St Katharine Docks

Un rincón de Londres un poco escondido.

A todo visitante a Londres que tiene en su lista pasar por el Puente de la Torre, le recomiendo un lugar que está ahí nomás pero tan escondido que da pena que no se lo conozca tanto. Ese lugar se llama St Katharine Docks.

Para que puedas encontrarlo fácil, te cuento que tenés que caminar todo el puente.

La Torre de Londres tiene que estar a tu izquierda y tenés que pasar la entrada al museo del puente.

Caminás hasta que encontrás unas escaleras para bajar, casi llegando el final.

Bajás las escaleras y lo primero que ves es un Starbucks.

Andá para el Starbucks y fijate que ahí a la izquierda y para adentro, está esta entrada.

Pasá nomás y quedate con la boca abierta!

No es hermoso todo lo que ves?

Este sector y edificios fueron edificados hacia 1825. Fue muy dañado durante los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial, descuidados en los ’70 y vueltos a su esplendor en los ’90.

Hoy en día hay muchos restaurantes, oficinas y negocios que venden arte.

Edificios muy bonitos!

Y si cruzás este puente…

Llegás a este pub emblemático!

Que no tiene mucho que ver con mi escritor favorito, a decir verdad, porque Dickens nunca estuvo allí pero muchas de sus novelas están situadas por este área de Londres.

Ahí hay una plaza muy linda y caminé hasta este restaurant indio.

Caminé un poco por esa calle y doblé a la izquierda, en Mews Street.

Desde allí tuve otra perspectiva de St Katharine Docks.

Y me encontré con un complejo habitacional tan extraño!

Se llama South Quay Estate y es de estilo modernista.

De tan raro, me gustó!

Me gustó encontrar niños jugando libremente.

Lo exploré un poco más y encontré verde, claro que sí!

No quise meterme más adentro por temor a no salir nunca! Me pierdo con tanta facilidad que no me quiero arriesgar!

Pero seguí camino por Mews Street hasta que dobló y me llevó al otro lado de donde había entrado.

Con esta vista de Londres desde el St Katharine Docks!

Te gustó el paseo? Es uno de mis favoritos y si no lo conocías, desde ya te recomiendo que vayas a recorrerlo, a admirarlo y a pasar un buen rato!