Transición Fashion

A mí me gusta comprarme ropa, me gusta recorrer tiendas, me gusta mirar vidrieras… No soy de salir a comprar y ver qué encuentro sino más bien soy de comprarme algo que veo y me gusta. No soy de ir de shopping porque sí.

Me gusta vestirme con lo que me guste y con lo que yo juzgo que me queda bien; me gusta usar zapatos con taco, me fascinan las botas y uso pantalones, polleras y vestidos. Me gusta todo.

Pero lo que estoy notando hace un tiempo es que creo estar en una época de transición fashion. Hay muchas prendas que me gustan, que podría decir que me pueden quedar bien pero si me mirara del cuello para abajo. Porque llega cierta edad en que por más que algo “te entre”, si se trata de una prenda que sea para gente más joven, dicha prenda te envejece más.

A la vez, si usás una prenda que es para alguien de tu edad o más, quedás anticuada.

Sí, ya sé que uno puede ponerse en ese lugar de “quién es el que dice que tal prenda no la podés usar por la edad que tenés” pero seamos realistas, un par de pantalones que parecen de goma en alguien de 49 años quedan muy fuera de lugar. Por lo menos, yo no veo que me representen y no me los voy a poner porque es lo que se usa.

Zafo que vivo en Londres y acá a nadie le importa cómo te vestís ni nadie te mira ni nadie te juzga por eso. Pero yo tengo ganas de verme bien y cómoda con lo que elija y me está siendo muy difícil encontrar un nuevo estilo para mí.

Yo misma no quiero ponerme ropa que apunta a un grupo más joven. Trato de mezclar algo formal con informal pero hay que tener mucho cuidado con “lo informal”: Una boina, un gorro, unos guantes sin dedos quedan divinos a cierta edad pero en otras, muy fuera de lugar, enfatizando tu edad más de lo que la enfatizaría algo más clásico.

Ay qué difícil. Es como si estuviera viviendo una segunda adolescencia!