Cariño Animal

Cada uno lo demuestra a su manera, no?

El otro día hablaba con mi compañero de trabajo que me gustaría tener un animalito, un perro o un gato pero no me animo porque sufriría mucho tener que dejarlo cuando viaje. Aun pidiendo a alguien que venga a cuidarlo, me daría mucha pena y no me relajaría del todo y no disfrutaría nada del viaje.

Y me imagino llegando y abrazando a mi animalito y llorando con culpa…

Porque, encima, los animalitos te demuestran su cariño.

Bueno.

Depende. 🙄

Los gatos, o por lo menos mi gata, te era indiferente pero era una forma (creo yo) de decirte que no le gustó nada que te fueras. Llegábamos de algún lado y abríamos la puerta y ahí estaba ella, sentada sobre la mesa, dándonos la espalda. Ni “miau”. Te acercabas, le hablabas y ella seguía así mirando a lo lejos.

Claro que depende del gato, porque mi amiga Natalia tiene una gatita que le da besitos en la cara de tan cariñosa que es.

Los perros, claro, se llevan todos los premios a la actuación: Son los campeones en demostrar afecto. Me acuerdo particularmente de Frida, la perra boxer que mis primos tenían cuando éramos chicos. A Frida le encantaba jugar con nosotros y cada vez que nos veía llegar quería mover el rabito pero no le salía entonces movía la cola y así gordita como era, se movía muy graciosa.

Y ya te conté sobre la reacción que tuvo mi “hija” cuando me vio después de dos años!

Y me contaron de perritos que se emocionan tanto que se ahogan, que aúllan, que se hacen pis…

😛

Pero también pienso en otras mascotas: los hámsters, los cobayos, los conejos, los caballos, las gallinas, los loros… Gracias a los videos que andan dando vuelta por la red, hay un montón de ejemplos de cómo los animales, no solamente los perros y gatos, demuestran su cariño.

Vos qué ejemplo tenés para darme? Te acordás de un animalito en particular por la forma en que demostrataba su cariño? O me querés contar cómo te demuestra amor tu mascota, la que tenés ahora?

Dale, contame!