Finitud


Ésta debe ser la famosa crisis de los cuarenta, aunque tenga 39.

Todos los planteos, todos los recuerdos de mi vida hasta ahora vivida, todo combinado en mi cabeza me hacen ver la realidad que me toca, que nos toca a todos, que le toca a cualquiera y que nunca pensé que me ocurriría a mí: ver que la vida tiene un límite.

Es verdad cuando dicen que cuando uno es joven (o más joven) uno cree que es eterno, que por siempre será joven y por siempre se sentirá de esa manera. Pero cuando te acercás a los 40 te das cuenta de que no sólo creciste vos sino los de alrededor: y esos bebés que alguna vez tuviste en brazos (cuando ya eras grande) ahora son monstruos de dos metros de alto, tienen novia, van a la facultad, algunos hasta tienen hijos… Y vos seguís recordando como si fuese ayer el día que los conociste en el sanatorio cuando tenían horas de vida!

Claro que te horririzás! Y el paso del tiempo ya no te hace crecer, ahora te hace envejecer. Y también envejecen los demás y temés por su salud al igual que por tu salud, más cuando la comida no te cae como antes: ya no podés deglutir esas cantidades de animal sin que sufras las consecuencias y el botiquín está lleno de digestivos y andá a saber qué otros químicos.

Comprendés que tus mayores (tus padres, tus tíos, tus vecinos) tuvieron una vida antes de que vos nacieras, que no fueron adultos siempre y esas fotos amarillentas y antiguas que ellos te mostraban y de las cuales te reías ahora no son tan ajenas, ya que vos también contás con fotos similares y de las cuales se ríen esos chicos que vos conocés desde que nacieron.

Y entendés que tu vida no es la vida, que nada gira a tu alrededor y que sólo sos un engranaje en este ciclo, un anónimo engranaje que contribuye a que este proceso se recicle cada año con alguien que nace, con alguien que se va.

Es el momento en que te dan ganas de decir esa famosa frase «paren al mundo que me quiero bajar». Y no podés. El mundo ha estado en movimiento desde mucho antes de que vos, lleno de energía, ambiciones y delirios de grandeza, hayas nacido.

Comentario (13)

  • Mauricio P. Milano| 19 marzo, 2009

    Perdón pero hay solo una forma de decir algunas cosas Y LA PUTISIMA MADRE ESTE ES UN TEMA SA LA DO!! Claro, vos pensarás «qué sabe él, que tiene 18…» pero nada, por lo menos te comento jaja. No te olvides que a los 18 también te cuestionás esto en algunos momentos. Pero en cuanto a la frasecita de Mafalda (que es una genia pero con esta frase la cagó), siempre digo lo mismo. Vos te querés bajar, PERO si el mundo PARA realmente, TE BAJARIAS? Yo no me bajaría. Suponé que si vivís un promedio de 80 años, recién estas en LA MITAD de la vida. Todo lo que viviste hasta ahora lo podés vivir una vez más. Te lo vas a perder? Besos

  • Rod| 19 marzo, 2009

    Entonces es mentira eso que dicen que lo mejor empieza a los 40? haha..

    Por lo menos lograste crecer y si bien no tenes 15 o 20, tenés una cabeza de casi 40, y eso muchos boludones no lo logran y viven a esa edad como si fueran pendejos.

    Pero, sí, debe ser raro caer en la matemática de la vida. Porque a mi edad la vida es un intervalo abierto.

    PS. Dejá de agregarte años que te faltan unos meses todavía!
    Y en otros pocos meses, si Dios quiere, vamos a hacer pendejadas together; YEAH!

  • Morkelik| 19 marzo, 2009

    uf, me hiciste emocionar.
    y como si fuera poco hoy vi la publicidad de coca españa (no se si te llego) y tambien llore, porque habla de lo mismo que este post.
    por eso hay que disfrutar cada momento y no preocuparse por boludeces. lo digo y se que no es tan facil, pero ultimamente quiero que asi sea el resto de mi vida.

  • yo misma| 19 marzo, 2009

    Lo que a mí me va pasando es que mientras más años cumplo, la expectativa que tenía de cómo yo iba a ser a esa edad ahora se traslada a unos es decir a lo que esperaba ser a los 25…. quizá ahora sea a los 35…

    También veo a mi madre y a mi abuela de una forma más humana…

  • Archi| 19 marzo, 2009

    Querida Alicia:
    Muchas veces he tenido esa reflexión y me resultó dificil ponerla en palabras. Tu post es esclarecedor al extremo. De una claridad que te hace parar los pelos de la nuca, porque no hay cosa mas cierta que lo que acabás de contar.
    Es terrible descubrir esas cosas. Por suerte tenemos la posibilidad de poder elegir como terminar los días que nos quedan, verdad?
    Hace unos meses y a raiz de lo que decís, decidí cuidarme, para tener una vejez mas digna que algunas personas que hoy veo y me entristece porque parece que la vida les pasó por encima. Otra de mis metas es dejar el cigarrillo y este año lo conseguiré.
    Besos y gracias por hacernos reflexionar con estas bellas palabras.
    P/D:
    Pasate por mi blog que hay algo para vos.

  • Magalí| 19 marzo, 2009

    Hola!!! Dar con tu blog me llenó de emoción.
    Tengo 25 años, y quiero decirte que… a esta edad también nos pasa lo de «y esos bebés que alguna vez tuviste en brazos (cuando ya eras grande) ahora son monstruos de dos metros de alto, tienen novia, van a la facultad, algunos hasta tienen hijos… Y vos seguís recordando como si fuese ayer el día que los conociste en el sanatorio cuando tenían horas de vida».
    Ni loca me bajaría del mundo ahora, después de ver todo lo que has estado haciendo en inglaterra, tengo un MUNDO por descubrir!Qué llegué ya abril por favor…
    Estoy mas que segura que es una crisis pasajera pre cumpleaños!!!

    Saludos desde un pueblito requete chico de argentina!
    Maga

  • Bea| 19 marzo, 2009

    La verdad Ali…tremendo post. Viste que ultimamente estoy re vaga para comentar es increible lo bien que pusiste en palabras algo tan complejo de expresar. Besos
    PS: nos vemos el sabado? que te parece? alumerzo o te?

  • Tamara| 20 marzo, 2009

    Es una sensación extraña, si, pero te hace valorar más cada momento, porque descubriste lo valiosos que son… A mi me cayó la ficha a los 20, cuando nació mi hijo mayor, que ya tiene 13… Fue fuerte, me dieron ganas de bajarme, pero más que nada de parar el mundo, de congelarlo para que el tiempo no pasé más, no sentis a veces que se te escurre entre las manos? A mi me sigue pasando…
    Besos!!

  • tia elsa| 20 marzo, 2009

    Yo no pienso Alicia, vivo, todo llega es inevitable, pero para que hacerse problema, analizarlo tanto, todavía tenés tanto por hacer, proyectos, sueños, deja los malos pensamiemtos y a vivir que son dos dias! Ahora viene lo mejor, besos tia Elsa

  • Allek| 21 marzo, 2009

    pasaba presentarme..
    te dejo un fuerte abrazo!!

  • Marci| 21 marzo, 2009

    Te vi en el blog de Archi y mira que gracia que yo en dos semanas cumplo 40.Un post precioso!Saludos

  • Alicia Seminara| 23 marzo, 2009

    Mauricio,

    bueno, digamos que a los 18 tenés otros planteos, parecidos a los de 40 en alguna medida, pero con la sensación de eternidad por delante.

    Rod,

    es verdad lo que decís, pero ya te va a tocar… Sí, dale, tenemos que ir a hacer karaoke.

    Morkelik,

    gracias, y sí, es verdad, hay que disfrutar cada día.

    Yo Misma,

    tal cual! Empezás a ver a tus padres de otra forma!

    Archi,

    qué amoroso sos y gracias por este comentario tan mimoso.

    Magalí,

    hola, bienvenida! Espero que disfrutes de tu viaje!

    Bea,

    gracias!! Eso, che, andás muy vaga!

    Tamara,

    yo siento que el tiempo se me escurrió entre las manos, no que se me escurre. O sea, que ya me pasó.

    Tía Elsa,

    sí, a veces pienso que ahora llega lo mejor.

    Allek,

    gracias por pasar!

    Marci,

    gracias! Y feliz cumple!

  • Anonymous| 26 marzo, 2009

    Esas cosas tarde o temprano se te plantean. Mejor que sea temprano y no demasiado tarde. Le empezas a dar otro valor a las cosas sencillas. «Lo esencial es invisible a los ojos» decia El Principito.
    A mi me paso, un buen tiempo atras, y antes de irme a vivir a USA me di cuenta que mi padre se moria, que preferia estar un rato al lado de el, antes que tener las riquezas que se me ofrecian. Que prefiero mil veces haber estado al lado de mi madre cuando fallecio, y no estar paseando por el centro de Chicago.
    Finalmente supe que este era mi lugar, aca naci. Tal vez no este de acuerdo con muchas cosas que pasan aca, pero sigue siendo mi lugar, mi tierra.
    Tarde o temprano te das cuenta de que es lo mas importante, se trata de crecer, madurar…