Navidad

Un Día De Navidad

Llega la Navidad, para mí la época más linda del año, cuando me pongo contenta y recuerdo mi niñez más que en otros días.
Pero este año no sé por qué me ha pintado la nostalagia y el bajón. Me había sucedido un par de veces antes, los sendos años en que murieron mi hermana y mi viejo pero este año estoy un poco rara. Me siento un poco rara.
Tal vez sea que en estos días me relajo más y quedo como indefensa ante la horda de recuerdos que me azotan.
Esta navidad será tranquila. Estaremos Ale y yo en casa, en piyamas seguramente, mirando la tele, escuchando música o tecleando y leyendo compulsivamente esta pantalla amiga.
No vendrán mis primos porque cada uno decidió pasarlo con amigos así que el menú se ha acortado bastante: milanesas, milanesas, milanesas, milanesas! Ale no pidió otra cosa para el 24, el 25 y el 26!
Fui al supermercado en el medio de la tormenta-tifón que hubo ayer, compré la carne para las milanesas, las papas, el perejil, el ajo.. y nada más! Ni siquiera algo como para hacer un postre. Nada.
Este año no pienso cocinar de más (somos dos! Después termino comiéndome todo yo!!!) y hay frutas para hacerme una mini ensalada como postre, hay lechuga y tomates, hay helado Häagen-Dazs de dulce de leche y dos personas que tienen ganas de estar juntos y tranquilos.
Queda solamente desearte Feliz Navidad, la fueras a celebrar o no. Qué importa, no? Me parece que lo importante es desearse buenos augurios, sea la época que sea, pero en estos días uno los repite con más insistencia y está bien.
Te regalo esta canción que cansa un poco pero sé que a mucha gente le gusta y viene de una película que veo siempre el 25 a la tarde, con la panza llena!

Felicidades!

La Cena De Navidad Más Económica

En todas partes del mundo, más allá del tema religioso, la gente espera la navidad para reunirse con la familia y / o para darse algunos gustos: un auto-regalo, aprovechar las ofertas o comer algo rico y tradicional.
Alguna vez hice un listado de lo que se suele comer en navidad por estas latitudes y si bien muchos sueñan con una cena ideal (como yo, todos los años!) a veces conviene comprar alguna que otra caja, por lo conveniente de los precios y porque, por ejemplo, si quiero comerme unos profiteroles, vale la pena hacer una receta como para 6 cuando somos dos y solo una persona (presente!) es la que lo come?
Hace unos días se publicó un informe sobre dónde conviene comprar la cena de navidad más económica y por segundo año consecutivo, ganó el supermercado Morrisons.
La lista incluye los artículos típicos navideños que suelen comerse en este país y son:
 
 
 Pavo (3.6-4.8kg) 4.8kg, £10

– Papas, 1kg, £1.18

Repollitos de Bruselas congelados, 1kg, £1.00

– Nabos congelados, 750g, £1.00

– Zanahorias, 1kg, 59p

– Relleno de salvia y cebolla para el pavo (stuffing), 85g, 15p

– Salsa de arándanos, 200g, 82p

Típico budín navideño (Christmas pudding), 454g x 2  a 85p c/u = £1.98

Torta de frutas abrillantadas (fruit cake), 900g, £3.50

– Crema de manteca con brandy Courvoisier, 200g (para acompañar las tortas y pasteles)    £1.85

Pasteles de fruta abrillantada (Mince pies) pack de 9 unidades,  £1

Esto da un total de £23.07, precio por persona (8 personas) £2.88.

Nada mal, no? Claro que no se cuenta LA CANTIDAD  de alcohol que se toma en esos días!!! Así cualquiera tiene una canasta económica para navidad!
De todas formas, por más que me gusten las navidades con frío, no me adapto a la mesa dulce de este país. Será que no me gustan las frutas abrillantadas o será que no entiendo qué concepto de «dulce» tienen por aquí. Para mí la mesa dulce son las garrapiñadas, el Mantecol, la ensalada de frutas y el helado, por supuesto!
Estas navidades, cómanse un pedacito extra por mí!!!

Boxing Day

 Es hora de que  Papá Noel descanse.

Hoy 26 de diciembre es Boxing Day aquí en el Reino Unido y es un día como un feriado: no se trabaja.

De todas formas, como en todo feriado, hay gente que sí lo hace porque hay transportes y los negocios abren, con algunas características:

– Hoy hay paro de subtes, al igual que el año pasado. Hace una semana un gremio en particular anunció que iban a parar y hoy hay algunas líneas que no andan y otras con servicio limitado.

– Hoy los negocios que abren liquidan todo al 50% o más. Muchos suelen ir a hacer cola temprano a los shoppings y Harrods es EL lugar para ir porque todo lo que es designer también tiene ese descuento y la gente que sabe (y que tiene plata y / o le gusta gastar mucho) aprovecha de comprar con rebajas.

– Los sitios online también liquidan todo con importantes rebajas.

Pero para quienes prefieren quedarse, es el día en que las familias que se han juntado en la casa de alguno se van despidiendo porque tienen que partir a sus propios hogares.

Y para quienes se quedaron en su casa con sus niños, es el día de relax total, de prepararse un desayuno que le quite la jaqueca, de mirar la tele, de jugar con los regalos obtenidos, de darse un buen baño de inmersión… Un día para no hacer nada.

Nosotros hoy nos levantamos ni temprano ni tarde, a eso de las 11, nos estamos desperezando, nos vamos a preparar un desayuno sustancioso y luego Laurita y yo saldremos a explorar Londres y Ale se quedará en casa, con su laptop, su tele y sus series.

Y por qué se llama «Boxing Day»? «Box» en inglés significa caja y según leí, el 26 de diciembre era el día que se elegía para hacer caridad con quien menos tenían y se les repartía alimentos en caja.

Pero mañana, será un día como todos…

Ah, no no… Mañana no será un día como todos, ya te contaré…

Ustedes qué suelen hacer el 26? Sé que en Argentina es un día laboral normal y en España se celebra San Esteban.

Saludos De Navidad 2012

Es temprano, está un poco gris, caen algunas gotitas y está pronosticado alguna que otra lluvia pero la temperatura será alrededor de 12°C y tendremos, como el año pasado, una Navidad templada.

Está todo listo? Ya fuimos al supermercado, ya compramos qué haré de cena (milanesas, papas al horno y ensalada) y hoy seremos tres, Ale, Laurita mi sobrina que vino desde México, donde vive y yo.

Esta Navidad nos encuentra juntos una vez más y a mí saludándote a vos porque querría desearte unas hermosas fiestas. Si tenés la dicha de pasarlas como a vos te gusta (con o sin gente, con o sin familia, comiendo y / o tomando mucho o poco) que todo sea en paz, en armonía y con alegría, a pesar de que a todos nos falta alguien físicamente pero están en el corazón y en nuestra memoria y eso es importante.

Que Papá Noel te regale cumplirte tus deseos.

Te regalo este dibujito de Simon’s Cat, que descubre la Navidad.

Felices Fiestas!

La Realidad Navideña

Claro que me encantaría festejar la Navidad como en las revistas: con un vestido elegante, peinada, con tacos altos, maquillada y sonriente; con la mesa híper decorada y la comida hecha por mí, con mesa dulce incluída.

Pero no. Nunca tuve una Navidad así y por más que cada año aspire a que el sueño se me cumpla, la realidad es que tanto mis Navidades argentinas como las londinenses han sido por demás diferentes a las revistas.

Lo que rescato es que a mí la Navidad no me pone triste porque me trae los recuerdos de mis Navidades de la niñez. La pasaba bien porque yo me creía el cuento de Papá Noel. Para mí él existía y me traía los regalos. No recuerdo haber planteado cómo hacía para recorrer el mundo en una noche o mis padres habrán tenido buenas respuestas para zafar!

Yo estoy totalmente de acuerdo con que los niños crean en Papá Noel, los Reyes Magos, el Ratón Pérez… solitos se darán cuenta que no existen pero el mientrastanto es mágico. No hay nada que se compara con las caritas de los chicos cuando descubren los regalos y cuando los abren!

Si los padres no quieren «engañarlos», ok, cada uno educa a su hijo como quiere pero tampoco es bueno que vean como algo negativo que un niño crea en  un poco de magia durante su infancia. Porque la infancia está altamente condimentada de fantasía.

Habrá niños que no crean en Papá Noel pero observalos cuando juegan… acaso no se creen que son eso que juegan? Así jueguen con la Play o a los Súper Héroes, los chicos ven todo con sus ojos llenos de fantasía.

Recuerdo una Navidad en particular. Tenía alrededor de 5 años, mi hermana menor 4 y nos reunimos en lo de mi tía Olga, abuela de mis primos Paula y Sergio, de nuestras mismas edades.

Cuando terminamos de cenar, Adriana, la hija menor de mi tía que para esa época tendría unos 20 años y era maestra jardinera (o sea, la tenía clara) se despidió de nosotros y nos dijo: «Chau! Me voy a bailar!»

Y a las 12 de la noche, por la ventana del living, entró… PAPÁ NOEL!!!

Papá Noel, con su traje rojo, su bolsa blanca llena de regalos! Para nosotros!

Creo verme a mí misma con 5 años, embelesada y feliz, mirando a Papá Noel darnos un regalo a mi hermana y a mí diciendo «Para las dos hermanitas» y repartiendo los otros, aunque a Sergio no había forma de consolarlo por cómo lloraba del susto! (Perdón Ser por ventilar esto!!!)

Sí notaba que a pesar de ver un robusto Papá Noel, su voz era bien finita pero jamás se me ocurrió desconfiar de nada ni de nadie.

Al rato, cuando estábamos jugando con nuestros regalos, apareció Adriana diciendo «Hola! Qué tal! Ya vine de bailar!» Y nosotros a los gritos contándole que había venido Papá Noel!

Años más tarde, cuando supe la verdad, cuando me enteré de que todo era fantasía, le pregunté a mamá «Pero quién fue ese Papá Noel que fue a lo de tía Olga?» «Adriana,» me dijo.

Y ahí recordé que ella se iba a bailar y, qué justo, cuando ella se iba, venía Papá Noel!

Así que ahora de adulta, con la realidad frente a mis narices, yo, de todas formas, espero una Navidad de las revistas, aunque bien sé que este año lo festejaremos como lo hacemos habitualmente.

Pero no importa. Ahora de grande, me empecino  a tener mi porción de fantasía. Si no es este año, será el próximo. O el siguiente. Porque los sueños que uno tiene de adulto se pueden hacer realidad, porque sólo depende de nosotros mismos emprender el camino para realizarlos.

Todo Es Empezar


En estas latitudes la navidad se está terminando y acá Ale, mis primos Sergio y Florencia y yo, panza arriba sobre el sofá.

Es la primera vez que pasamos navidad con gente, aquí en Londres, siempre estuvimos Ale y yo nada más. La pasamos muy bien, como ninguno trabajábamos estuvimos relajados, charlando, leyendo revistas pero sobre todo, comiendo.

Ya veníamos desde hacía varios días preguntándonos qué íbamos a comer, qué traía cada uno, etc. Y les prometí a mis primos hacerles un postre a cada uno. Sergio es goloso como yo así que aceptó de buen grado. Flor es más de comer salado pero eligió un postre también.

El 24 fuimos los tres primos al supermercado y trajimos varias cosas, para que duren tanto para el 24 a la noche y para el 25. «Ok, compremos todo para hoy a la noche y para mañana; ahora al mediodía no comamos nada.» «OK»

Cuando llegamos a casa, estábamos con hambre de haber estado tanto tiempo dando vueltas por el super. Nos miramos y dijimos «Bueno, comamos algo para picar»…

Y empezamos a sacar cosas y la mesa se llenó sin querer!

Cuatro clases de dips, aceitunas, quesos varios, algo de salamín, apio, pan pita y grisines.

Como siempre pasa con las picadas, uno cree que come poco y termina consumiendo bastante más. Pensábamos que sólo íbamos a engañar el estómago pero al final sentíamos que habíamos comido un buen almuerzo!

Más a la tarde, empecé a preparar las milanesas que cenamos y el postre de Sergio.

El postre consistió en disco de merengue que hice con azúcar blanca y negra. Sobre esta base le unté una crema típica de esta época.

Crema con brandy.

Luego, encima, le coloqué un anillo de merengue y en el hueco puse frutos rojos y encima del anillo una crema nueva que encontré: mascarpone y chocolate.

Y encima le agregué unas almendras fileteadas.

Hoy al mediodía regresaron los chicos y comimos:

Unos quesos, los dips que habían quedado, una empanada que trajo Flor de una cena de argentinos que fue anoche (ella festejó con otros chicos), mariscos, aceitunas y pimientos picantes rellenos de queso.

O sea, un poco de cada cosa, un rejunte, un revuelto!

A la tarde seguimos con el postre que habíamos comido ayer porque había sobrado la mitad y tomamos café.

Vimos el discurso de la reina por la tele y luego la película Final Destination 5.

Cuando terminó, comencé a preparar el postre de Flor,.

Hice dos bases grandes de pionono a las cuales corté por la mitad y usé tres para armar el postre.

Primero mojé la base con un almíbar que hice al que le agregué amaretto y encima le agregué una crema que resultó muy sabrosa.

Crema de chocolate blanco y frambuesas.

Arriba coloqué las frutillas.

Luego otra porción de pionono que también humedecí y encima unté queso blanco y puse moras y arándanos.

Importados de Argentina!

Y arriba otra porción de pionono, la unté con un poco de la crema de chocolate blanco y frambuesas más un poco más de chocolate blanco derretido y encima más frutos rojos y como se me terminaron rellené los huecos con chocolate blanco en pedacitos.

Voilà!

Y el plato principal fue carne al horno con cuatro tipo de ensaladas: de dos clases de lechuga, de pepino y de cebolla y morrones, verduras para ayudar un poco a la digestión… y para no sentirse tan pesado!

Tuvimos la suerte de que no hizo mucho frío ni ayer ni hoy, alrededor de 12 grados, lo cual para esta época resultó muy agradable. Hasta tuvimos que abrir un poco los ventanales del balcón porque tanto horno prendido nos estaba dando mucho calor!

Y ahora, así con mucho sueño cuando casi se está por terminar el 25 te pregunto: Qué tal la pasaste vos? Cómo estuvo tu día?

Felicidades!

Saludos de Navidad 2011

Salvo los años que he perdido un ser querido y no estaba con ganas de nada, a mí siempre (por sugestión, por costumbre o porque sí) me llega el espíritu navideño: Me gusta sentir que viene la navidad, que muchos niños se ilusionan con ver a Papá Noel, muchos grandes se ilusionan con los regalos a recibir, otros se reúnen a hablar sobre cómo se van a organizar para pasarla juntos el 24 y/o el 25…

El espíritu navideño, para mí, tiene que ver con querer sentirse bien a pesar de todo. Y tiene mucho que ver con desear el bien a los demás.

Por eso en esta navidad, deseo de corazón que pases unas fiestas como a vos te guste, con o sin gente, con o sin pan dulce.

Que disfrutes de todo.

Felicidades.

Me uno a Susana, Mirta, Moria, Héctor, Flavia, Silvio, Juan Carlos y Berugo y te canto:



Felicidades! Felicidades!

Pre Xmas Party En Casa

Hace dos semanas organicé una reunión pre navidad en casa con tres consignas:

– Traer algo salado y una bebida, yo ponía lo dulce y el café.

– Traer algo que sea de navidad puesto encima.

– Hablar español.

Esta última consigna tal vez pueda sonar antipática o un poco ghetto pero la razón es que cuando nos reunimos con gente que habla cualquier idioma, la lingua franca (Cómo estoy hoy! Me tragué un diccionario!) es el inglés.

Y a veces sucede que somos varios hispanoparlantes que nos hablamos en inglés porque hay otro que no domina el español y se hace una conversación por demás artificial. Bueno, eso siento yo. Es como que la atmósfera se acartona un poco y dejamos nuestro costado latino de lado y nos volvemos unos híbridos!

La cuestión es que nos reunimos argentinos en mayoría, Pity, española; Leo, venezolano; Elex, peruano… Y la pasamos bárbaro.

Con el bonus de haber conocido ese día a Tamia y a su marido y a su hermosa hijita!

Fue un día a pura gula y carcajadas, hablando uno sobre otro, sentados y disfrutando de todo.

Yo había decidido que lo mejor para crear espacio era poner la mesa en un rincón y poner toda la comida ahí.

Esto era al principio. Había más en la cocina. Falta la terrina de pollo que trajo Pity, que voló en un segundo!

Pero a medida que iba llegando, todos se amuchaban alrededor de la mesa del living así que cada uno se acomodó como quiso, todo el mundo habló con todo el mundo y nos divertimos lo mismo!

Gente por acá…

… y por acá también!

Les paso a contar qué preparé:

La mesa dulce pre navidad!

– Una tarta de almendras facilísima, base de tarta, relleno de una mezcla hecha con mazapán de almendras y almendras fileteadas por encima.

– Tarta de frutos rojos: base de tarta, postre de vainilla (custard), frutos rojos encima.

– Banofee pie: Para mí todavía es un misterio cómo esta tarta que es dulce de leche, banana en rodajas y crema batida encima, sea todo un éxito!

– Gelatina de frutos rojos, otro éxito inesperado!

– Un tiramisú. La receta que probé esta vez me encantó porque no llevaba azúcar y para mí estaba bien aunque para Sergio, no. Le gustó pero dijo que le faltaba ese toquecito dulce.

– Un custard.

Les paso la receta de la gelatina que resultó deliciosa:

Ingredientes

1 litro de jugo de arándanos.

El Ocean Spray es un clásico. Si no, otro.

100g azúcar

15 hojas de gelatina sin sabor. Si usan en polvo, fíjense en las indicaciones que se dan en el paquete, de cuántos gramos por cada litro de líquido.

500g de frutos rojos surtidos

Procedimiento

1 Calentar el jugo de arándanos con azúcar hasta que ésta se disuelva.

2 Hidratar la gelatina como indique el paquete.

3 Bajar el fuego al mínimo, agregar la gelatina hidratada y revolver suavemente hasta que todo se disuelva.

4 Dejar enfriar un poco.

5 En un recipiente poner en la base algunas de las frutas y verterle algo de la gelatina. Llevar a la heladera y dejar hasta que solidifique.

6 Si quieren hacer que quede lindo como un aspic, vayan alternando las frutas con un poco de la gelatina y lo van metiendo a la heladera.

7 Si el líquido con gelatina se coagula antes de que terminen de armar el postre, lo vuelven a calentar a fuego lento, así se hace líquido otra vez. Nunca lleven este jarabe a punto de ebullición porque cuando se enfríe no coagulará nunca!

Romina quería todo!

Navidad En El Mundo

Me encantaron estas fotos cuando las vi y quisiera compartirlas.

Nos dan una buena idea de cómo tradicionalmente se festeja la navidad en algunas ciudades del mundo.

Velas y oraciones en la misa navideña celebrada en el estadio nacional Bung Karno, en Jakarta, Indonesia.

Los denominados tiradores navideños vestidos con trajes tradicionales disparan sus pistolas en la víspera de la Navidad, en Bischofswiesen, Alemania.

Misa en la víspera de Navidad en la Iglesia de la Natividad en Katmandú, Nepal.

Misa de la víspera de Navidad en una iglesia de la ciudad china de Qingdao.

Una vista general de las decoraciones de Navidad en Seúl, Corea del Sur.

Miembros del club «Pirrlliepause» se dan el tradicional baño de navidad en un lago helado en Senftenberg, Alemania.

Un elefante manejado por un «mahout» (entrenador) y vestido como Santa Claus entrega regalos a los niños en una escuela de Ayutthaya, Tailandia.

Una mujer se arrodilla para besar el suelo de mármol en la Basílica de la Natividad, considerada como el lugar de nacimiento de Jesucristo, en Belén, Cisjordania.

Vista nocturna del Palacio de la Cultura y de la Ciencia de Varsovia, Polonia, iluminado por Navidad.

Unos cuarenta barcos iluminados navegan por los canales de Ámsterdam, Países Bajos, con motivo del primer desfile navideño de barcos por los canales de la ciudad.

Vista del centro de Tiflís, Georgia, iluminado con motivos navideños.

Cientos de personas celebran por anticipado la llegada de la Navidad en el tradicional Mercado del Puerto, en Montevideo, Uruguay

Un policía palestino vigila desde un tejado la plaza de la Basílica de la Natividad, considerada como el lugar en el que la virgen María alumbró a Jesucristo, en la ciudad Cisjordana de Belén.

Devotos besan la figura de Jesús recién nacido durante la misa de Nochebuena en la Parroquia San José de Las Pinas, al sur de Manila, Filipinas.

Niños kurdos iraquíes saludan a Papá Noel en la norteña ciudad iraquí de Arbil, en la víspera de Navidad.

Un japonés vestido de Santa Claus, limpia los vidrios de una torre en Tokyo.

Me gustó mucho la foto de la mujer en Cisjordania, besando el lugar en la Basílica de la Natividad. Ese es un lugar que quiero visitar desde los 15 años más o menos, cuando una profesora nos mostró las diapositivas de su viaje a ese lugar.

Y a ustedes qué foto les gustó más?

Fuente: Perfil

Saludos de Navidad 2010


Esta Navidad Ale y yo estaremos en casa, en piyamas seguramente, mirando los DVDs de la última temporada de 24, comiendo comida comprada (como saben, es la única época del año en que no cocino) y con sendas laptops encendidas.

Esta Navidad no tengo ganas ni ánimo de festejar nada por obvias razones (aunque lo descripto en el otro párrafo sea una constante desde que vivimos acá – y nos gusta pasar las fiestas así) pero de verdad me alegro por cada persona que puede pasar las fiestas con su familia, con muchos besos y abrazos y con buen humor y armonía.

De mi parte, te auguro unas hermosas navidades con o sin calor, con o sin vitel toné (o como se escriba), con o sin pan dulce y deseo de corazón que tus fiestas sean en paz y con mucho cariño.

Gracias por pasar. Gracias por estar.

Mi canción favorita de Navidad:



Throw your arms around the world at Christmas time.

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: