Tres Frases Que Me
Dicen Siempre

El otro día tenía un turno con el médico y era a la tarde, cuando salía del trabajo.

Después de chequeo, charla y cosas, cuando me estoy por ir, empiezo a ponerme el saco y tomo mi mochila, una bolsa que también siempre tengo donde llevo paraguas, el tupper y demás y otra del super, porque de pasada fui al super y compré un par de cosas.

“Pero cuántas bolsas llevás encima!” me dijo la doctora.

Me hizo acordar a lo que te contaba acá, en el post El Síndrome Ekeko, donde hace millones de años, un profesor me dijo lo mismo!

La historia se repitió. 🙂

Bah, se repite cada tanto. Porque esa y otras frases las escucho cuando suceden hechos que ameritan ser decidas.

Hechos de los cuales no soy consciente de que se sucedan y de que al sucederse, la persona con la que esté me lo diga.

Por eso siempre, a pesar de que sean frases repetidas, me causan sorpresa… y gracia.

O preocupación, andá a saber! 😛

Bueno, pude contar tres. Una, es la primera, la que me dijo la doctora.

Y las otras dos?

“Cuánto pelo tenés!”

No falla! Cada vez que fui y que voy a la peluquería, a cortarme o a hacerme el color, sea donde sea, peluquera o peluquero que me atiende por primera vez, siempre exclama lo mismo. Y me sorprende porque si me miro al espejo, la verdad es que no parece que tuviera tanto. Debe ser porque lo tengo muy lacio.

“Qué silencioso estaba todo mientras no estuviste!”

Vengo escuchando esta frase desde siempre también. Me fuera de vacaciones o por un tiempo corto, viviera en Argentina o acá, trabajara en donde trabajara, fuera mi familia o compañeros de trabajo, siempre me lo dicen.

Si me preguntás, yo sinceramente no creo ser tan ruidosa. Te puedo aceptar que hable mucho pero yo hablo si hay diálogo, no hablo sola todo el tiempo! Claro, una cosa es lo que yo creo que hago y otra los de afuera, que me padecen!

😛

Así pasaron estas tres frases. Y a vos también te pasa? Hay alguna frase o frases que te dicen siempre?

Contame!