Así Es El Calor
(Acá, Por Ahora!)

Paisaje poco frecuente para abril!

Todos nos quejamos del frío o del calor.

Está la gente que prefiere el invierno y la gente que prefiere el verano pero todo el mundo se queja del frío cuando hace frío y del calor, cuando hace calor.

Nadie me cree cuando digo que acá en Londres no hace el frío de New York. Que ese frío congelante hace en el norte de Inglaterra pero no en Londres. Puede llegar a nevar, claro, pero tampoco hace el frío de Canadá, que lo he sufrido en pleno enero! Di-vi-no! #NOT

Se acuerdan que no hace mucho atrás yo subía fotos de la nieve y que estaba todo blanco y divino – para Instagram, claro, y para los que lo miran desde lejos! La nieve es molesta cuando termina de nevar, se congela y petrifica y se pone peligrosa por lo patinosa.

En cambio, desde la semana pasada, está haciendo un sol y un calor casi inaudito para un abril. Ha sido recibido con alegría por todos, incluso por mí que no soy muy afecta a las altas temperaturas.

Si hay algo que caracteriza a Londres es lo colorida que es vayas donde vayas, así que imaginate lo hermosa que se puso con el sol brillando durante el día, iluminando y resaltando todos los colores!

Hasta ahora, no he sentido ninguna queja británica sobre el calor y eso que algunos diarios ponen titulares en letras gigantes de lo caluroso que está. Son unos exagerados! Ok, 28°C no te hace tan seguido por estas latitudes pero tampoco es para incentivar a la queja!

Y yo que soy friolenta de ley, estos días los estoy disfrutando mucho y, a la vez, con ese dejo pesimista que no se me va de la cabeza: “Ay… pero hasta cuándo?”

Hasta cuándo va a estar tan lindo? Cuándo va a volver a refrescar? Cuánto durará este verano? Serán así los meses que siguen?

Porque ese es el problema acá, es tiempo es impredecible y que sean los meses de verano no es garantía de que el clima sea establemente estival.

Qué hago, me pongo un vestido para ir a trabajar? Me llevo el saquito? O mejor una pashmina? Y si prenden el aire? Me resfriaré?

Pero sabés qué? Prefiero tener estas dudas con respecto al calor que se pueda tornar fresco que al frío que se pueda tornar más frío.

Pareciera que si el calor se torna fresco, uno tiene como más estrategias para hacerle frente. Por el contrario, si el frío se torna más frío, no hay toneladas de ropa que te calme!

Así que, señores, el calor ha comenzado, no sabemos hasta cuándo nos acompañará pero así es el calor acá y disfrutémoslo, que tampoco hace tanto comparando con otras ciudades!

 

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: