Tarta Sin Horno

Livianísima, frutal y sin azúcar ni manteca ni huevos ni harina!

Acá no hace frío pero sí hay frutos rojos por todos lados! Son una tentación y siempre estoy comprando alguna cajita. A veces me “copo” comprando cajitas y cuando veo que ya se acerca el día en que empezarían a ponerse feas, las junto, las miro y pienso qué hacer con tantas a la vez.

El otro día me pasó eso y vi que las frutas que tenía, frutillas, frambuesas y moras tenían diversos tonos rojos así que se me ocurrió hacer algo “ombre”. O con escalas de colores. O como se diga!

Me desafié a hacer una base de torta que no requiera cocción y hete aquí todo lo que salió de mi cabecita.

Te muestro aquí el paso a paso y te sugiero hacer click en cada foto para ver mejor las instrucciones!

La base

Los frutos rojos pueden ser una mezcla, como prefieras y tienen que estar licuados.

Así la hacés:

El relleno

Se hace en tres pasos muy rápidos y lo mejor es que en el tiempo que te lleva lavar  la cacerolita para el próximo sabor, ya se va enfriando y va estando lista para seguir!

La cantidad de ingredientes para cada sabor o color son las mismas pero con la de frutillas me ayudé un poco con colorante porque estaban un poco pálidas!

Y las tres veces el mismo procedimiento:

Así vas construyendo esta hermosa y riquísima tarta:

A la heladera por un par de horas mínimo.

Antes de desmoldarla, pasale un cuchillo por alrededor.

Podés apreciar mejor los bordes.

Haciendo click acá accedés al PDF para guardarte la receta y / o imprimirla.

Es un postre muy fresco y sabroso y más fácil no puede ser!

Se animan a hacerla?