Rod

Rod & Cake


Me parece que esta torta se está conviertiendo en una safe bet o caballito de batalla. Como sé que sale bien, la hago cuando me piden algo rico.

En este caso fue Rod, que me vino a visitar y pidió que le haga una torta de chocolate. Pues cumplí.

Mientras él miraba tele (en la habitación de su college no tiene y extrañaba, pobrecito) y se quedaba dormido sobre el sillón, yo puse manos a la obra.

Ingredientes:

4 yemas de huevo y sus correspondientes claras, separados

180g de azúcar fino

1 huevo entero

240g de chocolate semi amargo, del bueno.

150g de almendras en polvo

1 cucharada de café (no diluído)

(Notad que no lleva harina)

Preparación:

– Calentar el horno a 170 grados.

– Enharinar y enmantecar el fondo de un molde de 20 cm de diámetro, preferentemente esos que se desarman.

– Batir las claras con la mitad del azúcar hasta que se hagan picos.

– Batir las yemas y el huevo con la otra mitad del azúcar hasta obtener el doble de volumen y el color sea casi blanco.

– Derretir el chocolate o bien a baño de María o en el microondas. (Poner un minuto, sacar, mezclar, volver a poner un minuto y ya estará listo)

– A la mezcla de las yemas con el azúcar agregarle la mitad de las claras. Mezclar con cuidado.

– Agregarle el chocolate derretido y el resto de las claras. Mezclar con cuidado.

– Agregar las almendras en polvo mezcladas con el café y mezclar.

– Verter la mezcla en el molde, meter en el horno y hornear por 30 minutos. Cuando pase ese tiempo, apagarlo y dejarlo 15 más.

– Cuando la saquen del horno, pasar un cuchillo por los costados. Con cuidado porque la parte de arriba queda costrita, glup.

Si quieren pueden cortarla en cuadrados cuasi brownies.

Pueden llegar a comerse un montón si son fanáticos del chocolate.

Acá Juanito, mi asistente, a punto de hincar el diente.

(Él no debe tener ni idea de por qué digo “Juanito”…)

Si no les gusta la apariencia rústica de la torta, pueden vestirla con una ganache mezclando 120ml de crema caliente con 240g de chocolate cortado en trocitos. (Una bomba de tiempo, eso sí)

Me cuentan cómo les fue si deciden hacerla? Es fácil!

Lolo’s London


Recién ayer pudimos decir con Rod (alias Lolo): “Bueno, dale, nos encontramos en tal lado” porque hasta ayer, desde que él llegó, anduvimos cada uno por su lado: Él, haciendo trámites para el college y poniéndose en contacto con compañeros de clase y nosotros haciendo vida de gente grande, o sea, reposando sobre el sofá en casa, el fin de semana.

Durante la semana trabajamos y Rod pasea por ahí. Pero ayer decidimos encontrarnos en Oxford Street aprovechando que salí temprano de trabajar.

Qué hicimos? Pues fuimos a comprar un par de cosas, caminamos bastante bajo la lluvia finita que amenazaba con desmembrar las bolsas de papel madera y nos divertimos bastante, nos reímos mucho y llegamos re cansados!

Yo, con la bolsa de Primark. Él tan regio con la bolsa de Burberry…

Qué mejor que estirar las piernas tomando un tecito…

Tea Time!

Decídete…

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: