Tu Amigo Fiel

Algo que me llamó la atención desde un principio cuando vine a vivir a Londres fue encontrarme con perros en lugares a los que no estaba acostumbrada a encontrarlos: en el colectivo, el subte, el pub…

Hay pubs donde no se pueden entrar con perros salvo aquellos que sean perros-guía. Pero en la mayoría se puede. En los shoppings son permitidos los perros-guía únicamente.

Me pone un poco incómoda cuando veo los perros sentados en el piso del colectivo, por ejemplo. No los trasladan en esas valijas típicas, entran con correa y caminando. Y me incomoda verlos porque, para mí, el perro sufre.

Una vez escuché decir a un veterinario que los perros sacan la cabeza por afuera del auto porque se marean o descomponen.

Y me pasó en un par de oportunidades, estando viajando en colectivo, ver a perritos quejarse o aullar un poquito y luego descomponerse.

Generalmente, se echan y quedan con su cabecita sobre sus patitas y una expresión de tristeza en los ojos. Me parece cruel.

Hace unas semanas, vimos estos dos cachos de perro en el subte.


Esto ya me parece anti higiénico. Un asco. Menos mal que estaba bien lejos de olerles el aliento.

Y no sé si será muy seguro para los perros ya que estaba todo el mundo tocándolos y menos mal que eran mansos. Pero creo que semejantes animales tendrían que tener bozal.

Soy muy paranoica con respecto a los perros grandes. Soy de la idea de que el dueño le tiene que poner bozal a su perro así lo saque solamente a hacer sus necesidades. «Ay, pero es re bueno, no hace nada!» A vos no te hace nada! Qué sabés si el perro no olfatea que le tengo miedo (Ah, sí, por qué? No puedo no tenerle miedo a un perro? ) y me ataca? O se asusta él y me ataca?

Por lo pronto, la nariz fría de un perro humedeciéndome los pies o husmeando mi generoso derrière no me causa ninguna gracia. Tocar un perro tampoco al menos que sepa que está recién bañado.

Sin embargo, antes yo no era así. A mí me encantaban los perros. Pero desde que tengo gata estable, hace 18 años, me desacostumbré a ellos.

De todas formas, más allá de lo que piense con respecto a los canes, me cayó simpático encontrarme lo siguiente a la entrada de un pub:

Un canastito con una toalla húmeda para limpiarle las patitas a tu perro antes de entrar.

Comentario (9)

  • Betty| 27 febrero, 2012

    Como me gustan los perros no me molestan… pero tal vez tengas razón y no sea muy higienico que se trasladen en transporte público.

    Besos!

  • FlorA (enotrocanal)| 27 febrero, 2012

    ahhh nooo la toallita es lo más!!!

    Apta para obsesivos!

    Los perros y los gatos no tienen comparación. Ni mejores ni peores, no se comparan.

    Yo tuve ambos, y ambos son geniales a su manera!

    Besos

  • Lola| 27 febrero, 2012

    Es que una vez que te acostumbrás a un gato, todos los demás animales te parecen sucios!
    A mi me gustan los perros y no me molestaría que viajaran en trasporte público en cajita o con correa y bozal (en eso coincido plenamente)… entiendo que haya gente que le molestan los animales, pero tambien es muy dificil moverse por la ciudad con un animal si uno no tuviera su propio auto (teoricamente la misma norma que rige para colectivos, trenes y subtes debería regir para taxis y remises tambien)
    Por otro lado pienso que si bien está mal discriminar (y lo sostengo) pero la mayoría de las veces, los perros con dueño están mucho más limpios y controlados que muchos humanos… o acaso a alguien lo bajan del subte por tener piojos o bronquitis?
    Si el perro está limpio y vacunado (y con bozal y correa!) es menos peligroso que otras personas!

    Besos!

  • Marta Sorhobigarat| 28 febrero, 2012

    A mi me gustan mucho los perros y los gatos y no me molesta encontrarlos en un transporte público. Por acá, en Buenos Aires, recién ahora ciertos hoteles, y confiterías aceptan el ingreso de mascotas.Yo vivo en Lomas de Zamora y a veces voy a tomar un café con Milo(mi caniche), que se banca un un rato tranquilo en mi regazo. Por supuesto que nos sentamos en las mesas de afuera.
    Además del caniche tengo una perra que se llama Lady (puro perro) y una gata llamada Violeta.Todos conviven pacíficamente.
    Con el caniche viajé en transporte público. Se estresa, el traquetear del tren de la linea Roca lo pone nervioso y después de un rato se queja. Así que solo lo llevo de conmigo cuando es absolutamente necesario.
    Lo que dice Lola es verdad muchas veces los viajeros humanos son menos limpios que los canes.
    Un beso

  • Anonymous| 28 febrero, 2012

    Acà en Suiza es lo mismo y tambien me sorprendiò. El colectivo que tomo para ir a trabajar no es tan grande, imaginate lleno de gente y encima con perros adentro…
    En el centro comercial cerca de casa hay un cartel que no pueden entrar pero la gente no siempre hace caso y nadie les dice nada.
    los perros me gustan mucho pero cada uno en su lugar…
    besos
    Maria Andrea

  • Pity| 28 febrero, 2012

    ya sabes que yo soy de perros aunque adoro a mi gato, y me molesta muchisimo mas el aliento a alcochol de algunos pasajeros del transporte publico que el olor a perro, pero entiendo lo que dices al verlos sufriendo ahi encerrados. xxx

  • Florencia| 29 febrero, 2012

    Mira, yo amo los perros con toda mi alma, toda mi vida tuve perro y ahora estoy desesperada para que llegue el dia en que podamos tener uno, pero aun asi, me molesta cuando llevan a los perros sueltos o sin vosal y los dejan acercarse a los chicos, y te dicen «es bueno, es bueno» y a mi que me importa si es bueno si mi hijo/a le tiene miedo igual! y lo mismo te puede pasar a vos o a cualquier otro. Y aunque no me molesta ver a los perros en el bus, me ha pasado de tener un perro al lado del cochecito de mi hija con un olor asqueroso y ese aliento horrible de un perro viejo y mal alimentado, y estuve a punto de bajarme! Me parecio bastante desconsiderado exponer a todos los demas a eso por parte de su duenio, pero si hay que ser honestas, tambien hay cada ser humano que no deberia subir al bus! jajajaaj

  • V Oga| 1 marzo, 2012

    Hola Alice

    En Londres no recuerdo haber visto, pero en París sí. Me llamó la atención que viajaban con soberanos mastodontes caninos en el metro, pero con bozal (según me dijeron, está determinado por ley).
    No me había puesto a pensar que podrían estar sufriendo, me da pena. Yo directamente no tengo mascotas. Cuando tenga una casa con patio será otra cosa para el animal.

    Besos!
    V.

  • pato_l| 2 marzo, 2012

    Me parece barbaro que la gente comparta su vida con sus mascotas, pero en los espacios publicos ( plaza, playa )no me gusta compartir el lugar con animales. En los negocios, no me gustan para nada, menos si venden alimentos!!! Cada vez es más comun, en lugares turisticos cada vez hay mas hoteles o apparts que los aceptan. me gusta que lo aclaren, así yo busco en otro lado. En el transporte publico. no me gustaria nada.

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: