Galletitas De Amor Y Paz


En mi trabajo por suerte todos nos llevamos bien. Nos ayudamos y nos damos apoyo moral cuando las responsabilidades son muchas y se nos vienen encima. A veces chocamos, a veces nos quedamos callados pero siempre nos hablamos con el corazón.

Hablarse con el corazón no necesariamente significa que de nuestras bocas salgan palabras amorosas. Somos honestos hasta la médula, aunque dependiendo de cómo te sientas o se sienta el otro, la honestidad pasa de ser honestidad brutal a honestidad bruta.

Es tan así.

Hay una chica que es yo hace 10 años, no sólo porque le llevo 10 años sino porque me hace acordar a mí en esa edad, nuestras vidas se parecen en pequeñas cosas, en aventuras, formas de pensar, en pequeños detalles. Y también somos honestas brutas.

Cuando se da que chocamos, o una o la otra se calla y más tarde se charla francamente. Y se pasa otro día.

Ayer fue un día de nervios y tensión laboral, no muy distinto de otros que hemos tenido, pero ayer hubo un choque. Antes de irnos, charlamos y nos dijimos qué nos pasó y lo que cada una pensaba y nos despedimos cordialmente.

Sin embargo, debo reconocer que la honesta bruta fui yo. Así que al salir del trabajo, di unas vueltas, y llegué a casa con la decisión de decir «I’m sorry».

Y yo te lo digo con comida.

Estas galletitas son lo más fácil y rápido de hacer, lo puede hacer hasta un niño y son deliciosas cuando se enfrían.

Te sacan de apuros si te cae alguien y les querés hacer algo casero. Si vienen niños, con unos cortantes infantiles quedás súper bien.

(En qué década vivo?! Quién le regala galletitas a los chicos ahora? Quién se pone a hornear galletitas si llega gente inesperadamente?!?!?)

En fin, los ingredientes son pocos y aquí va la receta que saqué de un libro de Gordon Ramsay, de la sección cuando se pone a cocinar con sus hijos:

Ingredientes

125g de manteca blanda

125g de azúcar

1 huevo batido

250g de harina

Procedimiento

– Mezclar la manteca y el azúcar hasta formar una crema.

– Agregar el huevo y mezclar bien.

– Agregar de a poco el harina.

– Enseguida se forma una masa y dejarla descansar en la heladera por media hora o un poquito más.

– Prender el horno a 180 grados.

– Cuando la saquen de la heladera, sobre un poco de harina esparcida, estírenla con palote, unos 5mm de espesor. No la amasen nuevamente porque al tener mucha manteca, la masa en contacto con las manos, se ablanda.

– Cortar las galletitas con la forma que quieran. A mí me salieron como 38!

– Llevar al horno por unos 10-15 minutos.

Enmantecar o enharinar la fuente o poner algo para que no se peguen.

– Dejar enfríar y decorar.

Se enfrían rápido porque son finitas.

Yo mezclé unas 8 cucharadas al ras de azúcar impalpable con gotitas de limón (fui agregando todo a ojo) y le agregué colorante rojo.

Me quedó rosa.
Placer total decorar con boquillas Wilton!

Las galles quedan riquísimas con la decoración con gustito a limón. Buen contraste!

I’m sorry!

Comentario (23)

  • Fer| 3 noviembre, 2011

    Divinas! Me gusta hacer galletitas, es como algo muy antiguo pero muy cálido y reconfortante. Yo no las hago mucho, porque después me las como y ese es un problema. Pero voy a imlementarlas como regalo.
    Besos y beun juees!

  • Cheli| 3 noviembre, 2011

    A mi me encanta, sera que soy de otra epoca, no se, siempre me gusto hacer algo dulce «para la tarde» casero…
    Tienen muy buena pinta las galletitas.
    Besos.

  • ceci| 3 noviembre, 2011

    Ay Aliiiii sos una tierna!!! Qué lindo lindo que digas lo que sentís con una bolsa d egalletitas! Vivimos en el mismo planeta! Me sentí TAN identificada. Yo horneé galles navideñas hasta para el hijito de mi analista. A un amigo para el cumple le hice una canasta con 8 tipos distintos de galletitas caseras y así! Como bien decía Anita PAscal en Stranger than fiction: a quién no le gusta una cookie? Nadie puede resistirse al amor puestas en ellas. Aplaudo tu gesto. Esas cosas hacen más lindo el mundo!

  • La Pé| 3 noviembre, 2011

    Todavía no conocí a nadie que no quede encantado con cookies de regalo. Yo las hice para un día del amigo y hasta me surgió un negocio con eso!
    Te quedaron preciosas!!

  • Lucila| 3 noviembre, 2011

    Que linda tu actitud, está re bueno ser sincero y también reconocer cuando nso equivocamos.
    Beso

  • Lucila| 3 noviembre, 2011

    Que linda tu actitud, está re bueno ser sincero y también reconocer cuando nso equivocamos.
    Beso

  • Mariana| 3 noviembre, 2011

    Me dieron ganas de probarlas con un rico té con limón y regalárselas a unas amiguitas.
    Lo intentaré! Saludos!

  • ☯ ce| 3 noviembre, 2011

    Qué bello gesto! Yo siempre fui más de las reconciliaciones artísticas, dibujos, poemas me ayudan bastante en situaciones así.
    Pero esas galletitas endulzan el estómago y el corazón!

  • Lola| 4 noviembre, 2011

    No sé si te felicito más por las galle o por el gesto! Super elogiable todo, no sé si sería capaz, ni de una cosa ni de la otra.
    Bien por vos! Y justo que me agarrás en un momento laboral muy complicado… aunque yo ando de malas con la gerente, no me ando con chiquitas yo!
    Besos

  • Whippe| 4 noviembre, 2011

    Adoro este tipo de galletitas y me parece un detalle precioso Alicia. Un gesto vale más que mil palabras.

    Violet

  • Pity| 4 noviembre, 2011

    yo quiero que choquemos si luego me traes estas galletitas! besitos

  • Betty| 4 noviembre, 2011

    Debe haberse sentido muy feliz, por el gesto y las galletitas!!!
    Besos

  • Marisa| 4 noviembre, 2011

    Que hermoso gesto Ali te cuento que yo hace un año tuve una decepcion muy grande por un mal gesto de un amigo de toda la vida y ahora hace pocos dias decidi hacer a un lado el resentimiento y hacer borron y cuenta nueva y la sensacion es impagable , el sentirte que superas tu enojo y seguis adelante es simplemente un paso muy grande en la eterna batalla contra nuestro ego desatado !

  • Natalia Alabel| 4 noviembre, 2011

    Me regalaron una batidora, la voy a estrenar con esta receta. Batir azúcar y manteca a mano siempre me dio mucha fiaca!

  • Jo| 4 noviembre, 2011

    ay a mi me cuesta tanto decir lo siento y es que soy muy orgullosa pero busno si lo tengo que decir lo digo lo que pasa es que por ejemplo si es porque discuto con mi marido como por lo general tengo razon pues nunca me tengo que disculpar jajajaja el como muy buen ingles le sale el «I’m sorry» demasiado facil yo sin embargo le digo que si no lo siento no lo digo 😉

    Besitos

  • Gonzalo| 4 noviembre, 2011

    Hermosa, hoy hace un año que viaje para alla y vos colgas estas galletitas que me dan mas amor!

    Besotes miles y me encanta la idea de expresar los feeling con la comida.

  • Prima Humberta| 5 noviembre, 2011

    Sos tan especial Ali! me encanta este gesto. Y nadie regala galletitas hoy en día u hornea por que llegan las visitas. Por eso sos tan especial y única.

    Abrazo inmenso!

    J

  • Pilar| 5 noviembre, 2011

    Alicia, hace mucho tiempo que no pasaba por tu blog! Espero que estés bien ☺

    Esas cookies se ven divinas y riquísimas♥

    Saludos,
    Pilar

    http://pilar-delamode.blogspot.com

  • tia elsa| 5 noviembre, 2011

    Vamos a jugar a que nos peleamos o discutimos, vos te arrepentis, venis a Buenos Aires y me traes los corazones, dale? Besotes tía Elsa.

  • Ann| 7 noviembre, 2011

    No sé en qué década vivís, pero sos grosa!! No cambies Alice, la gente debe estar encantada de tenerte en su vida!

    Contanos cómo recibió las galles!

    Beso

  • (La vaca)| 7 noviembre, 2011

    Jaja, acá en Suecia es re común hacer galletitas, tortas, etc. Dos por tres alguien trae al trabajo, aunque nunca después de choques porque acá nadie pelea. Muy mal visto mostrar enojo…

  • Alicia Seminara| 11 noviembre, 2011

    Fer,

    siempre que hago es para regalar porque si no también me las como todas!

    Cheli,

    gracias! Para las tardes de lluvia, no?

    Ceci, La Pé,

    ah bien, entonces no soy tan antigua! 😀

    Lucila, Lola, Whippe, Ann,

    gracias!

    Mariana,

    con un tecito, qué rico! Aunque yo le pondría leche en vez de limón.

    Ce,

    todo entra por el estómago! 😀

    Pity,

    me encantó tu comentario!

    Betty,

    siiiiii, como es grandota, me levantó y me dio una vuelta que me mareó! 😀

    Marisa,

    uh, es que cuando se da con alguien que conocés de toda la vida, me parece que es más difícil, no? Creo que se necesitan galletitas y algo más!

    Natalia Alabel,

    casi que ni necesitás batidora, eh. A mano se hace más rápido!

    Jo,

    el «I’m sorry» está tan internalizado aquí que, es cierto, no cuesta tanto como decir «perdón» o » lo siento».

    Gonzalo,

    ya un año!?!? Vení y te las horneo!

    Juli,

    no me hagás poner colorada, exagerada! 😀

    Pilar,

    gracias por tu comentario!

    Tía Elsa,

    siiiii, muchos corazones!

    La Vaca,

    y sí, los sajones no entienden la sangre latina que nos domina!

  • Mariana| 17 noviembre, 2013

    que bueno esto!una masa facil para ahora en las navidades y los hijos en casa queriendo cocinar!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: