Volver Al Pasado

Hoy volví de Argentina, tras haber pasado allí 14 días exactos. Poco tiempo para acortar tanta distancia pero por lo pronto pude estos días.

Vengo contenta de ver a mi mamá, a mis sobrinos, a mi hermana, a los vecinos, a los amigos, en fin, por suerte esta vez fue una estadía sin sobresaltos.

Pero también fue una estadía distinta con respecto a otras veces porque más que nunca esta vez yo sentí que volví al pasado.

En otras oportunidades lo que me pasaba era que imaginaba cómo hubiera sido mi vida de haberme quedado a vivir allí, según el contexto de ese momento, según cómo estaban las amigas de mi edad, según lo que veía en la tele (sí, podés creer! Porque la tele, sobre todo las propagandas, te muestran la vida cotidiana aunque muchas veces una ideal vida cotidiana, eso sí)

Esta vez mi mente no volaba imaginando lo que hubiera sido sino recordando lo que ha sido. Los disparadores podían ser un ruido en mi casa (el ruido de las patas de la silla, el ruido de la cama cuando me levantaba, el ruido de las puertas que se cierran, etc) y lo que veía (cierto rincón, cierto objeto, cierta persona, cierta calle).

Hay una calle en particular que tiene una cantidad de negocios y de casas de barrio que caminé y cada metro me remitía a cierto episodio en mi vida pasada:

– Acá vivían esos chicos que estudiaban inglés conmigo, con esos dientes tan Kennedy;

– Acá vivía Gustavo, mi compañero de primaria que un día de febrero, mientras hablaba con otros chicos, salió de su casa con un balde lleno de agua y me empapó (De la bronca me metí en el baño de su casa y a los gritos le dije que si no me daba una remera para taparte todo lo que se me «notaba» no salía más. Me alcanzó una y jamás se la devolví!)

– Acá venía a comprar el pan con mami y mi hermana y la panadera, en una época muy mala que pasamos, nos regalaba facturas del día anterior que recalentábamos para nuestra merienda.

– Acá estaba el almacén de los padres de Miriam, donde comprábamos todo, en la época donde no existían tantos supermercados. (Ahora es un kiosco, qué tristeza!)

Y así todo el tiempo. Donde fuera o con quien me encontrara. Fue todo nostalgia.

Pero también hubo mucho descubrimiento. Además de encontrarme con dos de mis compañeras de la secundaria (sorry chicas, me olvidé de sacarnos fotos!) me encontré con dos compañeras de la primaria! Qué flash! Desde 1982 que no las veía! Nos divertimos como si nos hubiésemos visto seguido todos estos años!

Con Marisa, mi compañera de banco de 5to. grado y Laura.

Mirando fotos de la primaria!

Al otro día apareció Claudia, que no pudo llegar a la cita pero buscó mi casa y nos dimos el gusto de sacarnos una foto también!

Con Claudia!

Y como siempre, me encontré con el divino de Gonzalo. Qué sabor a poco, nos hubiese gustado tener más tiempo para charlar pero sólo pude ir al centro ese día.

Gonzalo amoroso.

Sólo salí la segunda semana. Es que la primera fue terrible para mi cuerpecito lleno de invierno. El primer sábado lo pasé en cama, creo que tuve un golpe de calor por la descompostura que tenía y lo débil que me sentía. Menos mal que la semana siguiente el tiempo refrescó.

Así que aquí estoy de vuelta en Londres, en mi ciudad, en mi hogar, con mi marido, con mis cosas, en mi contexto, con mi presente.

Dejé mi pasado y mis queridos seres en Argentina. Me traje el corazón lleno de cariño y amor…

Y es bueno volver.

Comentario (18)

  • Betty| 29 febrero, 2012

    Cuanta emotividad hay en este post…

    Me alegra el reencuentro con estas compañeras y lamento que una vez no coincidamos.

    Besos!

  • Gera| 29 febrero, 2012

    Bienvenida otra vez al otro lado del atlantico. Espero que la hayas pasado muy lindo.
    Gera

  • susymon| 29 febrero, 2012

    Imagino que debe ser muy fuerte cada vez q volvés…a mi me pasa en el mismo país cuando vuelvo desde la Patagonia a mi barrio en capital, al no hacerlo tan seguido la carga emocional se dispara al reencontrarme con mis amigas y la familia.
    Un abrazoooo!!!

  • MPG| 29 febrero, 2012

    No me imagino ese contraste emocional. Yo sigo viviendo donde nací y crecí. Sigo viendo a la misma gente, el mismo clima…

  • Florencia| 29 febrero, 2012

    A pesar de todo lo que extraniamos, es lindo ese sentimiento de «volver a casa» cuando a pesar del dolor de despedirte de toda esa gente que queres tanto, te tomas el avion de regreso. Well come back!

  • Laura| 29 febrero, 2012

    Alicia: me encantó disfrutar esa tarde con vos y Marisa, me apenó mucho lo de Claudia, pero al dia siguiente cundo vi las fotos de ustedes dos me alegré un montón.
    Tenés razón… nos divertimos como si nos hubiésemos visto toda la vida.
    Un beso grande para vos y saludos a tu marido.

  • DANILA| 29 febrero, 2012

    que lindo relato Alice.
    Creo que la vida es donde uno la arma, debe ser dificil volver, pero tambien suma.

    me encanta leerte!
    besote

  • Rodrigo Arano| 29 febrero, 2012

    Cuando llegaste el 14? Yo me fui el 14! hehe quizás nos cruzamos sin saberlo… anyways, y ome cagué de calor también te lo digo así más en criollo.

    Me alegro que hayas pasando lindos días y que todo esté en orden 🙂

  • TERE G.| 29 febrero, 2012

    Que bueno volver al lugar donde está tu familia y amigos, tiene que ser un subidón especial, pero la vuelta al lugar donde uno elige hacer su vida tiene que se especial también, digamos que ahora estás dividida entre dos lugares especiales para ti…

  • Marta Sorhobigarat| 29 febrero, 2012

    Muy tierno tu post Alicia.
    Rememorar el pasado recorriendo lugares de la niñez o juventud trae aparejada una inmensa melancolía…por lo menos eso me sucede a mí.
    Un beso

  • (La vaca)| 29 febrero, 2012

    A mi me encanta volver a uruguay pero no soy muy melancólica. Por lo menos por ahora. Además estoy acostumbrada a tner flia lejos en italia e inglaterra. Y siempre me cuesta volver a suecia por el clima.

    Lo que si me mata es que acá en Suecia hay muchos latinos que no les va muy bien y no pueden volver más que cada tipo 5 años. Muy mal integrados acá además. Gente que demora años en conseguir trabajo. Muy feo.

  • Lola| 1 marzo, 2012

    Qué flash volver a ver a tus compañeras después de treinta años!!!!! Y qué bueno que pareciera que no pasó el tiempo, la verdadera amistad, como dicen.
    Y no me nos importante, qué bueno es que a pesar de haberlo pasado tan bien, uno esté contento de volver.
    Besos

  • Gonzalo| 1 marzo, 2012

    Ali hermosa! Que lindo y sentido post!

    Coincido con la patagonica: dentro de un mismo pais, con otras distancias, ese sentimiento aflora… pero es tan lindo volver al lugar que llamas «casa».

    Besotes miles!

    btw: ayer estrené el tote bag!

  • Mai| 1 marzo, 2012

    Qué lindo post Ali!
    Fue emocionante leerte y sentir las mismas sensaciones.
    Besos

  • Marisa| 1 marzo, 2012

    Yo lamento no haber llegado a verte el dia que te viste con Gonza ! Realmente en tu escritura transmitis esos sentimientos calidos que uno añora encontrar en la gente
    Ahora vos viendo todo desde afuera , como sentis que esta el país ??
    A veces me intriga ver las cosas con otros ojos y los tuyos me parecen mas que fieles !

  • Alicia Seminara| 2 marzo, 2012

    Betty,

    ya se nos va a dar!! Yo no pierdo las esperanzas!

    Gera,

    gracias! La pasé muy bien!

    Susymon,

    por ahora no me impacta emocionalmente como para hacerme sentir triste, me impacta, claro, pero trato de que sea disfrutable. Besos!

    MPG,

    si se disfruta vivir desde siempre con la misma gente en el mismo lugar, pues está tan válido como cuando uno elige cambiar de lugar. Sos muy afortunada de crecer allí en esas condiciones porque ves cómo va evolucionando el lugar.

    Florencia, Mai,

    gracias!

    Laura,

    gracias, amorosa, por ser artífice de este reencuentro!

    Danila,

    gracias amorosa!

    Rod,

    sí, el 14 llegué, bien temprano a la mañana. Vos te agarraste todos los días de calor, por suerte yo sólo una semana!!

    Tere G.,

    es cierto, yo siento que estoy dividida entre dos lugares… pero es llevadero.

    Marta Sorhobigarat, La Vaca,

    sí, pero trato de que la melancolía no sea lo único que me una a mi pasado. Gracias por pasar!

    Lola,

    fue increíble verlas después de 30 años!

    Gonz,

    gracias a vos por estar siempre!

    Marisa,

    yo también me quedé con ganas de conocerte! Otra vez será!

  • pato_l| 2 marzo, 2012

    Que post tan sentido!!!!yo anoche estuve con una amiga que hace 22 años vive en Francia, viene todos los años, pero el año pasado yo estaba de vacaciones y no nos vimos. Lo mejor es cómo empezas a charlar de todo ( lo importante o lo frivolo), como si hiciera una semana que no te ves.

  • tia elsa| 3 marzo, 2012

    Londres seguramente es tu lugar en el mundo y Argentina el de tus afectos de tus recuerdos, pero en tu presente está Ale y la linda vida que tienen juntos. Disfrutala y a la nostalgia o a los recuerdos dejalos a un costado y los volvés a tomar cuando recorras las callecitas de tu barrio. Me encantó este post, si muy sentido. Besos tía Elsa.