La Casa De San Martín
En Boulogne-Sur-Mer

Pasó de todo ese día. De todo.

Cuando decidimos ir a Lille, miré el mapa y vi que no muy lejos estaba Boulogne-sur-mer así que le propuse a Ale ir para conocer la casa donde falleció San Martín. Sabíamos que hay un tren que nos llevaba pero al averiguar su precio, no podíamos creer lo que costaba:  €22 la ida y €22 la vuelta cada uno!

… Pero a Ale se le ocurrió una idea. 😉

BlaBlaCar

Este es un servicio que “contratás” casi como si fuera un Uber. Te bajás un App y te fijás quién está por viajar a un destino al que vos también querés llegar, te contactás con esa persona y pagás lo que pide la persona que maneja. No suele ser caro porque la persona que te lleva está más interesada en interactuar y charlar que en hacer dinero y les ayuda  a cubrir el costo del viaje y además, es ecológico!

Así que “contratamos” a Gautier, que cobraba €10 a cada uno y nos encontramos en un lugar estipulado y muy simpático nos dio la mano y emprendimos el camino charlando en inglés; él quería practicar y me hizo un favor porque si no, me iba  terminar hirviendo la cabeza de tener que hablar en francés todo el tiempo!!

Llegando a la ciudad.

Gautier nos contó que él nació y creció en Boulogne-sur-mer y le pregunté si conocía la historia de San Martín y me dijo que sí, que lo estudió en la escuela pero que también él estuvo investigando porque le parecía increíble la hazaña de cruzar los Andes y nos dijo que lo admiraba mucho.

Boulogne-Sur-Mer

Después de haber tenido un ameno viaje de una hora y media, Gautier se bajó con nosotros del auto, nos señaló unos lugares para ir a comer y nos despedimos. Sabíamos, por la información que vimos en internet, que la casa de San Martín estaría cerrada el domingo y lunes de pascuas y que el sábado, el día que fuimos, estaría abierta a la mañana hasta el mediodía y luego abriría a partir de las 2pm.

Fuimos a almorzar y cuando salimos vimos este mural!

Fue pintado por Antonio Seguí y se llama El Libertador.

Desde allí, caminamos unos pocos metros y llegamos a la casa.

Qué emoción ver la bandera argentina!

Y este cartel nos descolocó.

No lo podíamos creer. Qué desilusión! Yo escribí en un papelito que habíamos venido especialmente desde Londres y que la información online decía que estaría abierta y que era una pena que no pudiéramos conocer la casa. Y lo metí en el buzón.

Nos fuimos con la frente marchita, Ale no quería hacer nada, bah, como que no estaba interesado en nada y yo le dije que recorriéramos la ciudad, que seguro habría cosas para ver.

El Monumento

Sabíamos, porque nos lo dijo Gautier, que había un monumento a San Martín, frente al mar.

Allí fuimos y sacamos unas fotos.

Un seguidor de Twitter, Maxi, me contó que hay solamente dos monumentos en Francia en que la Libertad está representada a los pies de quien se conmemora. Uno de ellos es este.

Para esta hora, ya estábamos sintiendo el frío, el viento y no con el mejor ánimo, volvimos a la ciudad para recorrer algo. Caminamos en dirección a la catedral y volvimos a pasar por la casa, cerrada, obviamente.

Caminamos más y se largó a llover. Decidimos entonces con Ale ir a una especie de outlet de varios negocios casi en las afueras porque en un par de horas nos íbamos a encontrar allí con el chofer de BlaBlaCar que nos llevaría de vuelta a Lille.

Desandamos camino, a Ale no sé por qué se le ocurrió decir: “Vayamos por esta calle” y llegando a la esquina veo que estamos por pasar otra vez por la casa de San Martín y en ese momento VEO A DOS PERSONAS ENTRANDO!

Vamos!

Enloquecí, le dije a Ale y corrí hasta la puerta y veo que una persona estaba despegando el cartel. Le pregunté al hombre si estaba abierta la casa y me dijo que no pero que podíamos pasar y le dije que nosotros habíamos pasado antes y que había dejado una notita. “Ah! Ustedes son los que vinieron de Londres! Nosotros justo salimos un rato a caminar, pero pasen, pasen a la casa, la pueden conocer, vengan que se las muestro!”

Así que entramos! Y Martín nos mostró cada rincón, nos comentó y contó de todo sobre San Martín! Fue todo tan emocionante!

La Casa De San Martín

El hall de entrada.

San Martín falleció en esta casa, el 17 de agosto de 1850. Hacía ya dos años que vivía en esta casa, alquilando el segundo piso, donde también residían su hija Mercedes, Balcarce y las dos hijas del matrimonio. En la planta baja vivía el propietario.

El Estado Argentino la compró años después y fue Consulado hasta el momento en que se hizo museo. Muchos de los muebles y algunos objetos son réplicas porque los originales están en el Museo Histórico Nacional en Buenos Aires.

Las fotos pequeñas muestran a los dueños originales de la residencia.

Vení, vamos a recorrerla. Donde veas collages, te sugiero hacer click en cada foto para verlas mejor.

La biblioteca.

Enfrente se encuentra una reproducción del sable de San Martín.

En la vitrinas hay objetos que conmemoran al general, por ejemplo porcelana y diferentes monedas.

Hay sectores donde encontrás los diferentes uniformes de los países que liberó San Martín.

El escudo que se ve en la foto tiene una historia muy particular: Había sido colocado frente a la casa el 5 de octubre de 1934, cuando se inauguró el museo. Durante la Segunda Guerra Mundial, este escudo fue robado por desconocidos. En el año 2000, Monseiur Jean Pierre Duboi, un vecino de Boulogne-sur-mer lo encontró en un mercado de pulgas, lo compró y decidió donarlo al museo.

Hay algunos vecinos de Boulogne-sur-mer que crearon una sociedad para estudiar a San Martín y se reúnen regularmente.

Están orgullosos de que su ciudad haya albergado a un ciudadano tan ilustre!

Nos quedamos con la boca abierta al enterarnos que cada dos meses la municipalidad de Boulogne-sur-mer cambia las tres banderas que están en la puerta, la argentina, la francesa y la de la ciudad. Y no se le cobra al estado argentino por eso!

Este es el jardín.

Hay jardín, claro que sí, y la esposa de Martín, Noemí, es quien se encarga de tenerlo lindo. Recientemente había plantado unos tulipanes que les fueron enviados especialmente desde Holanda por una visitante al museo que reside en ese país. Se enteró de que Noemí tenía ganas de plantarlos y muy amorosa, le mandó los bulbos por correo!

Hay muchas placas puestas por autoridades que pasaron por el lugar.

Solo dos presidentes en ejercicio visitaron la casa, Alfonsín y Perón y también está la placa de la tripulación de la Fragata Libertad cuando fue allí hace un par de años.

Se acuerdan cuando nosotros la fuimos a ver a Liverpool?

Subiendo al segundo piso, pasamos a la habitación de San Martín.

Martín nos comentó que la cama es chica porque en esa época la gente dormía casi sentada. Tenían miedo de dormir acostados totalmente porque se pensaba que se podían morir.

Estos son otros sectores de la habitación.

Ese cuadro tan icónico, el que recuerdo muy bien porque uno tamaño gigante había en el hall de la Cultural donde toda mi vida estudié inglés, fue pintado por Mercedes! No lo sabía, me lo contó Martín.

Aquí lo que se ve es la habitación de Mercedes que es donde falleció San Martín. Ese día se había levantado sintiéndose mal y decidieron llevarlo a la habitación de ella.

La cama de Mercedes, donde falleció San Martín.

Su escritorio.

Este es un diagrama que hizo una de las nietas de San Martín, la única que llegó a avanzada edad.

Dibujó de memoria cómo estaba ubicado cada mueble en la habitación para que fuera todo reproducido fielmente.

En otro sector de la casa hay un lugar dedicado a Malvinas.

A la salida, firmamos el libro de visitas.

Y acá estamos con Martín!

Hay muchos otros sectores, objetos e historias y anécdotas que me quedaron por publicar pero es que si no, el post se hace eterno! Te la dejo picando para que vos vayas y conozcas por vos mismo!  😀

Ya que saben que Lille es tan linda y está cerca de Londres por Eurostar, si van para París, paren un par de días, entonces en el norte de Francia y visitan la casa del Padre de la Patria!

Es algo maravilloso ver un poco de Argentina en otro país y que sea tan respetado!

Gracias Martín y Noemí por abrirnos las puertas y darnos todo su tiempo!

Si querés ver un poco cómo es Boulogne-sur-mer, acá te dejo un video cortito para que tengas una idea!

Qué te pareció esta visita?