Revisitando Singapur
Día 1

La vista desde nuestra habitación.

Allá lejos y hace tiempo, en 2009 visitamos Singapur por primera vez, cuando volvíamos de conocer Australia. Teníamos la escala allí y aprovechamos para conocer esta ciudad increíble.

Este año decidimos volver porque le había comentado a Ale que quería conocer Gardens by the Bay, esos árboles electrónicos (así los describo yo!) que son más que visitados y un pasaporte al futuro.

Como ya estuvimos en esta ciudad, entonces, es que planeamos unos días de tranquilidad y de sano ocio así que nos estamos alojando en el Marina Bay Sands, ese hotel espectacular que se estaba construyendo cuando vinimos y Ale tenía ganas de conocerlo.

Nuestra foto del 2009!

El hotel es un sueño de espectacular!

Gigante, hermoso y nos falta todavía explorarlo más.

Nuestra habitación es gigante y hasta tenemos balcón propio!

Como lo haremos un poco cada día, voy a escribir un post por día para mostrarte un poco cada tanto, lo que vamos viendo al momento porque ya veo que un post dedicado exclusivamente a este hotel llevaría interminable cantidad de fotos!

Hoy te muestro nuestro día 1, que en realidad comenzó ayer cuando llegamos a la tarde pero estábamos cansadísimos del viaje largo que hicimos de Londres-Oslo-Doha-Singapur, así que fuimos a dar unas vueltas al shopping, cenamos y nos fuimos a dormir.

Buen día Singapur!

Pusimos la alarma la noche anterior para despertarnos temprano y como estábamos tan pulverizados, ni tuvimos jetlag! Nos levantamos y fuimos a desayunar.

El desayuno lo tenemos incluido y lo podemos tomar en 4 restaurantes distintos.

Hoy elegimos Club 55 que queda, tú lo has adivinado, en el piso 55. Había de todo para elegir, desde comida oriental hasta yogures, panes, lo que quieras, y comimos bien pero yo no tanto como otras veces.

Después nos fuimos a cambiar y enfilamos para el gym.

Estuvimos unos 40 minutos, para no perder la rutina.

En los baños del gym me bañé, me puse la malla y subimos dos pisos más, al 57, donde fuimos a la piscina.

La piscina

La increíble piscina, cuyo borde parece ser el borde del hotel mismo!

Ahí, pareciera que me doy vuelta y me caigo!!

Al principio me dio un poquito de frío meterme pero me di coraje y después la disfruté!

Se nota?

Nos fuimos enseguida porque era pleno mediodía y estaba soleado. Ale se estaba empezando a poner colorado y él tiene la piel delicada.

Cuando volvimos de la piscina, Ale durmió una mini siesta y como vimos que ya eran como las 2 de la tarde, decidimos ir a tomar el Afternoon Tea, que también lo tenemos incluido!

Afternoon Tea

Volvimos al Club 55, que es donde se sirve todas las tardes.

A disfrutar! Salados y dulces.

El Afternoon Tea es buffet y digamos que es una versión libre del Afternoon Tea proper pero no está mal y tenés la posibilidad de probar otros sabores. Ale eligió unos ejemplares de repostería oriental que no son de mi agrado total y yo elegí esos arrollados que estaban deliciosos!

Podés elegir el té y primero pedí un English Breakfast y luego pregunté cuál era el blend tradicional de acá y me trajeron este:

Alfonso, de la mejor marca de acá TWG. Es frutal, una mezcla de mango y durazno, muy rico!

Fue, más que nada, como un almuerzo dulce. Ya habían pasado más de dos horas del desayuno así que comer alguito como esto no vino mal!

Ion Orchard Shopping Centre

Había visto en unos folletos una foto espectacular de un shopping que no habíamos conocido la otra vez y quise ir. Está sobre Orchard Road donde están los shoppings más espectaculares y gigantes que te puedas imaginar, muchos, muchísimos y todos de marcas premium!

Es algo que hay que ver para creer!

Fuimos al Ion Centre en subte y salí para poder sacar una foto del exterior.

Divino por dentro y por fuera y me encantaron los baños!

Ale hizo un poco de shopping y yo no tenía ganas hasta que…

Tita Baratita me tocó el hombro y me señaló…

Todo por $2

Acá son dólares de Singapur, que equivalen a £1 más o menos. Me metí de cabeza porque los artículos asiáticos son lo más!

Y los de Japón, mejores!

Por lo mononos, lindos y delicados!

Todo lo que veía me parecía hermoso! Compré unas cositas y después nos fuimos a cenar.

La cena

Descubrimos un lugar que nos pareció fabuloso!

Servían sushi de carne wagyu!

Podías elegirlos con la carne cruda o grillada y nosotros elegimos esto último. También pedimos unos con pollo que estaban deliciosos!

Estaban muy ricos, lástima que todos tenían wasabi. Ya le tenemos tolerancia  a lo picante por lo que el wasabi no nos molestó pero sí nos impidió disfrutar más del sabor de la carne.

Nos divertimos bastante en la cena y Ale me filmó comiendo sushi, algo raro. Pero es de carne! De todas formas, hicimos un corto titulado:

“Cómo comer sushi si no te gusta”.

Hacé click que dura segundos.

😛

Singapur de noche

Al volver, bajamos una estación antes y caminamos por la costa de la bahía.

Qué divino!

Estaba todo tan lindo!

11pm de la noche de un domingo y tan tranquilo.

Hemos pasado un día hermoso en Singapur!

Que se vengan más!

Nos acompañan? Gracias por estar!