Pecados De Mujer

«Castígate, mujer, porque has pecado.

Hace varios días que vienes consumiendo pastas, papas, tortas, tartas, pan, cremas y sandwiches. Debes de purgar tus culpas, además de lo obvio y aguantar tu merecido martirio.

Castígate mujer, pues, con:

Sopas. Traga, traga, son horribles pero llenan! (Y al rato, con hambre otra vez!)

Ensaladas sin condimentos, frutas, jugos. (Bebidas y fibras, qué combinación para salir corriendo… al baño!)

Vegetales varios hervidos. (Y te aguantas el hedor con el que queda la cocina después!)

Agua, mucha agua. (Y será posible! Nunca llego al litro y medio diario!!)

Barritas de cereal. (Por qué nos mienten los comerciales diciendo que son deliciosas!)

Cereales varios. (Tortura al amanecer!)

Y gruñe, mujer, gruñe. Cuenta las calorías, trata de caminar más y verás que por más esfuerzo que hagas, el paso de los años te boicotea, además de tu optimismo, el achicamiento de tu vientre, de tu derrière y de tus caderas…»

… Se ha expresado, con total impunidad, mi conciencia…

Es que eso siento, que las mujeres nos castigamos cuando nos portamos mal (léase: comer de más; comer con culpa; comer lo que nos autoimpusimos como prohibido) y nos llenamos la bocota con esas cosas a las que llamo comida de mina*, o sea, lo detallado arriba.

Y qué amargura!

Eso sí, lo que nunca comí fueron las famosas galletas de arroz, que de ver a varias comiendo eso me hacía sentir arcadas imaginando que estaban comiendo telgopor.

Cómo cuesta contenerse! Cómo cuesta portarse bien a la hora de comer!

Qué sosa, insulsa y/o triste es la comida del trabajo!

*mina en lunfardo argentino, significa mujer.

21 comentarios

  1. Alicia, muy buena tu reflexión.
    Es que nos crece todo por todas partes y también se nos cae… con los años.
    Pienso que hay que cuidar la comida sólo para mantener la salud… comer monte no es malo, aunque no seamos conejas.
    Pero un buen pedazo de postre, de vez en cuando, es bueno para el alma de mujer.
    Coma, mijita, coma sin sentirse pecadora.
    Yo también como…:) 🙂

  2. Yo nunca comí telgopor, pero se me hace que no debe ser taaaan distinto! Me parece tan loco ver este ciclo que describís (comerse todo, después castigarse) repetirse ad infinitum en mi propia vida y en las de todas las mujeres que me rodean!! Los hombres, sin embargo, no parecen estar ni un poco preocupados al respecto…
    ACLARACIÓN: En mi vida no hay metrosexuales!!

  3. A mi me gustan las barritas eh.. cuales eran las que comía en tu casa???

    Pobres las mujeres, como sufren.. para que las otras yeguas de la oficina no las critiquen.

    Probá el telgopor que es muy rico y nutritivo.

  4. jajaja A mi me gusta la comida de mina como decis vos jajaja
    Pero si, es cierto, con los años lleva mas tiempo repuntar un traspié…fuerza que usted puede!

  5. yo me castigo en el crosstrainer. pero no puedo… mi cuerpito pide costeletas… Käsekreiner (salchichas con queso)… kebap…. no se para que me miento a mi misma, si ya se que no voy a ser una barbie nunca. Tendría que dejarme de joder y comer sin remordimientos :S
    ahhh me dio hambre
    Saludos

  6. Cuanta verdad! Lo mejor es comer de todo pero medido, asi no esta esa sensacion de prohibido que llama mas la atencion.

    Adhiero: me gustan las barritas y cada tanto el telgopor no me disgusta.

    Besotes linda!

  7. Tengo suerte. No me engordo demasiado si como… pero sobretodo no me fustigo si como más y cosas que me gustan…. Si tengo que perder unos kilitos… pues a reducir cantidades i algo más de verdurita (pero siempre refrita, que está más buena)… Nada de saciantes, no me gustan nada.

    Por cierto, yo tampoco consigo beber un litro y medio de agua.

  8. Ali es totalmente cierto, por un poco de placer gourmet nos castigamos luego con una semana de lechuguita!
    Vos podés comer lo que quieras que sos flaca y divina nena!!!

  9. Trato de tomar mucho mate para llegar a los 2 litros de agua y ahora existe el Chocoarroz! recomiendo altamente el de Cachafaz.

  10. Te re entiendo. Ahora en Argentina están vendiendo unos alfajores de galletas de arroz bañados en chocolate y rellenos de dulce de leche (seguro que light) que se llama ChocoArroz, y te digo que aunque se ven maso, cumplen muy bien su función y reemplazan genial a las barritas de cereal. Beso

  11. Las galletas de arroz me gustan con queso blanco y dulce. También me encantan las verduras, pero bien condimentadas con oliva y aceto.Las barritas de cereales me agradan mucho…pero no las dietéticas.
    Desde muy joven hice dieta porque era muy gordita. Ahora he llegado a un punto de equilibrio como un poco de todo pero con moderación.

  12. ja ja ja!!!! yo estoy como vos!!! una semana sopita, una semana relajo, otra semana de sopita, otra semana de relajo…..y asi voy…..una de las cosas de ser mujeeeer!!

    Besos y suerte!

  13. Es muy cierto todo lo que escribis, yo admiro a esas mujeres que tienen constancia y saben cerrar la boca a tiempo ¿cómo hacen? hoy me manduqué un helado, una media luna y mates con galletitas varias buah! Besos tía Elsa.

  14. Yolanda,

    es imposible no sentirse pecadora!!! Y es cierto, no sólo nada se reduce sino que se cae!!!

    Ann, Betty, Cheli, Tía Elsa,

    lo noté, este es un tema de mujeres, los hombres de la oficina y el mío en casa no entienden esto de comer y no comer, comer con culpa, etc.

    Rod,

    no me acuerdo qué barritas compraba cuando estabas acá… Serán esas que eran «baked»? Ay, eso de «yeguas» es tan cierto… Pero por suerte en mi trabajo nos apoyamos cuando pasamos por estas fases… Y no te pienso hacer caso con lo último que escribiste!:D

    Stella,

    ese es otro tema, no? Que nos castigamos antes de salir de vacaciones y durante y después nos ponemos al día!!!

    Marcela, Gonz,

    a mí la «comida de mina» me gusta dos días, después me aburroooo! Y eso que no incluí el yogur. No puedo tomar yogur más de dos días seguidos.

    Vampirolla,

    por lo menos hacés ejercicios!

    Luciano,

    gracias! Eh… si, gracias!

    MPG,

    claro, pero a mí reducir cantidades me cuesta…

    Mai, Virginia,

    ya no soy la de antes!!!

    Maru, Lucila,

    wow, se ve que esta golosina está buena… Cuando vaya a Argentina, la voy a probar!

    Marta,

    no sabía que se podía comer la galleta de arroz con algo más. Moderarse, qué bueno, yo no puedo!!!

    Mai,

    en serio!?!

    El Mostro,

    no, para un hombre, no lo son para nada!! De Nituni sé que anda a full en Facebook, nos abandonó el blogger!!!

  15. Alicia,
    Me hice amiga de las galletas de arroz este año y te confieso que prejuzgaba.
    En principio, pensaba igual que vos: en telgopor. Pero aprendí a disfrazarlas un poco: queso saborizado encima para untarlas y una feta de queso y jamón (en lo posible «natural» sin conservantes ni grasa).
    Dos de esas galletas disfrazadas, tienen pocas calorías y sacian bastante!

    Respecto a los brócolis y coliflores, los hago en microondas:
    Lavo bien los arbolitos. Si tienen mucho grosor los troncos, les hago unos pequeños tajos con el cuchillo. Así nomás luego de lavarlos, en una pirex apta para microondas.
    Una vez llena la pirex de tronquitos le agrego a ojo un chorrito adicional de agua. Tapo todo con papel film y lo pongo a 10min. a máx.
    ¡Cuidado al abrir luego! -por el vapor que sale-

    Y listo: tiernos y sin olor en la cocina. Bah…algo…pero muy poco. Pero no al punto de la cocción en hornalla!

    Enjoy!

Los comentarios están cerrados.