El Loco De La Lamparita


He notado que Ale tiene una obsesión con las lamparitas. Cada vez que vamos a algún negocio de artículos del hogar, pasa minutos eterrrrrnos mirando y estudiando las diferentes clases de lamparitas. No pasa más tiempo porque me pongo insoportable insistiéndole que sigamos camino.

No entiendo ese interés desmedido por buscar la que más conviene, la que ilumine más, la que gaste menos, la más ecológica… Es tan importante!?!?

Cada tanto compra cajas o las manda a pedir por internet, y cambia todas las lamparitas de la casa, las prueba, las analiza…

Para mí son todas iguales y mientras se enciendan cuando uno apriete el botón que corresponde, está bien y no me preocupo más.

Aunque pensándolo bien… estoy segura de que mi marido no es el único cónyuge que tiene alguna obsesión doméstica… Qué tal andamos por casa? Me cuentan?

Comentario (22)

  • Marcela| 21 enero, 2011

    je. Mi marido es igual 😉

  • Luciano| 21 enero, 2011

    Ja. Sí, es un poco mucho. Yo siempre miro a ver cual dura más, gasta menos y cuesta más barata. Tengo qu cambiar un par más.
    Ninguna otra obsesión, me gustan los gadgets para fotografía, pero son caros.

  • Prima Humberta| 21 enero, 2011

    Mi marido es bastante femenino (ojo, en este aspecto solamente), no tiene intereses ferreteros de ningún tipo: yo crecí viendo como mí papá se quedaba atorado en el área de herramientas del súper! Pero Facu no es así, cuando cuelga un cuadro atormentado por mis súplicas, él se ríe y dice que está jugando al macho y me pide que le saque fotos con la agujereadora en la mano.

  • Laucha| 21 enero, 2011

    mi marido cuando tiene que comprar alguna cosa «de ferreteria» mira y recontra mira y analiza, agarra un roducto, lo mira, toma otro, lo compara… y yo me aburro y pierdo la paciencia y le digo: decidite de una vezzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

  • Virginia Prieto| 21 enero, 2011

    al mio lo obsesiona todo lo relacionado con la naútica…
    puede quedarse horas analizando la longitud de un cabo o analizando la textura de una vela…
    en esos momentos realmente mi paciencia se extingue!

  • Mai| 22 enero, 2011

    Alicia, no sabes la suerte que tenés! En mi casa tengo las arañas con varias lamparitas y se van quemando de a una… Mr Love no las cambia hasta que nos quedemos a oscuras practicamente! Pero cuando tenemos que comprar lamparitas, prefiere las de bajo consumo y buena luz aunque salgan un poco mas caras.

    Pero el colmo de los colmos: él es plomero… y en casa de herrero, cuchillo de palo… tengo la pileta de la cocina semi tapada y la canilla del baño que pierde desde hace años!

    Cuando vamos a un hipermercado, lo pierdo en el reparto herramientas y ferreteria, pero no importa porque aprovecho y yo veo otras cosas, total, cuando vuelva seguramente todavìa està mirando lo mismo!

    Besos

  • Ale Sarco| 22 enero, 2011

    Claro, pero después quieren que tengamos paciencia cuando no se pueden decidir por un par de zapatos, no en una sola zapatería, sino en varias?

  • Paola Vampirolla| 22 enero, 2011

    jajaja el mio es «el de los cuadros». Y bueno, hay que dejar que nuestros hombres se diviertan con sus «cosas» 🙂
    Saludos

  • Lola| 22 enero, 2011

    Mi papá pasó todo un verano cambiando lamparitas nomales por las bajo consumo en pla casa de Pinamar (de esto hace como 15 años o más, casi nadie las conocía entonces, creo que de ahí vino me aversión por las de bajo consumo)
    Mi marido tiene algún problemita respecto de acumular bebidas alcoholicas. Supongo que es bastante común, pero se la pasa probando cortes de cepas, marcas, etc… a mi me gusta el vino (bah, me gustaba porque ya no tomo más casi) pero muchas veces me pregunto si le cambiara el vino de botella se daría cuenta si es un tempranillo o un merlot? estoy tentada de hacer la prueba!

    Besos!

  • Antonio Saz| 22 enero, 2011

    Esta foto y esto de «El loco de la lamparita» me ha recordado a un antiguo personaje…. hace muchos años trabajaba en una oficina bancaria en un pueblo de las Cinco Villas, en Aragón…. tenía varios clientes que eran personas con trastornos mentales y que vivían en integración social todos juntitos en un piso… intentando hacer la vida más normal posible…

    Uno de ellos, Fausto, venía siempre a la oficina con una bombilla en la mano, otras veces en la boca y decía, soy el «Genio de la lampara maravillosa», con una cara seria y soberana…. luego reintegraba todo el dinero que tenía en su cuenta y se lo gastaba en vino… un día, totalmente borracho tropezo entrando en su casa y cayó escaleras abajo, murió al instante.

    Nunca olvidaré a aquel «Genio de la lámpara» con su bombilla a cuestas, es uno de esos personajes dignos de Terry Gilliam y del Rey Pescador…. un saludo estés donde estés gran Genio Fausto.

  • Luciano| 22 enero, 2011

    Lamparitas = zapatos?

  • Mariana| 22 enero, 2011

    NO me hables de lamparitas que me pase como dos meses buscando la mejor luz (blanca,de dia, de noche, eco, no eco amarilla…blaaaa) para el estudio, y sigo sin ver una mierda…

  • Ann| 23 enero, 2011

    Mmm desde que vivo con J (dos años), yo jamás tuve que comprar papel higiénico, porque digamos que con una frecuencia casi diaria, él se encarga de aprovisionarse. Desconozco si ha habido algún origen traumático para esta conducta, pero al muchacho lo obsesiona quedarse sin papel. Mejor para mí, porque no me tengo que ocupar del tema, y porque siempre compra el MEJOR que pueda encontrar! No sé si tiene mucho que ver con tu ejemplo pero es el que se me ocurrió… un beso!

  • Mariela Torres| 23 enero, 2011

    El mío no tiene ninguna obsesión doméstica, o tal vez sí, compra libros, muchos, que ya no sabemos dónde ponerlos.

    Besos.

  • Betty| 24 enero, 2011

    Me encantó el comentario de Ale y de Luciano jajaja

    El mío se desespera por las ferreterias!! en un Easy lo podés dejar un par de horas e irte de shopping y cuando volvés ni cuenta se dió que estuviste ausente.

    Otra perdición son las casas de hobby… trenes y maquinarias agrícolas a escala… pero como eso no es tan común de encontrar, pasa más desapercibido

    Besos

  • Jose| 24 enero, 2011

    Ali… Recojo el guante y voy en defensa de Ale y muchos otros hombres !!!
    ¿ No te parecen demasiado aburridas las lamparas incandescentes creadas por Tomas Elva Edison hace como 140 años? Bueno , te tiro un dato, comparto la misma pasión por los soles compactos que la tecnologia nos brinda, y ahora con la tecnología LED de alta potencia más a full que nunca, 3 Watts por una equivalente de 60 W incandescente, por eso:

    !!!!Pucha que vale la pena estar VIVO !!!!! AGUANTE ALE !!!!

    Un beso

    LOLI

  • pity| 24 enero, 2011

    cables, millones de cables y todo tipo de gadgets (algunos me gustan eh?) besitos!

  • tia elsa| 24 enero, 2011

    Franco no es obsesivo en nada, excepto con el futbool y eso me vuelve loca, porque mira cualquier partido y los vuelve a ver en las repeticiones y también partidos de hace 30 años, INSOPORTABLE. Después de Ale diga el porque de su amor por las lamparitas. Besos tía Elsa.

  • Alicia Seminara| 24 enero, 2011

    Marcela,

    ah! Son dos!! 😀

    Luciano,

    bueno, las lamparitas seguro son más económicas.

    Prima Humberta,

    me encantó, qué gracioso!

    Laucha,

    es que no hay nada más aburrido que una ferretería!

    Virginia,

    qué distinguido! Y navega también?

    Mai,

    tenés razón, es feo cuando querés prender la luz y no anda la lamparita! A mí me pone loca!

    Mr Love es plomero? Arregla trituradores de basura!?!? A lo mejor se anima en casa!!!

    Ale, Luciano,

    ok, tienen razón!!!

    Paola,

    qué amoroso! A mí me encantan los cuadros!

    Lola,

    estaría buenísimo ponerlo a prueba de esa forma! Hacelo y contanos!!!

    Antonio,

    qué linda historia! Gracias por compartirla!

    Mariana,

    eso! Ale a veces compra algunas lamparitas que alumbran pero yo no veo nada! A mí me gustan las blancas bien blancas!

    Ann,

    ah, mirá vos qué interesante esa obsesión! Gracias por pasar!

    Mariela,

    ah, somos dos, a mí me encanta comprar libros (y leerlos, obvio) y tampoco tengo lugar dónde ponerlos!!!

    Betty,

    viste? Pero tienen razón… La verdad que si puedo evitar ir a la ferretería, lo hago, no encuentro nunca nada que me interese!

    Loli,

    ay nooooo! Y sabrá Ale de esto!?!? Y si es algo más que agregar a su colección de lamparitas!??!

    Pity,

    cables!?!?! Y los guarda arrolladitos o te los enganchás cuando caminás!? ;D

    Tía Elsa,

    mmmmmmh, Ale es fanático del fútbol, pero sólo cuando juega su equipo o Argentina… Menos mal!

  • | Perla || 25 enero, 2011

    Mi marido no es del tipo obsesivo pero tiene locura con la limpieza de la pileta (gracias a Dios) y con esconder la ropa que tiendo adentro cuando llueve…

  • Gonzalo| 25 enero, 2011

    En casa el tema pasa por los auriculares y todoloquetegaqueverconmusica!!!!!

    Y obvviamnete, cuando queres un aiuricular para el Ipod decente no encontras uno!

    Besotes!

    pd: bien ahi Ale con la conciencia ecologica 🙂

  • Bionda| 26 enero, 2011

    Lamparas a bajo consumo!! ese es su trauma, cambiò toda la iluminacion de la casa y no se donde poner todas las viejas!! Mi hija no puede ver una làmpara con una lamparita quemada… si no la cambias te quema la cabeza! de tal palo