“Cómo Hacés Amigos En Londres?”

Una pregunta que me hacen cada tanto…

(Y varios más sobre todo después de haber escrito este post!)

Yo te respondo pero primero pienso: “Como todo en la vida: depende de uno.”

Claro que vivir en otro país (Ok, Londres no es un país pero es la ciudad donde vivo en un país donde no nací) conlleva adaptarse a un montón de cosas. Cuando ya más o menos estas asentado, te das cuenta de que tus amigos, por más Facebook y WhatsApp que haya, quedaron en el país que dejaste.

Te soy sincera: en ningún momento me lamenté de no tener amigos acá porque nunca sentí esa falta. Y nunca sentí esa falta porque los fui teniendo de a poco. No me costó hacerme de amigos acá y no es que estuve amargada buscando cómo hacer.

Todo se dio muy naturalmente como es en estos tiempos: a través de las redes sociales. Mayormente, hace mil años, a través del blog. Haber abierto este blog 10 años atrás fue el trampolín para conocer mucha gente!

Primero fue a través de mensajes que me iban dejando algunas chicas que ya vivían acá y luego yo, clikeando acá y allá fui descubriendo otros blogs y así un día nos encontramos, tomamos mate y charlamos.

Y así se fue dando siempre y los “amigos” se fueron reciclando, aumentando o descontando o agregando amigos de amigos…

Después se me ocurrió hacer reuniones dos veces al año y eso contribuyó, además, que gente que se conociera en mi casa terminaran amigos.

Cada vez que estoy por hacer una reunión, veo si hay gente argentina o española o latinoamericana que sigo en IG y que vive en Londres y los invito, agregándolos a la lista de los que ya han sido invitados.

Si vienen, vienen. Si no, se lo pierden!

😛

Yo me concentro en reunirme con gente que hable español cuando organizo las reuniones en casa. Prefiero que todos estemos hablando el mismo idioma así no tenemos que andar traduciendo todo, chistes incluidos que obviamente, un chiste traducido no tiene gracia!

Aparte porque los latinos tenemos esa costumbre de reunirnos a comer y a charlar y en las casas. Es rarísimo que un latino te invite a un pub. Si lo hace, bueno, tendrá sus razones pero por lo menos a mí, me gusta en una casa y si es en la mía, mejor.

Si se trata de hacer amigos británicos, sinceramente nunca me puse a pensar en los que tengo. Tengo uno solo, mi amigo Jonathan que conocí en 1999 en Ushuaia!

Después por un tiempo fuimos medio amigos de un matrimonio británico. Nos invitaban a su casa y todo pero tuvieron niños y ya la vida cambia.

Porque cambian los intereses y los tópicos de conversación. Y te lo digo yo, que no me molestan los niños para nada!

Todo es relajado, entonces, si de hacerse de amigos o amistades iberoamericanas. Si realmente quisiera hacer amigos británicos vería qué estrategias usar. Lo que se me ocurre es invitarlos  a mi casa a comer, obvio. Y después se ve.

En líneas generales, las amistades con británicos pueden llevar más tiempo porque de movida un británico no te invita a su casa  a comer. Según dónde lo conozcas (trabajo, club o andá-a-saber-dónde!) uno es de encontrarse en un pub; según la edad, te encontrás para ir  a bailar o a algún museo o exhibición o a un picnic y así vas conociendo otros y así se va dando.

Por ejemplo, en el anterior trabajo me hice “amiga” de dos chicas. Ellas me llamaron para encontrarnos a comer una pizza un día, al poco tiempo de haberme ido. La pasamos lindo, charlamos pero, no sé, yo sentí por ahí que no terminaba de conectar con ellas porque a veces pasa eso, lo que te une es el trabajo y cuando ya no tenés algo en común, cuesta más seguir esa “amistad”.

Después dijeron de volver a vernos pero una quedó embarazada y tuvo una hija y ya piensa en mudarse y la otra que es soltera empezó a noviar.

Entonces de ambas guardo un lindo recuerdo y si se da en algún momento de volver a verlas, bueno, por qué no?

En resumen: como todo en la vida y en cualquier país, no hay que esperar a que se te acerquen. Si uno quiere hacer amigos, los encuentra y los hace. Claro que, muchas veces, para que las cosas se pongan en marcha es uno mismo el que tiene que dar el puntapié inicial.

No es cierto?