Bizcochuelo Goma Espuma

Gigante! Y con sólo 3 ingredientes!

Otras veces he escrito sobre esto, pero lo repito porque el público se renueva: mi mamá siempre hizo tortas y otros ítems de pastelería y les hacía las tortas de cumpleaños a mis primos también. Si íbamos de visita y no le habían pedido nada, ella igual siempre llevaba algo: pastelitos, tarta de manzanas, alfajorcitos de maizena….

Recuerdo verla cómo elaboraba todo, cómo se organizaba… Recuerdo verla nada más, porque mi mamá es una leona guardiana de su cocina, no te dejaba ni acercarte, se ponía nerviosa si intentabas ayudarla o querías colaborar.

Su reino era su cocina y ahí mandaba ella. Aún así ahora, cuando voy, a regañadientes me deja que cocine, pero ahora me da permiso porque ya somos grandes las dos y ella ya no tiene tantas ganas como antes, la dejo que mire tele mientras yo hago algo. (Cómo se invierten los roles con los años!)

Mami no tuvo una batidora hasta que fuimos grandes y recuerdo que hacía todo, hasta los bizcochuelos, batiendo a mano! Las claras a nieve, no es imaginan, quedaban nieve de verdad y mi mamá colorada de cansancio pero todo salía perfecto.

Los años han pasado y como recordarán, para mi cumple me regalé una Kenwood que adoro. Y creo que, en mi caso, es el secreto para que me haya salido este bizcochuelo espectacular.

Pero un secreto universal (aunque no tan secreto) es que uno de los ingredientes más importantes en un bizcochuelo es el aire: aire que se incorpora al batir los huevos con el azúcar, aire que se incorpora al tamizar la harina dos veces.

Otra cosa importante es que el horno tiene que estar a una temperatura de 180 grados y tiene que prenderse al momento de empezar con el mise en place.

Y más importante todavía: no abrirlo hasta antes de unos 25 minutos para chequear el bizcochuelo. La experiencia y el ojo te ayudan a saber cuándo, pero mínimo esperá 25-30 minutos.

Qué delicia este bizcochuelo con gustito a huevo y la consistencia de goma espuma! Qué lástima que no lo filmé cuando lo cortaba, les aseguro que al hundir el cuchillo y cortar una porción, el bizcochuelo se aplastaba y volvía, como un resorte, a su tamaño original cuando ponía la porción en el plato.

Lo mejor es que esta maravilla culinaria lleva tres ingredientes (además del aire, claro):

6 huevos

175 gramos de azúcar finita (no impalpable)

175 gramos de harina común (no leudante)


Procedimiento

– Tamizar la harina.

– Batir los 6 huevos y cuando empiece a hacer espumita a los costados, agregar el azúcar en forma de lluvia.

– Dejar batir y verán cómo aumenta de volumen, tiene que quedar una crema aireada, blanca, hasta alcanzar el punto letra o cinta, como se dice acá (ribbon stage), cuando levantás el batidor y la crema cae como si fuera una cinta.

Acá se ve cómo fue evolucionando el batido.

– Sacás el recipiente del batidor y le agregás de a poco, la harina tamizándola otra vez sobre la mezcla. Mezclar con cuidado y amor, de forma envolvente.

– Volcar en un molde enmantecado y enharinado y al horno.

El molde que usé tiene 20 cm de diámetro y 10 de alto y el bizcochuelo se elevó hasta el borde!

Comentario (23)

  • Anne| 10 noviembre, 2011

    Alicia:
    Primero no puedo evitar decirte , que sos la «Mirta Legrand del blog», con tu frase, «el publico se renueva», . .. . precioso tu bizcochuelo. . . . . . . . y que ganas de comerlo, con un rico te. .. siempre bueno tu blog. . .

  • Lucila| 10 noviembre, 2011

    Por Dios…. me quedará asi? Que buena pinta… Vainilla no le ponés o limón o algo?? Lo voy a intentar.

  • renata| 10 noviembre, 2011

    con una batidora de mano decís que queda? yo me regalé esa, por ahora es lo que hay!

  • Cheli| 10 noviembre, 2011

    Que pinta!!! y seguro que sabrosisimo!!!
    Me hiciste reir, porque mi madre siempre hizo lo mismo que la tuya: no me dejaba entrar a la cocina !!! que risa, yo digo que por eso no tengo la mano de ella.
    Un beso.

  • Rosa| 10 noviembre, 2011

    Impresionante ese bizcochuelo. Me ha sorprendido lo perfecto de su forma cilíndrica, algo dificil de conseguir en el mundo de los bizcochos, además tiene una pinta buenísima, pareciera que esta diciendo, «mójame en tu café con leche y cómeme» Mi mas sincera enhorabuena. Un abrazo.

  • ceci| 10 noviembre, 2011

    Esta receta e slo máaaaaaaaaaaaas! azucar huevos y harina y te queda ese bellezor? La tengo que intentar!

  • Marisa| 10 noviembre, 2011

    Me encantan esos recuerdos de familia , el otro dia mi mama me hizo un librito con todas mis fotos de chiquita y hay una foto mia haciendo mi primer torta , apenas llego a la mesada tenia 8 años !!
    Si queres te la mando por mail para que te rias un poco !
    No voy a hablar sobre el bizcochuelo porque estoy a dieta y estoy teniendo sentimientos impuros !

  • Almadevalija| 10 noviembre, 2011

    Mmmmm, qué delicia. Nada, nada como un biszcochuelo, así de esponjoso, sin ningún tipo de relleno…quierooooooo!

  • (La vaca)| 10 noviembre, 2011

    Ahhh bizcochuelo con dulce de leche!! Qué recuerdos!! El tuyo parece una obra de arte! Qué ganas de intentar…

  • Paula Visne| 11 noviembre, 2011

    aia!! ese bizcochuelo es un puema!!

    (con Maite, de maitelandia, nos rompemos la cabeza para ver como hacer los bizcochuelos mas altos et voila! aca esta la respuesta!!)

    mil gracias por seguir e insistir con estos posts!

    (queria contarte que el ultimo finde de Octubre anduve por Londres, por primera vez y que me encanto! ibamos con los dias contados y nos quedamos con ganas de ver cosas … supongo que tendremos que armar otro viaje … los chicos quedaron acà pero se coparon con las fotos, los souvenirs y los regalos y hoy en dia hablan de «London» como si hubiesen estado ahi!)

  • Anonymous| 11 noviembre, 2011

    Ali….muy bueno lo tuyo!!! pero hay que rescatar la fórmula mágica de los pastelitos dulces de Coca !!! Mmmmmmm…..

    Un beso

    Loli

  • tia elsa| 11 noviembre, 2011

    Evidentemente el gusto por la cocina lo heredaste de tu mamá, y es verdad la aireacion es muy importante para que salga liviana y esponjosa. Besitos y gracias por darnos siempre tan reicas recetas. Besos tía Elsa.

  • Der Mond| 12 noviembre, 2011

    Alicia, voy a ir a conocerte a vos y tus tortas 😉

  • TAMIA COU| 12 noviembre, 2011

    mmmmmmm que buena pinta!!!! lo probaré!
    xoxo

  • Juliet| 13 noviembre, 2011

    GENIAL!
    me encanta hacer pasteles, tartas y pastelitos!
    aunque nunca he sido de comer dulces, cada vez me gustan más, sobre todo hacerlos:)
    UN BESAZOOO!

  • Silvia| 14 noviembre, 2011

    Me he quedado loca con esa esponjosidad y esa altura del bizcocho ¡¡genial!!

    Besos.

  • Alicia Seminara| 15 noviembre, 2011

    Anne,

    en mi caso, una porción de este bizcochuelo con té, me deja knockout! Pero vale la pena! 😀

    Lucila,

    no, no le puse ni vanilla ni limón pero lo podés hacer con gustito a algo, si querés. Yo decidí hacerlo bien básico.

    Renata,

    siiiiiiii! El secreto es batir bien los huevos con el azúcar.

    Cheli,

    en mi caso, al observarla tanto a mí me inspiró a cocinar más!

    Rosa, Almadevalija, La Vaca, Tía Elsa, Tamia Cou, Silvia,

    gracias!

    Ceci,

    por supuesto, vas a ver qué bien te va a salir!

    Marisa,

    qué adorable, claro que me gustaría ver tu foto!

    Paula Visne,

    ah buenísimo, entonces háganlo y me cuentan! Y la próxima vez que vengas, avisá!!!

    Loli,

    es cierto, ya los hice dos veces pero no se puede competir con los pastelitos de mi mamá!!!

    Der Mond,

    bueno, dale, vení

    Juliet,

    manos a la obra entonces!

  • Nuri148| 15 noviembre, 2011

    Alice, vos sabés que mi mamá siempre hacía este bizcochuelo, también todo batido a mano, pero el procedimiento que ella usaba era:
    – batir las claras a nieve
    – agregar el azúcar y batir hastra disolver
    – agregar las yemas y batir hasta incorporarlas
    – tamizarle la harina y revolver hasta incorporar.
    Y al horno.
    Un buen truco para saber cuándo se puede espiar el horno es esperar hasta que se sienta el olor a bizcochuelo en el ambiente. Si no huele está crudo!!!

    Eso sí, yo a mi mamá la ayudaba en la cocina desde la más tierna infancia, con 2 ó 3 añitos y sillita frente a la mesada cumplía tareas como echar el azúcar (ya medido) en la mezcla, o las yemas, y por supuesto «control de calidad» de la masa 😉

  • Alicia| 16 noviembre, 2011

    QUE PINTA MAS BUENA….QUE BIEN CON CAFECITO AHORA MISMO.
    SALUDITOS

  • Don Diego| 17 noviembre, 2011

    Lo hice y me quedó bien la próxima mejor, seguro, me quedaron un par de grumitos de harina.(¬,¬).
    El enmascarado no se rinde!
    gracias.

  • Anonymous| 18 septiembre, 2012

    Me quedo rica pero re baja…. Con harina leudante no es mejor?

  • AniPatagonia| 8 febrero, 2015

    TENGO que probar esta receta! Gracias por compartirla. Y si. El publico se renueva

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: