Viajar

Desde que nacemos, hay mucha gente que influye en nuestras vidas.

Demás está decir que los padres son los primeros pero a medida que vamos creciendo, hay muchas otras personas que, a veces con una actitud o una frase, nos marcan para siempre.

Hace poco me puse a pensar de dónde habré sacado las ganas de viajar.

Hasta no hace mucho yo creía que si vos ahorrabas un poco de plata, lo más normal era irse de viaje si no tenías otro proyecto a la vista.

Pero hablando con muchas personas, me dí cuenta de que sí, les gustaría viajar pero o no tienen con quién ir, o no se animan, o les da un poco de miedito…

Entonces traté de revisar mi vida “hacia atrás” y descubrir qué o quiénes influyeron en mis ganas por viajar ya que cuando estuve sola, viajaba sola y si tenía un novio, pues viajaba con él.

(Ahora por suerte viajo con mi marido con quien me divierto muchísimo, salvo camino al aeropuerto y en el avión ya que se pone insoportableeeeeeeeeeeeeeeeeee con sus refunfuños!!!)

Primero pensé en mis viejos: pero no, paseábamos mucho hasta los 6 años, pero no íbamos más allá de Mar del Plata u Olavarría.

Después pensé en que tal vez mi abuelo, que era italiano, me transmitió “el gen de la aventura”. Es que venirse de Italia en barco, para siempre, soltero y solo, después de haber sufrido la guerra, es toda una odisea!

Pero luego apareció ella. Y recuerdo una foto que vi a mis, creo yo, 4 años y que la tengo en mi memoria y es imborrable.

Ella sentada sobre unas rocas, en Bariloche (del lugar no estoy segura), peinada igual que Jackie Kennedy, con una vincha, anteojos oscuros y vestida con unos pantalones ajustados hasta los tobillos, con zapatos chatos y mirando de costado: mi prima Irma.

Irma, en realidad, es prima hermana de mi papá. Sería entonces mi prima segunda. Cada vez que íbamos a Azul, yo miraba esa foto y me maravillaba verla en un lugar lejano y sola y tan feliz!

Sin saberlo ella (y yo menos!), la imagen que a mí me transmitía esa foto era de una mujer independiente y autosuficiente que no necesitaba de una compañía masculina para viajar o ser feliz o vivir. Simplemente ella viajaba con grupos de gente y en las fotos, ella divina y sola.

Seguí visitándola de más grande y siempre tenía algo para contar de algún viaje, siempre había una foto para mostrar.

Entonces comprendí que sí, verdaderamente Irma fue quien despertó en mí las ganas de pasear, de conocer lugares porque la foto me decía que viajando uno es feliz.

Y les puedo asegurar que, por experiencia propia, es verdad.

Boda en Valencia

El viernes fuimos a Valencia porque el sábado teníamos una fiesta de casamiento.

Nico y Elena ya se habían casado un par de semanas atrás y ahora era la hora de festejar!

Llegamos con calorcito, nos pasó a buscar Nico y de allí a su casa y de allí a un restaurant donde nos reunimos con otros amigos: Carlos de Madrid con su novia Claudine de Francia y Dalia de Sevilla.

Nos divertimos mucho, cenamos en un restaurant italiano al cual habíamos ido la otra vez que fuimos a Valencia y de allí a tomar algo a un pub.

Al otro día, después de desayunar, fuimos a un shopping porque Ale se quería comprar unas remeras y dando vueltas por allí vimos que había un spa.

Qué buenas ideas tiene Ale! A mí no se me hubiese ocurrido. Entramos y preguntamos y reservamos un masaje relajante de 50 minutos y luego un recorrido por el spa de una hora y media.

Qué bueno que estuvo todo, la pileta del spa tenía como 20 tratamientos diferentes, o sea, 20 chorros distintos, algunos más fuertes que otros, para la espalda, la cintura, los talones, las pantorrillas, la panza, la cola!!!! Fue como sentir que tenía el culo de gelatina!!! Un horror pero muy relajante!

También fuimos al sauna y al baño turco, la verdad, salimos relajaditos, blanquitos y felices!

Listos para prepararnos para la fiesta que empezaba a las 20 horas.

La fiesta

Con los novios.

Wow, la fiesta fue muy cool, muy lounge. Era en una terraza en el séptimo piso, velas, buena música, tragos (agua y coca light para nosotros) muy rica comida y Elena estaba muy linda, no podía ser de otra forma con lo bonita que es.

Ale se encontró con otros chicos de Argentina, hablamos mucho, nos sacamos fotos, estuvo todo agradable.

Tres argentinos en Valencia: Paco, Nico y Ale

La temperatura ayudó, yo no tenía frío estando en un séptimo piso terraza, lo cual es mucho decir!

En la terraza, sin frío.

El domingo

No hicimos nada! Nos levantamos temprano para desayunar solamente y luego, una siesta!

Más tarde salimos a caminar por la playa y luego nos encontramos con Nico y Elena y fuimos a cenar.

El lunes


Nos levantamos temprano y fuimos a la fábrica de Lladró.

Fue increíble, nos mostraron en una especie de laboratorio, todo el proceso, desde que se tiene la idea y se crea en arcilla hasta cuando se llenan los moldes (a mano!) con porcelana líquida.

Nos explicaron que una vez que se hacen cierta cantidad, los moldes se destruyen ya que se alisan si se usan mucho.


Lo que tiene también de particular es que se hacen moldes huecos para cada parte del cuerpo y luego se ensamblan con porcelana líquida. Por eso es que lo que caracteriza a Lladró son los mínimos detalles como las flores, los dedos de las manos y pies…

Y sobre todo la expresión en el rostro. Esto lo logran también pintando las cejas, labios y ojos con porcelana de color, ya que de esta manera no sólo se le da color sino también relieve.


Nos mostraron también cómo se realizan las flores, con porcelana de color, a mano, todo hermoso!

También vimos los hornos y luego fuimos a una exposición de distintas piezas representativas, desde los años ’50 cuando comenzaron los hermanos Lladró hasta las actuales, por ejemplo (Tota, me la perdí!) una bruta escena llamada La Reina del Nilo que costaba 120.000 euros y que justo no estaba porque se la habían llevado para exhibirla no sé dónde!


Bueno, igual le sacamos fotos a algunas.

Esta es mi favorita.

Esta es una especie de araña, son hadas aladas.

Detalle. No sé si se puede apreciar aún más, les aseguro que los pies y las manos tenían los dedos delicadamente formados.

Guitarras Les Paul

Hace un par de domingos salimos a almorzar y luego, caminando por ahí, nos encontramos con dos gratas sorpresas. Una la describo en mi otro blog (con fotitos y videítos) y la otra es ésta (esta sorpresa): Una exhibición de guitarras Les Paul gigantes.

Cada una tiene un nombre de un guitarrista de rock. Algunas ya fueron autografiadas por ellos, otras están a la espera. Cuando todas lo estén, serán rematadas para recaudar fondos para The Prince’s Trust, Nordoff-Robbins Music Therapy, y Teenage Cancer Trust.

Aquí les dejo el link para que las vean a cada una y con más info.

Ale con la guitarra firmada por Ozzy Osbourne.

Yo con la firmada por Paul Mc Cartney.

Ale y la firmada por Mark Knopfler.

La de Razorlight.

Prince, The Artist

Sí! Qué regalo de aniversario de casados!

Fui a ver a Prince!! Digo “fui” porque Ale me acompañó, se lo bancó, sacó fotos y se negó a bailar. Pero la pasamos muy bien. Con la entrada te regalaban su último CD.

Qué se puede decir de este tipo más que genio, showman, artista? Nada más.

Prince no es sólo el autor de “Nothing compares 2 U” ni de “Maniac Monday” ni de “Purple Rain”. Es más que éso: es funk, es soul y es pop. Todo eso muy bien combinado.

Prince está más allá del video “Cream” que es, creo, el único que recuerdan los hombres y por el cual le darían algún crédito…(por la bailarina)

Al que frunza la nariz, le invito a escuchar un CD completo de Prince y se darán cuenta de que pocos artistas componen con los matices con que lo hace él.

El recital fue en el O2, el estadio antes conocido como “Millennium Dome”. Decir enorme es poco.

Pasen y vean:

Acá llegando al estadio. No sé qué se supone que es eso, pero había varios círculos por cuyo centro brotaba agua y humo.

La entrada al estadio.

El hall.

Eso encerrado en un círculo es…

…un ser humano!

Yo no te sé decir qué es todo eso, pero en ningún recital jamás vi tanto!

Ven esas mesitas violetas? Ahí se sentaron unas personas (serían VVIP o contratados?) y durante un tramo del recital, fueron todos invitados a bailar… sobre el escenario!!!

El escenario, una yeguada.

Él.

Sí, así chiquito y flaquito como lo ves, es un showman de aquéllos. Cantó sólo los grandes éxitos y un par de temas acústicos con la guitarra, él solito, una ternura. En general, fue muy “jazzero” el recital, hubo disco, funk, pop del bueno, obvio y verdadero soul.

Las chicas del coro eran dos, muy onda setenta una con afro y pantalones bien ajustados y dos bailarinas que eran recontraprofesionales. Bailaban bárbaro.

Mis niños

No tengo hijos pero eso no me impide tener la dicha de disfrutar de los hijos de los demás, los amo y adoro como si los hubiera tenido yo, y me conmueven y alegran con sus acciones, sus dichos y su alegría.

Mi homenaje para ellos en este día, con todo el amor del mundo que les pudiera dar alguien que los ama.

Veamos, del lado Seminara tenemos…

Mi primer sobrino nieto, Gabriel, hermoso hijo de mi hermoso sobrino Fernando, amoroso aunque conserva cierta amable distancia; soy la orgullosa tía abuela de un niño que a los 4 años leía de corrido cualquier clase de texto; es un alma tan sensible y dulce como sólo él, siendo hijo de mi sobrino y nieto de mi hermana, puede ser.

Esta es la ÚNICA foto que tengo de mi sobrina nieta Camila, hija de mi sobrino Mariano, una beba que ya tiene un año, nariz respingadita y fama de angelito, ya que según me cuentan, siempre va aúpa de quien le ofrezca unos brazos, y ella va sonriendo y sin dramas.

Mi adorado dúo dinámico, los hijos de mi prima Paula. Augusto, el mayor, es el nene más feliz que yo haya conocido, le encanta jugar, es muy amigable, es sociable y alegre, no come verduras pero se lo perdono por lo mucho que lo quiero.

Máximo es un corazoncito valiente, no le tiene miedo a nada, se manda, se ofuzca fácilmente si ve comida y no le dan, le gustan los chistes y está aprendiendo a defenderse.

Qué grandes que están mis amorosos, y qué vieja debo estar yo! Virginia es toda una mujercita, Caro también, están hermosas y cada tanto chateamos. Son amorosas como la madre, Ileana, que se debe sentir más vieja que yo cuando ve los hijos grandes que tiene! Lucas es un tierno y un amor mimoso como su padrino Mario, donde esté, si te ve, viene corriendo a abrazarte!

Valentino, hijo de su madre Cecilia, locuaz de un rico vocabulario desde el año y 10 meses como su madre, de aguda inteligencia como su madre, travieso y curioso como su tío Mario. Un gordo que anda serio por la vida y que no tiene ningún empacho en decirte lo que piensa, como su madre.

Serena es una nena que siempre se caracterizó por ser muy pero muy mimosa. Ella nunca tuvo problemas con darle los brazos a nadie. Siempre fue un tranquila y cuando empezó a hablar, qué hermosa! Tan elocuente y tan precisa! Y eso sí, también es muy viva.

Su hermanito, Leonel, no había nacido cuando estuvimos la otra vez pero me comentan que es muy simpático y tranquilo también. Los dos son hijos de Adri.

Alan, amoroso mimoso, creo que esta fue la última foto que te sacaste como siempre estabas conmigo cada vez que iba a visitarte a Olavarría: aúpa y rodeándome con tus brazos. Ahora estás enorme y te sentás al lado mío, pero eso sí, siempre abrazándome. Dulce precioso de unos ojos hermosos y sinceros.

Del lado Schverdfinger tenemos…

Estos son los niños de Isa y Sandra. Demián, el mayor, es el nene “sol”. Lo conocí a las horas de nacer, recién comenzaba a salir yo con Ale. Al mes lo vuelvo a ver disfrazado de angelito en una fiesta de disfraces. Ustedes piensan que lloraba o protestaba? No! Un amor! Siempre tan simpático y contento descubrí que también es un “mini Mr Hyde”! Tiene su carácter también, pero sólo en su hogar. Buenísimo porque a los padres los hace quedar re-bien!

Cuando nos fuimos, Tatiana era un bebote y el año pasado cuando volvimos quedé fascinada con esta nena viva como pocas, te hace creer que te desconfía para que no la hinches pero en cuanto le aclaré que yo quería jugar con ella porque la quiero y ella entonces también me tiene que querer (o sea, le fui de frente), la muchacha tiró los prejuicios al diablo y nos pusimos a jugar!!!

Estos son Iara y Agustín, hijos de Andrea y Tucho. A Iara la conocimos el año pasado, me cayó muy bien esta nena independiente, ágil y con buen humor. Fue un encanto jugar con ella. A Agustín no lo conocemos pero preparate, muchachito, que los tíos están listos para llenarte de besos!

Argentinas en Londres

Gracias a la tecnología se crearon los blogs y gracias a los blogs pude conocer a estas chicas con las cuales cada tanto me reúno y la pasamos re-bien!

Ya conocía a Bea, Leticia y Carolina y también a Karla (que no está en la foto) y hace un par de semanas conocí al resto en un restaurant donde comimos pizza, hasta ahora la más rica de Londres.

Me sentí muy cómoda, algo que nunca me sucedió al estar reunida con muchas chicas a la vez (sí, sépanlo, soy rara hasta en éso).
Gracias chicas, la pasé genial!

Carajo!

Chiquita Legrand hay una sola!




Eso de andar imitándome por el mundo, llevando valijas, bolsitos y mochilas (que por otra parte, no son Louis Vuitton!) está de más.

Así, no! Una viaja por Europa con 20 valijas porque está acostumbrada y además lleva un séquito de sirvientes (bueno, en realidad son dos, pero no importa!).

Si vos, mi querida, querés imitarme, empezá por engancharte un francés.

El charme, el glamour y el apellido están asegurados.

Fijate qué lejos llegó Rosita Martínez Suárez cuando se casó con un franchute!

Mis sobrinos

Hoy no es el día de la tía, (es en setiembre) ni creo que exista el día del sobrino pero no me importa, hoy tengo ganas de escribir sobre mis divinos sobrinos, a quienes adoro.

Cuando se enteran que tengo 6 sobrinos, muchos se sorprenden y me preguntan cómo son y yo digo siempre lo mismo: “Son unos seres extraordinarios, altos, hermosos, buenas personas, solidarios, creativos, desinteresados, y le caen bien a todo el mundo!”. No exagero!

Agradezco enormemente a mi hermana que tuvo la valentía de parir 6 hijos y criarlos con todo el amor que ella sabe dar y tiene la recompensa de unos hijos que la quieren y veneran de igual forma. Cada uno a su manera, pero intensamente.

Fernando es el mayor, es tan sensible y despistado como mi hermana y tampoco como ella, sabe decir que no. Te da lo que no tiene, te ayuda aunque esté muerto de cansancio. Odia los despertadores, igual que su madre y tiene un hijo precioso, mi sobrino nieto Gabriel. Tiene un sentido del humor socarrón, de ese que te hace reír pero taparte parcialmente la cara. Es un caricaturista genial, una pena que no hay seguido la carrera de dibujo.

Martita, alguna vez apodada “la morena” por los españoles que trabajaban en Telefónica cuando ella trabajaba allí, es digna hija de su padre, el carácter fuerte y la rapidez mental y verbal para contestarte lo que te tenga que contestar si se la trata mal o se la cargosea. Es muy limpia, muy trabajadora, a todo le pone garra. Ha pintado unos cuadros maravillosos, ella también tendría que haber seguido con sus estudios de Bellas Artes.

Cristian siempre fue y es metódico, disciplinado, estudioso, siempre tuvo objetivos y siempre los alcanzó, luchó mucho por la carrera que ahora está disfrutando. También dibuja como los dioses, es serio pero a la vez es alguien que donde pone el ojo pone un apodo que define a la persona tal cual es. Es muy bueno y se merece todo lo bueno que le sucede en su vida.

Mariano pasó su infancia y adolescencia devorando libros y enciclopedias, siempre tuvo una constante sed de saber todo, todo. Desde muy pequeño él también tuvo muy en claro lo que quería en la vida y estudió para eso y se esforzó mucho. Emprendedor, con una fuerza para salir adelante siempre. Tiene una hija, Camila, simpática como la madre y tranquila como él. Es el más alto de los seis. Él también dibuja muy bien.

Leandro, mi ahijado, un chico con un sentido del humor extraordinario. Siempre fue muy gracioso, desde muy chico supo serlo. Es cariñoso, abierto, siempre está contento, le gusta todo, te acepta tanto un plato agridulce como un guiso, cualquier cosa, todo lo disfruta. Una vez fui a comprarle un pantalón y me preguntaron cómo era: “Ay, hermoso, es como un modelo”. “Bueno,” me contestaron “te preguntaba por el talle.” “Ah, bueno, eh… no sé, dame un pantalón como para un modelo.” Y me lo dieron! Y le fue tal cual! Igual que Fernando, un caricaturista de aquellos.

A Laurita Ricky Sarkany le tiene que hacer un monumento, gracias a ella el tipo habrá podido expandir su patrimonio! Fuera de broma, Laurita es amable, suavecita, es como un gatito, muy discreta y callada pero ha sabido demostrarnos que tiene su carácter y valentía al decidir irse a vivir a México. Allí está ahora, añorando su familia que tanto quiere pero a la vez, permitiéndose crecer y madurar. Es una hermosa, la más chiquita de la familia, siempre lo será no importa la edad que tenga.

Lloret y Tossa de Mar

Lloret de Mar

Al otro día, Ale roncaba con mucho placer y ya era el mediodía. Sentí muchísimo despertarlo (había llegado tipo 5 de la mañana) pero no podíamos perdernos el último día. Mucho, igual, no prometía porque estaba medio nublado, pero igual lo hice.

El día fue muy tranquilo y estábamos solos porque Sergio se había ido a trabajar y Horacio estaba en su negocio.

Así que solitos los dos nos dirigimos a la playa, y buscando donde comer algo y ver qué hacíamos.

Fuimos a un bar sobre la playa y como no estábamos antojados de un almuerzo (todavía), nos decidimos por algo “light”, como por ejemplo, patatas bravas y choricillos.

Se me antojó un simple tecito con leche y a Ale una coca light, por supuesto.

Llamamos al mozo y no bien abrí la boca para pedir, me dijo en inglés que él no hablaba español!!! Ok, pedimos en inglés y cuando se fue empecé a sentir cierta disconformidad y mucha incomodidad.

Tendría que haberme ido! Cómo puede ser que me atienda en inglés alguien que trabaja en España! Y que me exija lo mismo! Es como si yo trabajara de camarera en Londres y le pidiera a los locales “Ah, no, mire, yo soy argentina, me habla en español”. No duro dos minutos!

Más tarde contándoselo a los chicos, me dijeron que sí, da mucha bronca y Horacio es de los que pide (con unos modos muy educados pero muy firmes) que alguien que hable español lo atienda o si no, se va.

Bueno, el caso es que el mozo nos trajo lo que pedimos y tan de arriba no se la iba a llevar, le pedimos que nos saque una foto.

Las patatas bravas estaban como su nombre lo indica, Ale casi se pela la lengua de lo caliente que estaban! Son papas cortadas en cuadraditos, fritas y servidos con una salsa de tomate y tabasco, para nada picantes y los choricillos estaban bien.

Cuando nos fuimos, caminar por la arena fue un suplicio! No es finita, es como si uno pisara confites, pero raspaba!

Habíamos visto que muchas lanchas o ferrys salían de la playa a dar paseos.

Elegimos uno que nos llevaba hasta otra playa y por lo que vimos en la foto, nos gustó el pueblito donde estaba ubicado.

Fue así que llegamos a Tossa de Mar.

Tossa de Mar

El viaje en el barco fue muy bonito por la vista que se tenía de la Costa Brava.

La playa de Tossa es muy familiar, y el pueblo tiene una torre en lo alto, cañones, y las casas y las calles de piedra color piel son preciosas! Me hizo acordar al Cerro de Montevideo en Uruguay pero con la edificación de Colonia.

Ese lugar se llama Muralla de la Villa Vella y data del siglo XIII.

Fue un encanto caminar por allí. No contábamos con mucho tiempo porque habíamos almorzado antes (en un restaurante de argentinos y/ o uruguayos – no lo sabíamos), yo unos calamares a la plancha (riquísimooooooo!) y Ale arroz negro (por la tinta del calamar) con mariscos, una paella, bah.

Al volver, fuimos a ver a Horacio a su negocio y luego nos dirigimos al depto a empacar y luego nos vino a buscar Horacio. Con Sergio nos encontramos camino al aeropuerto y los 4 llegamos hasta allí, nos despedimos y aquí estamos.

Conclusiones

La pasamos muy bien, nos sentimos muy mimados por Sergio y Horacio, nos trataron de maravillas los dos, nos cuidaron, nos hicieron sentir muy cómodos!

Me quedaron muchas ganas de volver, Barcelona me encantó porque me pareció una ciudad muy alegre, muy moderna y muy relajada. La gente se mueve de otra forma, me encantó.
Se ve que extraño cierta “latinidad”!

Todas las fotos aquí.

Barcelona

El viernes pasado fuimos a pasar un fin de semana en Catalunya. No de snobs sino por dos razones: Alejandro se enteró de que su amiga Carina Alfie tocaba en Barcelona y quería ir a verla y yo porque a 90 km, en Lloret de Mar, vive mi primo Sergio que hace mucho que no veo y al cual extraño.

Como sólo disponíamos de dos días, no me quise matar paseando ya que la prioridad era pasarla bien y tranquila y que esperemos que en algún otro momento volvamos con más tiempo, para conocer mejor la ciudad.
La llegada
Sergio y Horacio (a quien conocí cuando estuvieron en Londres) nos estaban esperando en el aeropuerto. Después de un largo abrazo con mi primo, me recibió Horacio con otro y con un ramo de flores! Me sentí una celebrity!
Luego nos llevaron en auto hasta Lloret de Mar, a media hora del aeropuerto. Cenamos y fuimos al depto de Sergio mientras que Horacio se fue al suyo.
Sergio vive en SU depto, muy lindo, muy cómodo y lo vi muy contento con su lugar.
Al otro día fuimos a Barcelona.
Barcelona
Nos pasó a buscar Horacio, y por la autopista, llegamos a Barcelona. Yo lo único que tenía en claro que quería ver era algo de Gaudí y que fluya lo demás.
Entonces fuimos a ver la catedral Sagrada Familia, la cual me dio la impresión de que se estuviera derritiendo. Todavía está en construcción, no se terminó y eso que Gaudí la empezó hace… qué se yo cuánto, pero Gaudí hace rato que está muerto!
La Sagrada Familia
Es ENORME, alta, y digamos que no me voló la cabeza pero estuvo bien. No fuimos adentro, había mucha gente por todos lados y queríamos aprovechar que el día estaba lindo y pasear por la ciudad en vez de estar mucho tiempo en una iglesia.
Detalle
Por suerte contábamos con Sergio y Horacio que conocen muy bien la ciudad. Y además, Horacio alguna vez se desempeñó como guía turístico, así que luego de ver la Sagrada Familia, fuimos a pasear por La Rambla. Me la imaginaba como la de Mar del Plata, pero no, en realidad es un boulevard muy bonito y ostenta, creo yo, la “colección” de estatuas vivientes más original!
No se puede creer la creatividad que tienen, casi están una tras de otra y ahora me arrepiento de no haberles sacado más fotos. Hay que agudizar el ingenio con tanta competencia, así que hay muchos que montan como un pequeño espectáculo: había un tacho de basura gigante y si uno ponía una moneda, se abría la puerta y salía una especie de monstruito, todo negro, con harapos, a correr gente.
Cómo puede ser que hayas elegido esa estatua, Ale!
Después visitamos el Mercat, o mercado de abastos y de allí a tapear!

Frutas en el mercat. Miren por favor el tamaño de esos higos!

La comida

Mi blog no es blog si no escribo sobre comida. En un momento Sergio me dijo “Ay, pero la verdad, yo no te conocía así! Estás hablando o pensando en comida a cada rato!!!” “Sergio querido,” le contesté ” yo vivo en Londres, no accedo a esta calidad todo el tiempo!”.
Nunca había comido tapas y Horacio nos llevó a lo que él considera el mejor lugar en Barcelona, porque se come como es típico: Uno se acerca a una barra donde hay muchas tapas sobre platos, te dan uno vacío mientras pedís qué tomás, y luego tú te sirves la tapa que te apetece y dejas los palillos sobre el plato. Luego cuando te marchas, pues el mozo cuenta cuántos palillos has dejao y te cobra ese dinero! Joder, así de simple!

De tapas con Horacio.
Es costumbre que la gente coma un par de tapas al mediodía antes de almorzar (tipo 2 o 3 de la tarde) como para engañar el estómago, pero Ale y yo principalmente, le mentimos muy bien porque probamos un montón. Y todo estaba riquísimo!

De ahí seguimos paseando, fuimos al barrio Gótico, visitamos la plaza donde está el ayuntamiento y la casa de gobierno, luego a la plaza Reial, muy, muy linda por cierto y luego a almorzar!

En el Barrio Gótico con mi querido Sergio.

Bueno, suena como que pasó sólo media hora, pero no, almorzamos cerca de las 4 de la tarde! Fuimos a un monono restaurant y saben qué probé esta vez? Buey! Delicioso! Y de postre un carpaccio de ananá con caramelo y crema que ni les cuento!
Después de almorzar

Horacio fue a comprar algo y Sergio, Ale y yo fuimos al museo del chocolate. Estuvo bueno, muy didáctico y tenía muchas esculturas hechas con chocolate. A mí lo que más me gustó fue ver las máquinas antiguas usadas para el procesamiento del chocolate. Lástima que toda explicación estaba en catalá. Grrrrrrrrrrrrr.

El Arc de Trionf, camino al Museo del Chocolate.

Pluma Gay
Ale se tenía que encontrar con un amigo para ir juntos al recital y al ratito de encontrarlo nos dimos cuenta de que algo estaba sucediendo y vimos qué era: La Marcha del Orgullo Gay!

Así que allí fuimos, había mucha gente, los que desfilaban muy producidos y después de la bandera gay se divisaron banderas de Argentina (mayormente travestis), Brasil, Venezuela, Colombia.

Ale y su amigo y la bandera de Argentina detrás.

Bailaban música disco o murga, la verdad, muy entretenido.
Y para terminar…
Ya el día se había hecho largo. Ale partió con su amigo a buscar a Carina y Sergio, Horacio y yo nos volvimos a Lloret de Mar en tren.

Qué hermoso viaje! Además de venir charlando hasta por los codos con Horacio (Sergio estaba muy cansado, al otro día tenía que trabajar y prefirió sentarse y descansar), la vista que se tenía desde la ventana era preciosa: el tren corre paralelo al mar. En muchas paradas las puertas se abren literalmente al mar, hay una veredita angosta, y luego arena y mar. Fue muy placentero el viaje de vuelta a pesar del cansancio.

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: