El Chupetito

Para qué sirve el chupete? No soy madre pero me doy cuenta de que es una forma de consolar al bebé cuando llora o tranquilizarlo cuando se siente incómodo. Más allá de los efectos secundarios que pueda tener (leí por ahí que puede malformar el paladar o los dientes) es una buena ayuda para los padres cansados.

En mi caso, desde el momento mismo de nacer mis gritos hicieron saber al mundo que tengo unos buenos pulmones y que no quería chupetes para nada! Me cuentan que eran tantos mis agudos que enseguida me trajeron el chupete y lo escupí y nunca más pudieron hacer que usara uno… y, por meses, nunca más se pudo dormir en mi casa!!!

Pero cuando somos grandes, por supuesto que no usamos chupetes pero he notado (en mí) que a lo largo de los años, yo he necesitado de ciertos objetos como si fueran un chupete.

A estos objetos yo los llamo «el chupetito». Por ejemplo, hace muchos años yo no podía salir si no me había puesto perfume, sentía que me faltaba «algo» y no me sentía cómoda ni tranquila. Era capaz de volverme a casa (si no estaba muy lejos, obvio) para perfumarme.

Hoy en día, no puedo salir sin tener un paquete de pañuelos descartables encima: En cada cartera y cada bolsillo de tapado, saco, saquito, blazer, piloto, tengo uno. Si se me llegaran a terminar y estoy en la calle, hasta que no encuentro un negocio donde comprar un paquete no dejo de preocuparme por qué pasaría si estornudo y no tengo con qué limpiarme!

(Escribiendo sobre esto pienso: «Pero cómo puede ser que no esté tranquila sin un pañuelo!?!?!» Y bueno… no, no puedo!)

Tampoco me faltan debajo de la almohada o en su defecto, una caja sobre la mesa de luz.

Y otro objeto que me hace sentir incómoda si me falta es mi cadena con una medalla de gatita. Me siento rara si no la tengo puesta.

Pero anduve preguntando por ahí y no soy la única…

– Una compañera de trabajo no puede salir sin el corrector para ojeras.

– Ale no puede pensar y/o analizar algo en su trabajo si no tiene una lapicera en particular entre sus manos.

A los demás que les pregunté o no entendieron o se hicieron los cancheros! Estoy segura de que todos tenemos un chupetito que nos tranquiliza saber que está ahí, para cuando lo necesitemos!

Por ejemplo, vos. Cuál es tu chupetito?

Comentario (24)

  • TAMIA COU| 4 julio, 2011

    Yo tampoco usé chupete de bb y al igual que vos tengo eso de los pañuelitos, en toooodos lados, hasta en el cajón de la cocína tengo un paquetito por si acaso (es que las servilletas de papel raspan).
    Al igual que tu compañera tampoco puedo salir de casa si no tengo puesto el corrector de ojeras, parezco una zombie si él. (gracias papá y mamá por esa herencia).
    Selene tampoco usó chupete, me pregunto cuál o cuáles serán sus «chupetitos» en un futuro.
    xx

  • Gonzalo| 4 julio, 2011

    Tampoco use chupete e hice transnochar a mi madre muchos meses!

    Hoy, creo que pasa por el celular – muero si salgo sin el – y estoy pensando algo mas cotidiano… pero no me doy cuenta.

    Vuelvo en un rato 😉

    Beso!

  • Rosa| 4 julio, 2011

    Me temo que tienes toooda la razón.
    Mi hija (con 2 años) no puede vivir sin chupete en ciertas ocasiones, es el único que la comprende y la calma.
    Ya de mayores, nos creamos necesidades, que a veces no lo son tanto.
    El desapego material es muy dificil, pero no imposible, y muy saludable mental, psicologica y espiritualmente.
    Creo que los bolsos de cualquier mujer-hombre, estan lleeenos de chupetitos (como los llamas), me temo que yo tambien soy del club del pañuelo.
    Un abrazo.

  • Ley| 4 julio, 2011

    Ali,
    Si supieras que nunca nada me había hecho falta a la hora de salir. Si se me quedaba algo me resignaba y pasaba el día sin eso. Pero en estos días me fuí a la escuela sin zarcillos, sin collar y sin reloj, y creo que por primera vez me sentí desnuda.
    Antes no usaba nada de eso en Venezuela, pero ahora que vivo en Holanda, se han vuelto necesarios… Y ese día me di cuenta… Claro, todavía no me ha dado por devolverme!
    Saludos!

  • Richard| 4 julio, 2011

    Bueno, parece que nos parecemos mucho. Yo tengo paquetes de pañuelos en cada campera y bolso que llevo encima cuando salgo a la calle.
    Con el perfume me pasa lo mísmo y ultimamente, me pasa que si no llevo la cámara de fotos estoy como desnudo. Me ha pegado fuerte la fotografía y nunca se en que momento se va a presentar una situación para fotografiar.
    Besos preciosa.

  • | Perla || 4 julio, 2011

    Creo que nunca use chupete, no es algo que me hayan contado particularmente asi que no estoy segura. Mis hijas tenian pero no lo usaron mucho, lo chupaban un rato y lo escupian o lo usaban como sonajero.
    Hoy en dia no necesito algo en particular, tal vez mas que algo material, estoy mas apegada a algunas costumbres o rutinas.

  • Mai| 4 julio, 2011

    Nunca usé chupete y dejé dormir a mis padres! Y Matias tampoco lo usò, a pesar de mis insistencias…

    Yo no puedo salir a la calle si no tengo puesto un par de aritos… me siento desnuda si tengo las orejas «peladas»!

    Suelo tener pañuelitos descartables en todas las carteras, bolsillos de camperas y también en la mesita de luz. (no sos la unica!)

    Y ahora en verano, no puedo estar sin un abanico… me transpira muchisimo la cara, y me da verguenza… entonces me abanico todo el tiempo! jaja

    Besos

  • Marisa| 4 julio, 2011

    Yo tampoco use chupete y creo que no tengo ninguna consecuencia adversa por no haberlo hecho
    Hoy por hoy creo que mi chupete es el auricular del celu sino lo tengo encima es como no tener el celu dado que hago largas caminatas lo necesito para que el caminar sea mas ameno y llevadero
    Besotes !

  • Montse| 4 julio, 2011

    Los pañuelos veo necesarios llevarlos en invierno y verano y lo mismo las gafas de sol.

  • Cookie| 4 julio, 2011

    ‘mi chupetito» eran los aros, no podia estar sin aros. Alguna que otra vez cambiaba de modelo.
    Ahora, desde hace unos cuantos anios, tengo un par muy sencillito, de plata, y no me los saco jamas

  • Ana| 4 julio, 2011

    No salgo jamás sin alguna camperita o saquito, un abrigo… a la nonna le da frío siempre! ja.
    En mis carteras no falta nunca una lapicera. Tengo varias, en todas.

    Pero sin duda, mi chupete fue, es y será la tele (bueno, el cable sería la expresión correcta ahora o internet para hacer streaming).

  • Mai| 4 julio, 2011

    Ali no puedo estar sin salir con chicles en la cartera! jajaja

  • Ann| 5 julio, 2011

    No sé si aplicará exactaente a lo que te referís, pero creo que lo más parecido a un ‘chupetito’ que tengo yo, es el acceso a Internet. Ahora que en el cole pusieron firewalls por todos lados, llego a casa al mediodía DESESPERADA por entrar al mail, fb, blog, reader, etc, etc, etc. Me vuelvo loca cuando ya leí todo eso y no tengo nada más para hacer! Muchas veces releo lo ya leído… Esta es precisamente la razón por la cual no me quiero comprar un celular copado: dejaría de existir en el mundo real!

  • Lola| 5 julio, 2011

    Creo que cuando nosotros eramos chicos los chupetes debían ser bastante feos porque veo que somos muchos los que no usamos chupete de bebés. Me incluyo entre los que no, a pesar de lo que insistió mi madre. Ahora que lo pienso creo que a MC le hubiera dado lo mismo usar o no chupete, pero mi madre me traumó al respecto así que hice lo posible para que lo usara (claro que ella no quería usar la marca y modelo que yo quería que use, pero es la típica y en definitiva era negociable y no era demasiado pedir)
    Mis «chupetes» el día de hoy creo que son varios, por un lado un básico de medicamentos: broncodilatador (es necesidad real en verdad) ibuprofeno y buscapina (porque le tengo terror al dolor) En general si es un lugar que voy en colectivo o que voy a tener oportunidad de estar sola cargo con un libro, aunque pocas veces realmente tenga tiempo y concentración para leerlo.
    Pañuelos descartables siempre tengo, no es algo que me fije si tengo o no; y perfume también siempre llevo en la cartera.
    Y supongo que el chupete de casi todos hoy en día es el celular!
    Yendo a lo que me «consuela» más que a lo que uno se aferra por costumbre es sentarme a mirar algo que me guste mucho en la tele o ir de compras a la librería. Aunque en ocasiones especiales el super y la panadería también pueden servir.

    Besos!

  • Omar Magrini| 5 julio, 2011

    Alicia! muy buenpost! muy original!! Yo use el chupete poco tiempo, mi medre me dice que lo tiraba al suelo y como lo agarraba y me lo volvia a poner el¡n la boca, me lo sacaron definitivamente. Y hoy tampoco puedo salir a la calle sin mis pañuelos y sin la billetera, es como una reacción automatica, toco un bolsillo del pantalon o l abermuda y toco el otro antes de salir y ahí tienen que estar, siempre.
    Un afectuoso saludo!
    Omar

  • Anonymous| 5 julio, 2011

    Yo era medio goma con el chupete, según comentarios de mi madre, no me podían cambiar el chupete rosa que me regalaron de pequeña.
    Y ahora de grande me siento rara si no salgo con una cadena del fantasma de la opera que me regalo una amiga y con una pulsera de madera que tiene santos en los cuadraditos. Como vos con el perfume, soy capaz de volverme porq me siento extraña..
    Saludos!!!
    Aya*

  • Ana| 5 julio, 2011

    Me parece que mi «chupete» es el protector de labios/manteca de cacao/lip gloss.

  • Betty| 5 julio, 2011

    No puedo salir sin mi celular… él es mi «chupetito»!

    Besos!

  • Fede M| 5 julio, 2011

    Yo no puedo salir sin mi reloj, los siento parte de mi aunque mire la hora en el celular.

  • TERE G.| 6 julio, 2011

    Hola, es la primera vez que comento, aunque ya lo llevo leyendo algún tiempo, porque me encanta viajar y así empece leyendo tu blog, incluso hasta los mismos sitios que yo he ido, que bonito.
    Mi chupetito es el móvil no puedo ir a ningún sitio sin él, aunque no llame y ni reciba llamadas, lo tengo que tener siempre, también es porque no uso reloj y miro la hora…

  • nadasepierde| 6 julio, 2011

    Yo ya no puedo salir sin el celular, lo que me parece un tremendo disparate porque no pasa nada si uno sale sin celular… ni que me fuera a llamar el inexistente principe azul o por el mejor trabajo de mi vida o algo de vida o muerte. Pero no lo puedo evitar.
    Por mucho que me pese y me de bronca, tengo que volver a buscarlo.

    Un beso

  • Alicia Seminara| 6 julio, 2011

    Tamia,

    quién sabe qué aparatejos habrá cuando tu nena sea adulta!

    Gonzalo, Lola, Betty, Nadasepierde,

    es cierto, a mí a veces me pasa que si me lo olvido, siento que no podré pasar el día… Pero hace un tiempo largo que, si me lo olvido, no vuelvo a buscarlo ni me amargo: me recuerdo que pasé más de 20 años de mi vida sin uno y vivía y trabajaba lo mismo!

    Rosa,

    coincido pero no creo que un hombre tenga muchos «chupetitos», por lo menos, veo a muy pocos salir con los bolsos gigantes que usamos nosotras!

    Ley, Mai, Cookie, Aya,

    ah, ven, la bijouterie es escencial! Creo que nos ayuda mucho a sentirnos más seguras porque sentimos que estamos arregladas.

    Richard,

    bueno, pero con las fotos preciosas que sacás, yo misma te digo, no te olvides nunca de llevar la cámara con vos!!!

    Perla,

    no sabés cómo te envidio, yo no puedo desapegarme de mis «chupetitos»!

    Marisa,

    claro, yo por ejemplo, esa costumbre de escuchar música en la calle no la tengo… No sé, me parece que puede llegar a distraerme mucho. Pero claro, son ideas mías! Realmente admiro a la gente que escucha música y a la vez camina con mucha seguridad y concentración!

    Montse,

    coincido! Me había olvidado de los anteojos de sol, ahora que hay bastante sol, no puedo salir sin ellos!

    Ana,

    yo nunca llevo una lapicera en la cartera y cada vez que necesito una, me recrimino el haberme olvidado!!

    Mai,

    uh, los chicles! En mi adolescencia no podía vivir sin ellos!

    Ann,

    totalmente! La internet te crea una dependencia que si no tenés, te parece que no sabés nada de lo que está pasando ahora mismo en el mundo!

    Omar,

    la billetera en todo bolsillo del caballero, por supuesto!

    Ana,

    la manteca de cacao! Tengo un montón y desparramados por todos lados! Y ninguno en la cartera!

    Fede M,

    yo uso reloj sólo durante la semana. Los fin de semanas, lo dejo y ni quiero saber la hora!

    Tere G,

    bienvenida y gracias por tu comentario!

  • Naty| 7 julio, 2011

    Yo tampoco puedo salir sin mis aros!

    Generalmente, tampoco puedo estar sin un libro en mi bolso. Siempre llevo algún material de lectura. Cada vez más pesadas y grandes son mis carteras.

  • Cheli| 8 julio, 2011

    En mi caso, antes de salir siempre compruebo: antialergicos e inhalador, aunque casi no los uso (por suerte, toco madera!!) me da terror, ir por ahi, necesitarlos y no tenerlos.
    y obvio, como buena alergica, no me pueden faltar los pañuelos, en todos los bolsos tengo !!!!

    Y otra cosa que me aseguro es de llevarme las llaves de casa, que ya me sucedio, cerrar y dejarlas dentro, desde ese dia….incluso a veces, estoy por salir y siento que algo me falta, y no salgo hasta dar con que era, en general es alguna de esas cosas.

    Besos!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: