El Festejo De Mi Cumpleaños
En Phoenix

Un día pleno con mucho para mostrar!

Así como el año pasado, le pedí a Ale que quería festejar mi cumpleaños almorzando en algún lado lindo.

Y eso hicimos. Ale encontró un lugar para ir y cómo me conoce!

Fuimos  a la Mansión Wrigley. Te suena el apellido? Es la mansión del magnate William Wrigley Jr., el de los chicles.

Esta hermosa mansión se construyó entre 1929 y 1931.

Me encantó!

Ale había reservado para la 1.30pm y llegamos puntual.

Mi comida estuvo muy rica, pedí pulpo y Ale pidió ojo de bife y lo pidió “a punto”. Me dijo que estuvo un poquito quemado por afuera. Acá se cocina la carne bien por afuera y casi cruda por adentro. Un poco más que la dejes en el fuego y casi que se carboniza por fuera! 😀

Para cuando hubo que pedir postre, el mozo me sorprendió:

Trazo grueso de chocolate pero se puede leer bien el Happy Birthday, no?

😛

Después del café, pudimos explorar un poco la mansión. Te recomiendo hacer click en cada foto para ver mejor los detalles!

Tiene 24 habitaciones y 12 baños y hoy en día se usa para eventos y también, por supuesto, está habilitada como restaurant.

Donde te veo una escalera, me subo y la bajo como La Chiqui!

Para seguir un poco con su historia, esta mansión era una de las cuatro que tenía Mr Wrigley y no la pudo disfrutar mucho ya que murió al año siguiente de que se terminó. En 1992 fue adquirida para ser acondicionada para eventos. Se celebran muchos casamientos aquí.

Esta es la suite para la novia.

Algunos cuartos estaban vacíos pero podías pasar lo mismo y veías fotos de cómo estaban decorados antes.

Enloquecí con los baños de época!

Había otros pequeños sectores acondicionados y listos para eventos privados.

Por donde miraras, todo era para sorprenderte!

Y cuando ya habíamos visto todo, decidimos partir y nos fuimos a dar un paseo por el Downtown Phoenix.

De lo clásico saltamos a lo actual!

Me cambié los zapatos, me puse las panchas y salimos a caminar! Eso sí, tuvimos que apurar el paso porque ya estaba anocheciendo!

Pasamos por algunos lugares curiosos:

Una galería de arte llamada CityScape donde te podías sacar unas fotos y luego te las mandaban por emai…

…con gif incluido!

Y vimos, además, esto:

“Cacerolazo” por Saskia Jordá.

Sí, sí, se refiere a lo que pensás, y nos dieron un folleto que explica a los gringos qué significa “cacerolazo”.

También pasamos por el Museo Wells Fargo.

Y por este bellísimo teatro, Orpheum.

Me deslumbró la entrada del City Hall!

Más adelante escribiré con más detenimiento de Phoenix pero te quería mostrar cómo pasé mi cumpleaños y lo mucho que lo disfruté: comiendo rico, paseando lindo y con la mejor compañía!

Gracias mi amor!