Es Una Sensación

Cuando recién vine a vivir a Londres me llamaba mucho la atención (y hasta cierto punto, me causaba incomodidad y/o miedo) que hubiera cámaras en todos lados. Caminaba por las veredas y cada pocos metros ahí había una mirando? vigilando? espiando…?

Con el tiempo me olvidé de sus existencias y sólo las recordaba cuando paseaba con alguien que había llegado de turista y me lo comentaban «Cuántas cámaras que hay!» «Ah, si,» contestaba yo con indiferencia.
Me he acostumbrado a que haya cámaras en los colectivos, en los trenes, en el subte, en cualquier lado! Cuando digo en cualquier lado, es cualquier lado! (Bueno, en los baños públicos no… Al menos en los habitáculos -quiero creer- no…)
Y las cámaras funcionan! Y graban! Y cuando buscan a alguien que cometió alguna ofensa o delito, suelen poner la foto de su cara en la tele, en los diarios, etc, y piden colaboración a la gente.
También me acostumbré a no tenerle miedo a la policía (los argentinos me entienden). Una vez, esperando el colectivo a la noche cuando volvía de trabajar, ocurrió un episodio con unos chicos que se estaban peleando aunque no pasó a mayores pero igual me asusté. A la noche siguiente, encontré allí mismo a dos policías y les comenté lo que había sucedido y les pregunté a qué número tendría que llamar si algo así ocurría otra vez. Me dijeron y tomé nota.
A la semana siguiente, estando otra vez en esa parada, se me acercó un policía y me empezó a preguntar cómo estaba y me sentí muy incómoda, no entendía ese interés… hasta que lo reconocí! Era el mismo policía de la semana anterior! Se acercaba para preguntarme si había habido algún otro episodio como el que le había descripto yo, etc. Recién ahí me calmé.
Cuesta entender o creer, pero aquí la policía es de confiar. Generalmente andan de a dos, caminando o en auto. Los debe haber de incógnito también, seguro.
También hay mucha gente que se encarga de vigilar que, o bien nadie obstruya el paso en algún lugar o no moleste… La verdad, tengo que mirar más detenidamente porque ya no me doy cuenta…
Es que no te das cuenta cuando estás protegido. Sólo reaccionás cuando te das cuenta de la ausencia de seguridad. Me pasó en París donde vi mucha falta de vigilancia en lugares claves.
Por ejemplo, en las estaciones de subte. No hay nadie que vigile los molinetes y vi a más de uno pasar por encima de ellos, o sea, sin haber pagado. No vi vigilancia alguna en las fuentes cercanas al Trocadéro. Hacía tanto frío que gran parte del agua se había congelado y mucha gente estaba arriba saltando, intentando partir el hielo! Y no había nadie que les dijera que se fueran de allí! Y no había salvavidas como los que hay por aquí, cada pocos metros, al costado del río!
Entonces me puse a pensar en el estado de indefensión con el que se vive en algunos lados… En un estado de indefensión del cual la posible víctima no se da cuenta… Y sin embargo, se vive, se pasea, se recorre… Pero no critico.
Estamos viviendo en un tiempo en que estar vigilado es una forma de estar seguro, aunque para el que no está acostumbrado, ésto parezca ser sinónimo de esclavitud, les parecerá que vivir vigilado es no ser libre. Pero no ser vigilado no siempre es sinónimo de ser libre.

Comentario (21)

  • madre histérica| 25 enero, 2010

    vaya que tema!
    creo que nadie dirá que no quiere sentirse seguro en donde habita…pero no sé personalmente qué tanto me gustaria que me tuvieran el rastro por todos lados…
    En méxico también hay cámaras en lugares estratégicos, en especial donde circulan mas de un millon de personas por hora (somos 22 millones sólo en el df) como por ejemplo el subte/metro/subway.
    Ahora eso sí, lo de que me venga a preguntar un policarpio cómo ando sólo en el primer mundo.
    El único poli que veo cerca de mi casa es el que arma un despelote monumental jugando con el semáforo.

  • danny| 25 enero, 2010

    Totalmente de acuerdo con vos. Desgraciadamente para estar libres necesitamos estar vigilados. Es una pena que no podamos confiar en el de al lado.
    Saludos

  • Anavril| 25 enero, 2010

    Only in Ingland.
    Pero si, es un temazo. A mi me gustaria estar mas vigilada, si eso significa vigilada para bien, pero en este pais (Arg) sabemos que eso es imposible, antes, ahora y en un futuro. Una de las grandes razones que tenemos los argentinos para migrar es la total falta de seguridad y control que hay aquí. El control es un límite y los necesitamos para funcionar como sociedad. Acá no hay manera que la entiendan, es la soberbia que nos juega en contra, la misma que nos ayuda para tantas otras nos hunde en algo tan básico.
    Me das tranquilidad para dentro de un mes cuando este por allá!!!! (no tanto Paris…je)

  • Anavril| 25 enero, 2010

    Madre de Dios, no se que paso que todo lo que escribi se me borro.
    Decia (y voy a ver si me sale mas o menos como antes)
    Que acá el tema de la seguridad y el control es bastante dificil de aplicar. Que el control es un límite y que los necesitamos todos para funcionar como sociedad ordenada y civilizada, que acá nunca va a poder suceder. Es nuestra soberbia, la que nos ayuda en tantas otras oportunidades pero que ante ésta nos anula y nos hunde.
    Estoy más tranquila para visitar Londres…no así para Paris, jajajaja pero no creo que se compare con el barrio Once a las 2 am.

  • Bandida| 25 enero, 2010

    Upa! que tema ese! Aca en Sydney es parecido: hay camaras en los colectivos y trenes y a mi me parecen muy utiles, me siento segura. Pienso que si me pasa algo en el subte va a quedar registrado y van a poder detener al agresor.
    Hasta ahora no me paso nada pero agradezco que haya vigilancia.

  • Carolina R.| 25 enero, 2010

    La verdad es que prefiero estar vigilada que vivir la inseguridad que sufrimos en Buenos Aires. Con vigilancia, solo el que está cometiendo un delito debe preocuparse. Si no estás haciendo nada malo, creo que al final ya ni notás las cámaras, como te pasó a vos Alicia.
    Saludos desde acá.
    Carolina
    PD:Londres es una ciudad maravillosa.

  • Omar Magrini| 25 enero, 2010

    Alicia; yo tuve la misma sensación cuando visite Londres por primera vez. Camaras en todos lados, era como si estuvieras en un gran hermano gigante o tambien como the truman show, te sentis mirado observado, pero son un mal necesario.

    Un afectuoso saludo
    Omar

  • Flor| 25 enero, 2010

    A mí me da mucha confianza que haya cámaras, me siento mucho más segura porque los delincuentes saben que son menos impunes, que todo queda registrado, que los van a identificar y tarde o temprano tendrán que pagar por lo que hacen.

    En cuanto a la policía, aquí es igual. Los llamás y están, al toque, para calquier cosa y son muy de confiar.

  • Richard| 25 enero, 2010

    Resulta raro, pero es lo mejor que te puede pasar. Ojalá tuvieramos una policía como la londinense. Estaría con trabajo hasta las manos.
    Besos preciosa.

  • Betty| 25 enero, 2010

    el problema es que acá los que te «vigilarían» son justamente las personas en quienes NO confías… todo un círculo vicioso el nuestro…

    besos y seguí disfrutando del primer mundo!

  • Sandra| 25 enero, 2010

    LA verdad no me importaria estar rodeada de cámaras noche y dia, es como dijo Carolina, «solo el que está cometiendo un delito debe preocuparse» yo me sentiria mucho mas comoda y tranquila, aunque te digo que si decidieran poner camaras de seguridad en BA igualmente estaria intranquila, por que aca el problema no pasa por la falta de vigilancia sino por la corrupción que hay en la policia. Al menos esa es mi idea. Tengo un amigo que vive En Bath, uk y me quede re sorprendida cuando me dijo que ellos confian en el 90% de la policia! todo Lo contrario en Arg.
    Besos xx

  • Montse| 25 enero, 2010

    Al principio las cámaras me parecían una intromisión, pero como tú dices, luego no te dás cuenta de que están.

  • quehagoaqui| 25 enero, 2010

    Aunque no nos dice esto que estaremos del todo seguro , si es ya bastante y a mi al menos me daria la sensacion de mas seguridad.

    un beso 🙂

  • tia elsa| 25 enero, 2010

    Querida Alicia los argentinos te entendemos, yo prefiero toda la vida cámaras que me den cierta seguridad y no como vivimos acá. Lamentablemente también nos acostumbramos a los hechos de inseguridad. Besos tía Elsa.

  • Acacia| 26 enero, 2010

    Sin embargo nadie te da total garantía de seguridad en ninguna parte!

    ¿Notaste ahora mas control desde que aumentaron a alerta yellow?

  • Adriana Rearte| 26 enero, 2010

    Jaja !! Muy pertienente la descripcion de lo que observaste en Paris !!!!!!!!!! Siempre me llamo la atencion lo de la gente saltando los molinetes impunemente para tomar el subte sin pagar !!!!!!!!!
    En cuanto a comparar Buenos Aires con Londres, y asegurar que es mejor alla que aca, y darles palos a los polis y alabar las camaritas y demas…mmmmmm…no puedo, vivi muchos anyos en Europa (uno en Inglaterra) y ahora estoy de vuelta en mi Baires natal, y estoy tan enamorada de mi lugar y de mi gente que me resulta casi imposible comparar y criticar. Yo digo que una cosa se equipara con la otra, que hay puntos para rescatar y cosas de las que huir en cualquier lugar del mundo, que NINGUN lugar es paradisiaco ( cuando vivia alla, por ej, a mi me alteraba mucho vivir controlando el cambio de color en la alerta diaria antiterrorista !!) y que aca todavia queda mucha materia (humanamente) prima para rescatar, y vivir, y disfrutar.
    Un abrazo desde aca, Alicia !!! Y saludos de mi madre, que se conmovio mucho con el post en el que hablabas de los ex-alumnos !!!!!!!!!!!

  • Marisa| 26 enero, 2010

    Dia por medio me pregunto como será perder esta sensación de inseguridad continua al salir a la calle, y que no sea un tema TAN presente y preocupante!

  • Marie| 26 enero, 2010

    mmmmmmmm no sé, hay límites, i.e, recién me enteré de que nos quieren poner cámaras adentro de nuestro lugar de trabajo y eso ya me parece que no… mejor que nos pongan la tobillera electrónica pa controlarnos

  • Lola| 26 enero, 2010

    Qué lindo que debe ser vivir en un país que funciona, en todo sentido de la palabra.
    Me sentí muy identificada como argentina, tanto en sentirme «perseguida» por tanta cámara, sin razón alguna, como por la desconfianza hacia la policía. Qué mal que vivimos, qué deformado que tenemos algunos conceptos (algunos con razón, pero muchos otros sin ninguna).
    De todos modos no sé si habrá diferencia (seguro que sí) pero a mi marido una vez estando en Canadá (teoricamente primer mundo también) le robaron y «justo» en ése momento no había estado funcionando la cámara… casi, casi lo mismo que acá.

    Besos

  • | Perla || 27 enero, 2010

    Por lo que contás las cámaras son muy útiles, aparte están ubicadas en ámbitos públicos, con lo cual no me parece el extremo de la intromisión. Igual, al lado de los satélites de hoy en día, las cámaras son como bebés de pecho, en fin. Sirven al ciudadano, lo cual me parece perfecto. Si estuvieran dentro de mi casa sería otro tema, no?
    Cuando estuve en Irlanda, hace como 20 años ya, me contaba un conocido que como la universidad era muy cara, las familias en general enviaban al hijo mayor. Entre los que lo seguían, muchos pasaban a integrar las fuerzas policiales y esto hacía que los valores y principios desde la base fueran una garantía. Era una carrera digna, bien vista y bien remunerada, se la tomaban en serio. No era un ámbito mafioso.

  • Alicia Seminara| 28 enero, 2010

    Madre,

    Ah, sí, recuerdo muy bien los policías mexicanos dirigiendo el tránsito con el semáforo funcionando atrás… Toda una curiosidad, realmente!

    Danny,

    es cierto, es una pena. Gracias por pasar.

    Anavril,

    que disfrutes un poco de pasear relajada por las calles! Besos! Y por lo que ves, no se te había borrado nada!!!

    Bandida,

    sí, es cierto, uno termina agradeciendo que haya cámaras.

    Carolina R.,

    qué genial lo que decís! Y coincido, Londres es una ciudad maravillosa!

    Omar,

    creo que de a poco, las grandes ciudades se están transformando en un Gran Hermano, es verdad. Besos!

    Flor,

    sí, a mí me sorprendía siempre que aparecieran con alguna imagen… Yo me decía «pero las cámaras graban y nadie borra nada!»

    Richard,

    si, estarían con trabajo hasta las manos pero al tiempo disminuiría, no? Besos Rich!!!

    Betty,

    gracias! Claro, el cambio viene desde adentro, no? Porque de qué sirve que te vigilen si el que está a cargo es corrupto…

    Sandra,

    sí, a mí me sorprende no tenerle un miedo a un policía… acá. Bah, más que miedo, confianza de que si me pasa algo puedo recurrir a él.

    Montse,

    sí, realmente te olvidás que están.

    Karla,

    tal cual! Besos para vos!

    Tía Elsa,

    sí, lo cual es una lástima acostumbrarse a salir nerviosa… Besos!

    Acacia,

    no, obvio, ninguna ciudad es COMPLETAMENTE segura! Nunca sé de qué color está el alerta, para serte sincera!

    Adriana,

    fijate que en ningún momento comparé a la policía de Argentina con la de Londres o viceversa. Coincido sí, como dije arriba, que ningún lugar es completamente seguro. Besos y apareciste! Mandale un besote a tu mamá!

    Marisa,

    sólo te das cuenta cuando salís a la calle y no tenés que preocuparte en aferrarte a tu cartera y ves que llevás la mochila en la espalda y nadie la toca (a la mochila) 😉

    Marie,

    bueno, en el caso del trabajo, reconozco que puede ser incómodo porque antes no las tenías… Y andá a saber por qué la dueña quiere que las haya porque es como que desconfiara y eso no puede caer bien. Pero te digo, si entrás a un trabajo donde ya las hay, bueh, qué vas a hacer… Están ahí…

    Lola,

    claro, es una lástima que no se pueda confiar en quien representa la seguridad.

    Perla,

    es así, cuando a mí me dijeron que ser policía es motivo de orgullo para la familia y que incluso el agente tiene que tener una vida privada te diría, casi intachable, no lo podía creer!