Elegir Una Película

Siempre me gustó ver películas, incluso de dibujos. Cuando era chica íbamos poco al cine, solamente para las vacaciones de invierno a ver, de cajón, la última de Los Parchís.

En la adolescencia creo que habré ido un par de veces y eso que fue el boom del cine argentino pero una vez fui a ver La Noche De Los Lápices y casi me descompongo. Fue muy fuerte y preferí no ir a ver esa clase de películas.

Después apareció el VCR y ahí sí, los fines de semana, siempre mirando una o dos pelis. Cuando empecé a trabajar, más o menos cada dos semanas iba al cine y siempre elegía según lo que se estuviera estrenando y / o se recomendara por ahí.

Creo que es así como más o menos te vas formando tu gusto a cierto tipo de películas, más lo que leés o investigás. Muchas de las películas que me gustan son biográficas, históricas, comedias, musicales y ese gusto también se ve reflejado en los libros que elijo.

Por eso nunca te veo una película ni te leo libros de bichos, robots, monstruos y esas cosas.

Y menos de enfermedades, niños dolientes y muertes porque sí!

En estas épocas, me limito ir al cine cuando es una película que se destaca por lo estético, lo visual y / o la música. Ahí voy con todo gusto, pochoclo en mano!

Aunque últimamente, con los años vividos y la cantidad de películas vistas, prefiero ver clásicos, aunque estén en blanco y negro. Prefiero googlear qué película ganó el Oscar en el año tal porque si no tengo nada concreto para elegir, voy a una apuesta segura que, por lo menos, me va a entretener.

O busco las mejores películas estrenadas en el año tal y elijo así.

O justo leo un artículo que menciona a una película tal, la busco y la miro. Así pasó la semana pasada y vi City Lights, de Chaplin. Un amor, me encantó.

Eso sí, película que termino de mirar, película que busco en IMDB para leer y aprender más!