Comprando Tentaciones

A todos nos gusta comprar aunque muchos digan que no. Cada quien compra en la medida que le dure la paciencia, el dinero o las ganas… o todo eso junto! Pero nadie puede resistirse a comprarse algo que le gusta si le alcanza el dinero.

Yo compro de todo ya que soy la señora de la casa y la chica que cocina y limpia así que por mí pasan casi todas las decisiones de qué se debe comprar. Ale, como todo hombre, si va al súper trae mayonesa, alguna mostaza rara, papitas y Coca Light, si es que va solo y sin lista de qué comprar.

Comprar en el súper, comprar ropa, comprar artículos de limpieza… todo éso lo considero como de primera necesidad. Después hay otros placeres que me tientan y a los cuales no me puedo resistir y si les paso por al lado, algún ejemplar me compro.

Qué cuáles son?

Shampúes, cremas de enjuague y baños de crema.

Me encantan! Leo las etiquetas, les creo todo lo que prometen, me imagino con el cabello más brilloso y largo o con el que tiene la modelo de la etiqueta. Adoro comprar baños de crema pero lo peor es que casi nunca me los hago! Me da fiaca! Ahora no me compro tantos porque tengo el pelo corto y muy sano, me lo corté y me saqué todo ese pelo muerto que tenía.

Cremas y geles.

Para las arrugas de los ojos, para las arrugas de la cara, para la limpieza de la cara, para las arrugas del cuello, para los granos, para las ojeras; en potes, en pomos y en sticks o como se llamen esos tubitos que tienen una bolita fría tipo roll-on. Extrañamente, no me compro cremas para el cuerpo y las manos. Debería, no?

Hebillas, broches, vinchas, cepillos.

Todo para domar este pelo lacio lluvioso y no me sirven para nada! Las compro como si comprara una varita mágica, me creo que con eso el pelo adquiere alguna forma y la realidad es que no tengo paciencia ni soy tan prolija para hacerme un peinado decente!

Maquillaje.

Y siempre estoy con la cara lavada! Me tientan mucho las sombras para ojos, tengo de todos los colores y nunca me los maquillo. Es que no sé cómo maquillarlos y si lo hago, me noto con la mirada más fuerte y no ayuda mucho que el marido diga que me hace más vieja.

Libros de cocina.

Ya no tanto como antes porque me compré varios y básicos como el Larousse Gastronomique pero cada tanto me parece encontrar uno nuevo y va a parar a la biblioteca!

Libros.

Y los leo, eh! Estoy al día con las novedades literarias que me interesan y leo las críticas y si me parece que me van a interesar, los agrego a mi Wish List de Amazon para no olvidarme y comprármelos luego.

Artículos para la cocina.

Acá entra cualquier cosa menos la vajilla y vasos. Todo lo que sea moldes para tortas, asaderas y demás utensilios para repostería son mi de-bi-li-dad!

Y yo pensé que mis tentaciones eran pocas…

Cuáles son las tuyas? Coincidís con las mías?

Comentario (17)

  • Marisa| 23 mayo, 2011

    Como vos, yo tambien soy la encargada de las compras, porque mi esposo es como «tu» Alejandro, si no le haces una lista trae 5 kilos de carne para asado y un buen vino(nada de vegetales para la ensalada, frutas, etc jajaj). Pero tambien soy la administradora, yo soy la que paga todas las cuentas (si hay algun acreedor que me lee, pasen a cobrarme, je!)Y despues de repartir el ingreso entre las prioridades, me encanta comprarme algo: si puedo me gusta comprarme ropa, calzado o carteras,o algo para la cocina(fuentes, platos) y cuando el presupuesto es chico: me gusta la bijuterie, y los pañuelos.

  • Montse| 23 mayo, 2011

    Este tema es que me encanta.
    Mis principales debilidades son las gafas de sol, las sombras de ojos, barras de labios en crema, coloretes.. todo eso me vuelve loca.
    Para el pelo descubrí un aceite de semillas de lino que además de oler fenomenal me funciona. Antes me gastaba el dinero y no me hacian nada.
    Pero mi mayor vicio son los zapatos.
    Paso ampliamente de la ropa, me dá grima meterme en un probador, pero con los zapatos todos los que me compre me parecen pocos.

  • Virginia Prieto| 23 mayo, 2011

    uy no! tengo enormes debilidades:

    botas Timberland
    perfume One by Calvin Klein
    y ropa de una casa que se llama Wanama

    maquillaje no porque no me pinto así como no uso hebillas ni nada de bijou
    para la cocina la verdad no compro mucho, lo que tengo es heredado así que mucha experiencia no tengo

    eso si… el super…nada más excitante que la góndola de quesos y fiambres XD!´puedo pasar horas seleccionando quesos y paté!!!
    libros…me encantan!
    ahí coincidimos!!!!!

    y debo tener muchísimas más pero no soy consciente ( o no quiero darme cuenta como me tiento!)

    beso grande alicia!

  • Pity| 23 mayo, 2011

    ya sabes que SI coincido contigo, sobretodo en los libros de cocina, en libros en general y articulos para la cocina, a veces me tengo que autofrenar! ya no me caben mas!

  • Dos| 24 mayo, 2011

    en orden de alegria:

    zapatos
    carteras
    cosmeticos (labiales, cremas para la cara, cuerpo y pelo)
    ropa en general
    collares y aros

    y seguro que algo mas se me escapa

    adoro comprar

  • Wicked Witch of the West| 24 mayo, 2011

    Buuufff, yo con eso de las compras tengo una relación amor-odio, pero tanto para las cosas de la casa como para la ropa.

    Lo de ir al super me da mucha pereza, sé que son cosas de primera necesidad porque hombre, comer es un básico (como una chaqueta de Zara) pero ya me ha pasado de acabar comer y cenando cereales!!

    Y lo que es el puro shoping de ropita pues es que soy muuuuy indecisa. Voy, miro, voy, miro, voy y por fin compro (si aún está ahí…).

    Pero por hacer un Top Hits:

    Del super siempre me vengo con algún paquete de café, es un clásico de mi cesta de la compra.

    Y por placer: foulares!!! tengo miles!!!.

    Y lo que necesito: un bolso en condiciones porque cuando cojo uno lo exprimo hasta que se cae a trozos!!

    Besos

  • Mai| 24 mayo, 2011

    Me pueden las librerias (pero no de libros, sino de articulos de oficina y colegio). Me compraria todos los lapices de colores, todos los distintos tipos de papel, las tijeras que cortan formitas particulares… en fin, todas esas cositas para hacer manualidades, aunque después no las haga!

    Me encanta comprar vajilla… vasos y platos.

    Obvio si pudiera gastar al infinito… ropa, ropa y mas ropa!

    Y creo que la enfermedad mas placentera es ser compradora compulsiva! Qué lindo es andar de shopping y volver a casa con muchas bolsas!

    besos

  • MPG| 24 mayo, 2011

    Jo también me leo las etiquetas de los productos de belleza y me imagino qué bien me harán… Me chiflo por todos los artilugios de cocina y las recetas… pero luego lo dejo todo en su estante porque ha ganado mi cabezita: ¿para qué lo vas a comprar si no lo vas a utilizar? ¿No te acuerdas de aquel frusfris para el pelo que te lo iba a dejar liso, liso? ¡Rollo de cabeza!

  • Gonzalo| 24 mayo, 2011

    Como odio ir a los supermercados, me pone de mal humor: Siempre hago las compras los dias de semana para evitar hordas de gente.

    Compulsiones? Ahora estoy mas tech! Boludes de skins para notebooks y ipod que haya, la sumo!

    Saludos linda!

  • Rod| 24 mayo, 2011

    Pensé que te referías a las galletitas Tentaciones, haha mis preferidas 😛

    Me pueden los lugares como Poundland, 99p, y en Quebec tienen Dollarama!! Sweet..

  • Lola| 25 mayo, 2011

    Ya empezando por el super, me encanta comprar cosas que van saliendo, adoro ir al super y descubrirlas, es uno de los motivos por el cual no me va la compra por internet; y obvio distan mucho de ser artículos de primera necesidad.
    Después siguen:
    Libros: antes leía a un ritmo mayor del que compraba, ahora me pasa al revés y se me van acumulando pero no me importa, es hermoso saber que tenés todo eso esperando.
    Cuidado de la piel: siempre parece que tengo todo el kit completo, pero se me termina una, o se suma otro artículo que parece de priemra necesidad, o aparece una oferta a la que no le puedo decir que no… y ahí estamos
    Productos para el cabello (mejor ni hablemos, mi marido dice que dentro de poco ya no vamos a poder entrar en la bañera de la cantidad que hay. Especialmente los baños de crema, aunque también los jabones líquidos.
    Cosméticos: esmaltes, sombras, mascara de pestañas, bases, labiales, correctores en ese orden
    Artículos de blanco: adoro comprar sábanas, toallas, toallones, almohadones, frazadas edredones, etc
    Y como no podía ser de otra manera, soy compradora compulsiva de cosas para MC: libros, juguetes, ropa, artículos de papelería, mochilas, hebillitas, etc, etc, etc.

    Besos!

  • Sol| 25 mayo, 2011

    Lo mío es la ropa y los accesorios. Todavía vivo con mis padres así que no tuve la suerte de expandir mis compras hacia productos de supermecado, aunque las veces que fui el patrón compulsivo se repitió tal cual como sucede en un shopping!

    El tema de los libros es algo muy feo (y me detesto por ello), amo leer -me leo todo- pero odio comprar libros! con lo caros que salen acá siempre hay alguna remerita que tiene prioridad sobre ellos! Igualmente, me leo todo, pero siempre prestados!! Un horror!

  • Juliet| 25 mayo, 2011

    Guapisima!:)
    No he estado en Londres desde el verano pasado, pero espero volver muy pronto! ya sabes que me encanta esa ciudad!:) ojala pueda venir el año que viene a vivir alli!:)

    Si vengo te aviso, vale??:)
    jeje asi nos conocemos!!
    por cierto, te gustaria participar en mi apartado de Bloggers en el mundo??
    me encantaria saber tu opinión sobre londres!:D

    Respecto a las compras…bufff yo no lo escondo: adoro comprar y tengo muuchas tentaciones!!jejej
    la ropa, los zapatos, los bolsos y complementos…

    Un besazo!:)

  • Betty| 26 mayo, 2011

    Lo que compraría compulsivamente son producto muy caros: electrónica y cuero, por lo que indudablemente me freno jaja

    En los super del pueblo, no hay nada con que tentarse!

    Besos

  • La Negra| 26 mayo, 2011

    para mi los atículos de papelería, aunque luego ni los use. todo lo que venden en LUSH, comida e ingredientes exóticos… esas son las cosas de las que hay que alejarme por que no reparo en gastos!!

  • Silvia| 26 mayo, 2011

    Coincidimos en muchas de las tentaciones. Lo malo es que luego vamos diciendo que nos conformamos con cualquier cosa y que no necesitamos nada ¿verdad?
    Luego se nos antojan mil y una cosas… no tenemos remedio.

    Besos.

  • Alicia Seminara| 27 mayo, 2011

    Marisa,

    hace años no paraba de comprarme aros. Ahora tengo siempre el mismo par! Son etapas.

    Montse,

    sabés que había escuchado sobre el aceite de semillas de lino, tendré que buscarlo.

    Virginia,

    gracias! A mí también me puede la charcutería!!!

    Pity,

    sí, te entiendo en eso de auto-frenarte porque para para cocinar hay cada vez más artículos!

    Dos,

    me encantó «en orden de alegría»!

    Wicked Witch of the West,

    yo también soy muy leal a un bolso o a una cartera en particular. No soy de cambiar todo el tiempo.

    Mai,

    es realmente lindo volver con bolsas pero a veces llegás tan cansada del shopping que por lo menos yo, me tiro a la cama y las bolsas quedan en el suelo!!

    MPG,

    es verdad, yo últimamente trato de hacer eso, preguntarme si realmente necesito lo que estoy por comprar.

    Gonzalo,

    no me imaginaba que odiabas ir al super!!! Pero sí sabía que te gusta todo lo que es tecnología, estás siempre al día!

    Rod,

    hijo mío, sabés que también son mis favoritas? Además, cuando terminé de escribir el título, pensé lo mismo que vos! Dollarama!?! Allá vamos!!

    Lola,

    salvo los artículos de blanco y de niños, qué lista tan parecida! Si vamos de compras juntas, reventamos las tarjetas!!

    Sol,

    sí, es verdad, en Argentina los libros son carísimos!

    Juliet,

    ah, claro que me tenés que avisar! Voy a ver de qué se trata tu invitación! Besos!

    Betty,

    me encantó tu conclusión! Y es una ventaja a la hora de ahorrar, no?

    La Negra,

    qué lindo es la papelería! Cómo me gustaría saber hacer manualidades para disfrutar de comprar eso!

    Silvia,

    es cierto! Porque a veces yo digo «Necesito tal cosa. Si lo compro, ya no necesito más de lo otro o no me compro más». Y no pasa eso! Una vez que lo tenés, tu interés está en otra cosa que también «necesitás» comprar!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: