Series

Ocho Series Ochentosas

Tenía 10 años cuando comenzó la década de los ’80 por lo que cuando terminó, tenía 20, obvio, y en ese lapso de 10 años fui creciendo (como cantaba Julio Iglesias por esas épocas) “de niña a mujer” por lo que la cantidad de cambios que se dieron en ese tiempo no se dio nunca más en ninguna otra década. (Algo que descubrís cuando transitás de los 20 a los 30 y ni te cuento de los 30 a los 40!) 
Chicos, antes también había series como ahora pero nosotros las veíamos de lunes a viernes, generalmente al mediodía o a partir de las 5 de la tarde, dobladas al castellano y con un locutor que en español anunciaba el nombre traducido cuando aparecía el título de la serie.

Prácticamente no sabíamos nada de los protagonistas. A lo sumo, si éramos muy fanáticos, sabíamos el nombre del actor o la actriz si no, los conocíamos con el nombre de su personaje.

Por ahí aparecía un “reportaje” o póster gigante en la TV Guía o en Radiolandia y te enterabas de algo más. Y nada más!!!

Tampoco los protagonistas eran tantos como ahora y ni hablar de saber qué iba a suceder en el siguiente capítulo: Todos los conflictos se resolvían en esa hora que pasábamos frente a la tele.

Hoy que, aparentemente, me pinta la nostalgia, te muestro aquí las series que veía, aunque la mayoría fueron filmadas durante los ’60 y ’70. Algunas de ellas las comencé a ver a fines de los ’70 pero a todas las seguí durante los ’80.
Por ahora, las que recuerdo, son estas:
La Familia Ingalls.
Ay obvio! Número puesto, quién no la veía? Yo quería ser Laura y odiaba con toda mi alma a Nelly. Almanzo me parecía de lo más hermoso aunque Albert también me parecía lindo. Me encantaba el Sr Edwards y la casa me parecía preciosa y cómoda!
Los Días Felices.

Me encantaban! A mi hermana le gustaba Richie y a mí Fonzie me parecía lo más. En esa época, creía que la serie verdaderamente se había filmado en los ’50 por lo que no entendía bien cómo la TV Guía había sacado un póster de Richie en colores y con ropa actual… (Mi hermana tenía pegado ese póster en la pared de nuestro cuarto!). Otras de las razones que la miraba era porque me gustaba muchísimo como se vestían las chicas, con esas polleras acampanadas, zapatos chatos y soquetes!
La Familia Partridge.


Esta serie se trataba de una mamá viuda que armaba una banda con sus hijos y tenían un representante amigable y viajaban en un micro a todos lados. Adoraba las canciones y por supuesto que me gustaba el más lindo, el más grande de los chicos, el cantante, Keith. Viviendo aquí y mirando los inefables rankings que dan a fin de año en la tele como por ejemplo “Mejores series de todos los tiempos”, supe que David Cassidy, el actor, era recontrasúper famoso acá y hasta daba recitales! Hace poco vi un episodio de esta serie por YouTube y me resultó un bodrio!!!
BJ
Un camionero amigable, pero oh!, por esos años quién iba  a imaginar que esas iniciales iban a tener una connotación tan… bueh! Pero a mí me encantaba verlo, sobre todo porque ya estaba creciendo y a los actores los empezaba a medir no por lo mucho que me hacían reír sino por lo bueno que podrían estar. Y BJ estaba re bueno!! Y además era bueno porque tenía un mono de amigo.
Sheriff Lobo
Ídolos totales! No me los perdía nuncaaaaa!! Me reía mucho con Perkins, obvio, y en esos momentos yo no me daba cuenta de qué tan corrupto podía llegar a ser Sheriff Lobo… Pero las aventuras que tenían eran siempre divertidas e interesantes!
Chip’s
A Miriam, mi amiga, le gustaba Poncharello (o sea, Erik Estrada) y a mí me gustaba el rubio. Cómo se llamaba? Quién se acuerda! Como una vez lo escuché decir a Wainraich cuando le hizo un reportaje a Erik Estrada: “Chip’s era Poncharello y el rubio“. Y tenía razón! Tampoco me perdía un capítulo de esta serie, los casos que resolvían estaban muy buenos y siempre había algo gracioso. Me acuerdo de haber pegado en la pared de mi cuarto un poster gigantísimo de ellos!
La Mujer Biónica
La veía y me gustaba y aunque jugaba a ser ella, nunca llegué a idolatrarla tanto como a La Mujer Maravilla. Me fascinaba que pudiera escuchar CUALQUIER COSA y que saltara TAN ALTOOOOO! Y qué fuerza que tenía!! En un capítulo, para que unos alumnos que se portaban mal le hicieran caso (ella estaba como maestra), partió una guía telefónica con sus manos. No me olvido más de esa escena, no sé por qué!!
El Super Agente 86
Es esa serie que mirás una y otra vez y trasciende tu niñez y adolescencia. No la veía al principio porque no entendía de qué iba hasta que un día la vi en la casa de mis primos y me dí cuenta de que era graciosa. Claro, por ahí yo veía gente vestida con ropa “vieja” y no me parecían de lo más interesantes! Pero una vez que la empecé a ver, me hice fanática, aunque siempre me chocó un poco con qué liviandad y como si nada, mataran a los malos!
Bueno, estas son las ocho que recuerdo. Por supuesto que no me olvidé ni de La Mujer Maravilla ni de La Isla de Gilligan pero ya había escrito sobre ellos anteriormente.
Estoy segura de que me estoy olvidando de alguna así que si quisieras nombrarlas, te animo a que me refresques la memoria!

Loca Por Breaking Bad

Aclaro que este post no tiene ningún dato revelador sobre la serie, no cuento nada que pueda arruinar la sorpresa!!!

– Tienes que verla! Tienes que verla! Es perfecta!

– En serio? Para tanto? Te parece?
– Y cómo vas? Por qué capítulo vas?
– Voy por ese en que…
– Pero no has visto cuando…
– No me cuentes, Pity!
– Pero seguro que ya has visto…
– Basta, Pity! No me cuentes NADAAAAAA!! No quiero saber NADAAAAAAAAA!
Y así vinimos con Pity, cada vez que nos encontrábamos desde que a instancia suya, comencé a ver Breaking Bad
“Es que es una serie perfecta!,” me lo repite una y otra vez mientras me muestra una nueva remera alusiva a la serie.
Estas son las que tiene POR AHORA;  es que cada vez que nos encontramos tiene una nueva!
Pues empezamos a ver Breaking Bad al poco tiempo de que haya terminado para siempre. Nos encontramos un mediodía para almorzar y Pity me contaba que estaba de luto, que no podía creer que ya no iba  a verla más y me urgía a verla.
Yo la veía tan fanática que dudaba… y una y otra vez pregunté para asegurarme: “Es de zombies?” “Es de ciencia-ficción?” “Es de bichos?” “Es de vampiros?” y a todo ella respondía que no, que era bien real.
Y por eso me decidí y nos enganchamos con Ale, a 2 o 3 capítulos por fin de semana y terminamos la temporada 4 justo antes de irnos para Kuala Lumpur.
A lo largo de esas primeras 4, de a poco, casi sin darte cuenta, te vas sumergiendo, diría, casi psicológicamente dentro del argumento: no podés ser indiferente, no hay personaje que no esté ahí por una razón y al principio creés que te gustan unos para después despreciarlos o vice versa. 
También te pasa que, como nunca antes con otra serie, cuando vos ves ciertas cosas que decís “Ah, ves, ahora como hizo/ dijo esto, entonces vas a ver que hace / le pasa tal cosa…” solo para inmediatamente quedarte con la boca abierta porque lo que sucede luego es totalmente inesperado e inimaginable… y así y todo, posible!
Me pasó que cuando terminamos de ver la temporada 4, sentí que para mí ya estaba. Sabía que faltaba la quinta todavía pero realmente creía que si terminaba así, ahí, estaba bien de todas formas. A pesar de uno o dos cabos sueltos (o sea, quedate tranquila /o que no es Lost!!!), estaba bien que ése hubiese sido el final.
A la vuelta del viaje con pocas ganas retomamos la temporada 5 y la veía… la veía… hasta que en la mitad todo volvió a sus rieles (en mí, no en la serie) y no pudimos parar más y estábamos a 2 capítulos por día en días de semana, algo inusual para nosotros.
Y así llegamos al día de ayer, en que vimos los últimos 3 y quedé… sí, creo que quedé como Pity: Con ganas de volver a verla, con cierto sentimiento de injusticia porque no tendría que haber terminado NUNCA, con esa sensación de “Y ahora cualquier serie que vea me va a parecer una estupidez!”
Es que te pasa eso: Es una serie tan redonda, tan genial, tan inteligente, tan cruda, que si sos fanática /o de las series tan realistas, esta es tu ideal. 
Además de que los actores son todos geniales. Hasta la bebé actúa bien! Miraba y miraba los capítulos y como nunca antes, con sólo mirarles cómo se iban transformando sus caras sin decir nada… sabías lo que estaban pensando! Me impresionó mucho eso.
El actor principal es Bryan Cranston y su personaje: Walter White.
El actor es muy conocido por haber hecho del papá en la serie Malcom In The Middle. A los demás no los conocía y son todos geniales actores.
Junior, pobrecito! Mi favorito, la verdadera víctima, el que más sufre!
Hank, el favorito de Pity y de Ale.
Mmmmm. La entiendo y no la entiendo. 
Me encanta!
Otra que en un principio me parecía de una forma y después cambié de parecer.

Yo, bitch!

… y así…

Agrego que no solamente esta serie se disfruta por lo actoral y por el argumento. La estética es buenísima y se permite jugar dentro de tanto realismo. Aunque te parezca increíble, por momentos tienen estética de video clip y queda perfecto! La música es bárbara, es original y la recomiendo totalmente. Se te amplía bastante el espectro!

Los capítulos no necesariamente comienzan de forma lineal, las temporadas tampoco. Te va atrapando el principio que puede ser el final, o la explicación de algo que te quedó colgado de antes o la razón de por qué la serie termina como termina!

Es totalmente impredecible y por eso también atrapa! Y encima tiene toques de humor! Y mucha simbología!

Si no la viste, obviamente que te recomiendo que lo hagas pero no se te ocurra preguntarle nada a nadie que creas que la haya visto. Es una serie que se disfruta doblemente cuando no sabés qué va a suceder porque no te lo imaginás.

Si la viste, entendés perfectamente por qué escribí el título que escribí… y seguro estás igual que yo!

Y para deleitarnos con lo que fue y no será más y en homenaje a tanto disfrute, te paso acá unos links muy recomendables para que la falta no se haga tan profunda!!!

(Pero no los leas si todavía no la viste!)

Breaking Bad Wiki: Todo, todo sobre la serie, capítulo por capítulo, etc. Todo.

Talking Bad: Programa que se hizo como complemento de cada capítulo de la temporada 5. O sea, por cada capítulo, hay un programa que lo analiza. 

De acá, acá, acá y acá podés comprar las remeras y demás artículos.

Es hora de verla. O volver a verla.

Breaking Bad. O “La Serie De Los Pelados” como la llamaba al principio!
Habré logrado convencerte? Si ya la viste, cuáles son tus impresiones?

The Great British Bake Off

Mañana es el último capítulo de la cuarta temporada de The Great British Bake Off, una serie que despierta pasiones, tanto en quienes gustan de cocinar y quienes no!

Es uno de los programas más vistos de la BBC y cada persona que lo ve tiene su baker favorito y las preferencias se debaten como se hacía antaño cuando se veía Big Brother o X Factor o Britain’s Got Talent. Ni les cuento la ansiedad que se siente cuando van quedando cada vez menos participantes!

Este programa semanal  que comenzó en 2010, se emite los martes a las 8pm, es un éxito y ha enamorado a todos. Lo ven grandes y chicos y cada vez que empieza una nueva temporada, las ventas de moldes e ingredientes para tortas se van por las nubes!
Se trata de un concurso donde 12 (este año hay 13) participantes hornean diferentes ítems y son juzgados y al final de cada episodio, uno se tiene que ir. Se trata de personas comunes y corrientes cuya pasión es hornear y son totalmente amateurs.
Los jueces son Mary Berry y Paul Hollywood.
Mary Berry es una especie de Choly Berreteaga o Blanca Cotta. Hace 60 años que es conocida como cocinera y es muy dulce pero firme cuando se trata de juzgar.
Paul Hollywood (sí, se llama así, no es un personaje de Los Simpsons!) es un afamado panadero que es un poco malo, digamos. En realidad, también es muy firme y muy exigente y no tiene reparos en decir que algo es incomible o que no tiene gusto a nada o que se ve horrible si así lo piensa.
El programa tiene también dos presentadoras, Mel Giedroyc y Sue Perkins.
Son muy graciosas y en realidad, son dos actrices que por muchos años trabajaron juntas y han escrito comedias para televisión.
Cada episodio tiene un nombre y está dividido en tres secciones y cada sección también tiene un nombre. Te pongo ejemplos del capítulo 5 de esta temporada.
Capítulo 5: Galletitas y traybakes.

The Signature Bake: Les piden a los concursantes que horneen algo en particular y con lo que pueden demostrar qué tan bien lo cocinan y qué tan hábiles y prolijos son para decorar, para combinar sabores, etc. Al cabo de un tiempo (que puede ser 2 o 3 horas) se les pide que dejen todo y los jueces se acercan y van probando cada ítem y haciendo comentarios pertinentes.

Los concursantes tenían que hornear su traybake favorito.
The Technical Bake: Aquí les piden que cocinen algo para lo cual les dan la receta pero con pocas instrucciones. Generalmente se trata de una torta o postre o galletitas que requieren cierta pericia y tienen algún grado de complejidad. Los jueces se van y mientras los concursantes batallan en la cocina, ellos explican qué es lo característico de eso que pidieron. Cuando los concursantes terminan al cabo de un tiempo asignado, ponen sobre una mesa su creación detrás de su foto. Los jueces prueban y van rankeando sin saber quién fue el autor. Todo se devela cuando eligen al primero.

Aquí les dijeron que tenían que hacer tuiles.

The Showstopper Bake: Aquí es donde todo se resuelve, se desencadena o, como se dice en Argentina, se ven los pingos. Se les pide una creación que tiene complejidad sí pero donde también se espera que el concursante ponga su toque personal y que no sea algo común. Cuando los concursantes terminan, los jueces otra vez prueban y comentan.

Esculturas con galletitas.

Y se viene el último segmento cuando eligen, según la performance, al Star Baker del día (o sea, al que mejor hizo todo) y a quien tiene que abandonar el programa.

Las tres finalistas de esta temporada son chicas y quienes vemos el programa tenemos una favorita. Han llegado a la final por mérito propio y cada una tiene una particularidad.

 Ruby, Kimberley y Frances.

Ruby estudia Filosofía y es bellísima. Es muy desordenada para cocinar pero sabe combinar sabores y es de decidir sobre la marcha cómo hará todo. Es llorona y a veces tiene accidentes con sus creaciones.

Kimberley, mi favorita, es una genia. Muy pocas veces se ha equivocado o ha hecho algo mal. Es prolija, artística con lo que cocina y muy original para diseñar y elegir sabores.

Frances siempre se caracterizó por darle prioridad al diseño más que al sabor y se lo han dicho varias veces pero últimamente viene cocinando bien y creo que ella está en la final más por los errores cometidos por la concursante que se fue que por ella misma.

Toda linda la teoría pero para que tengas una idea, te dejo el trailer de la temporada que está por terminar. Hasta ayer estaban todas las temporadas y episodios en YouTube. Hoy ya no.

Clickeando acá verás el capítulo de lo que te mostré en fotos. Yo no lo puedo ver, está bloqueado en este país, tal vez tengas más suerte en el tuyo!

Aquí encontrarás la página de Facebook del programa donde podrás ver fotos de TODAS las creaciones y backstage.

Habías escuchado alguna vez sobre este programa? En muchos países se ha adaptado y por ejemplo, está el The Irish Bake Off, The Australian Bake Off. Creo que está hasta en Italia!

Y Yo Que No Quería…

“Voy a empezar a ver una nueva serie.” Me dijo Ale hace un tiempo. “Una que me recomendaron que está buena.”

“Cuál es?”
“Homeland.”
“Ah.”
Y el día que empezó a mirarla yo tenía mucho sueño y me fui a dormir y le dije que la vería al día siguiente. Solamente había podido ver los primeros 5 minutos y me pareció más de lo mismo.
Al otro día cuando me levanté, Ale me insistió a que la mirara porque a él le había gustado mucho.
“Mmmmmno tengo ganas,” contestó la rebelde sin causa.
“Pero mirala, está buenísima!”
“No sé. No.”
“Pero si no la viste!”
“Bueno, pero no quiero!”
(A esta altura tiene que darse cuenta de que cuanto más me insista con algo, si me levanté cruzada, no hay que insistir!)
Igual le hice caso y me dispuse a verla; vi los primeros 5 minutos otra vez y le dije que no, que no quería ver este tipo de series que son todas iguales, que hay terroristas, que los americanos son buenos y rubios y que no me digan que vino a reemplazar 24 porque 24 es irreemplazable, empezando por Kiefer!
Ale no podía entender mis razones y a lo largo de varios meses, vio las dos temporadas. Y yo, encaprichada que no quería, hacía otras cosas o me iba a dormir.
Sin embargo, hace poco, solita un día en casa y con un poco de tiempo libre, puse el primer capítulo a ver si resistía más de 5 minutos. Y sí. Y terminé de verlo. Y seguí con el siguiente. Y con el otro. Y no pude parar!!! 
No vi más capítulos porque si no, se me terminaba la primera temporada de un suspiro y quería disfrutarla!
Y en unos 10 días me vi las dos temporadas! No-po-dí-a-pa-rar!
Lo que me atrapó de esta serie es que no es para nada predecible aunque debo reconocer que tiene lugares comunes, pero están muy bien disfrazados! El guión es muy bueno (real, posible) y todo el tiempo estás: “El culpable es este”, “No, el culpable no era ése, es este que apareció ahora.”, “Este está con el otro”, “No, este otro está con aquél” No parás de conjeturar!

Los diálogos son inteligentes, sarcásticos, crudos y me sorprendo todo el tiempo de la cantidad de malas palabras! Pero tienen un por qué y está bien.

Me encanta cómo se llevan y cómo se hablan!
Lo que también me gusta de esta serie es que, además de que los actores son muy buenos, sus personajes son muy falibles, sus defectos están más a la vista que sus virtudes, ninguno es un as y además… la protagonista es una mujer! 
Y no es para nada perfecta!
Me encantó! Y ahora que terminé de ver las dos temporadas, tengo que esperar hasta setiembre cuando comienza la tercera! 

Ojo con ésta que es brava!

No lo conocía a Damian Lewis y buscando información, me enteré de que es británico.

“Cómo aguanto hasta setiembre?” me pregunté cuando terminé de ver la segunda temporada.
Sabías de Homeland? La viste? Te la recomiendo!