Comer En Barcelona

Qué clase de tour podemos hacer Pity y yo juntas!?!?

Una cosa que noto cada vez que voy a España, es que como como una bestia y no quedo llena así como casi muerta, como quedo acá con una comida en un pub, que siento que puedo salir rodando con un poquito de impulso…

Y encima, al otro día, no me levanto panzona! Debe ser que los ingredientes son muy sanos y que se come muy bien!!!

Les muestro un ejemplo de lo que hemos comido?

Lo primero que visitamos fue el Mercat.

Mis puestos favoritos son los de jamones y embutidos y quesos! ÑAM!

Allí probé unas bolitas de bacalao, tan livianas que parecían rellenas de aire!

Recién hechas!

Para el mediodía español (2 pm) fuimos a un restaurant recomendado por la amiga de Pity que tiene una carnicería en el Mercat. Allí comimos de primer plato, Pity una ensalada y yo una especie de guiso de alcauciles. Siguió Pity con un pescado con salsa y yo con unos calamarcitos fritos. De postre, las dos pedimos flan.

El restaurant se llama La Rioja.

Otro día que almorzamos en lo de Pity, la mamá cocinó entre otros platos, una tortilla de papa.

Tan deliciosa como se ve.

Ese día pasamos por una panadería cercana donde Pity y yo compramos dulces como si fuera el último día de nuestras vidas!

Mirad:

Pastisset.

Pity me comentaba de lo rico que es el pastisset relleno de cabello de ángel. Yo lo probé, me pareció muy agradable y luego me enteré que el cabello de ángel no es lo que yo pensaba! Yo creía que se trataba de una mezcla dulce hecha con fideos cabello de ángel, pero no.

El cabello de ángel es un dulce hecho con fibras de varios vegetales fibrosos como puede ser la calabaza, la batata, etc.

El relleno! Qué rico!

Continuamos con un mini brazo de gitano (lo que nosotros llamamos pionono) relleno de trufa de chocolate y con yema quemada por encima. Al lado verán unos postrecitos, se llaman tocinillo de cielo. Un dulce a base de yemas.

Olvídense del colesterol!

Seguimos con una porción de esta mini tarta de frutas, sobre una base finita finita de masa de hojaldre, crema pastelera y las frutas.

Facilísima de hacer y con algo tan sencillo y bien decorado, quedamos bárbaras!

Por último, con el café, unas pastas de té.

Lo que nosotros llamamos masas secas.

(No puedo creer que después de la tortilla y el guiso de arroz con pollo, hayamos comido todo lo dulce que acabo de detallar! No entiendo cómo sigo viva!)

Un lugar muy bonito que visitamos fue una panadería muy monona llamada Caelum que vende productos súper súper naturales hechos por las monjas. Hay galletitas, dulces, turrones, lo que te imagines y todos con ingredientes sin conservantes. También tiene una cafetería donde te podés sentar a comer y tomar un rico té o café.

Hermoso lugar!

Compré unas yemitas a las que no alcancé a sacarles fotos. Las yemitas son unos bomboncitos hechos de yema de huevo y azúcar.

Lo que no compré fueron estas galletitas… No sé, Pity me dijo lo que significaba en catalán, entonces no quise…

Digámoslo finamente: «gases» de monja.

No podía faltar el chocolate caliente con churros! Fuimos a una casa tradicional que tenía cola de gente por afuera, todas las tardes, para la hora de la merienda.

El chocolate como se toma en Barcelona es espesísimo y con crema batida por encima. El lugar se llama La Palleresa. Les recomiendo la taza tamaño para niños si quieren llegar conscientes a comer los churros.

Espeso y amarrrrrrrrrgo (me gusta así, chocolate con crema y ambos sin azúcar)

Obviamente, amigos, no podíamos no comer tapas. Aquí un ejemplo: Patatas bravas, pulpo a la gallega, champignones salteados y unos calamarcitos fritos.

Parece poco? Pues no!

Otro lugar hermoso al que fuimos a comprar es una tradicional panadería llamada Mauri.

A media mañana, Pity y yo nos deleitamos con:

Croquetas de pollo. Pity es fanática de las croquetas, como Ale.

Yo y una mini baguette con butifarra de huevo.

Disfruté tanto de mi paseo por Barcelona! Y me traje unos recuerditos. Fui al Corte Inglés y adivinen qué me compré!!?!?

Todo eso! Aunque los fiambres me los trajes del Mercat!

Gracias Pity! Gracias Barcelona!

Volveré!

Comentario (20)

  • libre| 15 marzo, 2011

    Los viajes propios son los unicos interesantes.

  • Cheli| 15 marzo, 2011

    Mmmmmmm que delicia todo!!!

    Ya veo que pasaste de lo lindo!
    que bueno!
    Besos.

  • Montse| 15 marzo, 2011

    Lo que me he reido leyendote!!!
    Y menuda cara tienes en la foto de la butifarra de graciosa.
    Pues nada, que te has puesto como el Kiko de comida y que eres fan de los calamares, como yo.

  • Ann| 15 marzo, 2011

    Wow! No comería ni la mitad de lo que mencionaste, pero qué bueno que puedas disfrutar de todo eso, especialmente en buena compañía! La verdad es que aunque abrazo la causa de los picky eaters, me encantaría animarme a probar de todo!

  • pity| 15 marzo, 2011

    Mira Alicia, me he reido muchiiiisimo viendo las fotos y recordando todos los manjares que degustamos juntas (a dieta en cuando vuelva a London) Una cronica interesantisima y muy grafica, sobretodo la foto del final de todo lo que compraste aqui, ahi he soltado la carcajada!!!! (comprobe que no se te exploto el all i oli)
    besitos

    pd:hoy he hecho yo mi compra, y mi maleta ha empezado ya a quejarse!

  • Betty| 16 marzo, 2011

    Algún día nos vas a tener que comentar, cual es tu secreto para no engordar, con todo lo que comés!!!!!!!!!!!

    Besos!

  • Verónica Molina| 16 marzo, 2011

    Yo creo que una come mucho más cuando la está pasando bomba & compartiendo socialmente con unos cuantos (cuanto más grande la reunión, más la variedad de platos, más se tienta Una y, por ende, más calorías se ingieren casi sin darse cuenta). En tu caso, lo bueno es que valió la pena «hacerle el honor a la comida», como decía mi abuela: todo se ve MUY apetitoso!

    Lindísimo viajecito gastronómico compartido con Pity!

    Besos.

  • Verónica Molina| 16 marzo, 2011

    Yo creo que una come mucho más cuando la está pasando bomba & compartiendo socialmente con unos cuantos (cuanto más grande la reunión, más la variedad de platos, más se tienta Una y, por ende, más calorías se ingieren casi sin darse cuenta). En tu caso, lo bueno es que valió la pena «hacerle el honor a la comida», como decía mi abuela: todo se ve MUY apetitoso!

    Lindísimo viajecito gastronómico compartido con Pity!

    Besos.

  • Lola| 16 marzo, 2011

    Comer mariscos en Barcelona creo que es uno de los mayores placeres conocidos en esta tierra (al menos por quien suscribe).
    Aunque me gusta mucho más la ciudad en verano, con calor hubiera sido imposible que pudieras disfrutar de tantos manjares.
    Y qué buena la idea de llevarse todos esos souvenir a casa.
    Al final no estoy tan equivocada cuando digo que acompañado la comida se disfruta más.

    Besos!

  • Gera| 16 marzo, 2011

    Excelente recorrido gastronomico! Que placer para la vista y para el paladar… con lo rico que se veia todo… excepto la caja del fondo de la ultima foto! jaja ja

    Que lindo Ali! Nosotros recien llegamos de Venecia… tambien un solo verbo: comer!

  • Gonzalo| 16 marzo, 2011

    Ali: que rico todo! De verdad no entiendo como hiciste para comerte todo eso!
    Muy buen viaje y lo mejor son los souvenirs!

    Besotes!

  • | Perla || 16 marzo, 2011

    Muy rico tu post, decí que en este momento estoy desayunando, sino tendría que salir corriendo a comprarme algo para comer! No puedo creer el tamaño de la crema en la taza de chocolate, casi da risa, creo que no llego a terminarla aunque sea tamaño niño. Y la formita del churro muy original!

  • Prima Humberta| 16 marzo, 2011

    Ali: tengo una sola pregunta después de envidiarte profundamente porque estuviste en Barcelona. ¿Donde metes la comida vos? 1. Me lleno de nada, aunque me dé bronca no puedo comer grandes cantidades.
    2. ¿Como puede ser que seas tan flaca? eh? comoooo?!!! ajajaja

  • P*| 17 marzo, 2011

    Me parece que la pasaste mal eh!
    jajaja me encantaron las fotos, y me encanta mucho más todo eso que está en las fotos, por favor! Qué colesterol ni colesterol, hay que olvdarse de todo eso! 😀

    Ali, te dejé un premio en mi blog 🙂 Un beso y suerte!

  • Mai| 17 marzo, 2011

    Toda la vida el turismo gastronomico! Qué bueno!!!
    Eso si, comiendo comida con o sin conservantes… yo saldrìa rodando lo mismo!
    Besos gordos!!!

  • Mauricio Milano| 17 marzo, 2011

    No lo puedo creeeer!! Una vez me compré unas galletitas re finas solo porque eran marca «Milano». Cuando vaya a España TENGO que ir a esa panadería «Mauri», jajaja.

    Besos 😉

  • Alicia Seminara| 18 marzo, 2011

    Cheli,

    la verdad es que las fotos demuestran que la pasé (y comí) bárbaro!

    Montse,

    te has reído de mis ojeras!!!:D

    Ann,

    animate! En España se come bien!

    Pity,

    la verdad, no me quiero imaginar tu maleta! Cuánto pesará!?!?

    Betty, Julieta,

    es que no hay secreto, me parece que comer comidas naturales, ayuda. Pizza como una vez por semana, tartas, casi nunca, pastas, casi nunca, pan, casi nunca… Y cosas pre hechas, nunca! Besos!!

    Verónica,

    es cierto, la buena compañía ayuda!

    Lola,

    ah… ves… yo mariscos no como… Sólo calamares y camarones. A lo demás le desconfío.

    Gera,

    amoroso, cómo se nota sos mi amigo y sabés dónde mirar… El UNICO que dijo algo sobre la caja, jejejeje… (Chiste para argentinos…)

    Gonz,

    siiii, souvenirs gastronómicos!

    Perla,

    la taza de chocolate es chiquita a comparación de la de tamaño adulto.

    P,

    gracias! Lo vi y te leí!

    Mai,

    te parece? Vos aprovechá que estás en Italia, donde también se come bien!

    Mauris,

    no me había dado cuenta!!! Obvio, andá, te va a gustar.

  • Paola Vampirolla| 18 marzo, 2011

    Vos tenes suerte porque sos flaca, yo en un tour de esos vuelvo como la Serralima jaja
    Muy lindas fotos
    Saludos

  • Ara| 25 marzo, 2011

    ay, comer …. uno de los grandes placeres de la vida! y que mejor lugar que España para atascarse!
    se me hizo agua la boca con toooodas las fotos divinas! Un beso enorme!