Lo Probás… No Parás!

Yo soy dulcera de ley. Me puede todo lo dulce: cuando tengo una comida, dejo lugar para el postre: mousses, postres, tortas….

Pero claro, eso generalmente lo dejo para cuando salimos a comer afuera. En casa yo termino de comer y sigo con una fruta y si ese día no tengo fruta, generalmente «robo» un sorbito de Coca light del vaso de Ale. Con eso para mí es suficiente.

El chocolate ya no es mi adicción porque después de haber trabajado en la bombonería, conocí y probé chocolates de buena calidad y el chocolate que es bueno no es adictivo. PERO cuando tienen almendras… no sé resistirme.

El españolísimo chocolate Valor, semi amargo con almendras es LO MÁS! No quiero otro!

No como golosinas diariamente pero hay días («esos» días) en que siento que el organismo me pide dulce y casi sin límites. Son un par de días en que no puedo parar de comer cosas dulces, sobre todo a la tarde y a la noche, después de cenar.

Sin embargo, aquí la mayoría de las golosinas no son muy tentadoras, al menos para mí. Una vez vi en un negocio de acá que se promocionaban unos caramelos que al principio cuando los probás son dulces pero el gusto va cambiando hasta tornarse agrio o amargo. Da para pensar que el que hace esos caramelos odia a los niños!

Por ejemplo, hay unas gomitas de la marca Haribo, la variedad wine gums… puaj!

Feas! Tuve que tirar el paquete!

Otra cosa horrible que hay acá es el liquorice. La primera vez que vine a Inglaterra, toda emocionada yo, una de las primeras cosas que compré fue esta golosina británica.

No pude comer ni la mitad de uno!

Guardé el resto en la caja y la llevé para Argentina y sorprendentemente a mis viejos les encantó!

Las únicas golosinas de acá que pueden contra mi voluntad, son:

El Kit Kat de chocolate semi amargo. Me calma enseguida. Es que el chocolate no es tan «wow».

Estos caramelos de leche son duros. Y los muerrrrrrrrdo hasta bajarme el paquete entero!

Y ya está! Para mí no hay más!

Con respecto a las golosinas de Argentina, mi debilidad son los caramelos.

Los Butter Toffee, de leche solamente o rellenos con chocolate…

Se me pegan a los dientes pero no me importa!

Los Sugus. Todos me gustan, sean del sabor que sean.

Y los confites Sugus!

Y los Palitos de la Selva! Soy peligrosa al lado de una caja de 10, de 20 o de 100!

De lo que sí perdí la «adicción» fue al alfajor. No los extraño y ni siquiera los como cuando voy a Argentina, ni pido que me traigan. Lo mismo me pasa con el dulce de leche.

Y en tu caso, los dulces también son tu debilidad? Qué es aquello que probás y no parás?

Comentario (14)

  • Almadevalija| 14 diciembre, 2011

    Alicia, la única golosina que me puede, me pierde y me envicia es el chocolate en estas 3 variedades: blanco, con leche y con almendras. Siempre tengo alguno acovachado, por si acaso acontece una emergencia…jajaja!

  • Marcela| 14 diciembre, 2011

    Mi perdicion de las golosinas son los caramelos gomitas chicas, de Arcor, me hice una panzada en Argentina. Tambien me pasó como a vos, que le perdí el gusto a los alfajores y al dulce de leche, es mas, traje para regalo pero ninguno para mí porque a esta altura me empalagan…de no creer!
    A mi me gusta el chocolate amargo (BIEN amargo, 75% minimo) y me encanta uno de Lindt con chili peppers.
    Lo que sí extraño, extraño con mayusculas (pero es de panaderia, no de kiosco), son los criollitos cordobeses!!!!
    Un abrazo

  • Cheli| 14 diciembre, 2011

    Yo soy un peligro al lado de cualquier chocolate (es verdad que he probado alguno que no me ha gustado), y si que cuando consigo alfajores hasta que no termino el ultimo no paro, nunca falta dulce de leche en casa, aunque no es del «nuestro» no es tan bueno, pero igual….los sugus y los palitos de la selva!!!!! por favor!!!! no puedo parar.
    Es algo de lo que todo el mundo se sorprende, no puedo tener golosinas guardadas, imposible para mi……soy muy debil!!

    Un beso.

  • Mai| 14 diciembre, 2011

    Ali, acà también van todos locos por la liquirizia y para mi es puajjjj asquerosa, son los caramelos media hora! jajajja

    De los dulces argentinos, ademas de los sugus (caramelos y confites) y los palitos de la selva, adoro la Rodhesia!

    Besos

  • Gonzalo| 14 diciembre, 2011

    Bella,

    el chocolate en todas sus formas – ojo, no tanto el blanco. Con almendras, me pierdo! lo AMO!

    De las golosinas de todos dias, los Flynn Puff, los caramelos con gusto a chicle! Me como la bolsa!

    Beso linda!

  • TAMIA COU| 14 diciembre, 2011

    Bueno, todo un tema el de los dulces!!! jajaja a mi la liquirizzia/liquorice/regaliz (como quieras llamarla) me encanta!! pero sin toda esca cosa colorinche que tiene alrededor en tu foto, lo negro, solo eso, es buenisimo. En Italia la venden muy rica 🙂
    Sí, en UK los dulces/caramelos, dejan mucho que desear, creo que cómo los argentinos no hay en ningún lado
    Los palitos de la selva son mi debilidad grrrr se me hace agua la boca y otra cosa que me encanta es el Flynn-Paff ohhhh que grande! Creo que ya no lo venden más 🙁
    Los alfajores sí, pero solo los de maizena.
    Y ahora basta, que este tema da para mucho jajajja
    xoxo

  • (La vaca)| 14 diciembre, 2011

    Yo soy adicta seria al helado, sobre todo Ben&Jerry’s. Comemos heldado tipo 4-5 días a la semana.

    Dulce de leche como solo Fauchon (francés) o Lapataia (uruguayo). Lo como solo y a veces el frasco entero de una vez. Los chicos, de tipo 350 gramos. Quedo tan llena que me salteo un par de comidas. Otra cosa que por suerte no hay acá son turrones españoles.

    De kiosko solo como Snickers. Esas cosas de goma también hay acá, y liquorice, asco total!!

  • Prima Humberta| 14 diciembre, 2011

    Yo soy de los caramalos Ali y no tengo control! Puedo cpomer una bolsa entera de sugus en un ratito. La semana pasada me comí 3 cajas de sugus confitados en 4 dÍas.
    Ahora estoy a dieta de lo mal que me siento por tanto atracÓn!

  • Montse| 15 diciembre, 2011

    Yo soy muy golosa y me gustan muchas cosas, pero en éstas fechas se venden unos dulces que se llaman frutas de Aragón. Van envueltas como los caramelos y es un trozo de fruta escarchada bañada en chocolate.
    Ya llevo un mes comiendolas y hasta que no terminen las Navidades no paro.

  • Lola| 15 diciembre, 2011

    Un vicio real dulce mío no es sólido sino más bien líquido: las gaseosas. Y no light, lamentablemente. En general puedo resistir mucho mejor la tentación de un chocolate que la de tomar una gaseosa.
    En invierno me tientan mucho los chocolates y en verano los helados, muero por los helados (en general de heladerías buenas como Freddo, Persicco, Volta; pero también los kiosco, tipo frigor)
    Adoro el kit kat, de hecho cuando alguien viaja le encargo, o mejor dicho a esta altura ya saben que pueden (deben) traerme. Espero cosechar algunos estos días.
    Los caramelos no me llaman demasiado, sí la vuelven loca a MC, especialmente los confitados, pero son bastante malos para los dientes, así que tenemos la regla que sólo se comen en el cine (tampoco vamos tanto)

    Besos!

  • Micaela| 15 diciembre, 2011

    Ahhh chocolate… Mi PERDICIÓN. Pero soy muy selectiva. Tiene que ser de calidad. Es un gusto por el que no me importa pagar. Hasta el Águila ya me cansó. No me gusta el Milka, por ejemplo, a menos que tenga avellanas. Pero en lo general, el chocolate con leche me resulta soso. Y AMO la leche. Pero mi choco tiene que ser, mientras menos refinado, mejor. Bien puro. Mas cacao! Lamentablemente, no he tenido oportunidad de comer chocolates europeos, pero hay uno acá, Salgado se llama, que es SUPER rico(lo venden en Natural Deli). Sale como $25 la tableta jajajja pero es mortal. Y las galletitas. CUALQUIERA. Hasta las manón. Si es de paquete o casera, no le hago asco a nada!!! Los caramelos en general me llegan directo al estómago y me lo hacen reventar. No se por qué. Aunque los palitos de la selva son LO MAS!
    Bueno, me extendí mucho jajaja

    Besos, Alice, me encantan tus consignas!

  • Antonio Saz| 15 diciembre, 2011

    Alicia, te voy a dar un poco de envidia….

    Cuando era niño mi padre tenía un enooooorme almacén de distribución de alimentación…. era tan grande que se podía ir en bicicleta por las «calles» de columnas en las que se apilaban los diferentes productos….

    Una de esas zonas era de cobertura de chocolate «Valor», para pasteleros…. enormes piezas de chocolate negro, con leche y blanco, del grosor de un brazo…. yo, con un martillo, les pegaba golpes y me llevaba auténticas rocas de chocolate para toda la tarde…. también estaba el «baño» en lentejas, la cata prohibida de quesos… pero como el chocolate no había nada….

    qué recuerdos

  • Alicia Seminara| 16 diciembre, 2011

    Almadevalija,

    el chocolate blanco me encanta!

    Marcela,

    a mí las gomitas mucho no me copan. Tengo que estar muy atacada para probarlas!

    Cheli,

    yo lo único que tengo guardado es chocolate que voy comiendo de a poco. Golosinas no guardo nunca porque no compro. Y si compro, las como en ese instante!

    Mai,

    la rodhesia no me llama, pero si me convidás, acepto 😀

    Gonz, Tamia,

    no conozco esa golosina. Es nueva?

    La Vaca,

    el snickers no me gusta. Una vez lo comí y me cayó pesado.

    Prima Humberta,

    ves, eso es lo malo de los caramelos, comés sin control y te das cuenta que no es nuevo cuando no das más! Mejorate pronto!

    Montse,

    uh… esas frutas de Aragón suenan bien tentadoras!!!

    Lola,

    no, a mí las gaseosas no me llenan ni me llaman porque no me calman la sed pero sí es una buena alternativa para cuando te morís comer algo dulce: tomás una coca light que tiene 1 caloría y vas zafando…

    Micaela,

    creo que esa marca de chocolate la vi cuando fui a Argentina, la voy a probar. Gracias por tu comentario!

    Antonio,

    un poco no, TODA la envidia! Qué delicia y qué suerte tener tanto chocolate Valor alrededor!

  • Ann| 18 diciembre, 2011

    SKITTLES!!!!!

    Jajaja, perdón, lo tenía que decir.

    De verdad, me cuesta mucho resistirme a cualquier cosa dulce, por eso prefiero no tener demasiado en casa…

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: