Instituto La Providencia

Sometimes I get the feelin’
I was back in the old days – long ago.
When we were kids, when we were young
Things seemed so perfect – you know.
The days were endless, we were crazy, we were young.
The sun was always shinin’ – we just lived for fun.
(These Are The Days Of Our Lives – Queen)

Era cantado. Ibas y te sacaban a bailar, te preguntaban el nombre e inmediatamente: «A qué colegio vas?» y vos decías «A La Providencia» y te preguntaban «Dónde!?!?».

Quién conocía ese colegio!?! Pues nosotras y nuestras familias aparentemente!

Comencé el secundario en 1983 y cuando estaba en séptimo grado y hubo que elegir colegio, yo quise ir al mismo que había ido mi hermana mayor. No sé, me despertaba curiosidad el hecho de ser un colegio de chicas solamente. Que sea de monjas me tenía sin cuidado.

Tuve que hacer el examen de ingreso, como se estilaba en esa época. Y en marzo de 1983, empecé.

Me acuerdo que formábamos en el patio, una fila para cada año, o sea, cinco. Y como máximo eran como 35 por curso, el más populoso primer año por supuesto.

El primer día, cuando se cantó el himno, casi me desmayo de la risa contenida al escuchar las vocecitas, casi angelicales, de todas nosotras, las chicas, cantando al unísono. La hermana rectora era la Hermana Ceferina, chiquita, algo calentona, quien se subía al escenario todas las mañanas, ponía un cassette de La Aurora tocada al piano, para escuchar mientras se izaba la bandera. No la cantábamos y ella pulsaba STOP cuando la bandera llegaba hasta arriba; no importaba en qué parte estaba la canción, la cortaba abruptamente.

Después rezábamos una oración que entre otras cosas decía «ilumina nuestra inteligencia, dirige nuestra voluntad, a fin de sacar provecho en estas horas de clase». Luego la monja hablaba por micrófono de esto o aquello, de algún santo, de alguna regla a seguir («Chicas, no se puede venir a la escuela maquillada.») y nos despachaba a las aulas.

De allí egresabas con el título Bachiller Mercantil, que en cualquier colegio se cursaba en 6 años. Pues en La Providencia se cursaba en 5. Esto significaba que todos los días teníamos 8va. o 9na. hora. En primer año era 9na. todos los días menos uno que era 8va. En cualquier otro colegio había 6ta. y alguna que otra 7ma.

Teníamos materias que cuando las nombrábamos los que iban a colegios más normales nos miraban raro: Taller de Lengua, donde una monja nos enseñaba a hablar y nos hacía pasar a cada una al frente a hablar de cualquier cosa y luego corregía expresiones, pronunciación, etc.

Los docentes, la verdad, recordándolos a la distancia, no eran tan malos como lo creíamos en ese momento, pero recuerdo a algunos muy excéntricos y, como tengo buena memoria de cosas que hacían o decían, me parece que en muchos casos nos han faltado el respeto. Y mucho. Todo por creerse estrellas o con el poder de jugar con tus sentimientos, sabiendo que con un 1 te podían quebrar.

Con quien yo me divertía más era con la profesora de matemática que tuvimos desde 2do. hasta 5to. Se llamaba María Sara Lata Sánchez y era un show! Era temida pero había días que venía enchufadísima y yo no paraba de reírme al ver las cosas que hacía o cómo hablaba. Era de cambiar mucho el tono de voz, de ser tan gráfica que al explicar que las fracciones equivalentes son infinitas, empezó a escribir una tras otra tras otra hasta pasar del pizarrón a la pared.

La odiamos todo el secundario pero terminamos eligiéndola para que nos entregara los diplomas cuando egresamos.

Araceli, Valeria, Claudia, Ivana, Fabiola y yo. (Año 1986)

En el 86 el colegio festejaba los 50 años, las Bodas de Oro. Se venían preparando desde principio de año, había un acto, un desfile por la calle, vinieron unos policías que hacían piruetas sobre motos, etc. Cuando llegamos al colegio temprano antes de que empezara todo, nos encontramos con un graffiti que una bandita de novios de algunas (que sabíamos quiénes eran) habían escrito con aerosol en la pared del colegio Felices Bolas de Oro.

Nadie del colegio comentó nada, nos habremos reído un poco pero la verdad, che, qué mal tino, qué mala leche, cómo habrán reaccionado las monjas al levantarse temprano y ver semejante cartel!!!

Esto fue un 26 de noviembre, un día como hoy. Seguramente hoy o en algún sábado de éstos se reunirán las ex alumnas como se empezó a hacer desde 1994. Yo fui todos los años hasta que me vine a vivir aquí.

Pero a la distancia, saludo a mi querido colegio que ahora es mixto, debe tener más alumnos pero estoy segura de que todos los egresados de allí llevamos al colegio en un rinconcito de nuestros corazones.

Ara y yo. (Año 1986)

Gracias Ara por las fotos!

Comentario (15)

  • hanniani| 26 noviembre, 2008

    Que lindo que recordes tantisimos detalles y con tanto cariño!!! Admiro a las personas que tienen tan buena memoria…
    Abrazo!!!

  • amor| 26 noviembre, 2008

    lindas fotos

  • Ginis| 26 noviembre, 2008

    hola! soy nueva por aca, pero yo me acorde mucho de mi secundaria porque tambien era de monjas y te juro que los uniformes eran muuuy parecidos, tambien usabamos ese cintito :S, y cuando yo entre ya era mixto pero solo un salon, a mi me toco en el no mixto pero la atmosfera que se crea con chicas de 12-15 años es UNICA!
    un saludo!

  • quehagoaqui| 26 noviembre, 2008

    Que lindo Alicia, y que buena memoria. La verdad creo que aunque a unos les gusta mas que a otros el colegio, igual siempre hay lindos recuerdos de alli.

    Lindas las fotos y facil reconocerte 😉

    besos

  • Flor| 26 noviembre, 2008

    Yo también llevaba un jumper gris. El otro día me preguntaba por qué le llamábamos jumper?
    Vos que vivís en Inglaterra, estaría bien dicho?

    Me encantó tu post del cole. Qué épocas!!!

    Un besito

  • tia elsa| 26 noviembre, 2008

    Que buenos recuerdos Alicia, siempre hay alguna profesora que todos temen pero al final resulta las mas piola para viajes de egresados. Están muy lindas con el clásico uniforme de colegio religioso y mi mamá también se llama Araceli como tu compañera.
    Te mando un besote, tía Elsa.

  • Maria Marta| 27 noviembre, 2008

    Que lindas fotos, re lindos recuerdos. Me diste una idea para el regalo de navidad que voy a pedir: un scanner!!! Asi escaneo todas mis fotos viejas y mi mama se puede quedar con las de papel y yo con las electronicas.

    Aca jumper quiere decir sweater o pullover de lana, ni idea por que le deciamos jumper al coso ese!

  • Maria Marta| 27 noviembre, 2008

    Ah! me olvidaba, yo iba al «Hijas de Jesus» imaginate la cara de los chicos cuando les decia eso!!

  • Betelgeuse| 27 noviembre, 2008

    Igual a Pablo pero con pelo!! Que parecido!!!Ja, Ja, Ja…

  • Andre| 27 noviembre, 2008

    que lindos recuerdos y las fotos… vos sabés que sucumbí y estoy en FB (shame on me, jaja) y empezaron a poner las fotos de la primaria/secundaria, que recuerdos!!!!

    Donde quedaba ese cole?
    Andre

  • Maria Andrea| 28 noviembre, 2008

    uy cuantos recuerdos!!!! Yo tambien fui a colegio de monjas, de mujeres solas. Me hiciste acordar de La Aurora, nosotras despues rezabamos el Padre Nuestro tomadas de la mano! Ahora tambien es mixto ese colegio y hace tres años cuando fui para Baires fui a saludar a la directora, que’ emocion! BAci

  • Archi| 28 noviembre, 2008

    Alicia:
    Mataría por tener unas fotos como las tuyas, pero mi etapa de secundaria está bien guardada y olvidada.
    Mi adolescencia prefiero olvidarla, incluida la parte del colegio secundario.
    Que bueno que para vos haya sido excelente.
    XX

  • Anonymous| 22 enero, 2009

    Hola Alicia! que lindo lo que pusiste, y el sentimiento q transmitis al leerlo. Me hiciste reir con lo de la Hermana Ceferina y el cassete. era asi. Tambien con lo de Lata escribiendo en las paredes..tenia esa costumbre..es verdad.solo quiero aclarar algo, yo no soy ni fui una de todas aquellas q la odiaron..yo a Lata la temí durante un par de dias, y a fuerza de que se siente todo el año en mi banco, le fui perdiendo el miedo y ganando confianza, hasta adorarla. Una mujer q marcó un antes y despues. Una mujer comprometida con la docencia, q al que queria aprender le explicaba mil veces, y al que no solo le pedia q no moleste. Todos los años desde q termine la escuela la llame para el dia del profesor y cuando se me pasaba la fecha y le llamaba dias despues me decia..me parecia raro..estaba esperando que llamaras. Que dulzura.. Lata fue una diosa para mi. Lamentablemente, ya no nos acompaña.. Triste perdida. Sigue presente en mi corazon. Saludos desde Quilmes, desde el barrio mismo de la escuela..

  • Anonymous| 29 abril, 2009

    Hola Alicia,
    mi nombre es Sandra Cintioni, yo me recibi en La Providencia en 1983, o sea que al menos estuvimos un año cruzandonos por los pasillos, hoy soy profesora de ingles, a si que imaginate me encanta comunicarme con alguien que coincida en mi querida escuela y mi querido ingles. Las fotos me gustaron mucho, tambien recuerdo a la hermana ceferina, y a todas las profes, estoy en contacto permanente con mis compañeras y hace unos meses festejamos los 25 años de egrasadas con una misa, por suerte asistieron la mayoria de las chicas.Tengo muy presente las octavas y novenas… y las clases de computacion sin computadoras!!ja jaja y los sacrificios para terminar el gimnasio… que no nos toco usarlo, no obstante tengo el mejor recuerdo atesorado en mi corazon.Mi vida paso por ahi.ESpero seguir en contacto con vos , gracias por haber creado este espacio!!!!!
    Sandra Cintioni

  • Alicia Seminara| 29 abril, 2009

    Hola Sandra!!!

    Bueno, si querés, mandame un mail. Haciendo click bajo la foto donde dice «Bienvenidos», accedés a mi perfil y ahí encontrarás mi email!!!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: