Barcelona

El viernes pasado fuimos a pasar un fin de semana en Catalunya. No de snobs sino por dos razones: Alejandro se enteró de que su amiga Carina Alfie tocaba en Barcelona y quería ir a verla y yo porque a 90 km, en Lloret de Mar, vive mi primo Sergio que hace mucho que no veo y al cual extraño.

Como sólo disponíamos de dos días, no me quise matar paseando ya que la prioridad era pasarla bien y tranquila y que esperemos que en algún otro momento volvamos con más tiempo, para conocer mejor la ciudad.
La llegada
Sergio y Horacio (a quien conocí cuando estuvieron en Londres) nos estaban esperando en el aeropuerto. Después de un largo abrazo con mi primo, me recibió Horacio con otro y con un ramo de flores! Me sentí una celebrity!
Luego nos llevaron en auto hasta Lloret de Mar, a media hora del aeropuerto. Cenamos y fuimos al depto de Sergio mientras que Horacio se fue al suyo.
Sergio vive en SU depto, muy lindo, muy cómodo y lo vi muy contento con su lugar.
Al otro día fuimos a Barcelona.
Barcelona
Nos pasó a buscar Horacio, y por la autopista, llegamos a Barcelona. Yo lo único que tenía en claro que quería ver era algo de Gaudí y que fluya lo demás.
Entonces fuimos a ver la catedral Sagrada Familia, la cual me dio la impresión de que se estuviera derritiendo. Todavía está en construcción, no se terminó y eso que Gaudí la empezó hace… qué se yo cuánto, pero Gaudí hace rato que está muerto!
La Sagrada Familia
Es ENORME, alta, y digamos que no me voló la cabeza pero estuvo bien. No fuimos adentro, había mucha gente por todos lados y queríamos aprovechar que el día estaba lindo y pasear por la ciudad en vez de estar mucho tiempo en una iglesia.
Detalle
Por suerte contábamos con Sergio y Horacio que conocen muy bien la ciudad. Y además, Horacio alguna vez se desempeñó como guía turístico, así que luego de ver la Sagrada Familia, fuimos a pasear por La Rambla. Me la imaginaba como la de Mar del Plata, pero no, en realidad es un boulevard muy bonito y ostenta, creo yo, la “colección” de estatuas vivientes más original!
No se puede creer la creatividad que tienen, casi están una tras de otra y ahora me arrepiento de no haberles sacado más fotos. Hay que agudizar el ingenio con tanta competencia, así que hay muchos que montan como un pequeño espectáculo: había un tacho de basura gigante y si uno ponía una moneda, se abría la puerta y salía una especie de monstruito, todo negro, con harapos, a correr gente.
Cómo puede ser que hayas elegido esa estatua, Ale!
Después visitamos el Mercat, o mercado de abastos y de allí a tapear!

Frutas en el mercat. Miren por favor el tamaño de esos higos!

La comida

Mi blog no es blog si no escribo sobre comida. En un momento Sergio me dijo “Ay, pero la verdad, yo no te conocía así! Estás hablando o pensando en comida a cada rato!!!” “Sergio querido,” le contesté ” yo vivo en Londres, no accedo a esta calidad todo el tiempo!”.
Nunca había comido tapas y Horacio nos llevó a lo que él considera el mejor lugar en Barcelona, porque se come como es típico: Uno se acerca a una barra donde hay muchas tapas sobre platos, te dan uno vacío mientras pedís qué tomás, y luego tú te sirves la tapa que te apetece y dejas los palillos sobre el plato. Luego cuando te marchas, pues el mozo cuenta cuántos palillos has dejao y te cobra ese dinero! Joder, así de simple!

De tapas con Horacio.
Es costumbre que la gente coma un par de tapas al mediodía antes de almorzar (tipo 2 o 3 de la tarde) como para engañar el estómago, pero Ale y yo principalmente, le mentimos muy bien porque probamos un montón. Y todo estaba riquísimo!

De ahí seguimos paseando, fuimos al barrio Gótico, visitamos la plaza donde está el ayuntamiento y la casa de gobierno, luego a la plaza Reial, muy, muy linda por cierto y luego a almorzar!

En el Barrio Gótico con mi querido Sergio.

Bueno, suena como que pasó sólo media hora, pero no, almorzamos cerca de las 4 de la tarde! Fuimos a un monono restaurant y saben qué probé esta vez? Buey! Delicioso! Y de postre un carpaccio de ananá con caramelo y crema que ni les cuento!
Después de almorzar

Horacio fue a comprar algo y Sergio, Ale y yo fuimos al museo del chocolate. Estuvo bueno, muy didáctico y tenía muchas esculturas hechas con chocolate. A mí lo que más me gustó fue ver las máquinas antiguas usadas para el procesamiento del chocolate. Lástima que toda explicación estaba en catalá. Grrrrrrrrrrrrr.

El Arc de Trionf, camino al Museo del Chocolate.

Pluma Gay
Ale se tenía que encontrar con un amigo para ir juntos al recital y al ratito de encontrarlo nos dimos cuenta de que algo estaba sucediendo y vimos qué era: La Marcha del Orgullo Gay!

Así que allí fuimos, había mucha gente, los que desfilaban muy producidos y después de la bandera gay se divisaron banderas de Argentina (mayormente travestis), Brasil, Venezuela, Colombia.

Ale y su amigo y la bandera de Argentina detrás.

Bailaban música disco o murga, la verdad, muy entretenido.
Y para terminar…
Ya el día se había hecho largo. Ale partió con su amigo a buscar a Carina y Sergio, Horacio y yo nos volvimos a Lloret de Mar en tren.

Qué hermoso viaje! Además de venir charlando hasta por los codos con Horacio (Sergio estaba muy cansado, al otro día tenía que trabajar y prefirió sentarse y descansar), la vista que se tenía desde la ventana era preciosa: el tren corre paralelo al mar. En muchas paradas las puertas se abren literalmente al mar, hay una veredita angosta, y luego arena y mar. Fue muy placentero el viaje de vuelta a pesar del cansancio.

Blackmore’s Night


De a poquito, fui conociendo a casi todos los integrantes de Deep Purple: Primero fue Glenn Hughes en un recital que dio en el Gran Rex hace bastante. Luego, Ian Gillan hace dos años en el Royal Albert Hall, David Coverdale el año pasado en el Hammersmith Apollo y el sábado pasado, Ritchie Blackmore en Brighton!!!!

Hace 10 años ya que Ritchie Blackmore creó Blackmore’s Night con su pareja Candice Night y la música que hace es, digamos, un poco rockera para ser medieval y un poco medieval para ser rockera. Pero está buena y combina bien con la voz de Candice. Tocan instrumentos recreados de los que se usaban en la Edad Media y se visten como si estuvieran en esa época y es costumbre que en sus recitales las personas que se sientan en las dos primeras filas, se vistan de igual forma.

Fue toda una sorpresa, Ale no me dijo a dónde íbamos hasta que nos acercamos al teatro y vi el poster!

Antes que ellos tocó un grupo checo llamado Góthien y ellos sí tocan música medieval con instrumentos de esa era. Fue muy mágico, la verdad, estos chicos crearon una atmósfera tan íntima como nunca yo había vivido en un recital.

El recital fue a las 7.30 pero antes estuvimos paseando por Brighton.

Les paso a contar algo:

Brighton está a una hora en tren desde Londres, es una ciudad con playa, lamentablemente, no hay arena, sino piedras redonditas que no lastiman, pero piedra al fin!

Tiene un muelle grande, donde hay restaurantes, lugares para jugar videojuegos, y demás, muy playa.

También hay una especie de palacio llamado The Royal Pavillion. Está en un parque público, la gente entra, hace picnics, etc.

Y cuando nos estábamos dirigiendo al teatro, encontramos en el centro lo que se suele encontrar un sábado a las 7, 7.30: Chicas o chicos en grupos, disfrazados todos iguales, yendo a alguna despedida de soltera (“hen night”) o de soltero (“stag night”).

Acá un grupo de chicas que muy gentiles se dejaron sacar una foto y luego, cuando nos estábamos yendo, una lo agarró a Ale y le dio un besito en la mejilla!

Y, por último, Brighton no es Brighton si no te sacás una foto como ésta:

Alicia recepcionista


Hacen ya 4 semanas que empecé a trabajar en un “college” de recepcionista/ secretaria administrativa.

Se le llama “college” aquí también a un instituto de enseñanza. En este que trabajo se enseña inglés, cursos de administración de empresas, etc.

Como los dueños son paquistaníes, la mayoría de los estudiantes son de esa nacionalidad, o indios. El college se encarga de tramitarles las visas y darles la oportunidad de estudiar aquí.

El director es inglés, se llama Paul y me ayuda y guía bastante cuando me parece que estoy medio perdida. En realidad, todavía me tomo las cosas muy “en serio”, por ejemplo, si me dan algo para hacer, yo creo que lo tengo que hacer YA.

Luego comprobé que cuando te piden algo, te dicen “podrías hacer tal cosa?” “tenés tiempo de hacer esto otro?”. Si no tenés tiempo, ok, pasa al otro día. Si es algo que se tenga que hacer YA y yo estoy haciendo otra cosa, lo hacen ellos.

Pero por lo que hablo aquí con argentinos es que se trabaja así en todos los ámbitos, con tiempo y con tranquilidad.

Este cambio vino bien. Quise experimentar qué se siente ir a trabajar y dejar el trabajo ahí, y volver a tu casa sin cosas para preparar para el día siguiente.

Todavía todas las mañanas siento que me olvido algo: estoy acostumbrada a salir con una cartera o bolso y chequear antes que no me haya olvidado el plan de clases, alguna fotocopia, algún libro.

Ahora nooooooo!!!! Y lo disfruto.

Collage cotidiano

Aquí hay algunas cosas que considero representativas de mi vida en Londres.

A saber:

Mis DVDs favoritos. Si, así vieja como soy, me encanta La Novicia Rebelde y las canciones. Me encanta Love Actually y no pueden faltar Simply Red y Whitesnake.

Este es mi cuaderno donde anoto cada chocolate que como y cato, mis impresiones como sabor, aroma, etc., y luego, cuando lo termino, pego la etiqueta o envoltorio. (Si! Tengo mucho tiempo!)

Mis galletitas preferidas! Como una y no puedo parar! Son de harina de sésamo, saladitas y con semillas de amapola. (Será por eso que son tan adictivas?)

Mis tecitos! Los frutales, el normal y el Earl Grey.
El libro que estoy recontradisfrutando ahora, una biografía de la reina Victoria.

El bidet! Recién ahora se están poniendo de moda, aunque están diseñados con una canillita más que un chorro de agua. Es muy raro encontrar un bidet en una casa. Todos mantenemos limpias nuestras pompis con estas toallitas húmedas, especiales para éso.

Adoro este gatito! Lo vi así dormidito en un negocio de antigüedades en Notting Hill.
Te quiero, lavaplatos.

Odio este gigante tacho de basura! No sé si se dan cuenta de lo grande que es! Ale lo compró. Se copó conque uno apoya un dedo sobre la tapa y se abre solo.

Ale, no me importa que digas que parezco una vieja chot con este carro, por las calles! No me disloco los hombros cuando vuelvo del supermercado, ok?

Lo pueden creer! Esto, en este país, es un cuarto de pollo!

Para Sergio


Mi primo Sergio y yo ADORAMOS Simply Red. Y creo que incluso es un vínculo que nos une más y nos pone nostalgiosos.

No te pasa, Sergio, que cuando escuchás sus canciones, vos te acordás de mí? Porque yo cada vez que pongo “Simply Red Live in Cuba” me acuerdo de vos y de esos días de invierno en Londres, cuando sentados en la alfombra, tomábamos nuestros tecitos frutales y nos pasábamos leyendo revistas en piyamas.

El jueves, después de trabajar (ah, si! conseguí trabajo nuevo, en otro post lo comento) fui al teatro Royal Albert Hall a ver Simply Red.

Fui sola porque comprar entrada para dos en e-Bay era carísimo pero Ale encontró una sola a precio normal y me la compró. Chocho, una excusa para no ir y volver a escuchar esas canciones que lo tienen “re podrido”.

El recital estuvo bárbaro, por supuesto. Mick Hucknall podría haberse puesto una linda camisa en vez de salir con esa chomba descolorida, pero su voz sigue intacta. El tipo es grande en el escenario. Lo tenía tan cerquita! Estaba en la platea fila 11 al medio!

Cuando empezó el recital, llamé a Sergio a su celular pero atendió el contestador. Como mensaje le dejé parte de la canción que Hucknall estaba cantando en ese momento.

Por suerte Sergio me llamó pero justo cuando estaba terminando el recital, así que le hice escuchar buena parte del último tema y cuando la banda se despedía.

Estaba fascinado! Y lamentando encontrarse en España!

Sergio, de alguna manera logré que estuvieras ahí. Este post te lo dedico a vos.

Roma Día 3 – Fotos

Las fotos corresponden a lo que escribí en Último día en Roma.

El subte.

Fíjense bien en las siguientes dos fotos de murales: Muestra la evolución del Imperio Romano (en blanco), desde un puntito blanco en Roma hasta abarcar Asia, Europa, Britania, Africa.


Las siguientes fotos corresponden a las ruinas del Foro Romano.
Me encantó!

Lapis Niger. Cuenta la leyenda que esta pieza de mármol negro cubría un área sacra donde se decía estaba la tumba de Rómulo.
Mis columnas favoritas de todo el Forum.

Il Tempio di Saturno e le pendici del Campidoglio. (Lo que eso signifique!)

Arco di Settimio Severo.

Detalle al costado del arco.

Parte de la muralla de Ciudad del Vaticano.

Entrada principal por donde se accede a los distintos museos previos a la Capilla Sixtina.

Piazza del Spagna.

El Tempio di Esculapio en Piazzale Paoline Borghese.

Vista de la Piazza del Popolo desde la Piazzale Napoleone I.

Por fin nos sentamos!

Fotos de Sicilia

Las fotos corresponden a lo que escribí en 3 días en Sicilia.

Gangi

Falta poquito para llegar!!!!

Una de las tantas iglesias en Gangi.

Camino a la Piazza del Popolo.


El cine.

El registro civil.

La Piazza de Popolo.

El bar!

La carnicería.

Vista desde la Piazza del Popolo.

Se dan cuenta de qué empinado es, no?


Cefalù

Una hermosa vista.

Cerca del mar.

Catania
Elefantino en Catania.

La piazza en Catania.

Monte- Volcán Etna
Vista de uno de los cráteres.

Una casa sumergida en lava petrificada.

Roma Día 2 – Fotos

Las fotos corresponden a lo que escribí en Día 2 en Roma.
Póster en la estación de subte.

Ciudad del Vaticano. Vista de la Basílica de San Pedro desde la plaza homónima.
La Guardia Suiza.

“La Piedad”. No se puede agregar nada más, no?

Estatua del Papa Gregorio XIII, el creador del calendario llamado “gregoriano”.
Miren cómo se trabajó el mármol!!!!!

Embajada argentina en Ciudad del Vaticano.

Vista de la Basílica de San Pedro, desde afuera de los límites de Ciudad del Vaticano.

El Romano histriónico (y bien vivo!)

El Coliseo; me van a tomar por ignorante, pero no me impresionó en nada!

Roma Día 1 – Fotos


Las fotos corresponden a lo que escribí en Día 1 en Roma.

El tren (de dos pisos) que nos tomamos en el aeropuerto hasta el centro de Roma.

Tirando la moneda en la “Fontana di Trevi”.

Detalle de la “fontana“.

Puerta de una juguetería donde absolutamente todo se hacía con madera.

El Panteón (la iglesia con el agujero en la cúpula).

El “Elefantino”.

La placa en el hotel.

El Cristo esculpido por Miguel Ángel.

Una de las tres fuentes en Piazza Navona.

El colectivo ideal para las callecitas de Roma.

Ruinas de los templos en Torre Argentina.

Los tranvías que terminan en Largo di Torre Argentina.

El teatro Argentina.

La piedra cuadrada marca el lugar donde fue asesinado Julio César.

Último día en Roma



La Capilla

El último día en Roma hizo calor y, a pesar de eso, caminamos bastante.

Primero fuimos al Forum donde hay ruinas de diferentes templos, el antiguo senado, arcos, columnas, un poquito de todo pero uno no puede dejar de maravillarse ante estos mudos testigos de tanta historia.

Estando en un lugar así trato de imaginarme cómo habrá sido todo alrededor cuando esos edificios estaban completos, la gente y las calles.

Ale decía que tendría que existir algo así como una proyección, que se prenda y se apague sobre las ruinas, mostrando como habían sido los edificios originalmente. Supongo que alguna vez sucederá.

Luego fuimos a la Capilla Sixtina. Fuimos alrededor de las 3 de la tarde, cuando ya hay muy poca gente. Antes de entrar, hay muchos pequeños museos donde se conservan estatuas y demás de, por ejemplo, Egipto y también hay muchas salas pintadas al fresco (se dirá así?).

Sonaré reiterativa pero es difícil explicar con palabras estas obras maestras. Aunque todo me dejaba con la boca abierta, la razón principal de estar ahí fue ir a la Capilla Sixtina misma.

Cuando llegamos, como se imaginarán, estaba atestado de gente. Nos quedamos mucho tiempo admirando algo que había visto siempre en documentales, en libros… Y estar ahí, viéndolo, admirándolo, fue más que emocionante.

Pero el mambo cada tanto se cortaba con los agentes de seguridad: No se podía sacar fotos o filmar. OK. No se podía hablar. OK. La gente igual sacaba fotos, filmaba y hablaba. Y ya estaban ellos “SSSSSHHHHH!” “No photos, no photos”, casi a grito pelado.

No podrían haber previsto esto en vez de estar haciendo ellos semejante escándalo? Cuando estábamos en la basílica de San Pedro, mirando las tumbas de los papas, continuamente había una grabación en todos los idiomas donde se decía que ese lugar era sagrado, de reflexión, que había que hacer silencio, etc., y la gente cumplía, fue tranquilo.

En la Capilla Sextina esa grabación no existía lo cual era bastante molesto tener a los guardias haciendo escándalo.

Creo que la mejor forma de admirar la capilla es que tiren unas cuantas colchonetas en el piso!!! Qué tortícolis tuve al otro día!!!

De ahí fuimos a Piazza Espagna, vieron esa plaza famosa que muestran cada tanto donde se hace el desfile? Ese que las modelos bajan por escaleras? Bueno, ahí fuimos pero nosotros las subimos. La zona que se encuentra allí es preciosa.

Caminamos mucho y llegamos a un barrio con un parque enorme como los bosques de Palermo llamado Via Borghese. Mucha gente trotando por allí, la verdad, una lástima que lo hayamos descubierto el último día.

Leonardo

Luego encontramos de casualidad una muestra sobre el genio de Leonardo. Entramos y fue bárbaro! Estaban casi todas las máquinas diseñadas por Leonardo recreadas en madera a tamaño real.

Recuerdan esos diseños de máquinas para volar, la bicicleta, etc.? Todo eso recreado allí. Me gustó muchísimo!

Culminamos el día con pizza, todavía no había comido pizza en Italia!

Eran las 8 de la noche y no había nadie!!!! Todos cenan muy tarde!

Viveza India

Por un error de cálculo (y porque el colectivo no llegaba más!) perdimos el micro que nos llevaba directamente al hotel. Entonces tomamos subte y colectivo para llegar a la estación donde tomaríamos otro colectivo que nos dejaría a un par de cuadras del hotel.

Esperamos y esperamos, ya eran las 12 de la noche y nos queríamos irrrrr!!! Vimos un taxi y nos mandamos. No bien entramos se nos acercó una pareja (supongo yo, eran hindúes por cómo pronunciaba el inglés) y la chica nos preguntó si nos dirigíamos al hotel y nos nombraron al que íbamos. Le dijimos que si y nos preguntaron si podían ir con nosotros. “Si, por supuesto”, le dije.

Yo pensaba qué mejor que compartir el taxi para compartir gastos. Y se lo dije. “Ay, no” me dijo la chica “nosotros les preguntamos si nos llevaban” “Si”, le repliqué “pero para compartir la tarifa” “No, no. No tenemos dinero. Hoy fue nuestro último día y nos gastamos todos los euros”. Ahí, en vez de cachetearla (porque me quedé sin palabras por la sorpresa) me puse a hablar con Ale en castellano y a no disimular mi enojo para nada. Y en inglés le dije “Tendrías que haber avisado que no tenías plata” “Yo te pregunté si nos llevabas!”.

A partir de ahí no le hablé por todo el viaje. Cuando llegamos, pagamos y al bajar la chica dijo “Ay, me siento muy mal, esperen que busque si tengo algo para darles” “Todo lo que tengas” le dije firmemente.

Encontró 3 euros (el viaje salió 15) nos lo dio y creo que ni les dije chau.

Hay veces que no me dan ganas de ser una nena buena.

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: