New England Road Trip
Día 2

Hacer un road trip implica manejar, obviamente, y parar cada tanto para conocer alguna parte que por algún motivo uno quiere conocer.

En el tramo que hicimos hoy, nos dejamos llevar por… no sé, pero paramos cuando pensábamos que íbamos a ver algo interesante según lo anunciado en algún cartel en la ruta.

Eso es lo bueno: hay carteles con información de atracciones turísticas o puntos de interés y eso, ayudó.

Claro que sabíamos cuál sería nuestro destino final (Lebanon, Hanover) por eso que al partir de Providence nos dejamos a merced de la sugerencia de los carteles.

Antes, eso sí, pasamos por la casa de HP Lovecraft y el cementerio donde está su tumba.

La casa de Lovecraft

Esta parte del viaje era especial para Ale porque él es un ávido lector de ficción científica y de cuentos de terror  y obviamente admira mucho a Lovecraft y creo que se leyó todo lo que escribió.

Y otra razón es porque la banda de heavy metal donde tocaba Ale se llamaba Lovecraft. Así que no quería perderse de conocer la casa y de ver su tumba.

Lovecraft nació y vivió gran parte de su vida en Providence.

La casa originalmente se encontraba en 66 College Street pero luego fue movida a donde se encuentra ahora, cuando la Brown University se expandió hasta abarcar ese sitio.

Luego fuimos al cementerio y pudimos encontrar la tumba gracias al GPS. Es una tumba muy pequeña que si no fuera por el GPS, justamente, y las flores que había allí, no hubiera sido tan sencillo!

(En las fotos de abajo te doy más datos.)

De allí seguimos y retomamos la ruta sin tener planeado por dónde bajar.

Como te conté al principio, queríamos ir descubriendo un poco ciertas atracciones.

Mal no nos fue porque paramos en un par de sitios con mucha naturaleza (Purgatory Chasm) y conocimos pequeños y muy americanos pueblos y pude darme el gusto de sacarle fotos a cuanto árbol colorado o naranja me encontrara en el camino!

Purgatory Chasm

“Chasm” en inglés significa “sima”, “abismo” o “cañón”. Se trata de una reserva estatal natural a la salida de la Ruta 146, en Sutton y tiene ese nombre porque se cree que al final de la Era Glacial, se derritió agua congelada que al desaparecer, dejó en evidencia el haber quebrado o separado un lecho de rocas.

Impresiona un poco ver las grietas gigantes y se necesita calzado cómodo y no resbaladizo para explorar esta zona. Si lo tuyo no es escalar o caminar sobre rocas, de todas formas podés pasear por los alrededores, unos bosques muy espaciosos.

Al anochecer hicimos el check-in en el hotel donde nos hospedaremos las dos noches siguientes y desde donde seguiremos recorriendo y conociendo esta parte del mundo que se pone tan linda en otoño!

(Escrito el 14 de octubre de 2018)