Que Dios Se Lo Pague

img_20161128_140838

Antes de preguntar… repensar!

Cerca de mi lugar de trabajo hay un Costa Coffee, una cadena de cafés, parecida a Starbucks. Me gustan sus cafés, sus tés chai pero prefiero el Café Nero, otra cadena. Aunque si tengo un Starbucks a mano, voy aunque el chai latte de ahí me parece demasiado dulce.

Soy de prepararme el café en la oficina pero a veces o me olvido de llevar los filtros o me quiero dar un gusto, entonces, después de almorzar, les aviso a mis compañeros que estoy por ir y les pregunto si quieren que les traiga algo.

Generalmente me dicen que sí y me dan el dinero en el momento o cuando vuelvo.

A veces estoy en el Costa antes de entrar a trabajar y les aviso. Pasó alguna vez que me quieren pagar y les digo, no, no importa porque ya hubo otra vez que ellos hicieron lo mismo y cuando les quise pagar, me dijeron que no importaba.

Hasta ahora creo que venimos empatados.

😛

Cuando paso por la recepción, también ofrezco: Ahí hay tres recepcionistas, dos administrativos y uno de seguridad. Todos me dicen que no, gracias pero con una sonrisa y algún “Thanks for asking”.

Ayer se me antojó un café después del almuerzo y avisé que iba y la manager  solamente me pidió un orange hot chocolate; bajé y al pasar por recepción pregunté y el de seguridad me dijo si podía traerle un chai latte.

“Cómo no!” y fui, pagué y volví y el primer lugar donde pasé fue recepción, claro, y el de seguridad tomó su chai latte y… “Thanks very much”.

Yo, por las dudas, me había traído el ticket pensando que me lo iba a pedir o a preguntarme cuánto me debía…

Pues no. No me preguntó nada, a mí me dio un poco de vergüenza ajena pedir que me pague y me fui.

Cuando llegué, le di el chocolate a la manager, ella me pagó y me fui a  la oficina.

Entonces ahí, medio confundida, le pregunté a mi jefa qué onda vivir acá hace 11 años y todavía pareciera que hay ciertos códigos de comportamiento que tal vez no haya entendido del todo…

Ella me dijo que a lo mejor, el hecho de preguntar si alguien quiere algo, da la idea de que yo voy a pagar por ello.

Sí, es cierto, puede dar esa idea pero también uno, por educación, me parece, pregunta “cuánto te debo?” o anuncia “Esperá que te alcanzo la plata”.

Después está en cada uno en decir “No, dejá, no es nada, te invito yo, la próxima vos, etc.”

Bueno, no sé, no es tan grave pero me dejó pensando y que la próxima vez tenga cuidado con lo que pregunte a los cuatro vientos… En recepción son seis personas, no está para dar a entender nada, no es cierto?

  🙂  🙂  🙂  🙂

Alguna vez te pasó algo así, que vos esperabas que te pagaran y la persona no se dio cuenta o se hizo el desentendido y a vos te daba cosita pedir?

Contame!