ahí a pegarles coco rallado de tres colores, alegóricos al Jubilee: blanco, rojo y azul.

Resultado:

Y tuvieron un éxito bárbaro! A todos les gustó muchísimo!

También hice cupcakes. Estoy medio aburrida de ver cupcakes por todos lados pero no me pude resistir a un set para decorar 24 cupcakes con dos diseños de pirotines e íconos de Inglaterra: un soldado, un colectivo de dos pisos, un taxi y el Big Ben.

Eso sí, con dulce de leche!

Las cupcakes son la receta original y base del Hummingbird Bakery y debo reconocer que es la mejor! Fíjense que los cupcakes salieron bien rasos, como tiene que ser, no tienen que tener un pico para después cortarlos y decorarlos.

Hice otro postre, un blancmange de rosas. Sí! Con un suave y delicado sabor a rosas y decorado con berries para la ocasión:

Estaba muy rico también!

También hice un frangipane de frutillas, el cual no llegamos a comer porque ya estábamos que no dábamos más de comida. Los invitados habían traído salado o sea que ya veníamos cargaditos para cuando puse la mesa dulce.

Se ve bien aunque un «poco» doradito!!!

Y la torta!

Ah siiii!

Un Victoria Sponge relleno de dulce de leche y decorado con otro set muy divertido!

Feliz cumpleaños Ale!

Un Festejo Muy Especial

Ayer fue un día de festejo muy especial, se cumplían 60 años del reinado de Elizabeth II y tenemos fin de semana largo por estos lares, es feriado hasta el martes.

Una de las tantas celebraciones fue este desfile de diferentes barcos llamado Diamond Jubilee Pageant.

La empresa donde trabaja Ale organizó una reunión en la terraza del edificio para aquellos afortunados que ganaron un lugar en un sorteo. Son muchas las personas que trabajan allí y Ale por suerte ganó su lugar y el mío!

No se imaginan la semana pasada los días gloriosos de calor y sol a pleno que tuvimos. Desde el jueves todo empezó a desmejorar pero acá se le pone el pecho a las circunstancias, nada se suspende por lluvia y se sale igual! Menos mal que no me compré un vestido de verano como tenía pensado! Tuve que recurrir a las botas, a las medibachas abrigadas, al piloto… Pero con alegría!

Viajar se viajó como un día normal aunque era raro ver tanta gente en el distrito financiero, un día domingo, sobre todo, ver niños por la zona resultaba extraño!

 
En el subte encontramos caras familiares… 😀
Cuánta gente por todos lados!

Entramos al edificio, nos preguntaron el nombre, nos dieron una pulserita a cada uno y una bandera y fuimos para la terraza.

Lo primero que vimos fue una parrilla.

 
Bien.

 La decoración muy linda pero no invitaba a sentarse a chupar frío.

 Había muy buena vista.

Y mucha seguridad pero para nada intrusa.

Fuimos para adentro, había una especie de quincho y ahí había juegos y animadores para niños además del menú que te podías servir vos mismo.

 Una animadora y más allá una que le pintaba las caritas a los niños.

Tenía hambre y dije que hoy me iba a comer un permitido. Y fui muy permisiva…

 Mini fish and chips y mini pollo rebozado que no se ve.

Y ya era hora de que nos amucháramos para ver pasar los barcos.

Sacamos tantas fotos! Y también filmamos! Les muestro algunas de esta experiencia maravillosa, para mí es algo difícil de explicar ver tantos barcos y botes en el río, verlo tan lleno de vida… Y eso que es un río muy transitado pero creo que lo hermoso fue la alegría que se vivía, los colores y escuchar cómo vivaba la gente cuando pasaban los barcos.

Gente mirando desde los balcones!

Primero pasó este barco que tocaban campanadas.

 Campanas hechas especialmente.

 Detalle.

 Me quedé sin aliento cuando vi todo lo que seguía detrás!

 Más cerca!

 Este barco es el Gloriana.

 Detalle.

 Acá iba una banda tocando en vivo.

 Más barcos lindos.

 Acá se acercaban los barcos que representaban cada país del Commonwealth.

 Se ven las banderas de cada país.

Y ahí se acercaba el Royal Barge, el barco que traía a toda la familia real.

Bien escoltado, por cierto.

Ahí viene…

Todo entero.

Detalle. Proa? Popa? Nunca sé…

Menos mal que mi cámara tiene buen zoom. Si clickean la foto de abajo, van a ver al detalle.

La reina, Philip, Charles y Camila.

Después de este barco pasaron muchos más, con bandas de música, los catamaranes y barcos cruceros que pasean turistas, etc., pero esto que yo pongo aquí resumido es sólo una pequeñísima parte de lo que se vio.

 Otro barco bonito.

Para nuestra sorpresa, cuando terminaron de pasar los barcos más importantes, empezó a llover con todo así que nos fuimos todos para adentro, menos mal que ya habíamos sacado las fotos!

 Adentro.

 Afuera.

Algunos prefirieron quedarse afuera igual pero con Ale vimos que ya la cosa no daba para más, la gente se quedaba para tomar, más que nada, así que decidimos volver a casa y terminar este día único descansando de frío y la lluvia.

A la vuelta le saqué fotos a la gente.

Si quieren ver más fotos súper profesionales y gigantes, pueden hacer click acá.

Les gustó?Acá les dejo un videíto que filmé, son unos pocos segundos pero se ven muy bien algunos barcos.

Contexto

Cuando vivía en Argentina mientras fui chica e incluso cuando ya era grande y profesora de inglés, tenía una visión muy republicana de la monarquía británica: unos individuos muy poco agraciados físicamente (salvo Diana, por supuesto) y una reina malvada que usaba sombreros ridículos.

Una de las cosas que aprendés con el tiempo y la experiencia es que no podés juzgar a las personas de acuerdo a tu historia personal y de acuerdo a tus principios. Imaginate querer juzgar a un pueblo entero.

Eso es lo que aprendés viviendo en otro país o simplemente viajando. Aprendés a respetar al otro, tratás de entenderlo y de entender su contexto. Entonces ves cosas cotidianas que no llegan a los noticieros de tu país.

Y vos acá ves otras cosas: Ves y leés sobre la monarquía desde muchas perspectivas y hay gente que no se lo pasa hablando de la reina y hay gente que es súper fanática y hay gente que se acuerda de la reina cuando hay algún acontecimiento y hay gente que no le va ni le viene.

La reina tendrá mala fama en muchos países (y es entendible que así lo sea) porque representa un pueblo que a lo largo de la historia de la humanidad se ha hecho odiar.

Pero si nos detenemos a meditar sobre lo que significa la reina, ves que es una mujer que representa al pueblo todo pero no al gobierno de turno: no puede dar opiniones personales ni políticas ni sobre ningún tema: hacerlo sería ponerse del lado de una porción de la población y ella representa a todo el país.

La reina es muy respetada, a pesar del 22% de la población que no está de acuerdo con la monarquía y ha sido una mujer que se dedicó por completo a hacer su trabajo que no es sólo firmar papeles y recibir flores: Por ejemplo, todas las semanas se reúne con el Primer Ministro quien la tiene al tanto de lo que sucede en el gobierno y ha vivido recluída desde que su papá fue coronado rey.

No ha tenido una educación formal pero fue preparada para el reinado. Por más que esté rodeada de lujos no puede darse otros que nosotros damos por descontado: de qué vale tener tantas joyas (que no le pertenecen en su totalidad) si no puede ir de shopping o caminar libremente por la calle.

Pero más allá de lo que cada uno pueda pensar sobre la monarquía o de esta reina en particular, por experiencia personal, habiendo vivido gran parte de mi vida en una república democrática como lo es Argentina y en una monarquía parlamentaria como la británica, no digo que un modelo es mejor que el otro: Cada uno es una genuina forma de expresión de la autodeterminación de un pueblo. 

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: