Niño Rico, Niña Pobre

Siempre que Ale y yo hablamos de nuestras respectivas infancias, yo termino pensando lo del título. Sí, claro que es exagerado pero no puedo sentirme de otra forma!

Mi infancia fue normal pero en familia clase media-medio-venida-abajo. Me acuerdo que una vez, cuando yo tenía 11 años, mi papá quedó sin trabajo y, a pesar de que nunca nos faltó un plato de comida, se notaba que costaba comprar las cosas.

Aparte mis viejos siempre fueron muy frugales y nunca nos compraban más cosas de las que necesitábamos. No comíamos galletitas todos los días, golosinas nunca; mayonesa, paty, salchicas… qué era éso!?!?!? Ni hablar de las gaseosas. Todo eso se comía en los cumpleaños.

Quiero aclarar de todas maneras que, a pesar de ésto, mi infancia fue la de una niña contenta. Y como en casa el dinero no sobraba, pues tampoco a mí se me ocurría pedir cosas. (Se ve que en ese sentido era una niña buena, a pesar de que me peleaba con todo el mundo!)

Pero tenía tele y veía propagandas. Y deseaba tener el Packo Pega (No, che! Era un pegamento y venía de muchos colores) «El Packo Pega? Yo los tenía de todos los colores y de tamaño grande!» A gatas mi madre pudo comprarme uno blanco y chiquito.

Del sitio de Damián.

Yo deseaba el Maletín Puky, el que contenía maquillaje para las muñecas… «Vos, si hubieses sido mujer, seguro que lo tenías!»

Soñaba con tener un Segelín. «Ah, sí, yo lo tenía aunque era muy chiquito y no me dejaban usarlo». Revancha! A los 30 años lo vi en un catálogo de Avon y me lo compré! Y todavía lo tengo ahí en la caja, sin abrir, pero el gusto me lo dí!

Estoy segura de que no pagaban ningún royalty! Miren la cara de ese Mickey! Y la cabezota deformada de Donald!

El Cerebro Mágico! Yo quería jugar con uno! Y no lo tenía! Y cuando tuve como 13 años mi vecina hizo limpieza de juguetes de su infancia y me lo pasó. Je. Un poco tarde.


Y cuando había que comprar figuritas para el álbum de turno? El mío casi siempre estaba vacío, realmente costaba comprar un sobrecito de tres o cuatro míseras figuritas. Y de qué me entero? El niño quiso llenar su álbum de figuritas del momento y se compró una caja de paquetes!

El álbum de figuritas Muñecas!

A Alicia la pobre no le pudieron comprar muchas cosas. Si le regalaban un cuentito para pintar, pintaba un poquito cada día, para que no se terminara enseguida. Pero si le regalaban un libro para leer… lo devoraba! Y pedía más! Pero como no había más dinero, estaba la biblioteca de donde estudiaba inglés.

Así y todo, mis padres nunca me dieron la sensación de que vivieron con culpa o angustia el hecho de que no pudieran darnos más. La escuela primaria fue gratuita y mi papá que sabe de cualquier cosa mucho, nos ayudaba con los deberes. Y había que pagar inglés y las clases de guitarra y Bellas Artes para mi hermana.

Y no me amargaba. Por eso pienso que uno de chico se sobrepone fácilmente o sortea los obstáculos más estoicamente que los adultos. Y se adapta rápidamente a la falta de algo material.

Pero todavía sigo abriendo muy grande los ojos cada vez que menciono algún juguete que quería tener y Ale dice «Ah, sí, yo lo tenía!». La niña que alguna vez fui no puede dejar de sorprenderse.

Comentario (20)

  • quehagoaqui| 12 noviembre, 2008

    jaja ALi me mataste con lo que aun ahora abres los ojos y no dejas de sorprenderte.

    Pero que bueno tus padres te dieron educacion y te pagaron el ingles….Y LO MEJOR NENA LO APROVECHASTE!!!!

    Besos

  • Constanza| 12 noviembre, 2008

    1. no tengo idea de lo que es el segelin (ni ganas de googlearlo ahora. je)
    2. estás preparada para cualquier eventualidad. en el momento puede parecer un garrón no «tener YA» eso que uno anhela, pero siempre que tengas las necesidades básicas cubiertas, y sobre todo, el amor de tus viejos, creo que esas cosas se superan.
    3. mis hijos tienen un buen pasar. y a pesar de que a veces la tentación es mucha por darles todo lo que piden, y más también, intentamos (su padre y yo) moderarnos. y no es por nada, pero son super discretos con el tema gastos superfluos. la tienen clara. a mí el consumismo no me cierra. y si se puede sacar un libro de la biblio, ponele (sobre todo esos de referencia que se usan una vez y sabés que no los vas a usar más), entonces, allí parten.
    en fin, da para mucho, pero perdé cuidado, que esa forma de vida, impuesta por la necesidad del momento, seguramente te templó bien el carácter. y eso está bueno. un beso.

  • mardevientos| 12 noviembre, 2008

    se ve que sos mucho mas chiquita que yo, porque no conoci nada de eso que mencionas!!! Quizas estuve en la etapa pre comercial. Me dicertia con Heidi, con las revistitas, y nunca, nunca tuve una BArbie!
    En mi caso tambien fue eso de el rico,ella pobre, pero los papas de max siempre fueron muy austeros y el tuvo casi tan poco como yo, y se divertia con la naturaleza!!

  • Anita| 12 noviembre, 2008

    el segelin!!!!!
    me encantaba! y también teníamos la fábrica de cerámica de pitufos. Pero hubo épocas malas y teníamos lo que habíamos guardado de épocas mejores y no nos morimos por no tener lo último…fuimos a escuelas públicas y sabíamos divertirnos con juegos inventados también.
    Es como vos decís, tiene que ver con cómo te crían y te prepara para épocas en las que uno tiene que ganarse su propia plata y priorizar.

  • Gera| 12 noviembre, 2008

    Mira Alice a veces veo las cosas de ese modo. A mis viejos mal no le iban, eramos clase media de quilmes pero sin infulas, y ellos ayudaban a la familia porque no a todos les iba bien.
    Recuerdo que los regalos de juguetes se hacian solo para Reyes y para el día del cumpleaños y las cosas eran para compartir muchas veces.
    Nunca hice album de figuritas porque a mis viejos le parecia un gasto de mas, pero bueno, tal vez así aprendí a valorar lo que tenia. (no digo que las experiencias del resto esten mal).
    Lo importante es que estas acá y ver todo lo que hiciste te tiene que hacer sentir orgullosa. Y bueno, el resto era material, pero lo importante es lo que se lleva dentro.

  • Archi| 12 noviembre, 2008

    Alicia:
    Muchas de las cosas que contás, recuerdan a mi infancia. Yo debía luchar mucho para conseguir lo que quería o necesitaba y en mi caso, no porque mi hogar fuera humilde. El mío era de regular abundancia. Mi padre ejercía un dominio sobre lo que daba y lo cobraba con creces a la hora de reclamar como buen siquiatra manipulador hijo de su reverenda madre que era.
    Por eso al igual que vos, ahora que puedo hago lo que se me canta, me doy los lujos que quiero y que a veces no son necesarios y si escucho algún comentario de el por mis gastos lo mando a la reverenda mierda.
    Besos y me encantó tu post lleno de nostalgias.

  • Maria Andrea| 12 noviembre, 2008

    Mis viejos de chicos eran pobres y mi papa’ al final laburo’ tanto que nunca nos hizo faltar nada. Cuando era chiquita mi papa’ regalo’ la tele a mis abuelos (porque mis hermanos se peleaban por los programas) y creci’ hasta los 8 años sin tele. Para mi era mas normal que mi abuela me leyera historias todas las noches.
    El Packo Pega nunca lo vi y Segelin tampoco se que es.
    Lo que te puedo decir es que mi viejo siempre nos dice que somos hijos ricos de padres pobres….. Besos

  • Bea| 12 noviembre, 2008

    Creo que cuando nosotros eramos chicos la locura consumista no era tal como hoy en dia. Esta bueno que tomaramos gaseosa solo en los cumpleanios, por ejemplo, era una de las cosas que nos entusiasmaba. Hoy los chicos reciben una tarjetita de cumpleanios y solo piensan en que salon/pelotero se hace mientras que antes en el patio de una casa la pasabamos barbaro. Y asi todo. Me quedo con nuestras infancias, mas austeras pero me parece que mas felices.

  • Maria Marta| 12 noviembre, 2008

    Ay, Alicia, que flashback!! El pa*co pega (pinta y dibuja?) y mi suenio dorado que nunca me regalaron: el segelin. Con el cerebro magico me paso que en seguida me di cuenta de cual era la trampa, asi que perdi el interes (creo que hasta termine construyendo uno!!) En casa a veces habia plata y a veces no tanta pero lograron malcriarme bastante. Igual en mi vida adulta cuando tuve que ahorrar o privarme de cosas que me gustaban no tuve ningun problema. Me adapto a todo.

  • yo misma| 12 noviembre, 2008

    yo nunca me di cuenta que teníamos una vida así sencillísima, hasta que fui grande, nunca me sentí pobre y nunca tuve muchas cosas.

  • Yolanda Fernández| 13 noviembre, 2008

    Cuando yo era niña en mi casa no había televisor y el primer refrigerador que compraron mis padres funcionaba con kerosene. Pero podrás creerme que tuvimos una infancia feliz…eramos libres y viviamos en armonía con la naturaleza…crecí en el campo y aprendí a sembrar la tierra, ayudábamos a sembrar y a cosechar.
    Nunca tuve muchos juguetes, pero jamás tuve frustraciones por eso.
    Hoy le compro juguetes a los niños de la familia, me siento muy feliz por poder regalarle juguetes a los más pequeños.
    Un gran saludo.

  • tia elsa| 13 noviembre, 2008

    AMi marido tuvo una infancia muy pobre y sin embargo cuando cuenta sus juegos, los lios que hacina con el hermano y los dos se matan de risa recordando su infancia, mñas me convenzo que la felicitad de un niño está en la libertad y en la imaginación, libertad para correr, subirse a los árboles, el ring rage, todo eso se perdió y con ello gran parte de la infancia. Besos tía Elsa.

  • Betty| 14 noviembre, 2008

    que lindo post Ali!, mis viejos me compraron una muñeca grande y con cabellos, cuando ya no jugaba, por eso está «intacta»…
    cuando se casaron no tenían «nada» y todo el dinero que entraba lo ahorraban, cosa de gringos pijoteros o de luchadores, no sé… cada cual emitirá su opinión.
    lo positivo fue que aprendí a valorar las cosas, y que nada se consigue sin esfuerzo.
    mi marido siempre vivió mejor o sea que acá tambien se repite la historia.
    un beso

  • Omar Magrini| 14 noviembre, 2008

    Alicia: Tu post me hizo acordar a alguos moemntos de mi niñez, en mi casa tampoco sobraba el dinero, mi padre tenia dos trabajos, mi madre en mi casa y mi hermana y yo estudiando. Yo siempre trabajaba durante las vacaciones (diciembre, enero y la mitad de febrero) para poder irnos de vacaciones los cuatro junto con mis tios y asi tener unos pesitos para comprar algo. Siempre fuimos de clase media, no nos falataba nada, pero no se tiraba manteca al techo. Y gracias a eso hoy estamos muy bien y valoramos mucho el esfuerzo que se hace para ganar un mango. Se puede vivir bien sin derrochar.
    Un beso gigante y buen fin de semana.
    Omar

  • natiluta| 14 noviembre, 2008

    que es el seguelin ali? los demas juegos los conozco pero ese no me suena!. yo tbien tuve una infancia hermosa (y eso que mi primer barbie recien me la pude comprar a los 12 años, porke eran carisimas para nosotros… era la patinadora creo jejeje).Mi papa me conseguia telas y yo le hacia vestiditos a las muñecas jajja muy lindo la verdad,
    una abrazo!!! naty

  • Rod| 14 noviembre, 2008

    Ali! Acá estoy temprano en Amex y catching up un poco con todo. Estoy re cansado. Quiero terminar YA la facu. Ayer rendí Inglés y me PUSO 7+ en el escrito y 8 en el oral. Anyway, una menos. Y se vienen dos semanas un poco cargadas, pero ya para el 28 voy a estar libre 🙂

    Me ecantó el post! Aunque sonás un poco víctima en algunas partes che! Como comentaron algunos, lo más importante no te faltó, lo que no se va ni se pierden, you know 😉

    Qué es el Segelin? Parece ser LA intriga de todos nosotros!

    Bueno me voy a ir yendo a mis labores, 6 horas para el fin de semana.. y para estudiar..

    Saludos para ambos!

    R

  • Rod| 14 noviembre, 2008

    Ah, eso del Packo Pega es tremendo 😐

  • Andre| 14 noviembre, 2008

    Paco pega pega Paco, todo pega pega Paco!!

    que lindo! y el bombero loco!? lo que me habré divertido en carnavales con el bomberito!
    El segelín nunca lo tuve pero ibamos a la casa de una amiga que si lo tenía… y el tiqui taca?
    Hermosos recuerdos! Gracias!

  • Fiura| 15 noviembre, 2008

    El Segelin era una sierrita que servía para hacer siluetas de telgopor, porque cortaba con calor, era eléctrica o a pila, no recuerdo bien. Lo que sí me acuerdo es que era cara y levemente peligrosa.
    Y la propaganda de Packo decía «Packo pega, Packo pinta. Packo pega lo que pinta». En la escuela te daban máquina para que uno compre esas cosas, porque siempre había alguna que tenía cuanta huevada salía y obviamente cuando uno es chico quiere tener todo. Pero yo era como vos, re conciente de que no se podía gastar permanentemente en cada novedad que salía… Y era feliz y aprendí que a veces hay que saber postergar o resignar ciertas cosas.
    Y hoy día aplico el mismo criterio, porque si no… me fundiría! ja ja

  • Alicia Seminara| 16 noviembre, 2008

    Karla,

    es verdad, gracias que me pagaron las clases de inglés, si no, no estaría aquí!!!

    Constanza,

    Gracias por tus dichos tan lindos. Y si leés el último comentario, ahí te enterás lo que es el Segelín.

    Marce,

    todo lo contrario! No los conocés porque yo soy mayor que vos!!!!

    Gera,

    tal cual, lo importante es cómo te sentís vos con tu vida, tu historia y con cómo sos.

    Anita!

    Una máquina de hacer pitufos! Qué divertido me suena!!!!

    Archi,

    qué triste lo que me contás pero a la vez veo que pudiste racionalizarlo. Eso es bueno. Gracias por pasar.

    María Andrea,

    qué buena frase la de tus viejos!

    Bea,

    creo que igual había consumismo, obvio que no tan exacerbado como ahora! Antes tampoco había taaaaantos productos para chicos! Ahora es una locura!!!!

    María Marta,

    muy inteligente y creativo de tu parte de construirte un juguete!
    Qué genia!

    Yo misma,

    eso suele pasar, vos no te das cuenta de tus carencias cuando tenés una familia que te contiene afectivamente.

    Yolanda,

    a mí me pasa lo mismo! Yo no dejo de comprarle cositas a mis sobrinos e hijos de primos y demás parientes!!!

    Tía Elsa,

    ay, podés creer que nunca aprendí a subirme a un árbol!!?!?!

    Betty,

    lo que me contás de que te compraron una muñeca de grande era muy común!!! Como si fuera una inversión!

    Omar,

    es verdad, te enseña a valorar mucho más lo que tenés y el esfuerzo que pusiste en ello.

    Natita!

    Sos una bebé por eso no sabés lo que es el Segelín!

    Rodito,

    bien por la nota del examen aunque esperaba más de tí. Y no fue mi intención sonar como víctima. Te parece que se puede inferir eso?

    Anyway, siga estudiando m’hijo.

    Andrea!

    Me olvidé del Tiki Taka! Pero igual no me gustaba, nunca tuve la paciencia para aprenderlo! Y ya era grande cuando apareció!!!

    Fiura,

    yo también me acuerdo de la canción de la propaganda! Y gracias por explicar lo que es el Segelín!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: