Los Sheldon

Fuente

Admiro a la gente inteligente. Me gusta conversar y charlar con ellos. Me cae bien la gente que lo es pero me pongo a pensar: Qué es ser inteligente?

Hoy en día, con esto de la inteligencia emocional o la teoría de las inteligencias múltiples, uno puede pensar que, verdaderamente, quién más quién menos, es inteligente.

Pero una cosa es ser inteligente y otra, tener buena memoria.

Generalmente, a la persona que sabe mucho, la llamamos inteligente. Y hay muchas clases: Están a los que les gusta compartir de manera amena lo que saben. Y estan los insoportables tira-datos, cual si fueran Sheldon!

No me los banco! Y cuántos hay de esos!

No me los aguanto porque no hay forma de entablar una conversación fluida. El Sheldon no dialoga, más bien monologa  y uno por respeto está obligado a prestar atención y en vez de aportarte algo para cambiar tu rutinaria vida-para-nada-excitante-como-la-de-él, te hace perder el tiempo!

No me importa lo que sabés! Si no aporta nada a un diálogo, cortala! Dejá de tirarme datos, no dudo de tu inteligencia, de que sabés, pero CASHATE!

A algunas personas les encanta escucharse a sí mismos y entablar un diálogo consigo mismos y vos estás ahí de florero.

Al Sheldon de la serie me lo banco porque si me aburre, apago la tele.

A vos no te puedo bajar el volumen o dejarte hablando solo.

Bueno, no me tientes!

😛

Conocés algún Sheldon vos? Contame!