Qué feo cuando una se siente refutada!

Grrrr!

Yo no creo en nada y lo digo con convicción. Lo que no quiere decir es que menosprecie la fe de quien la tiene en lo que sea: sanadores, horóscopo, religión, telepatía, ovnis, etc. Cada uno sigue lo que siente y lo que lo hace sentir bien. (Porque, convengamos, ser seguidor de una religión o fe para sufrir es, más que serio, perturbador!)

A veces hasta pienso que decir que uno no cree en nada es como decir que cree, no sé si me explico: tengo la convicción de que no creo en nada. Ergo, creo en no creer nada. Divagues los míos, ya lo sé.

Pero una vez me pasó esto:

Hace unos cuantos años, Chica y Chico (para qué voy a ponerles nombres! Y menos iniciales!) se compraron una casa después de muchos años de noviazgo, sacrificios y ahorros.

Estaban muy contentos. La casa era linda, faltaba terminarla adentro: ponerle pisos, azulejos, pintarla, etc.

Cuando salimos a la puerta después de haber sido invitados a inspeccionar la casa y después de haberlos felicitado por su adquisición, Chica me dijo que estaba contenta pero que a la vez se sentía un tanto incómoda por la historia que le habían contado de esta casa, terminada por fuera e incompleta por dentro: Había pasado ya por dos dueños anteriores.

Los dos dueños anteriores habían sido, respectivamente, dos parejas a punto de casarse. Las dos veces en que esta casa se puso en venta fue porque las dos parejas se habían peleado y no se casaron.
Chica temía que le pasara lo mismo.

«Ay, por favor!» resoplé. «No me digas que vos creés en esas cosas!»

«Y…» Chica se encogió de hombros como resignada.

«Nena,» canchereé. «A uno le va mal con su pareja por algún motivo: se dejan de querer, se dejan de respetar, se aburren o simplemente se dan cuenta de que no son el uno para el otro o conocieron a otro/a o no pueden convivir. Tranquila, che. Si vos estás segura con Chico y tienen este proyecto tan lindo de arreglar la casa y casarse, no tenés que preocuparte.»

Pareció que la había convencido. Me dio la razón.

Al año y medio, después de muchos sacrificios y ahorros, Chico y Chica se fueron a vivir a su nidito de amor todo decorado y amueblado y había quedado hermoso.

Y a los seis meses se pelearon definitivamente!

Y al año vendieron la casa!

Cuando me enteré de lo sucedido, me acordé de mi canchereada y me enojé conmigo misma por haber pensado no bien escuché la noticia: «Creer o reventar!»

Ustedes creen o revientan o consideran que fue casualidad?

Artículos recomendados

22 comentarios

  1. Pa! no se que decirte, si que es inquietante, no?
    Sinceramente, no puedo decirte «creo», pero si, que hay algo, no se si «fuerzas» o algo asi, por ejemplo, algo en que me sorprendo pensando a veces es en la mala onda de algunas personas, ves, en eso, creo, porque lo he visto, tal vez sin mala intencion, pero algo hay.
    En el caso que contas, no se, igual la mala energia de la primer pareja quedo ahi, influyendo a las siguientes.
    Ojo! que tambien hay personas sujetionables, tal vez, la chica, al enterse debio vender y comprar otra, y al no pensar mas en el tema, no hubiese pasado nada, pero eso, es imposible de saber.
    Un beso.

  2. Yo creo, así que no reventaré. Es decir, creo en la energía, en que se puede curar con energía (lo vi y viví) y en que la buena energía se transmite, viaja rápido y opera milagros. Y parece ser que la mala también, pero prefiero no creerlo mucho, para no darle fuerza.

    Besos.

  3. Lo MISMO le pasó a mi hermana.

    Compraron la casa que se ponía a la venta por la misma razón (faltaba poner el parquet, terminar con las aberturas y algunos detalles más) y no llegaron nunca a irse a vivir ahí, se pelearon en el interín.

  4. yo creo en el esfuerzo, en la pasión por hacer las cosas, en una cierta actitud ante la vida…. creo en una forma de funcionar… esa es mi creencia…

    todo lo demás…. por un lado el cerebro humano es complejo y algunos ven cosas que sólo están en su cabeza… otros necesitan creer, les ayuda a sobrevivir, necesitan ese «hombro» externo en el que apoyarse y recoger fuerzas…
    otros creen hasta en la suerte… si es que la gente cree en cualquier cosa…

    no pretendo ser pretencioso ni pedante, pero me gusta creer en mi mismo, tenerme confianza y reforzar mi tesón…. eso me produce un desgaste… pero así es.

    También creo en que estar con los tuyos es necesario y sano, sienta bien a cuerpo y mente, creo en ese cícrulo mágico de personas que están a tu lado y por las que merece hacer cualquier cosa…

    todo lo demás, pues cositas que montamos los hombres para controlar el sistema, controlar al resto de personas y marcarles pautas…

    en fin, lo dejo, que divago

    abrazos Alicia, bonito post

  5. Yo hubiera dicho lo mismo que vos… pero que la sugestiòn puede modificar las percepciones es cierto.
    A veces te obsesionas tanto con algo que terminas por hacer que las cosas vayan por ese camino, tanto con las cosas buenas como con las malas.

    besos

  6. Mira, yo intento tambien no creer en esas cosas. Es que como escuche una vez: cuando empezas a creer en ellas es cuando te afectan.
    Yo nací un martes 13 ¿que me depararía el destino?
    O pobrecitos los gatos negros o miles de cosas mas.

  7. Le doy la razón a Mai… si andas con la idea en la cabeza de que no puede funcionar la relación por la maldita casa, al final la casa acaba por romper los lazos. La pobre casa… La mente es muy poderosa, en eso sí que creo. Yo no creo y tal vez reviente, pero cuando algun artefacto, papel, foto o lo que sea me da mal rollo acaba en la basura! Y eso que no creo. Si la casa me hubiera dado mal rollo, ni entro! Porque me conozco…

    Besito.

  8. creo q si lo q le pasó a las dos parejas anteriores la hizo dudar sobre la suya, algo no estaba bien desde el momento q compraron la casa

    yo creo q lo q uno le pasa es consecuencia de los propios actos, no puede haber determinaciones externas para q una pareja termine

    soy re contra escéptica, por cierto

  9. La casualidad no existe, todo ocurre por algún motivo. Lo que si es bueno es tener pensamientos positivos, porque los pensamientos negativos te llevan a crear cosas feas y malas a tu alrededor. Sin embargo, si tus pensamientos son positivos te van a llevar a desdramatizar las cosas.

  10. No conozco a la pareja, pero por lo que contas, ella si creia en esas cosas, asi que obviamente fue sugestion.

  11. Alice, yo creo en las coincidencias, y en que si suceden es por una razón… A lo mejor fue la forma que el destino, el universo o lo que sea tuvo de hacerlos salir de una relación que a lo mejor no los haría felices más adelante… La vida los llevó hasta esa casa, por algo fue, seguro que hoy cuesta creerlo, pero seguro que es e camino por el que tenían que seguir…

  12. Quizas el motivo que los unía como pareja era tener la casa. A partir del momento en que concretaron se quedaron sin motivos para seguir juntos, lo demás pueden ser coincidencias. Pero ojo! también creo en la mala energia de las casas, es como las brujas: se dice que no existen, pero las hay.

  13. Yo Ali en esto creo que pensamos igual. O sea no creo en las brujas, pero que las hay, las hay. No creo en nada, y como vos hago bandera de ello. Pero cuando escucho historias como estas, si bien mi ser racional me dice que se pelearon por que no serían una pareja tan estable como pensaban o alguno de los dos piró, otra parte mía me dice: ni en pedo compro esa casa.
    Igual lo pienso dos veces y creo que si me la venden barata por la historia a colación, y si dispongo del dinero, invierto. Me salió mi agente de bienes raíces frustrada de adentro.
    Voy a soñar con fantasmas, chau.

  14. Y 14, ya que estamos con el tema.
    Yo creo en algunas cosas, creo que la energía queda y se impregna en las cosas… Una cuestión de física, nada se pierde todo se transforma…
    También creo que Chica se hizo la cabeza mal y como cualquier profecía autocumplida una vez que supo lo que había pasado eso es lo que iba a pasar, uno no puede escapar de la propia cabeza.

  15. Repito las palabras de Mai y agrego lo que dicen otros comentarios: No creo en las brujas, pero que las hay.. las hay…

    Besos!!!

  16. Creo que la ‘información’ que recibieron de la casa los hizo inconscientemente creer y llevar su relación al borde del fin. Que pena por la pareja pero si terminaron no creo que fue por 4 paredes, cuando uno ama ama hasí sea en una cobacha 🙂

    Beso y no te sientas mal!

  17. Hola Alicia es un gusto pasar por acá. Me gusta tu blog y desde ahora me anoto para seguirte.
    Yo coincido un poco con los demás, en que el poder de la sugestión es muy fuerte y probablemente actue de maneras misteriosas de la que no tengamos control ni aunque querramos. No sé, quizas esa fue la primera oportunidad que tuvieron tus amigos (despues de trabajar y conseguir arduamente comprar y arreglar la casa) de estar solos, uno frente al otro y las cosas empezaron a decantar. por ahí hubiera pasado lo mismo en cualquier otro lugar.
    Te mando un abrazo

  18. Yo creo que hay lugares que tiran mala onda, así como hay lugares en los que uno siente al llegar que «ese es el lugar», asi me pasó a mi al llegar a mis casas antes de comprar , llegar y decir … acá si, y en otros lugares decir a aca …no. Indudablemente creo ,no reviento …..
    Besos Alicia!

  19. Me sumo a lo qeu dijeron mas arriba: creo en que todo es energia que se mueve… y puede causar cosas buenas o malas…

    este tipo de cosas? A mi me dejan pensando…

    saludos linda!

  20. Fue casualidad, fue el desgaste de construir la casa, fue determinacion inconsciente? Algun psicoanalista te diria que la idea de que la casa podia predeterminar el estado de la pareja solo les sirvio como sustento o base para dejar que alguna fisura que ya existia se hiciera mas profunda… construir para colmo puede sacar lo mas pior de una persona porque es realmente desgastador… y todo se junto y …ahi estamos…separados. Pero la culpa fue de la casa maldita jajajaa que se yo.
    Es cierto con lo de creer o reventar. Yo no creo en nada tampoco… de todas maneras todos los dias a las 10pm, se prende solo el equipo de musica del living. Segun mi marido, algun corto circuito… y si…sera eso…no? 🙂

  21. Cheli, Mariela Torres, VesperLind, Gonzalo,

    sí, conozco mucha gente que cree eso de la energía o fuerzas que pueda haber en una casa… Incluso han prendido velas para «sacar» la mala onda o para «sanar» la casa. Eso me llamó la atención siempre…

    Flor,

    qué coincidencia!

    Antonio,

    yo coincido con vos en todo ya que me trae a pensar que el tener creencias o amuletos viene desde casi, te diría, la prehistoria y con los años los hombres han sabido «refinar» sus ritos y creencias. Por eso creo que en el fondo, todas las religiones se parecen.

    Gracias por tu comentario, no me pareció ningún divago!

    Mai, Ivy, Muma, Guada GN,

    puede ser que haya sido sugestión, no? O una excusa para cortar con la pareja!

    Gera,

    tal cual! Porque he visto a muchos que creen en todo todo lo que hay por ahí: ángeles, gnomos, leprechauns, hadas, Jesús… todo en una misma bolsa!!!

    Verónica,

    siiii, en eso me parezco! Porque si recibo de regalo algo de una persona con la cual no me llevo bien luego o por algún motivo me cae mal, tiro todo!!!

    Montse,

    tal cual. De nada vale tener pensamientos negativos: te hacen sentir mal por dentro y encima, te envejecen!

    Beluu,

    ahhh, eso de que «la vida los llevó a esa casa» me gustó!

    Maru, Roze, Mariana,

    claro, es cierto que a veces un proyecto te mantiene junto a otra persona, pero cuando lo terminás… ahí, si te preguntás «Y ahora?» es cuando te das cuenta si la pareja se quiere o no.

    Julieta,

    yo soy escéptica como vos pero creo que igual hubiese ido a vivir a esa casa!

    Betty,

    ah, esa frase célebre!!! Que las hay, las hay… como esa frase de las suegras, no? (Igual con la mía me llevo bárbaro!)

    Ceci,

    gracias por tu comentario!

  22. Yo creo en todo lo que se pueda demostrar, soy dura para creer en estas historias sin justificación empírica, sin explicación racional y lógica. Realmente me gustaría ver algún fantasma para «creer», JAJAJA.
    En este caso me parece que fue casualidad, yo me hubiera ido a vivir ahí si realmente me gustaba la casa. También habría que ver si alguien vivió ahí además de estos casos que trascendieron, si justificaban esa creencia es lógico que solamente hayan prestado atención a estos dos que contás, como para dar fuerza al mito.
    Creo en la fuerza de la (no me sale la palabra)… predisposición o algo así… Las profecías autocumplidas o algo así…

Los comentarios están cerrados.