Manteniendo El Orden

Cuántas veces voy a escribir sobre lo que me cuesta MANTENER EL ORDEN?!

Tengo que analizarlo con algún profesional aunque si me lo pongo a analizar yo misma sé muy bien por qué soy así.

Si, soy desordenada y mal por mí porque ya estoy en edad de portarme bien con este tema.

Cambiemos

Como todo lo que uno quiere o debe cambiar de sí mismo, la patadita inicial suele ser darse cuenta de que realmente se tiene “un problema”.

Cuando lo reconocés, es más fácil encontrar el camino hacia la recuperación.

Pero también se necesita motivación!

Para mí, entonces, el camino rehabilitador sería así:

– Reconozco que tengo un problema.

– Analizo la raíz o el por qué.

– Lo acepto y (me) perdono / comprendo.

– Busco una motivación.

(Qué gurú!  😆 )

Mi motivación

Ok, tarde pero la encontré: Me di cuenta de que cuando yo estoy en un hotel, a la habitación la conservo super ordenada: Doblo mi ropa cuando me la saco o la pongo en una bolsa aparte si está sucia y no la voy a volver a usar; cuelgo los sacos, tapados, etc. Pongo los zapatos en su lugar…

O sea, lo que generalmente no hago en mi casa!

De todas formas, hace unos años ya que se me hizo carne colgar los abrigos no bien llego a casa.

(Algo es algo!)  😛

Entonces, volviendo al tema de la habitación del hotel, me daba cuenta de que tener ordenado todo y con una decoración linda, descansaba más, estaba de mejor humor y sentía que (es raro esto) respiraba mejor.

Me sentía bien, satisfecha conmigo misma.

Me propuse, entonces, lo lógico: Por qué no me quiero de esa forma en mi propia casa?

Yo hasta ahora venía zafando más o menos con la señora que viene a limpiar pero qué diferencia es cuando vos misma, en el día a día, mantenés un orden!

Sabés qué descubrí?

Que me sobra el tiempo para hacer otras cosas. No sé, la casa está ordenada y de repente me encuentro con que tengo más tiempo libre!

Para los que tienen la casa primorosa, lo que yo digo es lo lógico pero para mí es todo un descubrimiento!

Espero seguir, espero se me grabe a fuego, yo creo que es cuestión de hacerse el hábito y que lo hagas sin pensar.

Mientras tanto, aquí estoy, disfrutando de mucho aire en casa! Qué placer!

Vos cómo venís con este tema? Alguna queja, algún consejito? Contame!