Cómo Se Me Escapa El Tiempo

No uso reloj hace bastante porque como muchos de nosotros todos, me fijo en el celular. De todas formas, he de reconocer que tengo un buen concepto del tiempo, de las horas, los minutos y entonces puedo decir que no soy una “colgada” que llega tarde a todos lados.

A la mañana, por ejemplo, mientras estoy desayunando y leyendo el diario, llega un momento en que solita me fijo la hora y es siempre menos 10, el momento en que tengo que ir a cambiarme y salir a trabajar.

Pero hay momentos en que realmente el tiempo vuela. O se me escapa. No sé qué pasa pero me quedo tan estupefacta cuando eso pasa que creo estar en otra dimensión. Cómo puede ser que no me di cuenta?!

El mejor ejemplo que tengo para darte de sentirme en otra galaxia con respecto al tiempo es en el aeropuerto. En cualquier aeropuerto, no importa si estoy yendo o volviendo, ahí algo pasa…

Magnetizan el aire? Los relojes tienen vida propia? Entramos a otra dimensión? Te juro que siento que algo se apodera de mí y me controla y de repente me doy de narices contra la realidad de que el tiempo ya pasó y mejor que salga corriendo que pierdo el vuelo!

A mí me gusta ir con tiempo, me gusta hacer el check-in y pasar por seguridad tranquila, ir al lounge a comer algo y a leer y relajarme. Cada vez que estoy por entrar, le pregunto a Ale cuánto tiempo tenemos y generalmente es una hora y media o algo así. Tiempo suficiente para hacer todo lo que tengo en mente.

Puedo estar de lo más entretenida que, así como si nada, Ale me avisa que vaya al baño que nos vamos. Pero cómo!? Recién llegué! Bueno, no, se ve que esa hora y media o dos que tenía para gastar se consumió en veinte minutos!

No me podés decir que tengo unos pocos minutos para ir al baño! En consecuencia voy pero rápido, agitada y casi corriendo a tomar el avión.

Más acá en la vida terrenal y cotidiana, el tiempo se me vuela a la noche. Yo ceno temprano, a las 6pm y entonces me quedan unas lindas horas para ver tele o escribir o no sé. Y siempre pienso: “Bueno, hoy aprovecho y me voy a dormir un poquito más temprano. Me meto a la cama, leo un poco y para mañana me levanto bárbara y descansada…”

“… A ver qué es esta notificación de Instagram… Pará, alguien vio mi tweet que escribí hoy?… Me contestaron ese mail que mandé a… Qué subió ahora en Facebook?…”

Y “cinco minutos después”, veo con horror que se pasaron como 3 horas de nada y cansada, agotada y enojada conmigo misma me voy a dormir… muy tarde!

Te pasa  a vos igual? En qué ámbito? En casa? En el trabajo? Cuando tenés tiempo libre?

Contame!