Chau Mancha!

talco

Supongo que me pasa como a cualquiera: Odio las manchas, odio mancharme y odio no poder sacarlas!

Por suerte soy prolija en el aspecto culinario (siempre uso delantal!) también cuando como y cuando-lo-que-sea pero a veces se tienen, bueh, accidentes.

Si me mancho la ropa y no puedo sacar la mancha, no la uso más. La regalo, la tiro pero así la mancha sea minúscula y que te digan que no se ve, por el solo hecho de saber que está, para mí es demasiado evidente, entonces no me pongo más esa prenda.

Por eso soy medio histérica con la ropa blanca porque jamás la lavo con ropa de otro color y uso unos productos que hacen que el blanco parezca más blanco.

Pero qué pasa cuando se tiene un accidente, digamos, femenino? Y cuando tenés un pantalón recién estrenado? Y cuando ya sos grande y no te podés creer que te pase algo así y tenés internet, por suerte?

Bueno, encontré una solución que bordea el milagro!

Nada de vinagre, limón, Trenet ni Vanish (que nunca me dio resultado). No, nada de eso. Encontré que haciendo una pasta de talco con agua podés quedarte tranquila porque, lo he comprobado, la mancha desaparece!

Eso hice! Y ahora te lo comparto!

En lo posible, hacerlo mientras mancha sea muy reciente.

Hacés una pasta de talco con agua y la desparramás sobre la mancha hasta cubrirla. Dejás que se seque.

Como soy ansiosa, me quedé un rato mirando y notaba que a medida que la pasta se iba secando, era como que levantaba la mancha.

Cuando se secó, la refregué hasta que saqué todo el talco y ya! Quedó algo casi tan invisible que con una lavada en el lavarropas, se fue del todo!

Estoy contenta y espero no volver a usarla nunca más!

Qué te pareció receta que te comparto para sacar las manchas de sangre?

Y vos qué secretito tenés para sacar qué mancha? Compartí, dale! Nos puede venir bien a muchas!