Respeto Desde El Respeto

Desde hace unos pocos años que se están cayendo ciertos paradigmas y ciertas afirmaciones que venían, de alguna manera, gobernando nuestra forma de pensar, actuar y decir.

Está muy bien este despertar a la defensa de quien se encuentra en una injusta situación de desigualdad. Está muy bien defender al desprotegido y al desposeído.

Claro que también está mal reírse de, o discriminar a, otro ser humano por su condición / elección sexual o su color de piel o por su forma de vestir o porque no puede expresarse bien, no sabe hablar, no puede hablar, no escucha, tiene algún problema físico… o por el motivo que sea!

Lo que también comprendo, después de que me calmo del shock inicial, es las reacciones extremas que tienen algunos que defienden a los indefensos o que luchan por una igualdad. Me hace acordar a ese momento histórico de las suffragettes, esas mujeres que luchaban por la posibilidad de que la mujer votara y eran vilificadas y maltratadas y encarceladas por eso. Se las condenaba socialmente y no solo los hombres lo hacían sino también muchas mujeres.

El comportamiento de estas mujeres que defendían el derecho a voto era extremo para la época y escandalizaban.

Pero fue necesario ese comportamiento extremista para que se pusiera en conocimiento de una sociedad que la mujer no era un mero adorno sino un ser humano tan digno como un hombre e igual de pensante.

Sin embargo, me molesta muchas veces cierto comportamiento extremo que se da en algunos quienes se embanderan en una causa. Me molesta pero lo entiendo. Pero hasta ahí. Porque no concibo el hacer conocer tu pensamiento a través de la agresión a otro. Si tenés buenos argumentos, no los manches con agresiones ni amenazas. Hacelos conocer. Difundilos con altura, no con odio.

Hay algo que me parece que tengo el derecho de decir: Qué pasa con aquellos que estamos en desacuerdo con la desigualdad y la discriminación pero no compartimos tener reacciones violentas?

Qué pasa con aquellas personas que se encuentran que le quemaron el auto que dejaron estacionado? Que se encuentra con su negocio, su medio de vida, destrozado por quienes están enojados con alguna situación social y estaban protestando al respecto? Qué pasa con los familiares de aquellos manifestantes, de un lado y del otro, que van a ser parte de una marcha y nunca más llegan a sus casas?

Qué hacemos? Porque  (leelo con tilde) que queremos que la sociedad evolucione pero a la vez, pareciera que un gran porcentaje de quienes se sienten portavoces de una causa justifican su accionar violento diciendo que no hay otra forma de hacerse oír.

Y hoy en día  decir que no te podés hacer oír me parece poco creíble…

Comprendo que es una fase que hay que pasar, hay que comprender que ciertas personas saben expresarse de esta manera solamente y que, con el tiempo, las aguas se aquietarán y se tomará como normal todo aquello por lo que en estos momentos se lucha o se quiere hacer conocer.

Eso sí: Hay que atenerse a las consecuencias civiles si te vas de mambo. Está todo bien que defiendas, que pregones, que eduques, que quieras hacer entender. Pero cuidá los métodos. La violencia, la amenza, el comportarte salvaje para hacer ver lo que pensás, va en contra de vivir en una sociedad civilizada.

Sí, tenés razón pero no caigas en una paradoja: Volverte intolerante mientras luchás por la tolerancia y la igualdad.

El fanatismo de un lado o del otro, no sirve. Pero a veces pareciera que no quedara otra.

Qué difícil!