England

El Públicou Arhentinou

Cuando era chica me lo creía, cuando fui más grande, no. Me molestaba que los «artistas» que llegaban del exterior siempre dijeran más o menos lo mismo: «El público de Argentina es el más caliente» «El público de Argentina es increíble», etc.

Ufa, como si hiciera falta chuparnos las medias cuando ya se hubieron vendido todas las entradas para el recital…

Pero habiendo concurrido a recitales aquí y habiendo salido fresquita como cuando recién entré, me dí cuenta de que aquéllos extranjeros habían dicho algo cierto, lo sintieran o no. O a lo mejor era cierto comparado con el público inglés.

Con Ale fuimos a ver a Whitesnake, a Iron Maiden, a Judas Priest, a Ricky Martin (Ah, sí, yo te escucho de todo! – aunque Ale quisiera aclarar que fui sola) y en cada lugar, aún si no estás sentado, cada persona mantiene una cierta distancia con respecto a la otra, no se agolpan, no se atropellan, no hacen pogo, no te tocan… y no te roban!

La gente conserva su lugar, cantan las canciones, revolean la cabeza y los pelos y hacen que tocan la guitarra pero no tenés que bancarte que te empujen so riesgo de lastimarte.

Y así y todo, cada vez que vuelvo de un recital de acá, me siento vacía. Siento que toda esa alegría o griterío de parte del público no fue real, no fue genuino, que sólo se reunieron unos cuantos para actuar junto con los del escenario…

A lo mejor, cuando vuelva de este recital, por ahí sienta distinto…

Primera vez que los veré! Cómo aguanto hasta mayo!?!?

Canterbury


Este fin de semana fuimos a pasear a Canterbury, en el condado de Kent, al sureste de Inglaterra. Había estado aquí hace 10 años y la recordaba una ciudad con aires muy medievales.


Canterbury se encuentra sobre el río Stour que hoy en día está canalizado.

Un restaurant sobre el río Stour.

Tomamos el tren en la estación London Bridge y en aproximadamente dos horas estuvimos allí. El tren es muy limpio, ordenado, precioso. Los baños limpios y para pasar de un vagón a otro, las puertas se abren solas cuando te acercás. Y cada dos asientos hay una mesita. Todo cómodo y monono.

Casi me quedo dormida… Se dan cuenta qué rápido va? Y no se siente nada!

El tren por dentro.

Llegamos justo a tiempo para ir a la oficina de información turística y allí contratamos un tour grupal para hacer a pie. La guía nos llevó por diferentes rincones y estuvimos alrededor de una hora y media recorriendo esas callecitas con adoquines.


A pesar de estar caminando todo el tiempo, no nos fuimos muy lejos, fueron unas pocas calles las que recorrimos si uno se fija en el mapa pero hay mucho para ver en ese pequeño sector que cubrimos.

Hay vestigios de historia en todo Canterbury, todo el tiempo se están descubriendo cosas. Por ejemplo, en el subsuelo de la librería Waterstone’s, hay una ventana donde se ven ruinas de baños romanos.

Otro ejemplo es que encontrás casas antiquísimas y edificios muy bonitos.

Estas casas son estilo Tudor y son consideradas edificios históricos:



Esta es la única puerta original que queda de la muralla que rodeaba la ciudad:

Westgate Towers.

Parte de la muralla que rodeaba a Canterbury.

Lo que domina en esta ciudad (les suena Los Cuentos de Canterbury?) es la famosa catedral, gigante, majestuosa, fundada por St Augustine en el año… 602! Pero fue reconstruida en 1077 y allí sigue desde entonces. Obviamente que a medida que pasaron los años fue expandiéndose y se fue construyendo y reconstruyendo.

Christchurch Gate, por aquí entramos al predio donde está la catedral.

Parte de la catedral, no entraba en toda la foto!

Era el mediodía y había misa en la catedral, por lo que no pudimos visitarla. Así que recorrimos el monasterio que está al lado.

Pasillo que da al patio interno.

En el techo están los escudos de las familias que han contribuido con el monasterio y son más de 500. Es el conjunto de heráldica más grande de Europa.

Detalle del techo. Se ve la cara de un monito también, mascota de uno que contribuyó.

Patio interno.

Antes también funcionaba un colegio para niños y en estos asientos en el pasillo, están las marcas de cuando los chicos jugaban a las bolitas.

Se ven las marcas claramente.

Ruinas del antiguo monasterio.

Entramos a un sector llamado Charter House donde pudimos ver estos vitraux:

Lo ven a Henry VIII?

King’s School, dentro del predio de la catedral.

Por todo Canterbury hay muchas iglesias. Piensen que es como una especie de Luján o Santiago de Compostela, porque hasta aquí se hicieron siempre, desde siempre, peregrinaciones religiosas.

Esta es una iglesia católica, St Thomas of Canterbury.

St Augustine Abbey.

Lady Woottons Green (una placita) y The Kings School atrás.

Algunas perlitas:

Un negocio muy particular!

Está por llegar Halloween parece…

Esta muñeca da muy voodoo ahí colgada del cuello y con la cara dibujada…

Los gatitos negros son mi debilidad.

Un Álbum De Fotos Real


Es uno de mis guilty pleasures. Más allá de la opinión que cada uno tenga sobre la familia real, me parece una buena idea mostrar quiénes son.

Empezamos por Su Majestad:

Su nombre completo es Elizabeth Alexandra Mary; nació el 21 de abril de 1926. Así es, pasado mañana cumple 83 años!

Cuando tenía 4 años, el día 21 de agosto de 1930, nació su hermana Princess Margaret Rose.

Lilibet (como la llamaba su hermana) y Margaret Rose.

Se casó con el príncipe Philip, príncipe de Grecia y Dinamarca, el día 20 de noviembre de 1947.

Esta foto fue sacada cuando anunciaron oficialmente su compromiso.

De izquierda a derecha: la heredera al trono, su prometido, su madre, el rey George VI y la princesa Margaret.

Aquí cuando se casaron.

Asumió como reina el día 2 de junio de 1953, sucediendo a su padre, quien a su vez había asumido cuando su hermando Edward abdicó, como muchos saben, para casarse con una americana divorciada, Wallis Simpson. Algún otro día escribiré un post al respecto.

En el balcón de Buckingham Palace con su esposo y sus dos primeros hijos, Charles y Anne.

Su Majestad tuvo cuatro hijos:


Prince Charles, Príncipe de Gales. Todo primogénito del rey o reina, si así lo desea el monarca, asume como príncipe de Gales.

Posando canchero.

Y como todos sabemos, se casó con Lady Di y hace unos años con Camilla Shand (ex Parker-Bowles)

Con Diana tuvo dos hijos, Prince William y Prince Harry.

Horror! El heredero al trono es zurdo! 😉

Después de Charles, en segundo lugar nació Princess Anne, quien posee el título de Princess Royal.

Loca por los caballos, los adora.

Se casó en primeras nupcias con Mark Phillips, de quien se divorció en 1992 y en el mismo año se casó con Timothy Laurence.

Con Mark Phillips tuvo dos hijos, Peter Phillips y Zara Phillips.

Aquí Peter con su abuela. Es el primer nieto, che!

Zara es campeona mundial ecuestre.

Luego, llegó Prince Andrew, el «principito», el que peleó en Malvinas. Es el Duke of York. Todo segundo hijo del rey o reina lleva ese título.


A muchos no les cae bien. Es que parece que es lobbysta y se lo pasa viajando por el mundo, sobre todo a países de Europa oriental. El Daily Mail lo llama «Air Miles Andy».

Se casó con Sarah Ferguson de quien se divorció en 1996 pero con quien mantiene excelente relación.

Hace poco, a la salida de un restaurant.

Con ella tuvo dos hijas, Beatrice y Eugenie.

De izquierda a derecha: Eugenie y Beatrice.

En cuarto y último lugar, Prince Edward, Earl of Wessex y Viscount Severn. Con él no siguieron con la tradición de que los hijos de un rey o reina son nombrados duques.

Prometía de joven, pero se le volaron las chapas! Se casó ya grande con Sophie Rhys-Jones y tienen dos niños:

Lady Louise, nacida en 2003.

James, Viscount Severn, nacido en 2007.

Han recorrido un largo camino juntos.

Soy Alicia Seminara reportando desde Londres en exclusiva para MI revista:

Típicos Platos Ingleses

Debo decir que quedaron fuera de mi lista muchos platos. Incluyo aquí lo más típico.

Y nunca digan nunca, eso de «De este agua no he de beber», ni tampoco «De este plato no he de comer». Yo lo dije y no sirvió de nada, sucumbí a la gastronomía inglesa.

Empecemos por el Full English Breakfast. A mí me daba asco el sólo pensar que alguien podía comer todo ésto a la mañana. Pero me he acostumbrado. No es típico comerlo todos los días. Generalmente se come en las casas algún fin de semana, cuando la familia se levanta tarde. También se lo suele conocer como fry-up, porque casi todo está frito, aunque es mucho más rico y sano hacerlo al horno, como lo hago yo. Lo que ven ahí es: huevos fritos, tomate, bacon, morcilla, champiñones, tostada, hash brown (papa cortada en pedacitos, aplastada y frita), porotos en salsa, salchichas o chorizo y tostada. Yo como todo eso menos los porotos con salsa! Y prefiero los huevos revueltos a los fritos.

Toad In The Hole o Sapo en el Agujero. Básicamente se hace una pasta con huevo, harina y leche, parecida a la del panqueque pero más espesa. Se hornean o fríen las salchichas (o chorizos, no son como las salchichas de Viena) y luego se les hecha la pasta encima y se mete al horno. Este plato todavía no lo probé. Es que no es muy apetecible que digamos.

Jacket Potato. Muy muy típico, se hornea la papa en el horno, se la parte al medio y se la rellena de lo que se te ocurra. La de la foto está rellena con tuna mayonnaise, que es mezclar atún con mayonesa y granos de choclo. Pero lo más típico es rellenarla con baked beans o los porotos con salsa, ésos que aparecen en la foto del desayuno.

Fish and Chips, pescado frito con papas fritas. No hay cosa más inglesa que este plato. Pero el pescado no se reboza como en Argentina, con pan rallado y huevo. Se hace una mezcla parecida a la que se hace para Toad In The Hole, con eso se cubre el pescado y se lo fríe. Es muy tradicional servirlo con salsa tártara y con arvejas o puré de arvejas. Y muchos rocían las papas con sal y vinagre de malta.

Ploughman’s Lunch es una comida rápida que originalmente consistía en pan y queso pero es muy tradicional que ésto sea acompañado por una ensalada, un relish o condimento agridulce, una especie de mermelada hecha con pickles.

Gammon and Chips. Con el mismo acompañamiento de Fish and Chips pero en vez de pescado se sirve gammon, una lonja gruesa de jamón cocido que se cocina al grill.

Cumberland Sausage o chorizo hecho en Cumberland. Es un chorizo largo que se sirve enroscado como en la foto. Está hecho con carne de cerdo y sazonada con pimienta blanca y negra. Se sirve con puré o papas fritas y arvejas.

Cornish Pasty o empanada. Son iguales a las empanadas, nada más que mucho más grandes que como las hacemos en Argentina. Generalmente se la rellena de carne, papa y cebolla. Pero hay de todos los gustos. Hay puestos de Cornish Pasties en casi todas las estaciones de tren y de subte. Se fríen o se hornean. La masa es de hojaldre.

Steak and Kidney Pudding o pastel de carne de vaca y riñón. La masa se hace con harina y grasa, no hojaldre. Se cocina primero la carne, se rehoga cebolla y luego se lo utiliza de relleno. La masa se pone en moldes pequeños y se hornean en una fuente con agua, o sea, a baño María.

Cottage Pie o nuestro querido pastel de papa. Es éso.

Shepherd’s Pie o pastel del pastor. Parecido al pastel de papa pero el relleno contiene carne y vegetales.

Hay variaciones, hasta para algunos el cottage pie o el shepherd’s pie es lo mismo.

Bangers and Mash o chorizo con puré. Yo digo chorizo porque para mí salchichas no son. Bah, ni sé qué diferencia hay, pero no son las salchichas típicas como las que conocemos en Argentina.

Lancashire Hotpot o estofado de Lancashire. Es carne con cebolla rehogada y cubierta con láminas de papa.

Si me vienen a visitar, prometo cocinarles un plato de éstos. Cuál me pedirían?

Meme A Mi Manera

Yo no soy fashion.

Pero el divino de Archi, que sí lo es (al igual que vos, Gonzalo) me invitó a memear.

Y me preocupé porque por un lado pensaba «Qué escribo!?!?» y por otro «Pero me gusta más de uno!!!».

Así que decidí hacer el meme en forma groncha, white trash y tacky.

Ahí va:

Una crema:

La crema anti arrugas de Carolina Papaleo.

Un perfume:

Corrrrrecto!

Una prenda de vestir:

Coincido con Archi: un buen calzado.

Un grupo de música:

Qué buen gusto, los cuatro de punta en blanco.

Una marca nacional:

Tiene el aval de Nazarena!

Una marca internacional:

Después de las playas, segunda razón por la que vamos a Brasil.

Un diseñador:

Diseñame los labios, así me quedan como a vos!

Un lugar de veraneo:

En Valencia, España, mi lugar de descanso.

Un famoso/ actor:

Un quilmeño como yo!

Una comida:

El tiramisú de Ileana.

Una bebida:

Un «fernando» listo para tomar con lo pibe.

Un hobby:

Viajar por el mundo con glamour y elegancia.
Una película:

En los 90, la película con la que todos los argentinos nos identificábamos.
Una serie:

Por las mechas de Diego Torres y las cejas de la Mondino.
Una inspiración o personalidad a copiar:

Mariana Nannis, la esposa de Claudio Paul.
Un maquillaje:

No salgo nunca sin llevar mi petaca de sombras Katalia.

Mi Tecito

Así como Noelia, la maestra creada por Antonio Gasalla, tampoco yo «no puedo estar sin mi tecito».

Acá es fácil hacerse adicto al té porque es muy barato y aparte los ingleses lo toman con la misma asiduidad con la que nosotros tomamos mate, o sea, a cada rato! Y uno los ve y se engancha!

Claro que el té no cae como el mate. Por lo menos a mí me altera (más!) los nervios si tomo más de uno por día y luego me cuesta dormir de noche. Así que disminuí el hábito hasta tomar uno por día. Y con leche. Y sin azúcar.

Oh sí, la mayoría de los ingleses lo toman así y me acostumbré aunque, cuando escuché ésto por primera vez, puse la misma cara que habrán puesto ustedes. Pero les aseguro, se siente mejor el sabor del té y de la leche. Y de paso cortan varias calorías.

En esta tierra bella hay muchos lugares bellos donde tomar tés, o cream teas, los tés con tortitas y sandwiches.

Lo más común es que el té venga acompañado con sandwiches hechos de pan de molde sin los bordes marrones y rellenos de:

– egg mayonnaise and watercress (una mezcla de huevo duro picado, mayonesa y berro)

– cucumber (mi favorito, pan untado con manteca y/o mayonesa y con pepino crudo cortado en láminas)

– fetas de salmón ahumado

También agregan uno o dos scones (un cream tea que se precie debe contener al menos uno y tibio) generalmente con pasas de uva. Y para untar sobre el scone, se sirve clotted cream (crema con alto contenido de grasa, batida bien espesa, tanto que tiene la consistencia de una manteca blanda pero con gusto a crema – slurp!) y mermelada.

Y puede completarse con alguna que otra torta dulce.

Ahora bien, formas de hacer el té hay varias y cada uno tendrá su método o no. A muchos les parece un espanto el saquito de té, a otros que las hebras son de snobs, qué sé yo, eso va en gusto de cada uno.

Si eligen hebras, lo que hace todo el mundo es, antes de que el agua rompa el hervor, poner un chorro dentro de la tetera, la sacuden un poquito y tiran el agua. Esto es para calentar la tetera y que el té se conserve caliente por más tiempo. Luego se agregan las hebras, el agua y se deja reposar tanto tiempo según la intensidad con que se guste tomarlo aunque lo máximo es alrededor de 4 minutos.

Este es el momento en que se puede cubrir la tetera con un cubre tetera o tea cosy. Hay modelos para elegir, uno nunca sabe con qué quedarse. Me parece una costumbre muy monona.

Cuando estamos todos listos para tomar el té, ponemos un coladorcito sobre la taza, pero, si uno lo va a tomar con leche, generalmente se vierte primero la leche en la taza y luego el té, así (dicen) no se escalda la leche.

Si se lo quiere con limón, se agrega una rodaja finita de limón en el fondo de la taza y luego el té. (Basta con esa costumbre de apretar el gajo de limón que con los chorros que salen disparados para cualquier lado podemos dejar ciego a más de uno!)

Y una vez que todos nos hayamos hecho los finos con estas instrucciones, empezamos a morfar!

Delicious!

Oxford

El otro día fuimos a pasear a Oxford. Quisimos aprovechar el sol DIVINO que había y tomamos el tren hasta esta hermosa ciudad.

El viaje duró una hora. Un tren veloz, ultramoderno, silencioso, suavecito, cómodo, que da para que, en otro post, le muestre a Cristina las clases de trenes que hay en este país y ya sé que ella tiene la mejor intención y quiere que sus ciudadanos vivan el primer mundo, pero primero, arreglemos el jardín antes de comprar enanos. (Ay, perdonen, se me acaba de ocurrir esta frase, espero que se entienda lo que quiero decir…)

Mientras reflexionamos sobre el estado de mi salud mental, les muestro un poco de la campiña inglesa (lo poco que pude filmar, porque el tren era tan veloz que por ahí Ale decía «Uy, mirá aquello» y cuando yo alzaba la vista, ya me lo había perdido!).

Llegamos a la una del mediodía (porque era sábado y no nos levantamos temprano) y tomamos un tour a pie con un guía que se contrataba en la oficina del turista.

El tour no comenzaba hasta las 2 y media así que paseando por el centro encontramos un French Market y nos metimos y vimos (y compramos) quesos y salames diferentes, no lo pudimos resistir.

Como tampoco pudimos resistirnos a estos camarones gigantes al ajo, que un señor francés preparaba y vendía sin parar!

Los camarones gigantes al ajo. (Parecen gatas peludas rosas!)

Se hizo la hora y fuimos al encuentro del guía, Joseph – me acabo de dar cuenta, se llamaba igual que el guía de Praga! Y en verdad, era igual al guía de Praga, en el sentido de que se iba por las ramas y por momentos la visita se hacía tediosa pero como lo de alrededor era tan grandioso y espectacular, uno se podía distraer un poco.

El pasto del quad en Lincoln College.

Al igual que en Cambridge, está terminantemente prohibido pisar el césped que hay en cada college. Solamente lo pueden pisar los profesores.

Si Cambridge se caractiza por los científicos que egresan de ella, Oxford puede jactarse de sus egresados que se especializan en economía y política y muchos terminan en el gobierno. Un ejemplo es que todos los primer ministros de Inglaterra desde los años 40 han estudiado en Oxford, salvo el actual, Gordon Brown, y Winston Churchill (Churchill nunca fue a la universidad).

Lincoln College.

Visitamos la Bodleian Library, una biblioteca que tiene la colección más grande de manuscritos del mundo. Entramos unos cinco minutos y no se imaginan, unos libros medievales con letras góticas, con dibujos, cartas, diarios, en fin, una colección que estaba en exhibición y que era una mínima parte de todo lo que deben tener! Pero no saben lo que se siente tener ante tu vista un librote medieval y ver sus tapas gastadas, sus hojas finitas… O te emocionás o se te cae la baba.

Si quieren tener una idea de lo que describo, clickeando aquí acceden a ver algunos manuscritos.

En esta biblioteca se filmó una de las pelis de Harry Potter, fue usada como el interior de la escuela Hogwarts. Disculpen que no les pueda decir con precisión cuál película.

La entrada a la biblioteca daba a un patio interior donde está esta estatua

La estatua de Duke Humprey.

Esta es una torre sobre otra de las entradas al patio de la biblioteca.

Esta es Radcliffe Square.

Y atrás queda esta iglesia

St Mary The Virgin.

Cuando visitamos Oriel College pudimos entrar al comedor, miren qué señorial, a mí me daría lástima morder una tostada y que se caiga una miguita! La mesa perpendicular a las demás es donde comen los profesores.

Quiero ese estilo para el comedor de mi casa!

Christ Church, de un costado.

Entrada principal de Christ Church College.

Mientras buscábamos dónde comer (cuando ya hubo terminado el tour) vimos este negocio

que de afuera no dice mucho, pero si mirás arriba…

Oh, qué sorpresa!

Este negocio aparece en uno de los dibujos (los originales) de Alicia en el País de las Maravillas. Era un negocio de golosinas que era visitado por la Alicia original, la niña que inspiró a Lewis Carroll (quien se educó y vivió en Oxford hasta su muerte).

Al lado de este negocio encontramos un lindo salón de té donde la gorda se sentó y se dió el gusto de pedir un cream tea (té con tortas y sandwiches).

Alicia, qué delicia! Sandwiches de pepino (mis favoritos), de salmón ahumado y de huevo y mayonesa. Y un cheese cake, una carrot cake y una coffee cake. Y me lo comí todo yo solita!

Y seguimos paseando…

Un equipo en plena filmación. No reconocimos al actor.

El río Thames.

Había algo que yo quería preguntarle a Joseph y le dije a Ale… Él me replicó «Qué va a saber!» pero mi curiosidad pudo más y le dije «Joseph, hay un jugador muy famoso, Maradona…» «Ah, sí sí!», me interrumpió «estuvo aquí, dando una charla hace unos años!» «Sí! Y dónde fue?» le pregunté. Me dijo que fue en Oxford Union, en St Michael Street y ahí fuimos luego. Ya estaba cerrado, pero igual le saqué una foto:

Oxford Union.

La Municipalidad.

Carfax Tower.

Esta torre es considerada el edificio más antiguo de Oxford, es una torre anglosajona c.1040.

Cambridge

Ayer, a pesar del frío y de que se pronosticaba un día nublado, fuimos a pasear a Cambridge.

Tomamos el tren en la estación King’s Cross (donde encontramos la Plataforma 9 3/4 de Harry Potter!).


Después de 45 minutos de un placentero viaje, llegamos a esta ciudad preciosa. Fuimos a Información para el turista y contratamos una visita guiada a pie de dos horas.

Qué genial! No dejé de maravillarme con la arquitectura, la atmósfera y las pequeñas historias y anécdotas que guardan los diferentes colleges, algo así como facultades, aunque son autónomas.

La guía explicó que Universidad de Cambridge es todo, es una sola, comprende absolutamente todos los colleges, los museos, los departamentos de investigación, y que no es un edificio en particular.

La Universidad de Cambridge siempre se caracterizó por darle más importancia a las ciencias mientras que Oxford se inclinó por las artes.

Por donde vayas, hay bicicletas estacionadas, es el medio de locomoción que prevalece.


Algunos de los colleges:

Todos los colleges cuentan con residencias para alumnos (es obligatorio residir allí, por lo menos el primer año, después, si uno quiere, puede vivir en otro lado pero a no más de una milla de distancia), comedor, capilla y biblioteca.

Los alumnos van a estudiar (o más que nada, a clases) en otros edificios diseminados por la ciudad. Luego, se reúnen con un tutor para ser guíados en sus estudios y/o investigación.

Este es St Catherine’s College, fundado en 1473.


Trinity College, fundado por Henry VIII en 1546.

Detalle. Originalmente, Henry VIII había sido esculpido sosteniendo en su mano izquierda la orbe y en su mano derecha, el cetro. Pero al poco tiempo, los alumnos del college, digamos que para hacer una «chanza», le sacaron el cetro y lo reemplazaron por la pata de una silla. Las autoridades volvieron a poner el cetro y los alumnos volvieron a cambiarlo. Al final, lo dejaron así, con la pata de la silla en la mano.

King’s College, fundado en 1441.

Esta es la grandiosa capilla de King’s College. Adentro es bellísima, rodeada de hermosos vitraux que fueron desmontados y enumerados, pedacito por pedacito, y guardados en algún lugar seguro durante la Segunda Guerra Mundial, para protegerlos de posibles bombardeos.

Detalle.

Esta es una torre con dos relojes solares que corresponden a Gonville and Caius College. Tiene dos nombres porque fue fundado dos veces en 1348 y en 1557. Dr Caius insistió que nadie que fuera ciego, sordo, mudo, mutilado, retrasado, deforme o galés podía estudiar allí. Lo cual comentábamos qué irónico, ya que Stephen Hawking es profesor allí.

Algo para destacar: Todos los colleges tienen una especie de patio central de césped. Los alumnos tienen TERMINANTEMENTE PROHIBIDO pisarlo. Solamente los profesores y autoridades pueden «pisar el césped».

Punting

Cambridge está rodeada por el río Cam. Una de las actividades típicas es navegar ese río en botes. Esta actividad se llama «punting».

Punting sobre el río.

El frío no nos amedrentó! Pero por suerte nos dieron mantas para cubrirnos los pies!

Aquí dos videítos donde se ve Cambridge desde el bote.

Y al final…

Fuimos a cenar a este pub que se llama The Eagle. Desde este pub se anunció públicamente el descifrado del ADN.

Durante la Segunda Guerra, Cambridge fue una base militar y había muchos americanos. Solían reunirse en este pub y tenían la costumbre de subirse a una mesa y con velas o encendedores, escribían sus nombres sobre el techo.

La cena:

Se imaginarán, después de dos horas caminando y de haber navegado por 45 minutos, no dábamos más del hambre!

Ale pidió el típico fish and chips, pescado con papas fritas con arvejas y salsa tártara.

Yo pedí un bife con papas, ensalada, aros de cebolla y salsa de hongos.

Farnborough

Dedicado a A.G.C. Espero que te gusten estas fotos, che. (Todavía me acuerdo cuando esa tarde me desafiaste a traducir sin vista previa una página en inglés de la revista de tus aviones mientras vos leías la versión en español! Qué lindo recuerdo!)

Hoy estaba mirando fotos viejas y me encontré con éstas de hace ya un año y medio, cuando fuimos al festival de Farnborough.

Todavía no entiendo cómo no las publiqué en el blog en ese momento. En fin.

Ale quería ir y yo más que nada fui porque mi primo Marcelo me hablaba de este festival desde que yo tengo uso de razón y en la medida en que pueda, trato de ir a esos lugares a los que lamentablemente él no puede. Trato de cumplir con su sueño, le llevo souvenirs, regalitos, lo mimo un poco.

Bueno, ese día hacía un CALORRRRR horrendo, y digamos que no disfruté wow, me limité a juntar catálogos y a hablar con Ale y su amigo Sergio, igual. (Aunque no entendiera nada de aviones, qué me importa.)

Pude subirme a uno, vaya a saber cuál. Hablamos con pilotos… Era muy gracioso, porque me daba la impresión de estar en el set de Top Gun, los pilotos re lookeados, bronceados, con anteojos oscuros… Bah, en realidad, son así, por lo menos los americanos.

Ejemplo de piloto Top Gun

Así que, tarde pero seguro, aquí les muestro las fotos. Esta exhibición fue especial porque se presentaba el AIR BUS 380. Mammoth! («mamut» como se dice acá cuando algo es enoooormeeee).

Me alegré enterarme de que este año se hace otra vez. Marce, negro querido, querés que vaya?

Sí, me animé! Total, estaba bien amarrado!

En el mismo avión

Fotos del Air Bus 380


Fotos de helicópteros


Fotos de otros aviones (de algunos, porque había miles!)

El avión-ballena!

El avión-manta raya!

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: