Por La Playa Y La Campiña

Es fin de semana largo por nada en especial, simplemente en este país los feriados son fijos y no se celebra nada. Celebramos todos saliendo, paseando o no haciendo nada.

Hace unos cuantos meses nos pusimos de acuerdo con amigos y decidimos venir al suroeste de Inglaterra y por airbnb encontramos una casa para 4 parejas, las que somos, en Torquay.

Así es por afuera.

Así por adentro, algunos rincones que me gustaron.

Vinimos, entonces, seis argentinos, un venezolano y una rusa, un combo internacional y la estamos pasando muy bien!

Hoy lunes estaremos volviendo y sabemos que nos esperan unas largas horas en la ruta así que exprimimos el sábado y el domingo paseando, recorriendo y charlando (a los gritos) bastante.

Ayer sábado fuimos a la playa, a Bigbury On Sea.

Llegamos después de almorzar y la marea empezó a crecer así que nos cambiamos de lugar y vimos algo extraño…

Esto!

Se trata de una especie de vehículo que se ve que usan, justamente, cuando sube la marea y hay que trasladarse desde el istmo.

Nos sentamos en otro rincón de la playa y nos pusimos a tomar mate!

Por suerte Polina, rusa y todo, había traído yerba y termo! Acá todos, agradecidos! 🙂

Norton, el hijito de Diego y Felds disfrutó muchísimo del mar!

Volvimos a la casa rodeados de verde.

Fuimos al supermercado y compramos para hacer milanesas y no quedó nada!

Hoy, durante el desayuno, empezamos a ver dónde íbamos a pasear.

Decidimos ir a Dartmoor, un parque nacional tan verde!

En el camino paramos a ver algunos caballos.

Qué escena tierna!

Qué hermosos son los caballos!

Les tengo un poco de miedo, no me subiría a ninguno pero reconozco que son bellos!

Caminamos un poco, fotografiando lo que nos llamaba la atención.

O el paisaje mismo.

Nos sentamos a disfrutar de un picnic. Leo se encargó de la parrilla.

Estuvo bien a pesar de que empezó a llover!

Pero es esa lluvia que no es invasiva, la aguantamos, sabemos que no dura mucho tiempo. Y cuando comimos todo, nos volvimos. No fue que comimos “wow, cuánto!” por lo que volviendo, quisimos parar en un pub/hotel que habíamos visto anteriormente.

Notamos que era un muy lindo lugar y servían…

Cervezas, por supuesto. Aquí, una degustación.

Y cream tea!

Adivinen qué nos servimos Ale y yo! 😉

Cómo no parar en este lugar, encima estos paisajes!

Estos lindos rincones!

Y estas simpáticas ocas!

Al seguir el camino de vuelta, paramos un rato para sacar fotos de algunas casas.

No puede ser tan lindo y tan británico!!!

Llegamos a Torquay y como todavía era de día, salimos a caminar.

A conocer la bahía.

Y volvimos y Leo decidió hacer paella!

Paella by Leo

A post shared by Alicia’s Own (@aliciasown) on

Ya paseamos, ya comimos rico, ya charlamos y ahora, con la casa en silencio, estoy yo contándote todo! Ya se terminó nuestro fin de semana largo y mañana nos espera un día largo, claro, pero qué bueno volver sabiendo que la pasamos tan bien!