Marcelo

…Y Dos.

Me acuerdo perfectamente de esa expresión, por alguna razón me quedó grabada.

Tenía 16 años y empecé a salir con un chico. A los pocos días cumplí 17 y a los pocos días cumplía años su mamá (yo no lo sabía) y eligió ese día para llevarme a su casa y presentarme. Conocí una familia divina y a casi todos los parientes. Y ellos le preguntaban (en tono de broma): “Cuántos años cumplías?” “… y dos” respondía ella.

Qué lejana me parecía esa edad…

Y acá estoy yo, con los …y dos recién cumplidos.

Brindo por estar viva, sana, por quienes están conmigo hoy físicamente y en mi corazón y, en especial, por mi primo-hermano-mellizo Marcelo que también cumple años hoy!

Salud! Felicidades! Feliz cumpleaños a todos los que cumplimos años hoy.

Amigos En Familia

three-cute-kittens
Dicen que los amigos es la familia que uno elige y me parece que es cierto. Como también es cierto que uno puede encontrar amigos en su propia familia, bien puede ser un hermano, un primo, tu propia madre o padre, por qué no?

En mi caso particular, Marcelo y Sergio serían mis amigos en la familia. Con los dos puedo charlar de todo, nos contamos muchas cosas, nos acompañamos, nos apoyamos y nos queremos.

Hoy que es el Día del Amigo y en una fecha tan importante, por lo menos para quienes viven en Argentina, yo festejo con ellos a la distancia: Marcelo en Argentina, Sergio paseando por Barcelona y yo en Londres.

La vida nos separa físicamente pero se empeña en juntarnos cada tanto.

Feliz día, mis primos/amigos.

Y feliz día para vos, que pasás, leés, comentás. Amigo a la distancia que gracias a internet, estás cerca.

Espero que festejes el día con alegría y que también me cuentes: quién es tu amigo en familia?

Y Sigo Cumpliendo Años…

You say it’s your birthday.
It’s my birthday too, yeah.
They say it’s your birthday.
We’re gonna have a good time!
(Birthday – The Beatles)

Ah, sí sí… Después de los 20, las décadas pasan como si nada…

Hoy Marce y yo cumplimos 41!

Acá los dos bailando el vals este marzo en mi fiesta de 40!

No sé por qué pero desde que cumplí los 40 me siento más liberada, más que no me importan muchas cosas que antes sí. Digamos que me siento mejor plantada. Y hasta ahora se siente bárbaro!

Verdaderamente siento que estoy en la mitad de mi vida y como no pienso morirme nunca, la voy a seguir disfrutando!

Se acuerdan que una vez les mostré el video de Paul Mc Cartney donde me saludaba para mi fiesta de 40 y les conté que había más?

Bueno, acá están los otros (son videítos cortitos de 2 minutos) donde me saludaban…

Kiss!

David Coverdale!

La Reina!

Un Negro En Mi Vida


En Argentina es muy común usar la palabra negro, negra, negrito, negrita, para referirse o llamar, con mucho cariño, a alguien con quien tenemos confianza. Puede ser esta persona un hijo, un amigo, un novio, un familiar… Y es muy raro que alguien se ofenda. Igual, siempre hay algún ario o rubio de alma que te diga “Ay, no, por favor!” pero esta última reacción no es muy común.

Por ejemplo, mi mamá siempre tuvo costumbre de llamarnos a mi hermana y a mí mis negritas cuando nos hacía un mimo; mi primo Marcelo es Negro para mí, y tanto él como mi amiga Araceli cada tanto me llaman Negra, etc.

(A los muchachos les viene bárbaro llamar a la novia Negra porque así no se confunden los nombres, llamándola a la actual con el nombre de la anterior.)

A mí lo que me gustaría saber es

– Si sos de otro país, con qué apelativo se llama comúnmente a alguien querido?

– Si sos argentino/a, quién es el Negro o la Negra en tu vida?

Marcelo y yo

Año 2004, un día en Tandil.

Somos un dúo dinámico cada vez que nos encontramos. Parecemos Marley y Florencia Peña, diciendo pavadas y riéndonos cada dos segundos con la boca abierta. Adoro a mi primo Marcelo.

Nacimos el mismo día, somos primos-hermanos-mellizos. Él en Olavarría y yo en Quilmes. Mi mamá todavía conserva la carta que le envió mi tía diciéndole que había nacido “Marcelito” el 27 de diciembre. Ja! Y mi mamá también había parido ese día! (Una carta, se dan cuenta? En qué época pareciera que nacimos?!!?!)

Cuando éramos chicos y algo adolescentes, nos odiábamos. Nos peleábamos siempre. Yo iba para Olavarría para mis vacaciones y todos los días discutíamos por algo o él me peleaba o yo lo miraba mal.

Recién a los 22 años (lo recuerdo muy bien) empezamos a llevarnos tan genial como ahora. No veía la hora de irme de vacaciones a Olavarría y de ir a pasear y a bailar con él! Sí, a bailar! Yo sabía que con él me iba a divertir como con nadie! Después volvíamos como a las 6 o 7 de la mañana, comprábamos facturas en el camino y nos quedábamos tomando mate y charlando hasta que nos daba sueño o se levantaba mi tía, señal de que era la hora de dormir para nosotros!!!!

Mis vacaciones eran siempre divertidas y él siempre supo ser mi compinche.

Se nota que extraño a mi primo querido, no?

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: