Phoenix, Arizona

Un gran descubrimiento.

Sinceramente, Phoenix fue puro disfrute, tranquilidad y comodidad, paseando, descubriendo paisajes y dejándonos descansar.

Fue difícil resetear: Volver no causó ninguna gracia sabiendo que dejábamos un sol intenso y un cielo celestísimo para sumergirnos en el invierno londinense!

Por qué Phoenix?

No era un lugar que estaba en nuestros planes. Se dio. Estábamos viendo para dónde rumbear en la época de navidad y mirando pasajes y contando millas y haciendo cuentas, nos daba bien ir a Las Vegas. Pero ya conocíamos Las Vegas. Entonces, mirando el mapa y cruzando información, quedó Phoenix!

Cómo fueron nuestros días

No nos levantábamos tarde pero sí tranquilos y así empezábamos a la mañana, desayunando mientras planificábamos las actividades del día. Teníamos una idea de qué lugares en particular queríamos conocer pero también queríamos hacer algo de shopping.

Nos dejamos llevar y aquí va un resumen de estos hermosos días de vacaciones de Navidad en Phoenix, Arizona!

Shopping

Hola. Chau.

A post shared by Alicia’s Own (@aliciasown) on

Hay outlet así que andá tranquilo / a!

También hay unos shopping centres preciosos!

Todos tienen iluminación bella y más bello estaba todo con el tema de la navidad!

Un solo día fuimos de shopping total y a los otros llegábamos al atardecer, cuando ya habíamos paseado.

Hoover Dam

Empezamos con tutti!

En el camino desde Las Vegas y antes de llegar a London Bridge, paramos en el famoso Hoover Dam!

Impresiona por donde mires!

Me encantó que muchos sectores son estilo Art Decó.

Mirá la puerta para entrar al baño!!!

 

Goldfield Ghost Town

Es La Ley Del Oeste!

Visitamos este pequeño pueblo reconstruido que data del año 1890 cuando encontraron oro por esta zona y se trabajaba de forma tan precaria.

Se encuentra a un costado del famoso Apache Trail y paramos para curiosear y nos quedamos casi toda la tarde!

Estuvo buenísimo! Tenés el banco, la cárcel, el burdel, el saloon, la iglesia!

Podés pasearlo en un tren que en 20 minutos recorre el lugar por alrededor y podés sacar buenas fotos.

El tren manejado por este simpático conductor.

Hay shows! Te prevengo, si sos niño, puede ser que te largues a llorar como algunos ese día!

Y por USD1 te subías acá con alguien que te acompañaba y te hacían posar como colgado!!!

También podés visitar una antigua mina.

Me pareció que esta fue una reconstrucción porque no está por debajo de la tierra. Pero estuvo muy buena las explicaciones del señor que te paseaba en ese sector!

Así me sentí todo el tiempo:

Soy Laura Ingalls

A post shared by Alicia’s Own (@aliciasown) on

Apache Trail

Hicimos un poco, cuando partimos del pueblito. No queríamos que se nos hiciera de noche así que paramos en un par de lugares más y después nos volvimos.

Mucha paz, patitos y familias con niños mojando sus piecitos.

Papago Park

Bello, árido pero bello!

Bueno, también hay agua.

Es un lindo sector para ir de trekking liviano y cuenta con un jardín botánico que no estaba abierto ese día.

 

Downtown Tempe

Me encantó!

Comimos la mejor pizza en años!

El restaurant se llama La Bocca.

Fácil de ubicar: Ahí nomás de una estatua del correcaminos!

 

Momento Cholulo

Ale quería conocer la casa de Rob Halford así que camino de vuelta, pasamos por ahí y le sacó unas fotos.

Mesa

Mágico.

Anochecía y no me quería perder de pasar por ese paseo.

Es un parque muy grande y tiene plazas, fuentes y cuando cae el sol es ideal para ir.

El alojamiento

Fue a través de Airbnb, un lindo departamento / loft, cómodo y grande.

Con esta vista desde el balcón!

Como te contaba al principio, no me quería volver. No me daban ganas de dejar estos colores y nos quedaron muchas cosas por hacer y muchos lugares para visitar pero tampoco quisimos enloquecernos y el plan navideño incluía algo de descanso.

Quedamos conformes con lo que hicimos pero quiero volver! No me imaginaba a Phoenix así!

Qué te pareció a vos? Te gustó? Sería un lugar al que te gustaría ir? Contame!