Bloggers

Pre Xmas Traybakes

El domingo que pasó hice un Pre Xmas Party como la del año pasado sólo que esta vez me olvidé de sacar fotos!! Pueden creerlo? Pero creo que tiene que ver con que esta vez me senté a comer y a charlar y a disfrutar de la reunión y estuve más relajada.

Vino menos gente que el año pasado (algunos amigos no pudieron a último momento) así que nos pudimos acomodar todos alrededor de la mesa del living (no digo “ratona” porque aprendí de Marie: “ratona es usted señora”) y fuimos: Feldmann (yo lo llamo así), Diego, Pity, mi sobrina Laurita que vive en México, Mariana (a quien conocí ese día), Rosana y su marido Brendan, Augusto un compañero de trabajo de Ale, Ale y yo.

Pedí a los invitados que trajeran algo salado, yo ofrecía la mesa dulce.

Puse todo sobre la mesa grande que adorné con mantel rojo y arrinconé, así que si querías comer algo te servías en un plato y te sentabas alrededor de la mesa chiquita.

Estoy contenta y conforme con lo que hice, disfruté mucho de cocinar tanto dulce. Horneé:

– Cuatro traybakes, uno de dulce de leche, dos de chocolate y otro de limón. (Ah, sí, ahora están de moda los traybakes que es hornear una torta o tarta en un molde rectangular y cortarlos en cuadraditos!)

– un postre de café.

– dos postres de gelatina, uno con frutas y otro con postre tipo Royal por arriba.

Y el domingo a la mañana me levanté temprano porque me parecía que no iba  a ser suficiente y horneé un crumble de lo que encontré: moras, frutillas y uvas coloradas.

Les paso las recetas de los traybakes y espero que los hagan, son muy fáciles y les digo, riquísimos!!!

Traybake de chocolate, café y nueces con glaseado de chocolate

Torta  

Ingredientes

225g de harina
225g de azúcar negro o muscovado
1 1/2 cucharadita de polvo de hornear
1/2 cucharadita de sal marina (o si no, sal gruesa)
225g de manteca derretida
4 huevos tamaño mediano, yemas y claras separadas
100ml de café fuerte, frío
75g de nueces picadas
75g de gotitas / chips de chocolate

Procedimiento

– Forrar una fuente rectangular de 23 X 30cm con papel manteca y encender el horno a 190°C.

– Tamizar la harina, el azúcar y el polvo de hornear juntos en un bowl y agregarle la sal.

– Agregar la manteca, las yemas y el café.

– Mezclar todo con cuchara de madera.

– Batir las claras a punto nieve firme y agregarlas a la mezcla anterior en dos pasos.

– Por último, agregar las nueces y los chips de chocolate.

– Golpear un poquitito la fuente para que salgan las burbujas y hornear por alrededor de 30 minutos.

Glaseado de chocolate

Ingredientes

100g de chocolate semi amargo
30g de manteca blanda
2 cucharadas de crema

Procedimiento

– Derretir el chocolate. Agregarle la manteca de a poco y por último, las cucharadas de crema.

– Dejar enfriar un poco hasta que quede espeso pero que se pueda untar.

 Adictivos!

Barritas Mocha de tres capas

Base

Ingredientes

150g de manteca derratida
100g de galletitas en pedacitos
60g de nueces partidas
40g de cacao en polvo, tamizado
100g de azúcar fino
80g de coco
2 huevos medianos, batidos

Procedimiento

– Encender el horno a 180°C y enharinar y enmantecar una fuente rectangular.

– Procesar las galletitas con las nueces hasta que se hagan polvo.

– Agregar el cacao y el azúcar y volver a procesarlo todo.

– Volcar esta mezcla en un bowl, agregarle y mezclarle el coco. Verter la manteca derretida y emulsionar bien. Por último agregar los huevos batidos y mezclar bien.

– Poner todo en la fuente y hornear por unos 15 minutos.

– Desmoldar y dejar enfriar.

La crema

Ingredientes

100g de manteca blanda
2 cucharadas de polvo de postre de vainilla
1/2 cucharadita de extracto de vanilla
250g de azúcar impalpable
2 cucharadas de leche

Procedimiento

– Batir con batidora eléctrica la manteca por un minuto hasta que esté pálida y como esponjosa.

– Sin dejar de batir, agregar el postre en polvo y luego el azúcar impalpable.

– Cuando la mezcla se pueda desmenuzar o desmigar, agregar la leche y batir hasta que tenga consistencia de mousse.

– Untar esta crema sobre la base y llevar a la heladera por una hora.

Glaseado mocha

Ingredientes

150g de chocolate semi amargo
25g de manteca
2 cucharadas de café no instantáneo (sin diluír)

Procedimiento

– Derretir el chocolate, agregar la manteca de a poquito y cuando todo esté mezclado, agregarle el café y mezclar hasta que el café se amalgame bien.

– Untar el glaseado sobre la crema y poner en la heladera por varias horas.

Una vez listo, cortar en barritas con un cuchillo cuya hoja haya sido previamente ensuciada con un poquito de manteca así no se quiebra el chocolate cuando cortamos.

Deliciosos!

Para aquellos que creen que tanta manteca y chocolate es dañino para la silueta, acá va la receta del traybake de lima.


Traybake de lima

Ingredientes

175g de manteca
175g de azúcar fina
250g de harina
2 1/2 cucharadas de polvo de hornear
3 huevos medianos
3 cucharadas de leche
la cáscara de 2 limas (o 1 limón)

Procedimiento

– Forrar una fuente con papel manteca y encender el horno a 180°C.

– En un bowl mezclar todos los ingredientes y batir por 2 minutos o hasta que todo esté bien mezclado.

– Hornear por unos 35 o 40 minutos

– Desmoldar y yo a ojo hice un glaseado con azúcar impalpable y jugo de lima.


Muy ricos!

Les confieso que el último traybake fue una masa dulce comprada a la cual le agregué una lata de caramel o dulce de leche como el que se ve acá y fue al horno así sin más! Y no la serví porque como habíamos comido bastante ni me acordé! Quedó en la heladera y metí en el freezer para disfrutarla más adelante!

Espero que les hayan gustado las recetas, como verán, muy fáciles de hacer, sobre todo esta última!

Y como siempre, si hacen alguna de estas recetas, avísenme! Suerte!

Me Veré Volver

Donde nadie sabe de mí
Y yo soy parte de todos.
(En La Ciudad De La Furia – Soda Stereo) 

Estuvimos en Argentina, Ale dos semanas, yo me quedé una más. Fueron unas semanas de estar con la familia, de visitar algunas personas, de conocer otras, pero sobre todo, por lo menos para mí, fueron semanas de llenar de besos, abrazos y mimos a mi mamá.

Otras veces yo contaba cómo cada vez que llegaba a Argentina imaginaba cómo hubiera sido mi vida si nos hubiésemos quedado.

Esta vez me sentí distinta pero un poco más plena… Me cayeron algunas fichas… Me sentí con más seguridad para encarar ciertas decisiones que me parece tengo que tomar… Me sentí mejor.

Me vi en Argentina yo-que-vivo-en-Londres; como si mi identidad no hubiese cambiado pero que sí, soy yo, la que vive en otro país.

Y como si hubiesen dos realidades paralelas, sentí que yo me visitaba a mí misma. Y los fantasmitas de la que yo hubiese sido y de lo que hubiese logrado, ya no estaban.

Pude encontrarme nuevamente con Gonzalo y con Richard y conocimos a Ayalén, aunque yo le digo Ayita. Nos encontramos en el lugar que siempre nos encontramos, a la mañana casi mediodía y nos mimamos un poco.

 Cuánto charlamos!

Cuando planeo un viaje para Argentina, sueño con poder escaparme a algún lado para pasear pero nunca puedo. No me alcanza el tiempo y esta vez que tenía unos días de más, me agarré una laringitis virósica que me dejó sin voz de un día para el otro. No podía hablar, tenía tanta disfonía que me dolía la garganta!

Hasta tuve que ir al médico y me recetó unos remedios de lo mal que estaba. Me prohibió hablar y fue una tortura!!! Yo sin hablar no soy yo!

Me costó reponerme y todavía siento que mi voz no se ha recuperado, si llegara a hablar fuerte (o sea, siempre!) siento enseguida que se me apaga un poco.

Cómo vi todo? No sé, había mucho sol, los días fueron preciosos y la pasé bien. Todavía me siguen sorprendiendo los besazos que se da la gente en la calle, sobre todo los novios, algo que recuerdo que no me llamara la atención pero ahora sí!

Me pareció que los precios eran bastante altos. Por lo menos de la ropa y zapatos y la calidad y variedad no se compara con lo que hay acá a esos precios.

Por lo demás, por lo estructural, para qué contar, no? Y confirmé que cada uno ve la realidad a través de los anteojos que elije.

De todas formas, verdaderamente disfruté de mi tiempo en Argentina: disfruté de mi gente, de mi familia, de mis vecinos, de algunas de mis compañeras del primario y del secundario; en realidad, de cada pequeña cosa como por ejemplo, de ir a la carnicería, a la verdulería y al chino de la esquina.

Disfruté de los mates, de los sandwiches de miga, de las charlas tranquilas con amigos, de los asados y del cariño.

En fin, me dejé querer y me dejé mimar…

Y me hizo bien.

Gracias.

Siempre es lindo volver a casa.

De Festejo 10 Años Después

Desde casi principios de este año ya pensaba en querer festejar nuestros 10 años de casados de alguna forma. Se me ocurría una renovación de votos que no fuera en una iglesia o templo. Averigüé cómo es si no es de forma religiosa y, sinceramente, no era el tipo de ceremonia que nos gusta.

Después Ale supo que nos podíamos volver a casar acá por el Registro Civil. Pedí turno y el día de la entrevista para decir qué día queríamos casarnos, nos preguntaron si dudábamos de la validez de nuestro casamiento de Argentina. Dijimos que no, para nada, que era legítimo.

La entrevistadora nos dijo que si uno decide casarse otra vez por civil puede suponer que uno duda del anterior. Como nosotros no dudamos de la legitimidad de nuestro matrimonio, decidimos entonces no casarnos otra vez.

Pues nos quedaba festejar en casa con amigos. Por qué no?

Nuestro aniversario fue el 12 de agosto pero recién este sábado 15 de setiembre pudimos festejar. Agosto es el mes de las vacaciones y fue el de los JJOO, así que eligiendo setiembre, me aseguré de que vinieran todos!

Me acordé de que tenía aquí mi vestido de novia y decidí ponérmelo (por suerte todavía me entra!) y Ale no tiene su ropa original pero igual estuvo bien.

Les confieso que cuando me lo volví a poner, me emocioné un poco, estos 10 años pasaron rápido y vivimos muchas cosas juntos y seguimos juntos y es, por lo menos para nosotros, muy importante.

 Las sandalias las compré acá.

 Así que eso hicimos. Ale me pidió que no cocinara nada, que compráramos el catering así yo también podía disfrutar de la reunión.

Fue una nueva experiencia para mí elegir y comprar el catering por internet. Elegí Waitrose Entertaining, que es una cadena de supermercados de alta calidad y no me defraudó para nada!

Porque lo que compré llega en las mismas condiciones en que aparecen en las fotos. Las tortas, los canapés, los cake pops, todo vino intacto, nada roto ni desprolijo ni chorreado.

Lo pedí para que lo enviaran el mismo día de la reunión y llegaron en estas cajas:

Monas y prolijas.

Les muestro qué comimos? Las fotos son las del website porque yo iba poniendo sobre la mesa y todo iba desapareciendo, cuando quise sacar fotos, siempre faltaba algo! Pero eso era señal de que todo estaba delicioso!

(A mí me encanta todo lo que tiene que ver con catering!) Las fotos muestran una pequeña cantidad de lo que se pidió. Igualmente, no sobró nada!!

Lo salado:

 Vol au vents, gallettes, sandwiches de pescado, carne y vegetarianos, canapés de masa filo, sushi y selección oriental.

Lo dulce:

Cake pops, cheesecake New York style, cheesecake de frutos rojos, panacottas, tarteletas dulces, profiteroles, tarta de limón y torta mousse de chocolate.

Les juro que todo llegó en esas condiciones!

También compramos vinos pero no se tomó mucho porque la mayoría éramos argentinos y algunos de los británicos que vinieron, vinieron en auto así que no podían.

Como nosotros no tomamos, no teníamos ni idea de cuánto se puede consumir. Compramos 12 botellas de vino, 6 tintos, 6 blancos y cervezas Stella Artois, Corona y Sol y seis botellas de Quilmes. Sí! Las venden en el supermercado!

Nuestro amigo Alejandro, feliz!

Sólo se consumieron 3 botellas de vino y cervezas quedaron pocas. Obvio que también hubo gaseosas y agua!

Y nuestros queridos invitados:

Marlon, Pity, Luis, Neil, Tamia, Sergio, Romi, Marta, John, Z, Alejandro, Carlos, Roxana y Brendan.
 
 Los niños Alex y Selene, Luciana, su mamá, en el balcón y Jonathan y Kate.
Tanto Ale como yo disfrutamos mucho de la reunión aunque tal como pasó en la fiesta hace 10 años, no comí casi nada y Pity me juntó unos bocados en un plato antes de que desapareciera todo y de todas formas, no pude comerlo!
 
Pero con lo dulce sí me dí revancha!
Ale y yo 10 años después!

Comer En Canadá

Somos lo que comemos? Y qué somos, entonces? Porque en nuestro caso, comemos de todo: carnes varias, vegetales, frutas, dulces…

También nos gusta comer lo típico del lugar que visitamos. Cuando compramos una guía de viaje siempre nos detenemos a leer con tiempo qué es lo típico para comer.

Y una vez allí, si vamos a un restaurant, por lo menos yo, pido siempre lo más exótico (mientras no sea agridulce…) o algún animal que no haya probado o algún plato que probé hace mucho y hacía rato que no comía.

Con respecto a qué se come en Canadá, nada fue tan planeado. No compramos guía ni averiguamos qué comer. Sabíamos que nos encontraríamos con amigos que nos aconsejarían bien.

Y sí lo hicieron!

Les paso a mostrar platos típicos de las zonas de Canadá que visitamos y alguna que otra foto de los lugares. Pero también decidí agregar fotos de otras comidas que son más universales pero me gustó cómo fueron presentadas.

Tienen listo el tenedor y cuchillo?

Comencemos con los desayunos.

El primero, en Québec. Con bebida cola orgánica para Ale!

Un pan, una medialuna, manteca, el café… Qué tiene de particular? El sabor! En Québec la manteca es sabrosa, es salada y es muy raro encontrar manteca sin sal. El pan tiene gusto a pan y la medialuna es deliciosa!

Sobre todo si desayunás en un sitio tan bonito como J. A. Moisan, una épicerie abierta desde 1871.

Oh, gloriosos desayunos en Chez Cora! Alta calidad y sabor, precios normales. Deliciosos! Fuimos dos mañanas y comprobamos que los platos son realmente abundantes.

 Te traen el acompañamiento primero.

Lo que me pasó fue pedir té y me trajeron esa teterita y luego una caja de donde elegir los saquitos. Como no conocía la marca, le dije que quería regular tea. Me dijo cuál era y noté que el saquito decía orange pekoe y pensé que era de naranja pero no, ése es el nombre del típico té negro que le dan allí.

 Omelette de jamón con papas al horno.

 Crêpe de queso con hongos y acompañamiento de frutas frescas.

Huevos Benedictinos con papas y frutas frescas.

Sandwich de huevo, jamón y queso y frutas frescas.

Salís rodando pero es combustible hasta la cena!

Aquella vez que fuimos a desayunar con Rod y Chloé, además de sacarnos fotos juntos, desayunamos lo que se puede desayunar en todo desayuno buffet, así que no fue muy distinto de lo que te podrías encontrar en cualquier hotel. Pero sí decidimos sacar fotos a lo que elegimos de la mesa dulce, porque esos ítems suelen ser más particulares u originales.

Cada uno iba por su lado y cuando nos sentamos a comer, Rod y yo comprobamos que somos hermanitos separados al nacer. 

 Mi plato.

El plato de Rod.

Los dos elegimos 6 ítems y coincidimos en 4!

Llegó la hora de almorzar!

Rod y Chloé nos aconsejaron probar poutine (pronunciado “putín”) que es algo típico de Québec y consiste en ser papas fritas con una salsita tipo gravy y por arriba se esparece queso cheddar sin curar del todo, como si fuera una mozzarella no tan húmeda y con un poco más de sabor.

Hay muchas variantes. Nosotros compartimos un plato porque eran como las 4 de la tarde y nos había dado ganas de comer alguito.

 Por favor, no hagan como yo que me equivoqué y pedí “putain”. Lo juro, fue sin querer!

Ale acompañó esta comida con un licuado y me encantó la forma en que lo presentaron.

Mono, no?

En Toronto, en ese glorioso mercado que visitamos, en un puesto de pescados que arrrrrrrdía por la cantidad de gente que había haciendo cola, pedimos lo siguiente:

 Ale, rabas con papas fritas. Era una montaña, ahí no lo parece pero era un montón!

 Yo, pulpo grillado con papas fritas. Unos tentáculos gruesos y carnosos, para nada gomosos.

El día que nos encontramos con Gabriel, comimos algo tranquilo.

 Ale un hot dog y unas papas deliciosas!

Yo, algo que se comía bastante por allí, llamado pierogies, una especie de tortelettis rellenos de ricota, en este caso, acompañados con unos champignones.

Eh! Varénikes!

A tono con la proximidad con EEUU (y con los gustos de Sergio, el amigo de Vancouver) comimos unas hamburguesas muy ricas en Fatburger, una cadena americana de fast food.

Hacía millones de años que no comía en un local de estos!

Las cenas!

La última noche en Québec fuimos a un restaurantito que nos recomendó Chloé para comer poutine no tan gourmet como el que habíamos comido antes.

El lugar era muy popular con chicos skaters y medio heavy metal así que nosotros no desentonábamos para nada (!)

 
Poutine con bacon para Ale.
Poutine con carne para mí. No me gustó mucho este.
 Cuando cenamos en la CN Tower, en Toronto, pedí gallina. Estaba deliciosa pero no la pude terminar!

 Ale pidió carne asada, al grill, andá a saber!

 Acompañada con batatas fritas.

Y ahora… a los postres!

 Me encantó esta forma de presentar el clásico tiramisú aunque no le hubiese agregado los frutos rojos.

Esta es una treacle tart con pasas de uvas y nueces pecanas que pidió Ale.

El cafecito?

Cómo no, si se toma en Tim Hortons!

El equivalente canadiense de Starbucks!

Lo que nos quedó por comer son Beavertails o Queues de Castor o colas de castor.

En qué consiste? Es una especie de masa frita alargada, no muy grande, y se le pone cualquier clase de topping. El póster de abajo muestra la clase de toppings que podés pedir.

Generalmente se come a la tarde pero claro, a la tarde nunca teníamos tanto hambre!

Retomando el hilo del comienzo, en cómo catalogarse según lo que uno come, viendo y considerando lo expuesto, puedo llegar a afirmar que somos muy aventureros, le hincamos el diente a todo!

3 Días En Toronto

Toronto.

Toronto? Estamos en Toronto? Ah, cierto! Estamos en Toronto!

Qué difícil fue para mis ojos convencer a mi cabeza de que seguíamos en Canadá!

A simple vista y/ o por cualquier detalle, mi mente me traía a pensar que estaba en Estados Unidos!

Pues no!

Es que el contraste con Québec es muy evidente y a pesar de que Québec es una ciudad grande y moderna, al lado de Toronto en mi mente quedó como un pueblito.

Y mil disculpas por insistir pero… Qué calor!

Toronto es gigante y tan ruidosa como Buenos Aires, con el aliciente de que nadie toca bocina. Poco para conformarse, les confieso. Con el calor que hacía, esta jungla de cemento parecía sacarnos las fuerzas que uno suele tener temprano a la mañana.

Pero disfrutamos muchísimo de esta ciudad tan moderna y pujante.

Se está construyendo por todos lados, hay autopistas, hay autos y todo tipo de medios de transporte; las calles son en realidad avenidas anchas, el tráfico es infinito, el ruido incesante, tanto de día como de noche.

Algunos de los muchos edificios altísimos.

Pero también hay muchas esculturas, muchas atracciones para visitar y muchos rincones para conocer, como así también edificios gubernamentales.

Esculturas varias.

Nos alojamos en un departamento muy mono que tenía una vista buenísima desde el balcón, como podrán apreciar:

La CN Tower bien visible desde nuestro balcón, de día.
Y a la noche.

El depto mono.

Cerca del departamento había un mercado gigante donde se vende de todo pero sobre todo comida y de excelente calidad. Se trata del St Lawrence Market.

Fuimos a curiosear y con el estómago vacío… Fue poner un pie y querer desmayarnos de la cantidad y calidad de comida que se ofrecía que nos desesperábamos por tratar de elegir ALGO porque no podíamos comer TODO!

Cuánto de cualquier cosa!

Hicimos también un recorrido a pie por la ciudad, un recorrido que nos llevó algo así como una hora y media y fue gratuito. Hay una compañía? empresa? que se llama Tour Guys y ofrecen un tour gratuito por la ciudad para todo quien reserve o aparezca así como si nada a las 13.30 a las puertas del edificio antiguo de la municipalidad.

El hermoso edificio de la antigua municipalidad.
Y la municipalidad actual que no me gustó mucho.

Tribunales.

Estuvo interesante todo lo que el guía contó, detalles de tal o cual edificio y muy amable contestaba las preguntas que tuvieras. También recomendaba lugares a dónde ir y ofrecía otros tours que sí tenías que pagar.

Uno de los lugares que nos recomendó fue Kensington Market, el cual describió de tal manera que me imaginé una mini Inglaterra en el medio de Toronto. Contó que allí, en un par de calles, muchas personas comenzaron a abrir negocios pequeños en sus casas y la cosa gustó mucho y se puso de moda y hay cafés y pequeños restaurants también.

Quisimos entonces visitarlo y siguiendo sus indicaciones, llegamos al lugar pero antes pasamos por el Chinatown.

Era muy sucio.

La verdad, no era muy lindo.

Y llegamos al Kensington Market y…

Había muchos negocios de ropa.

Bueno, en las fotos todo sale lindo, colorido y hippie pero las casas eran grandes y daban la impresión de haber sido tomadas pero los precios no eran para nada amor y paz

Oh, sí, Toronto tiene su propio paseo de la fama, la Canada’s Walk of Fame!

La vereda.

Hay muchas estrellas firmadas por muchos artistas, aunque nos llamó la atención que también estuviera, entre otros, Alexander Graham Bell!!!

Yo con la estrella de Jim Carrey!

Tuvimos nuestra noche romántica también. Fuimos a la CN Tower, de 553 metros de alto, hasta no hace mucho, la torre más alta del mundo.

Subimos por el ascensor en 58 segundos!

Y fuimos a cenar al restaurant, que es giratorio.

Después de cenar, pudimos visitar el resto del lugar.

Ya la había visitado en el ‘97 y en esa oportunidad, me había dado un miedo terrible una vez que estuve arriba porque, en una sección, el piso es de vidrio transparente.

 La ciudad a mis pies.

Los años o la experencia me han quitado el vértigo aunque reconozco que aquí impresiona más que cuando estuve en el mirador de Shanghai o Chicago. Supongo que debe ser porque las ventanas por donde mirás, son muy grandes.

No sé si acá se puede apreciar algo.

Cuántos lugares que visitamos! Y a la mayoría llegábamos a pie. Pero para acortar distancias, uno puede tomar colectivos, trams y subtes.

Los trams.

El subte por fuera.

El subte por dentro.

El cospel es diminutísimo! Lo podés perder fácilmente!

De todos esos medios, nosotros sólo tomamos el subte y solamente una vez, para curiosear.

Toronto se conoce fácil y si venís en invierno, tenés el PATH, que es una especie de ciudad subterránea, una sucesión de pasillos con negocios bajo los edificios que te conectan con diferentes calles así no pasás la mayor parte del tiempo muriéndote de frío mientras caminás!

Parte del PATH.
El mapa del PATH. Laberíntico.

Fuimos muy afortunados en que nos hayan recomendado visitar un pueblito cercano, llamado St Jacobs, con fuerte influencia menonita.

Pasan los menonitas con sus carruajes todo el tiempo.

Son un par de calles muy monas, con pequeños negocios, Tal como me había imaginado Kensington Market!

Qué hermosuraaaaa!
No es cierto?

Paramos para comer un snack y charlar con nuestro amigo.

Con qué amigo? Seguro que muchos de ustedes lo conocen…

Con Gabriel!

Cuando supe que íbamos a venir a Canadá, le pedí a Ale pasar por Toronto así conocíamos a Gabriel y a su familia. Justo Gaby su esposa no estaba por tener una diligencia que hacer ese día pero sí sus 4 niños, tan divinos, simpáticos y tan bien educados!

Hablamos hasta por los codos, como se imaginarán y los chicos fueron una parta activa de la conversación, contándonos sus cosas, sus actividades, unos divinos!

Aquí estoy con ellos, amorosos.

Les gustó Toronto? Nos quedaron miles de cosas por hacer como siempre pasa cada vez que vamos a algún lado pero yo siempre tengo el mantra “Bueno, voy la próxima”.

La próxima visita? Vancouver! Vienen?

Volver Al Pasado

Hoy volví de Argentina, tras haber pasado allí 14 días exactos. Poco tiempo para acortar tanta distancia pero por lo pronto pude estos días.

Vengo contenta de ver a mi mamá, a mis sobrinos, a mi hermana, a los vecinos, a los amigos, en fin, por suerte esta vez fue una estadía sin sobresaltos.

Pero también fue una estadía distinta con respecto a otras veces porque más que nunca esta vez yo sentí que volví al pasado.

En otras oportunidades lo que me pasaba era que imaginaba cómo hubiera sido mi vida de haberme quedado a vivir allí, según el contexto de ese momento, según cómo estaban las amigas de mi edad, según lo que veía en la tele (sí, podés creer! Porque la tele, sobre todo las propagandas, te muestran la vida cotidiana aunque muchas veces una ideal vida cotidiana, eso sí)

Esta vez mi mente no volaba imaginando lo que hubiera sido sino recordando lo que ha sido. Los disparadores podían ser un ruido en mi casa (el ruido de las patas de la silla, el ruido de la cama cuando me levantaba, el ruido de las puertas que se cierran, etc) y lo que veía (cierto rincón, cierto objeto, cierta persona, cierta calle).

Hay una calle en particular que tiene una cantidad de negocios y de casas de barrio que caminé y cada metro me remitía a cierto episodio en mi vida pasada:

– Acá vivían esos chicos que estudiaban inglés conmigo, con esos dientes tan Kennedy;

– Acá vivía Gustavo, mi compañero de primaria que un día de febrero, mientras hablaba con otros chicos, salió de su casa con un balde lleno de agua y me empapó (De la bronca me metí en el baño de su casa y a los gritos le dije que si no me daba una remera para taparte todo lo que se me “notaba” no salía más. Me alcanzó una y jamás se la devolví!)

– Acá venía a comprar el pan con mami y mi hermana y la panadera, en una época muy mala que pasamos, nos regalaba facturas del día anterior que recalentábamos para nuestra merienda.

– Acá estaba el almacén de los padres de Miriam, donde comprábamos todo, en la época donde no existían tantos supermercados. (Ahora es un kiosco, qué tristeza!)

Y así todo el tiempo. Donde fuera o con quien me encontrara. Fue todo nostalgia.

Pero también hubo mucho descubrimiento. Además de encontrarme con dos de mis compañeras de la secundaria (sorry chicas, me olvidé de sacarnos fotos!) me encontré con dos compañeras de la primaria! Qué flash! Desde 1982 que no las veía! Nos divertimos como si nos hubiésemos visto seguido todos estos años!

Con Marisa, mi compañera de banco de 5to. grado y Laura.

Mirando fotos de la primaria!

Al otro día apareció Claudia, que no pudo llegar a la cita pero buscó mi casa y nos dimos el gusto de sacarnos una foto también!

Con Claudia!

Y como siempre, me encontré con el divino de Gonzalo. Qué sabor a poco, nos hubiese gustado tener más tiempo para charlar pero sólo pude ir al centro ese día.

Gonzalo amoroso.

Sólo salí la segunda semana. Es que la primera fue terrible para mi cuerpecito lleno de invierno. El primer sábado lo pasé en cama, creo que tuve un golpe de calor por la descompostura que tenía y lo débil que me sentía. Menos mal que la semana siguiente el tiempo refrescó.

Así que aquí estoy de vuelta en Londres, en mi ciudad, en mi hogar, con mi marido, con mis cosas, en mi contexto, con mi presente.

Dejé mi pasado y mis queridos seres en Argentina. Me traje el corazón lleno de cariño y amor…

Y es bueno volver.

Rinconcitos De Richmond

No vamos muy seguido a pasear a Richmond pero cada vez que vamos lo disfrutamos mucho porque es un barrio muy bonito y siempre se conocen cosas nuevas. Sobre todo si vas a pasear con Pity, siempre tiene secretos para contarnos o lugares que descubre y nos muestra.

El día de ayer estaba bastante nublado y hacía mucho frío. Desde el sábado el clima es de invierno de verdad y, para peor, ayer el día estaba bastante húmedo así que tuve los pies helados la mayoría del tiempo.

Así las cosas igual decidimos pasear caminando al costado del río. Pero antes de llegar, volvimos a transitar por unas angostas y mononas callejuelas perpendiculares al Richmond Park.

Es un deleite ver los pequeños negocios que ofrecen sus productos de calidad y muy mononos, acordes a la distinguida élite que vive en Richmond: hay muchos celebrities que tienen residencia en esta zona.

Pity contaba que fue en Richmond donde Angelina Jolie y su prole se alojaron cuando estuvieron aquí y también donde Pete Townshend tiene su casa y no me acuerdo quién más nombró ella. Después yo creo que soy la cholula! ;D

Aquí, entonces, les muestro algunos de los negocios que se pueden encontrar a lo largo de dos callecitas monas , como un ejemplo de los rincones lindos que tiene Richmond.

Una calle es Brewers Lane.

Con una lista de los negocios que se encuentran sobre esta calle.

Esta es Brewers Lane.

No fue fácil sacar las fotos de los negocios porque al ser la calle muy angosta era difícil hacer foco o que entre todo en una imagen. Pero algo se pudo hacer…

Un pub llamado Britannia.

Con el menú escrito.

Una casa de té.

Una heladería de helados artesanales. Los probamos una vez pero no son tan buenos.

Una bombonería.

El frente de la bombonería.

Y pasamos otro pub:

The King’s Head.

Hasta llegar a otra calle bonita

Paved Court.

Así es la calle.

Un negocio de sombreros.

Un pequeño restaurant italiano.

La estresha de este lugar es este negocio:

El negocio del famoso chocolatero William Curley.

Y al lado este hermoso negocio donde comprar té, café y demás artículos relacionados con esas bebidas.

Si vienen a Londres por más de 3 o 4 días, les recomiendo darse una vuelta por Richmond. Por momentos tenés la sensación que el tiempo no ha pasado y que te podés cruzar con un carruaje tirado a caballos y una distinguida pareja sentados adentro!

Vuelos Analíticos

Ven! Ven a volar, vamos a volar.
Cuando vuelas cualquier cosa
puede ocurrir a tu alrededor.
A volar, vamos a volar…
La aventura ha comenzado,
No se sabe qué va a pasar!
(A Volar – Menudo)


A mí siempre me gustó escribir y toda mi vida he escrito mientras he viajado: cuando viajé a Córdoba a los 12 años, cuando fui a Bariloche cuando terminé el secundario, cuando empecé a viajar sola o con el novio del momento, siempre escribí durante o después del viaje.

Lo que yo hago ahora en el blog es lo mismo, pero público y con el agregado de fotos y con el muy grato agregado de que hay gente que los lee y comenta.

Por eso me sorprendió que en el post de Costa Del Sol hubo alguien que me comentó que lo mío era un alarde y que me “guardara” estos posts.

Lejos de mí que ésto es un alarde, es simplemente hacer público algo que siempre hice.

Y no soy la única ahora.

Ale ha abierto un blog sobre los vuelos, ese backstage un tanto técnico ya que él es un apasionado del detrás de escena de los viajes: saca fotos de los aviones, de los aeropuertos, busca datos técnicos, filma el despegue y el aterrizaje, y además muestra detalles de los asientos, las comidas, etc.

También cuenta con invitados famosos que escriben sobre sus vuelos: Hay varios escritos por Rod.

Véanlo ustedes por sí mismos, los invito a clickear A Volar Por El Mundo!

Cumpleaños Doble

Comencé a chatear con Ale por ICQ y con este programa de chat, vos podías clickear el nick de la persona y veías algunos datos personales. Uno de los datos que Ale había incluido era su fecha de cumpleaños: 06/04. Qué leí? 6 de abril.

Así que un 6 de abril, chateando, lo felicité y me preguntó por qué. “Y, por tu cumpleaños!”, le dije. “Hoy no es mi cumpleaños. Yo cumplo el 4 de junio.”

“Cómo que el 4 de junio? Vos cumplís el 6 de abril!” y él no podía entender de dónde había sacado esa información errónea.

Le conté que lo vi en su tarjeta de ICQ y ahí nos dimos cuenta: ICQ era un programa americano, por lo tanto las fechas aparecían en formato americano: primero se escribe el mes y luego el día.

Pero quedó tan en mi inconsciente que el cumple de Ale es el 6 de abril, que cuando me preguntan cuándo es, lo tengo que pensar bien para no equivocarme al responder.

Pues qué día es hoy? 4 de junio y así es, Ale cumple años!

Y quién más? Rod! Rod cumple años, ni sé cuántos, pero con él me pasa lo que me pasa con otras personas que conozco, quedan estancados en una edad y para mí no crecen más. Me pasa con Deborita que tiene 19 y para mí sigue teniendo 5; me pasa con Cecilia, que ya tiene un hijo de 7 años y para mí ella sigue teniendo 8…

Hay personas que a nuestros ojos nunca crecen, no?

Para Ale, entonces, un regalito virtual, un video de su banda favorita.

Kiss, como no podría ser de otra manera!

Para Rod, que para mí sigue teniendo 19, un video de Mika:

Este video es muy Rod!

Feliz cumpleaños Ale y Rod!

Siempre Es Difícil Volver De / A Casa

So fake cool image should be over
‘Cause I long for a feeling of home.
Real life, depicted in song
.
A loving memory
.
After long, home is a place

where I yearn to belong.

(Home – Simply Red)

Tengo dos “casas” u “hogares” donde está mi corazón: En Inglaterra y en Argentina. Y cada vez es más difícil despegarme de uno y de otro. Y los dos me llaman a la vez. Y me siento tironeada por los afectos y por donde yo soy yo, mi ser, mi identidad.

Es difícil explicar con palabras esta dualidad, este ser yo en dos lugares tan distintos y al mismo tiempo sentir que no pertenezco a ninguno de los dos.

Estuve en Argentina desde el 14 de abril hasta el 5 de mayo y, como siempre, no digo cuándo voy y cuándo estoy, sepan entender.

Por supuesto que me perdí la boda real: me ofendí, no nos invitaron, prefirieron a los Beckham que a nosotros, así que me fui a Buenos Aires a mirarlo por TV. 😀

Y bueno, yo qué sabía cuándo se iban a casar! Compramos el ticket de avión mucho antes de que lo anunciaran! Irónico, verdad, yo vivo en Londres y semejante fiesta la vi desde Argentina. Me levanté a las 5 de la mañana, claro que sí…

Aunque a casa vino Gerardo y cuando volví me encontré con algunos regalitos y otros más que me compré yo en el aeropuerto a la ida:

Cajas de galletitas, de té, campanita y banderitas que me dejó Gerar.

Revistas que me estoy comprando.

Diarios que me dejó Gerar.

Un espejito, regalo de mi amigo también. Cómo me mima!

Mientras tanto, en Argentina, tuve la dicha de disfrutar todos días de un sol de otoño cálido y de un cielo azul sin nubes, a pleno, aunque salí a explorar poco: dediqué mucho tiempo a mi mamá. Así que estuve cuidándola, mimándola mucho, abrazándola y divirtiéndome con sus comentarios. Estuve en familia, con amigos, con bloggers…

Sí! Me volví a encontrar con Gonzalo, con Richard y conocimos a Julieta, de Primo Humberto!!!!! Qué bien la pasamos esa tarde, tomando una merienda en Santa Fe y Coronel Díaz, charlamos hasta por los codos!

Lindos!

Hablé por teléfono con Elsa y Betty y no llegamos a encontrarnos. No tuve mucho tiempo libre entre tanto trámite y colas que tuve que hacer, algo que siempre hago cada vez que voy. La burocracia te consume mucho tiempo y el único momento libre que tenía era a la noche. Y una noche aproveché y fui al teatro y ya contaré esa experiencia…

También me puse al día con la comida que extrañaba y ahora de vuelta, no me quiero pesar… Comí carne todos los días! Dieta básica: carne y ensalada, helado, masas secas, masas finas y sandwiches de miga. Y mucho mate.

Qué asadito, el de mis primos! Y helado! Y masas! Así se agasaja al expatriado!

Conocí una nueva sobrina nieta, hija de mi ahijado mayor, Leandro. Que no se ofenda nadie pero la nena es MI cara cuando yo tenía su edad … pero con mejor carácter!

Y tiene los pelos para cualquier lado, como yo!

Me encontré dos veces con mis queridas compañeras del colegio secundario, qué lindo fue verlas y encontrarme con algunas que no veía desde que terminamos el cole. Shock! Están todas unas diosas!

Hola a todas!

Chusmeamos hasta que nos cansamos (o sea, nunca!) y gracias a que algunas tienen hijos adolescentes, aprendí algo del léxico que usan los chicos ahora: parece ser que “comer” un chico o una chica no tiene el significado que los grandes creemos que tiene; simplemente significa besar o “apretar” como decíamos nosotras. Lo mismo que preguntarse “Le das?”: esto significa si te gusta alguien.

Pero para resumir, algunas perlitas de este viaje, cosas que fui notando y anotando:

– Cuántos bolúo / bolúa escuché?

– Cuántas malas palabras que dicen los niños! Y no se ponen colorados! Quiere decir que no saben lo que dicen…

– Se ve que este año se usan las botas media caña de cuero color marrón tostado… Todas las chicas están usando eso!

– Me olvidaba de dar besos cuando me presentaban a alguien o cuando decía chau!

– Me causa pena las largas horas y colas de espera que todo el mundo soporta: jubilados, mujeres con chicos aúpa… En algunos lugares, las sillas brillan por su ausencia. Pero dentro de todo, parece que el trato de quienes hacen trámites es aceptable. Por lo menos no gritan ni faltan el respeto. Los empleados, esto es. La gente, obvio, se enoja y protesta! Yo hice dos horas y media de cola en el Registro Civil un día martes para retirar unas partidas que me prometieron estarían para el lunes y cuando llego al mostrador… pues no estaban hechas. Pero no protesté. Estaba muy cansada y me fui, derrotada.

– Qué poco control del automotor hay en la provincia. Hay autos que son un peligro rodante, tanto para el que maneja como para el transeúnte.

– Cuidado al cruzar! Me tenía que recordar a cada rato que el cruce peatonal no significa que el peatón tenga prioridad y que los autos sí!

– Urgentes clases de la importancia de respetar el semáforo en rojo para todos, tanto para los colectiveros como para los peatones!

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: